Los mejores minipréstamos del mercado
#1
  • Hasta 300€ GRATIS para nuevos clientes
  • Para devolver en máximo 30 días 
  • Dinero en cuenta en 10 minutos
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Hasta 600€ para cualquier proyecto
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Permite prorrogar el plazo
  • Acepta ASNEF: SÍ
Contratar

Financiación superrápida para emergencias a cambio de un interés alto
#1
  • Desde 200€ hasta 2.000€
  • Plazo de devolución hasta 12 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Sin comisiones
  • ACEPTA ASNEF: SÍ
Contratar
#2
  • Desde 500€ hasta 5.000€
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

¡CUIDADO! Por su alto coste y porque se deben devolver en un plazo muy corto, contratar estos productos puede poner en riesgo tus finanzas. Infórmate sobre cómo usarlos de manera responsable.

miniprestamos

Qué son los minicréditos y cómo funcionan

  • Los minicréditos son préstamos que ofrecen empresas privadas, no bancarias y no reguladas, cuya función es la de aportar un dinero extra a aquellas personas que se enfrentan al pago de un gasto puntual o imprevisto.
  • Son rápidos de conseguir: algunos mini créditos se pueden obtener en menos de 15 minutos gracias a que la solicitud, aprobación y firma es completamente online y sin apenas papeleos o ninguno.

  • Para que te aprueben un mini crédito, tendrás que demostrar que tienes una nómina, una pensión u otros ingresos constantes, en caso de ser autónomo.
  • Puedes obtener desde 50 hasta 600 euros si es la primera vez que los solicitas y hasta 1.600 si ya eres cliente de la empresa. El plazo de devolución de los minicréditos rápidos depende del importe: no suele superar los 30 días si pides menos de 600 euros (se devuelve en un único pago) y hasta cuatro meses si te prestan una cantidad más alta (devolución en varias cuotas según la empresa).

  • Su precio no es barato, de media un 1,1% diario. Por ejemplo, para un minicrédito de 100 euros a devolver en 30 días, tendrás que pagar 33 euros de media en intereses. Es decir, son préstamos caros, más que otro tipo de créditos. Por eso no son recomendables como financiación recurrente, solo para imprevistos y urgencias.

Cuando SÍ es aconsejable solicitar un minipréstamo:

  • Para un gasto puntual o imprevisto urgente.
  • Puedes devolverlo sin poner en riesgo tu economía.
  • No lo solicitas de manera regular.
  • Tienes claro lo que tendrás que pagar en intereses.
  • Sabes cómo funcionan estos productos y su alto interés.

Cuando NO deberías solicitar un minicrédito:

  • La finalidad no es urgente.
  • No estás seguro de poder devolverlo.
  • Solicitas minicréditos habitualmente.
  • No sabes cuánto tendrás que pagar en intereses.
  • No sabes cómo funcionan.

Cuánto dinero me pueden dar con los minicréditos

Muchas empresas de mini créditos tienen niveles de fidelización. Es decir, puedes conseguir cada vez más dinero a un interés menor a medida que devuelves los préstamos solicitados (pero igualmente a un interés mucho más elevado que el que caracteriza otro tipo de préstamos personales).

Ahora bien, no te debería interesar convertirte en "cliente fiel" de estas empresas porque, como ya te hemos indicado más arriba, su objetivo comercial es la de conceder liquidez para imprevistos. No nos cansaremos de repetirlo: los minicréditos no están concebidos para ser una forma habitual de financiación. Ten en cuenta que si no pagas a tiempo, se te cobrarán los intereses por más que seas "cliente fiel" de la empresa que te presta el dinero.

Nuevos clientes Hasta 300 euros
Ya clientes Hasta 1.600 euros

No solicites más dinero del que necesitas. De hecho, siempre que puedas, utiliza parte de tus ahorros para pagar el imprevisto o necesidad urgente que se te presente y pide el préstamo para el resto que no puedas cubrir. Por ejemplo, si tienes que reemplazar una lavadora de 300 euros, trata de aportar la mitad de tu bolsillo y solicitar el minicrédito para los 150 euros restantes.

Conseguir minipréstamos gratis, ¿es posible?

Sí. Debido a la enorme competitividad que ha surgido en el mercado, muchas entidades de minipréstamos promocionan ofertas de financiación sin intereses para atraer a nuevos clientes. Ahora bien, que existan no significa que te creas todo lo que se promociona. Lee siempre bien los contratos y no firmes nada que no entiendas.

