Una cuenta bancaria es un producto casi indispensable para gestionar las finanzas diarias. En esta página encontraremos las mejores cuentas del momento y daremos herramientas para escoger la que mejor se adapte al perfil y necesidades de cada uno. Todo ello, gracias a la ayuda del comparador de cuentas que desde HelpMyCash.com pone al alcance.

Cuentas corriente destacadas
  • Devolución del 1 % de los recibos
  • 100 € en efectivo con el código NOMINA7
  • 4 % de descuento en Galp
  • Más de 5.000 cajeros sin coste
Cuenta Corriente
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - ImaginBank ¡ Actualizado !
ImaginBank
  • Sin nómina y sin comisiones
  • 9.500 cajeros de CaixaBank y toda Europa
  • Regalos por ingresar más de 250 € mensuales
  • Sin comisiones ni requisitos
  • Los cajeros de Santander gratis
  • Operativa 100 % online
  • Sin nómina y sin comisiones
  • 6.000 cajeros de BBVA sin coste
  • Transferencias y tarjetas gratis
  • Con la solvencia de BBVA
  • 0,30 % TAE en la cuenta de ahorro
  • Cajeros sin comisiones en todo el mundo
  • 2 % de descuento en gasolineras
  • Sin comisiones
  • 5 % TAE el primer año
  • Devolución de un 2 % de las compras a plazo
  • Anticipo de nómina de hasta 6.000 €
  • Sin comisiones
Cuenta Clara Nómina
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - ABANCA ¡ Actualizado !
ABANCA
  • 200 € de regalo por domiciliar la nómina
  • Rentabilidad del 0,15 % TAE
  • Sin comisiones y tarjeta de crédito gratuita
  • Cajeros gratis de Abanca y la red 6000, a nivel nacional
Cuenta No-Nómina
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - Bankinter
Bankinter
  • 5 % TAE el primer año
  • Devolución del 2 % de las compras
  • Tarjeta de crédito gratis
  • Sin comisiones
  • Para nóminas de cualquier importe
  • Sin comisiones
  • Devolución del 3 % en gasolineras
  • ¡44.000 cajeros gratis!
  • Sin comisiones ni requisitos
  • Regalo 40 € para Amazon, un smartphone LG K5 o un dron Parrot Mambo
  • 9.500 cajeros de CaixaBank gratis
Cuenta Clara Abanca
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - ABANCA ¡ Actualizado !
ABANCA
  • Sin comisiones ni requisitos
  • Tarjeta de débito gratis
  • Rentabilidad del 0,05 %
  • Transferencias gratuitas
  • Retiradas gratis en todo el mundo
Cuenta Sin Nómina
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - ING ¡ Actualizado !
ING
  • Sin nómina y sin comisiones
  • Descuento del 3 % en gasolineras
  • Descuentos en compras
  • ¡44.000 cajeros gratis!

Comparamos más de 107 cuentas corrientes Ver todos

Cuentas de ahorro destacadas
  • Rentabilidad del 0,50 % TAE
  • Sin comisiones
  • Sin importe mínimo
  • Total disponibilidad
  • 1,75 % TIN durante 3 meses
  • Hasta 0,40 % TIN a partir del 4º mes
  • Sin comisiones
  • Sin permanencia
Cuenta Remunerada Pichincha
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - Banco Pichincha ¡ Actualizado !
Banco Pichincha
  • Rentabilidad del 0,50 % TAE
  • Sin comisiones
  • Sin productos vinculados
  • Sin cambiar de banco
Cuenta Naranja de ING Direct
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - ING ¡ Actualizado !
ING
  • 0,10 % TAE sin límite de tiempo
  • Sin comisiones
  • Operativa 100 % online
Cuenta Facto
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - Banca Farmafactoring
Banca Farmafactoring
  • Depósito asociado al 1,66 % TAE
  • Rentabilidad del 0,20 % TAE
  • Sin comisiones
  • Sin vinculación

Comparamos más de 33 cuentas de ahorro Ver todos

Cuentas nómina destacadas
  • Devolución del 1 % de los recibos
  • 100 € en efectivo con el código NOMINA7
  • 4 % de descuento en Galp
  • Más de 5.000 cajeros sin coste
  • 0,30 % TAE en la cuenta de ahorro
  • Cajeros sin comisiones en todo el mundo
  • 2 % de descuento en gasolineras
  • Sin comisiones
  • 5 % TAE el primer año
  • Devolución de un 2 % de las compras a plazo
  • Anticipo de nómina de hasta 6.000 €
  • Sin comisiones
Cuenta Clara Nómina
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - ABANCA ¡ Actualizado !
ABANCA
  • 200 € de regalo por domiciliar la nómina
  • Rentabilidad del 0,15 % TAE
  • Sin comisiones y tarjeta de crédito gratuita
  • Cajeros gratis de Abanca y la red 6000, a nivel nacional
  • Para nóminas de cualquier importe
  • Sin comisiones
  • Devolución del 3 % en gasolineras
  • ¡44.000 cajeros gratis!
  • Sin comisiones ni requisitos
  • Regalo 40 € para Amazon, un smartphone LG K5 o un dron Parrot Mambo
  • 9.500 cajeros de CaixaBank gratis

Comparamos más de 50 cuentas nómina Ver todos

Cuentas para pymes y autónomos
Cuenta No-Nómina
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - Bankinter
Bankinter
  • 5 % TAE el primer año
  • Devolución del 2 % de las compras
  • Tarjeta de crédito gratis
  • Sin comisiones
Cuenta Facto
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - Banca Farmafactoring
Banca Farmafactoring
  • Depósito asociado al 1,66 % TAE
  • Rentabilidad del 0,20 % TAE
  • Sin comisiones
  • Sin vinculación

Comparamos más de 10 cuentas para pymes y autónomos Ver todos


cuentas bancarias

¿Para qué sirve una cuenta bancaria?

Técnicamente, una cuenta bancaria podría definirse como un contrato entre un cliente y la entidad bancaria, por el cual el titular puede ingresar dinero en el banco y este se compromete a custodiarlo, así como a realizar un reembolso parcial o total cuando el titular lo solicite.

Las cuentas bancarias son el instrumento financiero más básico que comercializan los bancos y el cuál permite gestionar el dinero que tenemos depositado en él. Gracias a este producto podemos controlar cobros y pagos, domiciliar recibos, realizar transferencias, disponer de tarjetas. Además, nos dan acceso a otros productos como tarjetas, depósitos bancarios, créditos, seguros, hipotecas, planes de pensiones...

