Hipotecas destacadas Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,89 % E + 1,29 %
TAE 1,98 % 2,10 %
Cuota 352 € 370 €
*2 productos bonificadores
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,79 % E + 1,79 %
TAE 1,97 % 2,64 %
Cuota 347 € 389 €
*3 productos bonificadores
#3
TIN E + 1,49 %
TAE 3,00 %
Cuota 382 €
0 vinculaciones

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

conoce todos los pasos sobre como pedir hipoteca

Asegúrate de que conoces los conceptos básicos

No exageramos cuando decimos que comprar una casa es una de las decisiones más importantes de la vida de cualquier persona. No solo por el desembolso de dinero que implica, sino porque, probablemente, necesitarás contratar un préstamo hipotecario cuya vigencia se extenderá durante un periodo de tiempo considerable.

Antes de dar cualquier otro paso, es importante que manejes ciertos conceptos clave que te permitirán elegir la hipoteca que más se ajusta a tu situación financiera. Por ejemplo, qué es el TIN y la TAE o cómo afectan los productos bonificadores al tipo de interés que pagarás. En nuestra página sobre todo lo que tienes que saber antes de pedir una hipoteca, encontrarás la información que necesitas para entender las ofertas de los bancos.

Confirma también que cumples con todos los requisitos básicos para contratar un préstamo y ya estarás listo para este paso a paso sobre cómo pedir una hipoteca:

1. Calcula qué casa te puedes permitir con tu sueldo

Antes de buscar ofertas, tienes que tener claro qué casa te puedes permitir con tu sueldo para conocer qué cantidad exacta de dinero necesitas pedirle al banco. De esta manera, podrás orientar más la búsqueda de la hipoteca que necesitas.

Para calcular el precio de la casa que te puedes permitir con tu salario, tienes que realizar dos cálculos:

1. Calcula qué cuota puedes pagar

Nuestra recomendación es que la cuota de la hipoteca que vas a contratar no supere el 35% de tus ingresos netos mensuales o la suma del sueldo de los dos titulares si vas a pedir la hipoteca con otra persona, por ejemplo, tu pareja.

La fórmula que tienes que usar para conocer la cuota máxima que te puedes permitir es la siguiente:

Cuota máxima: 0,35 x sueldo mensual neto (o suma de los dos sueldos)

El resultado que obtengas será la cantidad límite de dinero que deberás destinar al pago de las cuotas mensuales de tu préstamo hipotecario.

2. Calcula qué hipoteca te puedes permitir

Para conocer el precio máximo que puedes pagar por una casa, tendrás que tener en cuenta la cantidad de ahorros que tienes. Recuerda que la mayoría de bancos financian hasta el 80% de la compra del inmueble y a ti te corresponde aportar el 20% restante (la entrada), además de otro 10% más en concepto de gastos asociados. Es decir, un 30% en total.

Este es el cálculo que debes realizar para saber cuánto puedes pagar por tu nueva casa:

Precio máximo de la vivienda: dinero ahorrado / 0,3

En esta tabla te mostramos algunos ejemplos de la vivienda que te puedes permitir con tu sueldo (o la suma de dos sueldos si sois pareja, por ejemplo):  

Sueldo neto mensual Cuota máxima Hipoteca al 80% Precio máximo vivienda
1.000€ 340,96€/mes 100.000€ 125.000€
1.500€ 511,44€/mes 150.000€ 188.000€
2.000€ 681,92€/mes 200.000€ 250.000€
2.500€ 852,40€/mes 250.000€ 310.000€
3.000€ 1.022,88€/mes 300.000€ 375.000€

*Los cálculos se han hecho tomando como referencia una hipoteca estándar a tipo fijo, con un interés del 1,43 % y un plazo de 30 años.

2. Busca hipotecas y compara ofertas

El segundo paso es conocer el mercado hipotecario y saber qué ofrecen los bancos. De este modo, no solo tendrás una idea de qué puedes conseguir, sino que, cuando te hagan una oferta, podrás valorar si te conviene y negociar con la entidad para que te la mejore.