Generalmente, las ofertas para conseguir mini créditos gratis tienen dos condiciones fundamentales:

  1. Ser nuevos clientes: para obtener la oferta del minicrédito gratis no puedes haber solicitado nunca un minipréstamo con la entidad que promociona la oferta.

  2. Reembolsarlo en el plazo: tienes que devolver el capital del minicrédito dentro del plazo acordado en el momento de la contratación. En caso contrario, perderás esta condición ventajosa y trendrás que pagar por todos los intereses generados.

Así se devuelven los minicréditos

Dependiendo del plazo, hay dos maneras de devolverlo:

1. Minicrédito a corto plazo. El plazo de devolución oscila entre los siete días y un máximo de 30 días. Cuanto más tiempo dejes pasar, más tendrás que pagar por tu minicrédito porque generará más intereses.

  • Por ejemplo, si pides 300 euros a 30 días al 1,1%, tendrás que devolver 399 euros. En cambio, si lo devuelves en 15 días, pagarás 349,5 euros.

Un consejo es hacer coincidir la fecha de pago de los minicréditos con la fecha que te ingresan el dinero de tu sueldo. Es decir, si solicitas el minipréstamo el día 20 del mes y cobras el día 6, págalo por esas fechas. De esta forma te aseguras no alargar demasiado el plazo y pagar tu deuda cuando sabes que te va a llegar dinero.


2. Minicrédito de pago único
. Al final del plazo de devolución, tendrás que reembolsar el dinero que has pedido, más los intereses generados.

  • Por ejemplo, si has pedido 300 euros al 1,1% diario a devolver en 30 días, tendrás que devolver 300 euros más los 99 euros en intereses. En total: 399 euros.

3. Minicrédito en varios plazos. Si eres cliente recurrente y la empresa te da la opción de solicitar un minipréstamo de hasta 1.600 euros, podrás devolver el dinero en un plazo más largo, normalmente entre tres y cuatro meses, y dividido en cuotas.

¿Cómo se pagan los minicréditos?

1. Pago con tarjeta. Al rellenar la solicitud, tendrás que dar tu número de tarjeta y, en la fecha que se indica en el contrato, el prestamista pasará el pago como si se tratara de una compra online realizada con la tarjeta.

Con esta opción, el minicrédito se paga de manera automática. A medida que se acerca la fecha del cobro, asegúrate siempre de que tienes fondos suficientes en tu cuenta asociada al préstamo.


2. Pago por transferencia
. Uno o dos días antes de la fecha que estipula el contrato (por si surge algún problema con la transferencia), realiza una transferencia a favor de la empresa de minicréditos con la cantidad total a devolver. Asegúrate siempre de identificar bien la transferencia que realizas con tu número de contrato y nombre, así evitarás sustos innecesarios.

¿Qué hago si no puedo devolver el minipréstamo?

Si llega el final del plazo y no puedes reembolsar el dinero que te han prestado, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con el prestamista para negociar una solución. Tienes varias opciones: desde proponer que te de un tiempo adicional para devolver el minicrédito (aunque se generarán más intereses), hasta tratar de que te fraccione el pago, es decir, que te permita devolver por un lado el capital solicitado y luego, poco a poco, los intereses generados.

Si nada de esto funciona, acude a la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP). Esta organización incluye a un buen número de empresas de minicréditos que se deben a un código de buenas prácticas. Según este documento, deben mostrar predisposición a la hora de encontrar una solución para el cliente que no puede pagar su deuda. También puedes contactar con ellos para que actúen como intermediario a través de su servicio de Agentes Mediadores.

Es importante saber que no pagar siempre acarrea problemas, como aparecer en ficheros de morosos como ASNEF o llegar a ir a juicio. Negociar es la manera más efectiva de evitar las consecuencias nefastas del impago.

Requisitos para solicitar mini préstamos online

Dado que las cantidades que se conceden con los minicréditos son más pequeñas, las condiciones también son menos exigentes que, por ejemplo, las que exigen los bancos para importes mucho más altos. Estos son los requisitos mínimos que tendrás que cumplir para acceder a este tipo de financiación:

  1. Disponer de ingresos. Será imprescindible contar con una retribución mensual y periódica, como una nómina o pensión.

  2. Ser mayor de edad. Aunque por ley la edad mínima para poder acceder a un producto financiero es de 18 años, la mayoría de empresas no conceden minicréditos a personas menores de 21 años e, incluso, 25 años.

