Créditos rápidos para tus proyectos
#1
  • Desde 200€ hasta 2.000€
  • Plazo de devolución hasta 12 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Sin comisiones
  • ACEPTA ASNEF: SÍ
Contratar
#2
  • Desde 500€ hasta 5.000€
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

Los mejores préstamos para tus proyectos
#1
  • Interés desde el 5,06% TAE
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 60.000€ para cualquier proyecto
  • Sin comisiones de apertura y estudio
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Interés desde el 4,59% TAE
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 30.000€ para cualquier proyecto
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#3
  • Desde el 2,99% TAE
  • Hasta 50.000€ para cualquier proyecto
  • Plazo de hasta 7 años
  • Sin cambiar de banco
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#4
  • Interés desde 5,99% TIN
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 50.000€ para cualquier proyecto
  • Plazo hasta 10 años
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

Minicréditos para imprevistos
#1
  • Hasta 300€ GRATIS para nuevos clientes
  • Para devolver en máximo 30 días 
  • Dinero en cuenta en 10 minutos
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Hasta 600€ para cualquier proyecto
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Permite prorrogar el plazo
  • Acepta ASNEF: SÍ
Contratar

prestamos rapidos

¿Qué son los créditos rápidos?

características de los préstamos rápidos: 1- se conceden en minutos. 2- se contratan online. 3- requieren poco papeleo. 4- existen distintos tipos según la finalidad

Entendemos por créditos rápidos todos los tipos de financiación que te permiten conseguir dinero inmediato, con un tiempo de concesión de entre 15 minutos y 48 horas según el tipo de crédito, con un proceso de solicitud sencillo, generalmente online y sin apenas papeleos. Dentro de los créditos rápidos puedes encontrar varios tipos, enfocados a finalidades distintas.

La mayoría de los créditos rápidos son online porque de esta manera es posible automatizar todos los procesos sin necesidad de que sea en horario de oficina, lo que te permite obtener una respuesta en apenas unos minutos. Estas son las características principales de los créditos rápidos:

  • Concesión entre 15 minutos y 48 horas
  • Proceso de solicitud online
  • Contratación con pocos papeleos
  • Diferentes tipos de créditos con diferentes finalidades

¿Qué tipos de préstamos rápidos existen?

Hoy en día existen hasta cinco tipos de préstamos rápidos: los préstamos preconcedidos, los minicréditos rápidos, los préstamos personales rápidos, las líneas de crédito y la financiación en las tiendas.

Préstamos personales rápidos

Algunos bancos y financieras online ofrecen préstamos personales rápidos con garantía personal que se pueden solicitar completamente por Internet. Se suelen pedir para financiar proyectos personales o para hacer frente a una necesidad de dinero urgente, por importes generalmente bajos, usualmente, desde 3.000 euros. No requieren mucho papeleo y la respuesta suele ser entre 8 y 48 horas laborables.

Préstamos preconcedidos

Los préstamos preconcedidos son un tipo de préstamo rápido al que puedes acceder solo por ser cliente de un banco. Normalmente el dinero se concede en 5 minutos y las cantidades suelen oscilar entre los 500 euros y los 50.000 euros. Pueden destinarse a cualquier proyecto y, habitualmente, su tipo de interés suele ser de hasta el 8% TAE.

Minicréditos rápidos

Los minicréditos rápidos son un tipo de crédito inmediato que suele estar enfocado a cubrir gastos urgentes de extrema necesidad (reparar la caldera, cerrajero...) que se presentan en momentos de dificultad económica. Habitualmente, este tipo de préstamos rápidos conceden cantidades pequeñas de entre 300 y 600 euros, aunque es posible obtener hasta 1.400 euros en casos concretos. Su tipo de interés es caro (1,1% diario), de hecho son de los créditos más caros del mercado, por lo que solo debes solicitarlos en casos muy puntuales. Su plazo máximo de devolución es de 30 días.

Líneas de crédito

Las líneas de crédito pueden conceder hasta 5.000 euros en un plazo de hasta 24 horas. Su ventaja principal es que solo pagarás intereses por el dinero que uses, de modo que, si por ejemplo no empleas el dinero en un mes, no pagarás nada. Su tipo de interés puede variar y los plazos de devolución pueden ser de hasta tres años.