Puedes acudir a varias oficinas, consultar por Internet las condiciones de varios préstamos hipotecarios o hacer ambas cosas. Nuestro consejo es que valores primero las ofertas de los bancos online, como Openbank, Coinc, Hipotecas.com o MyInvestor, porque ofrecen préstamos cerrados, no negociables, que pueden servirte de referencia para comparar las hipotecas que ofrecen el resto de entidades tradicionales.

Acude también a tu banco de toda la vida porque conoce el estado de tus finanzas y te puede ofrecer un producto ajustado a tu perfil. Esa información también te servirá para conocer tus opciones y enfocar más la búsqueda. Es importante que sepas que, aunque tu banco conoce de primera mano tu situación financiera, eso no significa que te vaya a ofrecer la mejor hipoteca que podrías conseguir con otra entidad.

Completa tu búsqueda con el uso de herramientas online, como el comparador de hipotecas de HelpMyCash.com que, de manera totalmente gratuita, te permite comparar hasta cuatro préstamos de forma simultánea aplicando diferentes filtros.

Compara y ahorra una media de 500€ al año en tu hipoteca:

3. Pide información y negocia con el banco

El siguiente paso será ponerte en contacto con las entidades que te interesan para trasladarles tu interés. Pide que te entreguen la Ficha de Información Precontractual (FIPRE), un documento en el que aparecen resumidos los términos genéricos de la hipoteca: importe, plazo, tipo de interés, comisiones, vinculación… Recuerda que el banco está obligado a dártelo.

Con la FIPRE en la mano, llega el momento de iniciar las negociaciones con los responsables de la entidad para que te mejoren las condiciones que aparecen en la FIPRE. 

Si no eres bueno negociando o buscas una hipoteca de más del 80% de financiación, valora la opción de contratar un bróker hipotecario. Estos son los dos escenarios en los que te puede salir muy rentable:

  • Tienes ahorros: si tienes el dinero necesario para hacer frente a la entrada del 20% de una hipoteca estándar, más el otro 10% que se exige en concepto de gastos asociados (impuestos, notaría, registro y gestoría), existe la figura del bróker gratuito que buscará las mejores ofertas del mercado negociadas y ajustadas a tu perfil. Recibe comisiones de los bancos con los que trabaja, lo cual puede influir a la hora de anteponer determinadas ofertas y no otras. 

  • No tienes ahorros: la mayoría de bancos no anuncian abiertamente que tienen margen para conceder financiación por encima del 80%. Si no tienes ahorros suficientes, te tocará ir banco por banco y negociar para ver si te la conceden. Para estos casos más complicados, existen brókers de pago especializados en conseguir hipotecas sin entrada. Dado que conocen el sector desde dentro, saben a qué bancos acudir y cómo negociar con ellos para que aprueben tu solicitud. Suelen cobrar entre un 1% y un 5% del valor del préstamo que te consiguen. La gran ventaja es que solo tendrás que pagarles si, finalmente, firmas alguna de las ofertas que te presentan. 

Desde HelpMyCash, ponemos a tu disposición un servicio de bróker que, sin ningún compromiso, analizará tu caso. Pincha en el siguiente botón y completa el formulario con tus datos y situación financiera. A partir de la información que nos compartas, te pondremos en contacto con uno de los intermediarios con los que trabajamos (gratuitos o de pago según tu perfil). 

 

Contrata tu hipoteca con la ayuda de un experto

Ponemos a tu disposición un asesor que analizará tu caso, buscará la mejor hipoteca para ti y negociará con los bancos para conseguir las mejores condiciones. Rellena el formulario sin ningún compromiso.

 

4. Entrega la documentación pertinente

Si quieres seguir adelante con la solicitud, la entidad te pedirá que le entregues varios documentos para estudiar tu perfil, como las últimas nóminas, la última declaración de la renta, extractos de tus gastos e ingresos, etc.. Con esta información valorará si te puede conceder la hipoteca y con qué condiciones. Según el banco sea online o no, tendrás que entregar los documentos de un modo u otro:

  • Banca tradicional: personalmente al asesor que gestiona tu petición.