Además, y según el tipo de cuenta que decidamos contratar, algunas suelen llevar asociado un servicio de caja prestado por la entidad, que permite al cliente realizar todas las operaciones necesarias para gestionar su día a día desde un punto de vista económico (domiciliación de ingresos y recibos, reintegro de dinero en efectivo, realización de transferencias, etc.).

¿Qué tipos de cuentas comercializan los bancos?

En el mercado existen dos tipos básicos de cuentas bancarias, pensadas para dar solución a las necesidades financieras de cada cliente. Hoy en día, las cuentas más habituales que podemos encontrar en un bancos son las siguientes:

  • Cuentas corrientes. Son el producto bancario más básico. Permiten una amplia operativa, puesto que con ellas podemos ingresar fondos en la entidad y, posteriormente, disponer de ellos mediante un reintegro de dinero en efectivo, utilizando un cheque, un cajero automático o la propia oficina del banco. Asimismo, en numerosas ocasiones, actúa de soporte de otros productos bancarios (depósitos, planes de pensiones, hipotecas, etc.), puesto que es necesario tener una para poder contratarlos, entre otras operaciones. Dentro de las corrientes encontramos las cuentas nómina. Estas cuentas bancarias requieren de la domiciliación de una fuente de ingresos recurrente (nómina, pensión o prestación por desempleo) para su contratación, así como para poder disfrutar de sus ventajas. En algunos casos, los bancos solo permiten que estos ingresos provengan de una cuenta y no aceptan que se hagan transferencias periódicas.
  • Cuenta de ahorro. Son un tipo de cuentas que ofrecen a sus titulares la posibilidad de obtener intereses por el dinero que se mantiene depositado en ellas. La principal característica de estas cuentas es que la operativa que permiten es bastante más limitada, ya que están concebidas con único objetivo de ahorrar. Además, no suelen tener comisiones y no suelen pedir requisitos.

Sin embargo, estas no son las únicas cuentas bancarias que existen, ya que en el mercado es posible encontrar cuentas más especializadas a un sector de la población en concreto, como por ejemplo: las cuentas de inversión que nos permiten invertir en bolsa o en otros activos (llamadas cuentas de valores), las cuentas remuneradas (que ofrecen rentabilidad y permiten operar con ellas) o las cuentas para jóvenes (dirigidas a personas entre 18 y 30 años), entre otras.

También cabe mencionar la existencia de las cuentas online, cada vez más frecuentes en todo tipo de bancos y que permiten operar a distancia y, generalmente, carecen de comisiones ni requisitos. Las cuentas online no son un tipo de cuenta en concreto. La única diferencia es que se gestionan por Internet, lo que evita los desplazamientos a las oficinas.

Dime quién eres y te diré qué cuenta se adapta a ti

Además de clasificar las cuentas bancarias según la operativa que permiten realizar y la finalidad para la que fueron creadas, también podemos catalogarlas en función del público objetivo al que van dirigidas:

  • Cuentas bancarias para niños. Este producto bancario está orientado a los más pequeños de la casa (hasta los 14 o 16 años), con la intención de motivar la cultura del ahorro y captar un cliente desde bien pequeño. Suelen ser cuentas de ahorro con una operativa bastante limitada y estar exentas de comisiones. Asimismo, estas cuentas bancarias ofrecen a sus titulares diferentes tipos de ventajas, entre las más destacadas encontraríamos la rentabilidad, los regalos y los descuentos en actividades de ocio.
  • Cuentas bancarias para jóvenes. Las entidades bancarias reservan este producto bancario para aquellos clientes con una edad comprendida entre los 16 años y los 30 años, aunque cada banco puede tener un rango de edad diferente. Estas cuentas se caracterizan por tener una operativa bastante más completa en comparación a las cuentas infantiles y, además, cuentan con el añadido de que pueden ser gestionadas desde un dispositivo tecnológico que tenga conexión a Internet. Estas cuentas suelen estar exentas de comisiones y ponen a disposición de sus titulares numerosas ventajas, como por ejemplo: regalos, descuentos en compras, viajes, promociones en actividades culturales o tarjetas gratuitas.
  • Cuentas bancarias para pensionistas. Funcionan igual que las cuentas nómina, a diferencia de que un requisito para acceder a ellas es la domiciliación de la pensión. Al igual que las nómina, podremos acceder a ventajas como la ausencia de comisiones, devolución de una parte de las compras o los recibos. Además, una ventaja extra es que pueden disponer del servicio de anticipo de pensión.
  • Cuentas negocio o cuentas empresa. Son cuentas cuya finalidad es proporcionar un servicio financiero a autónomos y empresas, así como productos bancarios más específicos para ayudarles a gestionar la contabilidad de sus empresas. Estas cuentas suelen tener unas características y ventajas especiales, como descuentos a cambio de domiciliar unos 10 recibos al trimestre, ingresar un mínimo de capital al mes... Estas condiciones están reservadas a empresas y autónomos, ya que a nivel particular es complicado llegar a ciertas cifras.

Dependiendo de lo que queramos que nos proporcione la cuenta o los objetivos que nos propongamos como clientes nos convendrá más abrir un tipo de cuenta u otra. Por ello, es importante plantearse bien cuáles son nuestras necesidades antes de empezar la búsqueda y así centrarnos en la oferta que nos interese. Además, es importante que tengamos claro que puede que necesitemos abrir más de una cuenta, pro ejemplo, una para operar y otra para ahorrar.

¿Qué operaciones podré realizar?

La operativa dependerá del tipo de cuenta que tengamos y de cuál sea su finalidad. No tendrá la misma operativa una cuenta de valores que una cuenta corriente o una de ahorro. No obstante, por lo general, las operaciones básicas que nos permitirá realizar un banco contratando una cuenta corriente son las siguientes:

  • Transferencias bancarias y traspasos, tanto en cuentas que se encuentran en territorio nacional como en el extranjero. En el enlace encontrarás las cuentas que permiten hacer las trasnferencias de forma gratuita en territorio europeo SEPA.
  • Ingreso de cheques bancarios, ya sea en cajeros automáticos o en ventanilla.
  • Asociar tarjetas, tanto de crédito como de débito. Estas tarjetas nos permitirán pagar en comercios o por Internet y retirar efectivo en los cajeros automáticos. Además, en función del tipo de tarjeta tendremos la posibilidad de pagar a plazos, conseguir descuentos, acumular puntos y muchas otras ventajas.
  • Ingresar y retirar del dinero de la cuenta en cualquier momento.
  • Domiciliar recibos e ingresos, ya sean en forma de nómina, de pensión o cualquier otro tipo de ingreso.