Financiación en tiendas

La financiación de las tiendas suele ofrecerse sobre todo en grandes cadenas. Su ventaja principal es que suelen ser sin intereses en muchas ocasiones, de modo que mediante ellas puedes adquirir bienes como electrodomésticos, muebles o tecnología con pagos a plazos. Tampoco suelen tener comisiones.

Dependiendo de la necesidad de financiación que tengamos y de nuestra capacidad de endeudamiento, será más recomendable acudir a un tipo de crédito rápido o a otro.

¿Dónde puedo pedir un crédito rápido?

En España, puedes solicitar un crédito rápido en bancos que ofrecen préstamos preconcedidos o préstamos personales online, entidades financieras de crédito y en entidades de concesión de minicréditos.

Actualmente, no es necesario ir a la oficina del banco a pedir un crédito rápido, ya que la mayoría de las entidades bancarias ofrecen la opción de pedirlo por Internet. Sin embargo, es posible que te pidan tener una cuenta corriente con la entidad y domiciliar tu nómina.

Las financieras online, por su parte, no exigen domiciliar ingresos ni cambiar de banco, siendo una buena opción si no deseas contratar ningún producto adicional con tu crédito. Además, la mayoría de las financieras online cuentan con sistemas de verificación de información que evitan o reducen al mínimo el papeleo y disminuyen drásticamente el tiempo de respuesta de las solicitudes.

También es posible pedir un crédito rápido para financiar las compras en tiendas o grandes almacenes, usando la tarjeta de crédito del mismo comercio o a través de alguna entidad de crédito que trabaje con la tienda o comercio.

¿Cómo conseguir el mejor crédito rápido?

Para obtener un préstamo rápido, te conviene comparar entre varias ofertas para conocer cómo es el mercado actual de los créditos rápidos y qué ofertas te ofrecen mejores condiciones según la finalidad para la que busques el dinero.

Para que comparar entre los distintos tipos de préstamos rápidos sea más fácil, los expertos de HelpMyCash.com analizamos las ofertas de todos los préstamos que se comercializan en España y, a partir de ese análisis, hemos creado un ranking con las mejores ofertas actuales:

¿Qué requisitos tienen los préstamos rápidos?

requisitos de los préstamos online rápidos: 1- tener ingresos. 2- ser mayor de edad. 3- residir en España. 4- no estar en asnef

Los requisitos de los créditos rápidos suelen ser los mismos que los de cualquier préstamo: deberás disponer de ingresos suficientes y recurrentes, tendrás que ser mayor de edad, residir en España y no tener deudas impagadas (y, por tanto, no figurar en ficheros de morosos). Pero en algunos casos concretos, sobre todo en el sector de los minicréditos, te podrían prestar el dinero aunque estés en un fichero de morosos.

Para evaluar si cumples los requisitos, las entidades te pedirán que rellenes un formulario con tus datos y que envíes determinados documentos durante el proceso de solicitud.

En los préstamos preconcedidos, además, tendremos que ser clientes del banco con un mínimo de antigüedad y vinculación para que nos lo concedan.

¿Qué documentos necesito para contratar créditos rápidos?

Los préstamos rápidos online se caracterizan por la poca documentación que se necesita para poder conseguirlos. Lo normal es que te soliciten los siguientes tipos de documentos:

Documentos necesarios para la concesión de los créditos rápidos

Extracto bancario

Justificante de ingresos: las últimas tres nóminas

Documento de identidad

Justificante de finalidad

 

Si eres cliente del banco que te concederá el préstamo, entonces es probable que no sea necesario enviar ningún tipo de documentación (como ocurre con los préstamos preconcedidos), ya que ya conocerán tu situación económica y dispondrán de tus datos personales.

Aunque, como dijimos antes, también existe la posibilidad de que la entidad cuente con un sistema de verificación de datos digital con el que puedes evitar el envío de documentación. En ese caso, durante el proceso de solicitud, la entidad te pedirá que te conectes a tu banca online con tus datos de usuario y contraseña. Se trata de un proceso seguro y rápido, que permite a la entidad revisar tu estado de cuenta, ingresos, etc. La entidad no podrá hacer cambios en tu cuenta ni retirar dinero en tu nombre durante la conexión.