  • Banca online: dependiendo de la entidad, te pedirán que subas la información a su sistema, que la mandes por correo postal o electrónico o que la presentes físicamente en una de sus oficinas físicas.

También tendrás que facilitar al banco el informe de tasación, que le servirá para conocer el valor real de la vivienda que quieres comprar. Puedes encargarle el proceso a una sociedad tasadora homologada o pagar al mismo banco para que ellos se ocupen. Tú decides, porque la entidad no puede obligarte a que contrates con ellos la tasación. Desde HelpMyCash te recomendamos que estés presente durante el proceso para asegurarte de que al tasador no se le pasa nada por alto a la hora de hacer su valoración. 

Si trabajas por cuenta propia, adicionalmente, deberás entregar la documentación estipulada para los autónomos.

Los bancos suelen tardar entre dos y cuatro semanas en estudiar las solicitudes y aprobarlas.

5. Estudia la FEIN, la FiAE y el resto de documentos

Si el departamento de análisis aprueba la operación, el banco te hará saber cuáles serán las condiciones de tu hipoteca. Te tendrán que entregar los siguientes documentos:

  • La Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN). En ella tienen que aparecer las condiciones de financiación que el banco te ofrece. La FEIN tiene carácter de oferta vinculante durante un plazo mínimo de diez días.

  • La Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE). En ella aparecen las cláusulas más delicadas del crédito hipotecario: si se usa un índice de referencia para calcular el interés, si el préstamo se otorga en otra divisa, qué gastos de constitución tiene que pagar el cliente, etc.

  • Una copia del contrato cuyo contenido debe coincidir con el de las dos fichas anteriores.

  • Un documento en el que se indiquen los gastos de hipoteca que paga el cliente y los que abona el banco. Por ley, solo tendrás que hacer frente a la tasación y a la copia de tu escritura.

  • Si la hipoteca es variable, también te tienen que dar un documento en el que se indique el precio de las cuotas a pagar en varios escenarios de evolución de los índices de referencia.

  • Si contratas seguros de hogar y/o de vida con el banco para rebajar el interés de tu hipoteca, tendrán que facilitarte las condiciones de las pólizas. Por ley no te pueden obligar a que contrates con ellos ningún seguro, ni penalizarte si ya los tienes firmados con otra compañía. 

  • Un documento en el que te notifican que tienes que pasar por la notaría antes de la firma para recibir asesoramiento gratuito sobre el préstamo hipotecario que vas a contratar.

Te tienen que entregar todos estos papeles al menos diez días naturales antes de la firma de la escritura en la notaría. En el caso de que el interés de la oferta esté rebajado por la contratación de servicios y productos del banco, también te tienen que facilitar la FEIN de la hipoteca sin bonificar para que tengas a la mano las condiciones generales del préstamo y puedas comparar con las que tú has conseguido.

Comprueba que las condiciones que aparecen en tu FEIN son las que has negociado y que no hay ningún producto o servicio bonificador asociado a tu hipoteca que no hayas contratado.

6. Haz una provisión de fondos

Lo siguiente que te pedirá el banco es que hagas una provisión de fondos. Es decir, que adelantes una suma de dinero que se utilizará para pagar los gastos de formalización de las escrituras de compraventa y de la hipoteca y los impuestos correspondientes (normalmente, asciende al 10% del precio total de la vivienda). Como es una estimación que hace la entidad, puede ser que, una vez realizados los trámites, sobre dinero. El banco te devolverá el sobrante junto con las facturas de cada concepto.

También tendrás que abonar el porcentaje del precio total de la vivienda que el banco no financia, lo que coloquialmente se conoce como entrada, que, en la mayoría de los casos, representa el 20% del valor del inmueble. En total, tendrás que hacer un desembolso inicial de un 30% del precio de la vivienda que quieres adquirir. 