En general, estas serán las operaciones que nos permitirán realizar las cuentas corrientes. En el caso de las de valores y de ahorro, deberemos comprobar las condiciones de cada una para saber qué operaciones estarán permitidas. Por otro lado, gracias a este producto también tendremos acceso a otros, como préstamos, hipotecas o depósitos.

¿Qué ventajas ofrecen las cuentas hoy en día?

En función del tipo de cuenta bancaria o incluso del banco que escojamos, podremos conseguir unas ventajas u otras. Entre las más comunes a las que podemos aspirar son:

Ausencia de comisiones relativas a la administración y mantenimiento de la cuenta, así como a la operativa básica.

Transferencias nacionales y en la zona SEPA (Unión Europea) gratis hasta 50.000 euros.

Tarjetas de débito y de crédito sin cuotas de emisión ni de renovación.

Rentabilidad para nuestro dinero, ya sea sin límite de tiempo o durante los primeros meses.

Devolución de una parte de los recibos del hogar.

Devolución de una parte del importe de las compras pagadas con la tarjeta de crédito.

Descuentos en comercios, servicios concretos o actividades de ocio.

Descuentos al repostar carburante en ciertas estaciones de servicio.

Regalos físicos, ya sean dispositivos electrónicos o menaje para el hogar.

Generalmente, en la cuenta nómina suele ser las que incorpora más ventajas, ya que exige que el cliente se vincule con la entidad domiciliando la nómina. No obstante, también podemos conseguir ventajas extra contratando productos vinculados o encontrando una oferta exclusiva. Para facilitar la búsqueda de las cuentas nómina más destacadas, adjuntamos un ranking con las cinco mejores del mercado actual:

TOP 5 de Cuenta nómina
  • 5 % TAE el primer año
  • Devolución de un 2 % de las compras a plazo
  • Anticipo de nómina de hasta 6.000 €
  • Sin comisiones
2
Cuenta Nómina Open
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - Openbank
Openbank
  • Devolución del 1 % de los recibos
  • 100 € en efectivo con el código NOMINA7
  • 4 % de descuento en Galp
  • Más de 5.000 cajeros sin coste
3
Cuenta Clara Nómina
Las cuentas bancarias con más ventajas de 2017 - ABANCA ¡ Actualizado !
ABANCA
  • 200 € de regalo por domiciliar la nómina
  • Rentabilidad del 0,15 % TAE
  • Sin comisiones y tarjeta de crédito gratuita
  • Cajeros gratis de Abanca y la red 6000, a nivel nacional
  • Sin comisiones ni requisitos
  • Regalo 40 € para Amazon, un smartphone LG K5 o un dron Parrot Mambo
  • 9.500 cajeros de CaixaBank gratis
  • 0,30 % TAE en la cuenta de ahorro
  • Cajeros sin comisiones en todo el mundo
  • 2 % de descuento en gasolineras
  • Sin comisiones

¿Qué comisiones pueden tener?

Las comisiones bancarias son las tarifas que cobra el banco por cada uno de los servicios que ofrece a sus clientes. Si bien es cierto que, según el Banco de España las entidades bancarias pueden cobrarnos comisiones en concepto que lo que estimen oportuno siempre que se correspondan a servicios prestados, los costes más habituales asociados a las cuentas son las siguientes:

Comisión de mantenimiento. Este cargo permite compensar a la entidad por dar el servicio de custodia del dinero. Dentro de esta comisión también se incluye el servicio de caja, que posibilita que el cliente pueda realizar ingresos o pueda retirar dinero en efectivo. La comisión de mantenimiento tiene un coste de entre 0 y 30 euros al trimestre.

Comisión de administración. Es la que se cobra por cada uno de los movimientos que realicemos en la cuenta bancaria, es decir, por cada apunte. Este comisión oscila entre los 0,18 euros y los 0,50 euros por anotación. Normalmente, si pagamos comisión de administración no deberemos pagar esta.

Comisión por transferencia. Cada vez son más las entidades que permiten hacer transferencias gratuitas dentro de la zona euro. Sin embargo, aún existen ofertas que, o no han suprimido estos cargos o lo han hecho con ciertas limitaciones. Los bancos pueden cobrar un coste fijo por las transferencias (entre 0 y 3 euros) o un porcentaje del dinero que enviemos.

Comisión por ingreso de cheque. Ingresar un cheque en nuestra cuenta puede tener un coste similar a una transferencia, sobre todo, si lo hacemos en la ventanilla del banco. El coste de ingresar un cheque variará mucho en función de la entidad, por lo que es complicado establecer una tarifa media.

Comisión por la emisión o el mantenimiento de las tarjetas. Se puede llegar a eliminar este coste negociando con la entidad o cumpliendo una serie de requisitos de vinculación. El mantenimiento de una tarjeta es muy variable, aunque generalmente se encuentra entre los 0 y los 30 euros anuales.

Comisión por descubierto. Es la que nos cobran si nos quedamos en números rojos, es decir, si llega alguna factura y no tenemos suficiente dinero para hacer frente al pago, de modo que la cuenta se queda en negativo. Una parte de la comisión consiste en un precio fijo por haber quedado en descubierto y la otra es un porcentaje que varía en función de la cantidad del saldo negativo y el tiempo que ha permanecido así.

Comisión por reclamación de posiciones deudoras. En el caso anterior, el banco no solo nos cobrará un interés sobre el dinero debido, sino que nos cobrará también por haber tenido que darnos el aviso de que hemos entrado en descubierto. Esto se considerará el servicio prestado, aunque este aviso sea un correo electrónico o un SMS.

A día de hoy, es bastante sencillo deshacernos de las comisiones, ya que son muchos los bancos que se han lanzado a la comercialización de cuentas sin comisiones, con la intención de atraer el mayor número posible de nuevos clientes. Ahora bien, conviene que sepamos que estas cuentas pueden ser de dos tipos: cuentas sin comisiones y sin vinculación y cuentas sin comisiones, pero con vinculación .

¿Sabes lo que pagas por tu cuenta bancaria? Haz cálculos

La ley dicta que el coste de todas las comisiones que un banco cobra debe ser accesible para todos los usuarios, sean clientes o no de la entidad. Esta información se puede encontrar en el tablón de anuncios de sus oficinas o en el libro de tarifas publicado en su página web. Sin embargo, no siempre es fácil encontrarla, ya que, en ocasiones, está un tanto escondida o explicada en términos poco claros, lo que puede provocar que no nos demos cuenta de lo que realmente estamos pagando.