  3. Ser residente en España. Para certificarlo deberás enviar una copia del DNI o NIE. De hecho, existen empresas que solo te pedirán el DNI para concederte el préstamo. Si te estás preguntando si te aprobarán un minipréstamo con el DNI caducado, la respuesta es NO: las entidades de mini créditos inmediatos necesitan confirmar tu identidad. Tampoco prestan a personas no residentes en España.

  4. No tener deudas pendientes o impagos con otros prestamistas o entidades bancarias y no figurar en ASNEF (algunas entidades sí ofrecen minicréditos estando en ASNEF, pero son pocas).

Los mejores minipréstamos del mercado
#1
  • Hasta 300€ GRATIS para nuevos clientes
  • Para devolver en máximo 30 días 
  • Dinero en cuenta en 10 minutos
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Hasta 600€ para cualquier proyecto
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Permite prorrogar el plazo
  • Acepta ASNEF: SÍ
Contratar

Créditos rápidos para tus proyectos
#1
  • Desde 200€ hasta 2.000€
  • Plazo de devolución hasta 12 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Sin comisiones
  • ACEPTA ASNEF: SÍ
Contratar
#2
  • Desde 500€ hasta 5.000€
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

Documentos para pedir un minicrédito

Para agilizar la tramitación de la solicitud, cada vez más empresas de minicréditos ofrecen la posibilidad de que les autorices a conectarse a tu banca online para comprobar tus datos personales, tus ingresos y el estado de tus cuentas. La conexión se suele realizar a través de aplicaciones de verificación online, como Instantor. Son apps seguras: ingresan en modo lectura y no pueden realizar movimientos o retirar dinero de tu cuenta. Al final del proceso, obtienes una respuesta a tu solicitud de crédito del prestamista y la aplicación de verificación borra tus datos de acceso.

Si no deseas facilitar tus datos de acceso a tu banca online, estos son los documentos que deberás presentar, ya sea escaneándolos y subiéndolos a la plataforma web de la empresa de minicréditos o mandándolos por email:

  • Documento de identidad en vigencia.

  • Última nómina o ingreso recibido (a veces te pedirán las últimas tres)

  • Extracto bancario donde aparezca el titular y el número de cuenta.

Paso a paso para contratar mini préstamos online

Las empresas de mini créditos online establecen procesos muy sencillos y rápidos desde sus respectivas páginas web para que puedas realizar la solicitud en minutos. Estos son los pasos a seguir:

1. Busca empresas de minipréstamos

Utiliza nuestro comparador de préstamos para comparar ofertas atractivas de minicréditos y valora cuál es el que más te conviene. Por las características de este tipo de préstamos y por el riesgo de impago que asocian, son productos caros, pero en nuestro comparador solo incluimos productos de empresas que sabemos son transparentes y seguras. Utiliza el simulador online que te ofrece cada empresa en su página web para conocer el precio final que pagarás por el crédito.

2. Rellena el formulario de solicitud

Tras la simulación online, la empresa te pedirá que rellenes el formulario de solicitud con tus datos personales, situación laboral, ingresos, domicilio...

3. Verificación de la información que aportas

A través de Instantor u otro sistema de comprobación online, el prestamista verificará que tus datos corresponden a los de tu cuenta bancaria y valorará tu perfil financiero según los movimientos que aparezcan. Si todo es correcto, te aprobará la solicitud.

4. Lee y firmar el contrato

Inmediatamente después, la empresa te enviará el contrato por email. Si estás de acuerdo, tendrás que firmar electrónicamente a través de un código que te enviarán al móvil. Nunca firmes nada que no entiendas.

5. Recibe el dinero solicitado

Una vez reenvíes por correo electrónico el contrato firmado, se habrá formalizado la contratación del minicrédito y la empresa te transferirá el dinero solicitado al número de cuenta que hayqas proporcionado.

5 trucos para no pagar de más por tu mini préstamo

Además de buscar ofertas de mini préstamos baratos, también existen algunos trucos para abaratar su coste. Son los siguientes:

1. Acortar el plazo siempre que sea posible Como los intereses son diarios, mientras menos tiempo tengas en vigor el minipréstamo, menos pagarás Así, si solicitas 100 euros a 30 días, pagarás de media 33 euros en intereses, pero si acortas el plazo a los 20 días, pagarás alrededor de 22 euros en honorarios.
2. Ajustar la cantidad a solicitar Es importante pedir solamente el dinero que necesitas. Pedir de más hará que al final del plazo tengas que devolver una cantidad mayor por los intereses generados por una cantidad más grande.
3. Dividir gastos Calcula qué parte puedes pagar con tu dinero y qué parte necesitas financiar. Así, evitarás endeudarte de más y pagarás menos por el préstamo.
4. Solicitarlos en momentos puntuales Los micro préstamos baratos están diseñados para afrontar pequeños imprevistos puntuales que desequilibran tu economía y deben ser utilizados de manera muy puntual, solo cuando realmente lo necesitas. De lo contrario, estarás pagando unos honorarios por un capital que en realidad no necesitas.
5. Evitar caer en un impago Antes de solicitar mini préstamos, aunque sean muy baratos, es importante asegurarte de que podrás hacer frente a su devolución sin problemas. Si no es así, es mejor NO pedir minicréditos para evitar caer en una espiral de deudas de la que es complicado salir.