Insiste al banco para que ajuste al máximo esta cantidad. Así tendrás que aportar menos dinero de golpe.

7. Ve a la notaría antes de la firma

El penúltimo paso es elegir la notaría en la que quieres firmar el contrato (es tu derecho como cliente) y visitar al notario al menos un día antes de la contratación. En caso de ser más de un titular o contar con un avalista, tendréis que acudir todos ante el notario. Según la legislación vigente, este profesional te proporcionará los siguientes servicios:

  • Verificar que has recibido toda la documentación (paso 5) con, al menos, diez días de antelación.

  • Te explicará las condiciones de la hipoteca punto por punto y responderá a tus preguntas en caso de que todavía tengas dudas con el contrato.

  • Te hará pasar un test para que quede acreditado que entiendes las cláusulas del contrato y que te han facilitado toda la información prevista por la ley.

El notario no te cobrará nada, ni por el asesoramiento, ni por el test, ni por el acta notarial que elabore para certificar que hemos recibido la información y documentación pertinente.

Lee atentamente todos los documentos para poder superar el test que te hará el notario sobre las condiciones de tu hipoteca.

8. Firma la escritura de tu hipoteca

Llegamos al final de este paso a paso sobre cómo pedir un préstamo hipotecario: la firma de las escrituras de la hipoteca y de la compraventa en la notaría. Tendrás que acudir junto al apoderado del banco (representante) y el vendedor de la casa que vas a comprar.

Tras la formalización de los dos contratos y la entrega de los cheques correspondientes al vendedor, te convertirás oficialmente en el propietario de tu nueva casa y en el titular de un préstamo hipotecario. Para terminar de cerrar la operación, la gestoría formalizará los trámites correspondientes al pago de impuestos y aranceles e inscripción de la hipoteca y de la compraventa en el Registro de la Propiedad.

Si tienes alguna inquietud antes de firmar, pregunta siempre y no te quedes con ninguna duda. Finalmente, se trata de un contrato a tu nombre al que, además, vas a estar ligado durante muchos años.

¿Es mejor pedir la hipoteca antes o después de elegir la casa?

En el siguiente recuadro, te mostramos los pros y contras de pedir una hipoteca antes o después de elegir la casa que quieres: 

ANTES DESPUÉS

Sabrás de antemano si el banco te concederá una hipoteca

No tendrás que preocuparte por agotar el plazo del contrato de arras

Podrás buscar una casa con un precio que se ajuste a lo que te concederá la entidad

Las condiciones que te ofrece el banco pueden cambiar

Podrás reservar la compra con antelación

No sabrás de antemano si te concederán el préstamo

Podrías perder el dinero de la reserva si tardas demasiado en encontrar una hipoteca

En HelpMyCash creemos que lo más aconsejable es pedir financiación a varias entidades antes de buscar una vivienda. No obstante, si cuentas con muchos ahorros y un excelente perfil económico, lo más probable es que consigas una hipoteca sin problemas. Si es tu caso, puedes plantearte elegir la casa que quieres, primero, y pedir la hipoteca, después. 

En cualquier caso, cabe recordar que ningún banco está obligado a concederte una hipoteca. Por lo tanto, si has depositado por adelantado una señal para reservar la vivienda que quieres comprar y, finalmente, no consigues financiación, no podrás exigirle ninguna responsabilidad a la entidad.  

Herramientas para conseguir el mejor préstamo hipotecario

Una vez repasados cuáles son los pasos para pedir una hipoteca, puedes empezar a explorar el mercado para ver qué condiciones puedes conseguir. Las siguientes herramientas te ayudarán a encontrar la oferta que mejor se adapta a tu perfil financiero y necesidades: 

Ranking de HelpMyCash.com

Las mejores ofertas del mercado a tipo fijo, variable y mixto.

Las mejores hipotecas

Comparador hipotecario

Compara todas las ofertas del mercado y escoge la mejor para ti

Comparador de hipotecas

Calculadora de cuotas

Simulador gratuito para que calcules las cuotas que pagarías

Calculadora de cuotas