Por este motivo, desde HelpMyCash.com hemos desarrollado una calculadora gratuita de comisiones, la cual nos permitirá saber con precisión cuánto dinero pagamos por una cuenta bancaria. Además, esta herramienta se acompaña de consejos para poder realizar una comparación entre diferentes cuentas bancarias y así, poder elegir aquella que mejor se ajuste a nuestro perfil de cliente y a nuestras necesidades financieras.

Asimismo, las tarifas pueden variar de un cliente a otro según la cuenta bancaria que tengamos contratada o nuestra capacidad para negociar con el personal del banco una disminución o, incluso, exención de comisiones por antigüedad en la entidad, importe total de ingresos al año, patrimonio, perfil del cliente... ya que, recordemos que las comisiones pueden ser negociadas.

¡Informe personalizado GRATIS! Calculadora: ¿Cuánto te cuesta tu cuenta?

CALCULADORA: ¿CUÁNTO TE CUESTA TU CUENTA?

Calcula cuánto pagas realmente a tu banco por la cuenta que utilizas

Rellena los siguientes campos y en menos de 1 minuto tendrás el informe personalizado en tu email con los costes detallados de tu cuenta y cuánto podrías llegar a ahorrarte al año.


@

!No enviamos SPAM!

La rentabilidad que ofrece una cuenta remunerada

Algunas cuentas aportan rentabilidad por los ahorros que tenemos depositados en el banco. Estas pueden ser cuentas de ahorro, con una operativa específica y limitada, o cuentas remuneradas, las cuales suman rentabilidad mientras llevamos a cabo las operaciones usuales del día a día.

La principal ventaja de ambas es que generan intereses a favor del titular de la cuenta. Por ejemplo, si tenemos una cuenta de ahorro con una rentabilidad del 2 % TAE con unos fondos de 1.000 euros durante un año y medio, pasado ese tiempo ganaremos 20 euros:

1.000 € x 2 % TAE = 20 € de beneficio

A esos 20 euros de beneficio hay que restarle la parte que deberemos pagarle a Hacienda en concepto de IRPF. La cantidad será un porcentaje que suele variar entre el 19 % y el 23 % según los beneficios obtenidos por la inversión (un 19 % hasta los 6.000 euros). Por tanto, el beneficio neto que obtendríamos sería de 16,20 euros.

Ahora bien, para saber cuál es la rentabilidad que más nos interesa debemos fijarnos en un par de aspectos importantes:

  • La retribución suele estar limitada a una cantidad de dinero determinada. En ocasiones, las cuentas remuneradas fijan tanto un saldo máximo a remunerar. A partir de ese máximo, no conseguiremos intereses por el dinero. Si disponemos de mucho capital para depositarlo en la cuenta de ahorro, deberemos buscar una cuenta cuyo límite sea elevado o que no tenga máximo.
  • La rentabilidad de la cuenta puede ser solo durante un tiempo promocional. Habitualmente, los bancos ofertan a sus clientes unos elevados tipos de interés basados en promociones de bienvenida que tienen la finalidad de captar nuevos clientes. Transcurrido este período de tiempo, la rentabilidad suele descender considerablemente .

¿Cómo elegir el mejor producto?

El hecho de escoger una cuenta bancaria es una decisión que todos tomamos al menos una vez en la vida. Se trata de un momento importante y requiere de un proceso de investigación del mercado. Hoy en día existen muchos comparadores y webs especializadas que ponen al servicio de los usuarios interesados toda la información indispensable, para evitar sorpresas futuras y apostar por una cuenta segura y que se ajuste a nuestras necesidades.

  • El primer paso es decidir si queremos abrir la cuenta en un banco online o uno tradicional. Generalmente los bancos clásicos obligan al cliente a contratar la cuenta personándose en la oficina, mientras que los online permiten hacerlo desde cualquier lugar a través del teléfono o Internet.
  • En segundo lugar, deberíamos establecer la necesidad o necesidades que queremos satisfacer: domiciliar la nómina, una cuenta totalmente gratuita, que nos ofrezca rentabilidad para nuestro dinero, que nos permita sacar dinero en el extranjero sin coste, una cuenta para compartir gastos y que permita tener dos titulares. A partir de aquí, podremos fijarnos en un tipo de cuentas u otro.
  • Teniendo esto en mente, es interesante investigar cuáles son las ofertas que se comercializan y comparar las propuestas de diferentes entidades. Solo comparando, nos podremos asegurar que contratamos la cuenta que se adapte a nuestras necesidades.

CONSEJO --> La cuenta ideal sería aquella que cubriese completamente nuestras necesidades y que fuera totalmente gratuita

Por ejemplo, si lo que queremos es ahorrar, la mejor cuenta será aquélla que nos ofrezca una rentabilidad elevada, no cobre comisiones y tenga total disponibilidad del dinero, es decir, que podamos acceder a él en todo momento sin penalización. Por el contrario, si buscamos una cuenta corriente, la cuenta “perfecta” será una que no tenga gastos de ningún tipo ni vinculación y que nos ofrezca las máximas ventajas posibles, además de permitir toda la operativa que sea necesaria.

Para conocer las mejores ofertas del mercado, podemos consultar los rankings de mejores cuentas de HelpMyCash.com y ver cuál es la cuenta que mejor se adapta a nuestro perfil. Existen hasta ocho rankings diferentes, cada uno muestra los productos más interesantes según una característica destacada.

¿Puedo tener más de una cuenta?

Como hemos explicado, no todas las cuentas bancarias tienen las mismas características, ya que cada una de ellas está diseñada con una finalidad. Por tanto, es conveniente que, si tenemos más de un objetivo financiero en un banco, también dispongamos de más de una cuenta bancaria que nos ayude a cumplirlo, sin necesidad de que sean en la misma entidad.

Lo cierto es que no existe un máximo de cuentas bancarias que tengamos abiertas. De hecho, es recomendable separar la cuenta para los gastos del día a día de la cuenta que utilizaremos para ahorrar. Solo que, en caso de disponer de más de una, tengamos los siguientes consejos en mente:

  • Asegurarse de que las cuentas son gratuitas o, en caso contrario, que tengan el mínimo de comisiones posible.
  • Si se trata de cuentas sin requisitos, hay que tener claro que se podrán cumplir los requisitos sin problemas de todas ellas.
  • En caso de querer dos cuentas nómina para aprovechar las ventajas, hay que tener en mente el importe mínimo de cada una de ellas. Si disponemos de una nómina suficientemente alta, podemos pedirle a la empresa dividirla e ingresar una parte en cada una de las cuentas.
  • Por último, es interesante fijarse en las ventajas de los productos que vamos a contratar, de forma que podamos beneficiarnos del máximo.