¿Hay que pagar dinero por adelantado en un minicrédito?

Absolutamente NO. Solicitar una suma de dinero antes de que se realice el ingreso del dinero es una práctica penada por el Banco de España. Los minipréstamos online no suelen asociar el pago de comisiones, pero, en el caso de que así fuera, te las tienen que cobrar con la cuota de reembolso, nunca antes de enviarte el dinero solicitado. Si un prestamista te pide dinero por adelantado, detén el proceso de solicitud e inicia la búsqueda de otro mini préstamo que sea legítimo.

¡Nunca, nunca, nunca envíes dinero por adelantado!

Entre las excusas que usan las empresas para estafar y pedir dinero por adelantado están las siguientes:

  • Comisión de apertura
  • Gastos de gestión
  • Estudio de tu perfil
  • Pagar al notario
  • Desbloquear el crédito
  • Pagar a Hacienda (IRPF, multas, penalizaciones...)
  • Realizar la transferencia del crédito
  • Traspaso internacional de dinero
  • Eliminarnos de ASNEF

¡Cuidado! Podría tratarse de un intermediario

Al buscar minipréstamos, puede suceder que, en lugar de un prestamista, encuentres un intermediario financiero.

Son profesionales o agencias que se encargan de realizar solicitudes de financiación a empresas de minicréditos en nombre del cliente. Como es lógico, cobran unos honorarios por esta gestión. El problema es que contratar a uno de estos profesionales NO te garantiza que te concedan el micro préstamo personal. Ellos solo se especializan en buscar préstamos. Quien decide si te aprueba la solicitud o no es el prestamista después de analizar tu perfil y según su política de riesgo.

Regulación de los minicréditos rápidos

La actividad de los prestamistas de minicréditos sí está regulada por la Ley 22/2007 del 11 de julio sobre la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores. Paralelamente, cuando estas empresas otorgan un minicrédito de 200 euros o más, las condiciones del producto deben cumplir la normativa establecida en la Ley 16/2011 sobre contratos de crédito al consumo.

Se trata de dos leyes generales sobre productos financieros, pero actualmente no existe una regulación específica para supervisar la actividad de las compañías privadas que conceden microcréditos. Ni siquiera están supervisadas por el Banco de España. Para superar esta laguna legal, muchas empresas del sector se someten voluntariamente a las normativas y estatutos de la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP), un organismo sin ánimo de lucro que actúa como autorregulador, exigiendo a sus socios miembros que cumplan con su código de buenas prácticas

Dudas frecuentes sobre los minicréditos

No. En España los minicréditos se contratan de manera online. La aplicación de la tecnología a su proceso de solicitud y concesión permite solicitarlos fácilmente a través de internet. 
Podrás desistir del contrato de un préstamo por ley hasta 14 días después de su firma sin que la entidad te penalice. Para hacerlo, solo tienes que contactar con el prestamista y comunicarles la decisión. Una vez desistido, tienes que reembolsar el dinero prestado más los intereses generados hasta el momento.

Sí, pero la realidad es que será más difícil que te aprueben el minipréstamo si apareces en un fichero de impagos. Aunque existen prestamistas que ofrecen la posibilidad de contratar minicréditos con ASNEF, no te lo concederán si tu deuda supera el importe límite marcado por el prestamista.

Desde HelpMyCash no te aconsejamos que te endeudes más si ya debes una cantidad importante de dinero o no tienes la capacidad económica para devolverlo.

, pero tendrás que demostrar que tienes unos ingresos constantes, por ejemplo, una pensión o, si eres autónomo, una facturación estable. Que te aprueben o no el mini crédito dependerá de que demuestres que tienes capacidad para devolver el préstamo y los intereses que se generen.
No. Los minicréditos rápidos son préstamos que no exigen ni aval ni garantía. Tus ingresos y estabilidad económica son los factores que actúan como garantía para poder acceder a este tipo de financiación.