Consejos para mantener nuestro dinero seguro

Una de las cuestiones que más preocupan a los usuarios de la banca es la seguridad de sus cuentas, sobre todo, desde el auge de la banca online y la expansión de los crímenes por Internet. Para evitar que alguien pudiese usar nuestra identidad y, como consecuencia, pudiese hacer uso de nuestra cuenta, deberíamos seguir los siguientes consejos:

Mantener activadas las alertas en el móvil o en el correo electrónico para que nos llegue una notificación cada vez que se realiza un movimiento. De esta forma, si detectamos un movimiento que no hemos realizado nosotros, podremos denunciarlo con más rapidez.

Disponer de más de un código de seguridad o clave de firma para completar cualquier operación (transferencia, contratación de productos..). También para acceder a la aplicación móvil o a la plataforma online del banco. De esta forma, será más complicado que un hacker acceda a nuestra información financiera.

No conectarse a redes Wi-Fi públicas, ya que podría haber hackers que aprovechan los dispositivos conectados a ellas para robar sus datos personales y así acceder a las cuentas bancarias. En caso de hacerlo, hay que asegurarse de que es una red segura.

Asegurarse de que, si usamos la aplicación móvil, no se quede guardada nuestra contraseña, de forma que la tengamos que introducir cada vez que queramos acceder a la app.

Llevar un control sobre los movimientos que se han realizado en la cuenta. Así, podremos comprobar y detectar a tiempo cualquier gasto que no haya sido nuestro o, por ejemplo, un recibo domiciliado que no nos corresponde. De esta forma, podremos reclamarlo y recuperar el dinero antes de que sea tarde.

Gestionar por Internet nuestras finanzas es totalmente seguro. Sin embargo, no está de más seguir estos consejos para así evitar cualquier imprevisto.

¿Por qué es importante comparar antes de abrir una cuenta?

Antes de abrir una cuenta es importante decidir qué tipo de cuenta estamos buscando. Una vez tengamos claras las necesidades, un paso muy importante es comparar los distintos productos que ofrecen los bancos. Las entidades constantemente modifican sus ofertas y lanzan promociones, por lo que hay que estar al tanto. Veamos cinco ventajas de comparar la oferta de cuentas:

  • Comparar los distintos productos del mercado nos ayudará a conocer la oferta y a decidir qué tipo de producto necesitamos y cuáles son las cuentas más destacadas del momento.
  • Comparando la oferta de cuentas evitaremos dejarnos llevar por la que más nos llame a primera visa y podremos profundizar en ver qué condiciones nos interesan más.
  • Si ya disponemos de una cuenta, utilizar un comparador nos permitirá encontrar otros productos con ventajas que nuestra cuenta principal no tiene y que podrían venirnos bien.
  • Saber qué ofrece la competencia y hacérselo saber a la entidad nos ayudará a tener más poder ante una negociación, ya que lo podremos usar para que el banco nos mejore las condiciones de la cuenta.
  • Y, por último y lo más importante, comparar la oferta de cuentas nos convertirá en consumidores más inteligentes, ya que nos permitirá conocer las condiciones de los distintos productos, saber qué ofrecen los diferentes bancos y qué podemos llegar a conseguir. En resumen, a entender mejor el producto y tener más criterio a la hora de elegir.

En cualquier caso, no se trata de encontrar la cuenta perfecta sino de disponer de una cuenta que por sus características nos convenga más. Esto nos lleva a la pregunta de “ ¿cuántas cuentas necesito? ”. La respuesta es "depende"; pueden ser dos, tres o cuatro, depende de la operativa que queramos llevar a cabo con cada una de ellas. No hay nada que temer en el hecho de tener varias cuentas abiertas ni tampoco a cambiar de banco.

Pasos para abrir una cuenta bancaria en una oficina

Abrir una cuenta es una operación bastante sencilla que se puede hacer de varios modos. Uno de los más frecuentes es yendo a una oficina bancaria. Sea como sea, es imprescindible leer las condiciones del contrato y resolver todas las dudas. Aquí mostramos los pasos a seguir para no cometer ningún error:

  1. Acudir a la oficina en la que abriremos la cuenta. Es importante que sea una cercana de donde vivimos o, al menos, que se encuentre en la misma ciudad. Y es que, ocasiones, los bancos nos exigen que volvamos a esa misma oficina para gestionar un producto o para cerrar la cuenta definitivamente.
  2. Presentar la documentación necesaria, es decir, el documento de identidad nacional, de residencia...
  3. Firmar el contrato de apertura. Importante leerlo y preguntar aquellas partes que no quedan del todo claras, sobre todo en el apartado de comisiones bancarias.
  4. Cumplir con los requisitos exigidos por la entidad (domiciliaciones de sueldo o de recibos, mantener un saldo mínimo en la cuenta, realizar un ingreso de apertura para que la cuenta se active, contratación de tarjetas y hacer un consumo mínimo con ellas...).

Abrir una cuenta online en pocos minutos

Si contratamos una cuenta online a través de Internet no hará falta que nos desplacemos hasta la oficina bancaria. Los pasos son similares a los mencionados pero puede que varíen según la entidad. Algunos bancos más avanzados permiten abrir la cuenta online en unos minutos y de forma totalmente online. Otros, sin embargo, necesitan que enviemos algunos documentos en papel al banco para oficializar el alta.

Para saber qué tipo de servicio ofrece un banco concreto deberemos fijarnos en las condiciones de contratación de la cuenta específica en la que estamos interesados. A continuación, explicamos los pasos más frecuentes y comunes entre las actuales cuentas online españolas.

1. Rellenar datos personales y responder preguntas simples como el uso que se dará a la cuenta, la cantidad media de saldo que contendrá, etc.

2. Insertar los datos de una cuenta que ya tengamos abierta en la misma u otra entidad. Si no tenemos ninguna cuenta contratada, es probable que el proceso de alta se ralentice, ya que el banco está obligado a tener los documentos firmados por el usuario. Eso significa que tendremos que imprimir el contrato en papel y firmarlo. Después vendrá un mensajero a nuestra casa a recoger los papeles y llevarlos el banco. En unos días ya seremos clientes oficiales del banco.

3. Enviar una copia online del DNI por las dos caras y en un tamaño y peso concretos.

4. Mandar una fotografía de nuestro rostro. Sirve para que el banco identifique al cliente.

5. Realizar una videollamada con un trabajador del banco para que este compruebe la identidad del usuario y este pueda consultar cualquier duda. El proceso durará unos minutos y puede llevarse a cabo en otro momento.

6. Establecer las contraseñas de acceso.

Los pasos pueden ser diversos según la entidad, aunque poco a poco todos los bancos están avanzando para digitalizar el proceso de alta. Una vez finalizado, y en el caso de que el cliente haya solicitado una tarjeta vinculada a la cuenta bancaria, deberá esperar unos días para recibirla y activarla en un cajero según las indicaciones que el banco haya establecido.

8 preguntas que hacerse antes de abrir una cuenta

Antes de abrir una cuenta bancaria, debemos hacernos una serie de preguntas con el fin de valorar si ese producto es el que realmente nos interesa y se adaptará a las necesidades como consumidor:

1. ¿ La cuenta tiene comisiones de mantenimiento, de administración, por emitir transferencias... o, por el contrario, es una cuenta bancaria totalmente gratuita?

2. ¿Me cobrarán comisiones por tener una tarjeta de débito y otra de crédito, o son gratis? Además, ¿de cuántas tarjetas podré disponer?

3. ¿Desde cuántos cajeros automáticos se puede sacar dinero sin coste y dónde están? ¿Desde los del propio banco, desde todos los de la red o desde cualquier cajero de España e, incluso, del mundo?

4. ¿Deberé cumplir una permanencia o requisitos? ¿Durante cuánto tiempo?

5. ¿Qué otras ventajas adicionales ofrece? Regalos, descuentos... ¿nada?

6. ¿Es posible obtener rentabilidad por mantener el dinero depositado?

7. ¿Prefiero los bancos online o bancos tradicionales que cuenten con oficinas físicas a las que acudir en caso de algún problema?

8. Admite más de un titutal?

Una vez hayamos respondido a todas estas preguntas, tendremos la información necesaria para valorar si nos conviene o no la cuenta.

Cuentas con varios titulares, ¿qué opciones existen?

Una cuenta bancaria puede pertenecer a una sola persona o que varios usuarios tengan acceso y/o derechos sobre el dinero. En este segundo caso, es posible escoger qué poder tendrán los diversos miembros de la cuenta a la hora de tomar decisiones sobre su operativa, ya sea el cierre de esta, cambio de algunas condiciones...

En toda cuenta bancaria existe un titular. En el caso de las cuentas corrientes individuales es obvio que el poder recae sobre la única persona que tiene acceso. En cambio, en el caso de las cuentas bancarias con titularidad múltiple, podemos encontrarnos con diversos supuestos:

  • Titularidad solidaria o indistinta. Cada uno de los titulares pueden operar por su cuenta y riesgo sin consentimiento expreso del resto de titulares. Todos pueden disponer del dinero, cambiar las condiciones de la cuenta o incluso cerrarla si lo desean. No obstante la diferencia que tiene frente a una cuenta individual es que ninguno de los titulares es considerado dueño de todo el dinero depositado. A cada uno le pertenecería la parte de los fondos que ha insertado, o así se suele aplicar en la práctica jurídica, aunque muchas veces resulta difícil de averiguar qué pertenece a quién. Por eso, este tipo de cuenta se basa en la confianza total de los titulares, ya que el banco está obligado a obedecer cualquier orden, independientemente de quien provenga. Esto puede provocar problemas en el futuro si esta relación de confianza se rompe.
  • Titularidad mancomunada o conjunta. Todos los miembros de la cuenta tienen el mismo nivel de poder. Pero cualquier operación importante de la cuenta requiere la firma de todos los titulares para mostrar su consentimiento (cancelación, nombramiento de autorizados…).
  • Titularidad subordinada o con autorizados. En esta cuenta el rango de poder entre los miembros que se incluyen es diferente. Por una parte, están los titulares, los cuales tienen la capacidad de tomar las decisiones importantes de la cuenta (abrirla, cerrarla, contratar productos asociados, nombrar autorizados...). En un nivel con menor poder están los autorizados en cuenta bancaria, a los que el titular puede atribuir qué acciones tienen derecho a realizar y cuáles no. Generalmente estos autorizados pueden realizar ingresos y acceder a cierta parte del dinero de la cuenta, pero no podrán realizar otras, como por ejemplo, cerrarla.

¿Qué hacer si quiero cancelar una cuenta?

Cerrar una cuenta bancaria debería ser un proceso muy fácil. Sin embargo, hay algunos bancos que ponen ciertas dificultades para cancelar la cuenta. A continuación, explicamos cómo podemos cerrar una cuenta bancaria:

  • Si se trata de un banco 100 % online seguramente bastará con dar la orden de cierre de la cuenta por teléfono y enviando algunos documentos de forma online o realizar todo el proceso por Internet. No obstante, los bancos online que cuentan con algunas oficinas suelen requerir al cliente que acuda presencialmente a alguna de ellas para cerrar la cuenta.
  • Si es un banco tradicional, deberemos acudir a una oficina y firmar en persona los documentos. De hecho, hay bancos que incluso exigen que la oficina a la que se lleve a cabo la cancelación sea la misma en la que se abrió .Si la cuenta tiene dos titulares será necesaria la firma de ambos para clausurarla. En el caso de que no podamos acudir a la sucursal porque vivimos en otra ciudad o el horario es incompatible con el nuestro, tendremos dos opciones:

1. Solicitar al banco un traslado de cuenta a una oficina más cercana. La entidad se reserva el derecho de aceptarlo o no.

2. Autorizar a otra persona el cierre de la cuenta mediante un poder notarial específico que incluya los datos del apoderado y la oficina en cuestión.

En cualquier caso, antes de cerrar una cuenta siempre es importante verificar que nuestro contrato nos los permite, es decir, que no tenemos ningún tipo de permanencia y que tampoco tenemos ninguna operación en curso, como una deuda con la tarjeta de crédito o el sueldo o recibos domiciliados.

También es fundamental solicitar el certificado de cancelación de la cuenta, para evitar que siga activa acumulando comisiones y tener un comprobante de que la cuenta ha sido cerrada correctamente.

¿Cómo puedo cambiar de banco?

Cambiar de banco es una práctica cada vez más extendida entre la población española. Hay clientes que no se limitan a ser de un solo banco ni a tener una única cuenta abierta. Ahora, la creciente competencia de entidades y la proliferación de la banca online han dejado un nuevo paradigma.

Si al cambiar de banco lo que estamos buscando es cerrar una cuenta y abrir otra nueva, es recomendable que no cerremos la que estamos utilizando hasta que tengamos la otra 100 % operativa, ya que los bancos pueden tardar unos días en abrir una cuenta y podríamos estar ese tiempo sin cuenta.

¿Estás pensando en cambiar de banco, pero no sabes cuál te asegura la mayor rentabilidad y solvencia? En HelpMyCash te lo ponemos fácil, gracias a nuestra guía gratuita podrás conocer la política de comisiones de los bancos, las diferencias que hay entre entidades españolas y extranjeras o las que hay entre banca online y offline


¡Guía GRATUITA! Cómo elegir banco en 7 pasos

CÓMO ELEGIR BANCO EN 7 PASOS

FAQ - ¿Cómo te puede ayudar esta página de cuentas?

Antes de abrir o elegir una cuenta bancaria suelen surgir varias dudas, como cuál es la cuenta que más me conviene o la mejor oferta del momento. Esta página nos permitirá resolver con mayor facilidad las siguientes cuestiones:

1.- ¿Qué cuenta debería elegir?

En el mercado existen multitud de cuentas bancarias y la decisión de abrir una u otra dependerá principalmente del uso que le vayamos a dar. Es decir, deberemos decidir si la usaremos para ahorrar deberemos buscar entre las cuentas de ahorro o para realizar la operativa del día a día buscaremos entre las corrientes. A ser posible, la cuenta debería ser totalmente gratuita. Una vez tengamos esto claro podemos empezar a buscar la que mejor se adapte a nuestro perfil.

2. -¿Existe un número máximo de cuentas que se puedan tener en el mismo banco?

Lo cierto es que no. No existe un tope de cuentas que se puedan abrir. De hecho, hay bancos que permiten abrir más de una cuenta con las mismas condiciones. Sin embargo, no debemos olvidar que hay algunas cuentas que cobran comisiones y esto puede afectar negativamente a aquellas posiciones inactivas, por lo que será necesario controlar todas las cuentas que mantangamos abiertas.

3. -¿Qué operativa podré realizar con una cuenta?

La operativa que podremos llevar a cabo dependerá de la cuenta que hayamos contratado. Si es una cuenta corriente podremos realizar toda la operativa básica: ingresar y retirar dinero, hacer transferencias bancarias y traspasos, ingresar cheques, asociar tarjetas o domiciliar recibos. En cambio, si contratamos una cuenta de ahorro la operativa será mucho más limitada, ya que estas cuentas tienen el objetivo de ahorrar. Eso si, aportarán rentabilidad y permitirán acceder al dinero en cualquier momento.

4.- ¿En qué debo fijarme antes de abrir una?

Debido al amplio número de cuentas bancarias que existen en el mercado en ocasiones resulta complicado elegir entre una u otra. Por ello para saber si es la adecuada lo mejor es hacerse varias preguntas sobre el producto que vayamos a contratar. Las más importantes son:

  • ¿Tendré que pagar por la cuenta bancaria?
  • ¿Qué operativa me permitirá la cuenta?
  • ¿Tiene ventajas adicionales?
  • ¿Me exigen un mínimo permanencia en la entidad?

Una vez tengamos claras las respuestas a todas estas preguntas, podremos elegir más fácilmente.

5.- ¿Tienen todas las mismas comisiones?

La respuesta es no. Todo depende de la políticas que siga la entidad y del tipo de cuenta que hayamos contratado. Algunas cuentas bancarias están sujetas a comisiones y gastos de mantenimiento y administración. Por ello, siempre es conveniente consultar con la oficina y leer bien la letra pequeña del contrato antes de firmar nada. También debemos saber que si tenemos una cuenta con comisiones podemos negociarlas con el banco para eliminarlas o bien reducirlas, ya que las cuentas no son contratos cerrados.

6.- ¿Qué necesito para abrir una cuenta?

Abrir una cuenta es muy fácil. Simplemente tendremos que facilitar una serie de documentos. Para empezar, el titular de la cuenta debe ser mayor de edad y entregar:

  • Fotocopia del DNI en el caso de que seamos residentes en España, o, en caso contrario, pasaporte y certificado de no residente, que se solicita en una comisaria de policía.
  • Declaración de Actividades Económicas (DAE): por supuesto, basta con presentar la nómina, un contrato laboral o la última declaración del IRPF. En caso de no tener ninguno de los tres documentos, se podría aportar uno de estos otros: declaración del Censo de Obligados Tributarios (modelo 036), Declaración Anual de Operaciones, Alta de actividad en Agencia Tributaria (Licencia fiscal), Declaración anual o trimestral del IVA o Certificado de haberes/justificante de ingresos.

7.- ¿Cómo la puedo cerrar?

Para cerrar una cuenta bancaria deberemos acercarnos a nuestra oficina, solicitar la cancelación de la cuenta y presentar el documento de identidad o pasaporte. En ocasiones, la cuenta se podrá cerrar desde Internet, aunque debemos saber que la mayoría de entidades exigen que se acuda presencialmente a la oficina.

8.- ¿Pueden cobrarme por cancelarla?

Cancelar una cuenta bancaria es gratis. Al menos en la mayoría de los bancos. Eso no significa que no nos pueda cobrar una comisión por la gestión de cerrar la cuenta, ya que los bancos son libres de fijar las comisiones que deseen, siempre que avisen antes a los clientes. Para saber si tendremos que pagar algo por cancelar la cuenta bancaria, podemos preguntarlo directamente a nuestra entidad, o consultar el libro de tarifas, que generalmente se encuentra en la parte inferior de la página web de la entidad.

9.- ¿Si me voy a vivir a otro país, me conviene abrir una nueva cuenta?

La decisión de abrir una nueva cuenta en otro país dependerá, sobre todo, del tiempo en el que estemos allí y de sí somos residentes o no, ya que en caso de no serlo, puede complicar la búsqueda del banco.

  • Si nos vamos a vivir otro país por un periodo de tiempo largo o indefinido, lo más cómodo sí sería disponer de una cuenta allí.
  • En cambio, si la estancia no será de muchos meses y no tenemos que recibir pagos en ese país, puede que no merezca la la pena pasar por un proceso de apertura. La solución, en ese caso, sería buscar una cuenta sin comisiones y con retiradas en cajeros extranjeros gratis, como las de EVO Banco (en todo el mundo) o imaginBank (en Europa).

Sobre esta página

Para qué sirve esta página: el objetivo de esta página es informar a los usuarios respecto a las tendencias actuales del mercado financiero en general, haciendo especial hincapié en las cuentas bancarias que se comercializan en la actualidad. Además, se darán consejos para elegir las ofertas más destacadas del momento.

Fuente: toda la información relacionada con las cuentas bancarias (características, comisiones, operativa, etc.) ha sido extraída de diferentes fuentes de información, entre las que podríamos destacar el Banco de España (BdE) y los principales bancos que conforman el actual mercado económico.

Metodología: los datos relativos a las comisiones, requisitos de contratación, etc. de una cuenta bancaria se han conseguido mediante la investigación online, así como la consulta de diferentes medios de comunicación digitales especializados en Finanzas.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador online formado por un equipo de personas que cuentan con una amplia experiencia en investigación financiera. En nuestro portal web, el usuario podrá comparar diferentes productos de finanzas personales y de economía del hogar. Además, tendrá acceso a una información de calidad sobre el panorama económico de nuestros días.

Aviso: los servicios que ofrecemos desde nuestro comparador financiero son totalmente gratuitos para el usuario (guías, calculadoras, foro, comparadores de productos bancarios y de economía del hogar, etc.), ya que HelpMyCash.com obtiene sus ingresos a través de la publicidad y de sus productos destacados.

Te escuchamos: desde HelpMyCash.com, queremos ayudarte a solucionar cualquier duda que tengas acerca de las materias de Economía y Finanzas. Para ello, ponemos a tu disposición los siguientes servicios de atención al usuario para que puedas ponerte en contacto con nosotros y así nos resulte más sencillo asesorarte en tus finanzas personales:


AUTOR

Avatar de Rodrigo Blanch

Rodrigo Blanch

Especialista en cuentas, depósitos e hipotecas de HelpMyCash.com

CONTRIBUYE

Avatar de Elisenda Picart

Elisenda Picart

Especialista en Hipotecas, Cuentas, Depósitos y Bancos en HelpMyCash

CONTRIBUYE

Avatar de Marta Monforte

Marta Monforte

Especialista en Cuentas, Depósitos y Bancos de HelpMyCash.com


Preguntas recientes

Avatar  de Rapanui

Recibos devueltos y tarjeta bloqueada.

Hola buenas noches, Mi consulta es la siguiente: Tengo una cuenta en el Sabadell desde hace unos 4 años con dos nominas, todo muy bien hasta el mes pasado que pedí un anticipo de nómina ( otras veces lo hemos solicitado y sin problema) y la respuesta es que no me lo dan y me bloquean la tarjeta VISA y todos los recibos que se cobran son devuelto. Me informo de porque y me dicen que hay una alerta y me piden explicaciones... La directora estaba de vacaciones y todo esto sucede con la segunda en funciones. Cuando viene la directora, pido explicaciones y me dice que hablará con su jefe de zona haber si hay solución, pero me la directora muy elegantemente me sugiere que si fuera ella se iría a otro banco. Por supuesto espero el NO por parte del superior y la respuesta es que el banco sea puesto muy duro por ser el ultimo trimestre del año. Y pregunto yo? Puede el banco sin avisarte devolver los recibos teniendo un contrato y bloquearte la tarjeta hasta tal punto de cancelarla? Muchas gracias.

Rapanui 21/09/2017 | 1 respuesta/s

1 HelpMyCash el 22/09/2017

avatar para HelpMyCash

Hola, Rapanui:

Lo cierto es que el banco puede bloquearte la tarjeta sin previo aviso cuando considere que hay una razón como: "el incumplimiento del contrato, muerte o enfermedad incapacitante, cambio brusco de solvencia, falsificación de identidad o documentos o falta de saldo en cuenta para hacer frente a los pagos".

Lo mejor es consultar bien las condiciones del contrato y, si no encuentras explicación, hablar de nuevo con la entidad para que te comuniquen la causa de las acciones que han tomado.

Si quieres cambiarte de banco, te recomendamos que antes consultes las cuentas con mejores ofertas, para aprovechar la situación.

Pero si, además, quieres reclamar a la entidad, puedes averiguar los pasos a seguir en este manual gratuito sobre Cómo reclamar al banco en pocos pasos.

Un saludo.

 


Avatar  de Helper_609453603

Es fácil y rápido a la hora de retirar el dinero de la cuenta Facto?

Muy buenas Estoy pensando abrir una cuenta Facto, pero el hecho de hacerlo por internet me frena bastante. Para ingresar el dinero seguro que lo ponen muy fácil, pero luego, ¿surgen luego problemas, largas, trámites extraños a la hora de retirarlo? Y a la hora de ingresarlo, queda registradas las transferencias por el banco de españa? Muchas gracias de antemano Un saludo

Helper_609453603 20/09/2017 | 0 respuesta/s

Avatar  de monttsem

Puedo tener dos cuentas imagine?

Ya tengo una cuenta imagine que me la abrieron en una oficina. Puedo abrir otra on line?

monttsem 19/09/2017 | 1 respuesta/s

1 HelpMyCash el 19/09/2017

avatar para HelpMyCash

Hola, Monttsem:

La entidad imaginBank solamente comercializa una cuenta bancaria, concretamente se trata de la Cuenta Corriente imaginBank. De modo que, si ya la tienes, no es posible que la vuelvas a contratar.

Si lo que estás buscando es una cuenta sin comisiones, con una operativa online y sin requisitos ni vinculación, creemos que te puede interesar la Cuenta Online de BBVA.

Sus características son muy similares a la de imaginBank. También regala una tarjeta de débito gratuita a los nuevos clientes y es posible abrirla en 5 minutos de forma 100 % online.

De todos modos te recomendamos que consultes el ranking de las mejores cuentas sin comisiones.

Un saludo.


Noticias recientes

18/05/2017
Comparativa cuentas corrientes: BBVA vs. Deutsche Bank

...o por teléfono o a través de su w...


15/05/2017
Me voy a vivir al extranjero, ¿es mejor abrirme una nueva cuenta?

...eléfono o cómo gestionar las cuentas bancarias para no tener que gastar una fortuna sacando efectivo en un país extranjero. Aquí ofrecemos la mejor opción para dos situaciones distintas. ¿Cuál es la tuya?  1. La cuenta perfecta si vas a estudiar durante un tiempo concreto Antes de nada, todo depen...


19/01/2017

Uso de cookies: En nuestra página utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.