¿Cómo son los formularios de los préstamos rápidos?

Aunque no todos los formularios de los créditos rápidos son iguales, lo habitual es que te pidan la siguiente información:

  1. Cantidad y plazo. Deberás escoger cuánto dinero rápido necesitas y cuándo te conviene devolverlo.

  2. Finalidad. Si el préstamo es genérico, a veces también te pedirán especificar la finalidad, como financiar un coche, una reforma, etc.

  3. Información personal. Nombre, apellidos, fecha de nacimiento y número del documento de identidad.

  4. Datos de contacto. Dirección de residencia actual, número de teléfono y correo electrónico.

  5. Situación económica. Ingresos y gastos fijos mensuales, otros préstamos vigentes, ingresos alternativos...

  6. Situación laboral. Tipo de empleo, nivel de estudios, sector, clase de contrato, antigüedad en la empresa, categoría laboral...

Además, revisarán si tu nombre figura en ASNEF y la CIRBE, fichero del Banco de España donde todos los bancos incluyen los préstamos vigentes que tiene cada persona superiores a 1.000 euros.

¿Cómo contratar préstamos urgentes online paso a paso?

pasos para contratar un préstamo rápido: 1- elegir el plazo y la cantidad. 2- rellenar el formulario. 3- enviar la documentación. 4- leer y firmar el contrato.

Conseguir préstamos rápidos online es algo muy sencillo si sigues estos pasos:

  1. Escoger la cantidad y el plazo. Puedes averiguar cuánto te costará usando un simulador de préstamos rápidos.
  2. Rellenar el formulario online. Aportando tus datos personales, laborales y económicos, la entidad podrá saber si cuentas con la solvencia necesaria para reembolsar el dinero.
  3. Enviar la documentación solicitada. Generalmente, bastará con una copia del DNI, justificantes de ingresos y un extracto bancario.
  4. Leer y firmar el contrato. Conviene revisar todos los puntos clave, en especial los relacionados con las condiciones del préstamo rápido.

Una vez el prestamista recibe el contrato firmado se dará por formalizada la contratación y la entidad dará la orden de traspaso del dinero a la cuenta.

3 formas de devolver el dinero de los préstamos rápidos

Los distintos tipos de créditos rápidos tienen una forma de reembolso por defecto adaptada a sus características. Por norma general, las entidades de préstamos rápidos ponen a disposición de sus clientes distintas maneras de reembolsar sus créditos urgentes para que estos salden la deuda contraída del modo que les resulte más conveniente:

  • Domiciliación de los pagos. La más común. Las mensualidades de los préstamos se descontarán cada mes del dinero de tu cuenta del mismo modo que un recibo.

  • Transferencia bancaria a la entidad prestamista. Simplemente debes dar la orden de traspaso del dinero desde tu cuenta al número de cuenta que te indique el prestamista. 

  • Pago con tarjeta. Al igual que una compra online, podrás pagar con una tarjeta de débito en la web del prestamista. Lo normal es que el pago se haga efectivo el día de vencimiento del préstamo.

Cada entidad detalla en el contrato la forma o formas en las que podrás realizar el reembolso del dinero. En el caso de los préstamos personales de mayor envergadura la forma de devolución más común es la domiciliación de las mensualidades.

¿Qué hago si no puedo devolver los créditos rápidos?

Para remediar la situación de previsibles impagos en los préstamos rápidos, la mejor opción es acudir al prestamista para negociar un nuevo plan de abonos que evite que incurras en un impago y que se adapte a tu situación económica.

Entre las soluciones más comunes destaca la prórroga, es decir, ampliar el plazo de reembolso de las cuotas unos días más hasta que tu economía se recupere. No obstante, durante la ampliación de días también deberás pagar los intereses.

¿Qué ocurre si no devuelvo un préstamo urgente?

En el caso de incurrir en un impago, las entidades aplicarán el protocolo de impago que estará detallado en el contrato que firmes y que, por tanto, diste tu consentimiento de aplicación con esta contingencia. Por lo general, en casos de impago suele ocurrir esto:

  • Aplicación de intereses de demora durante los días que dure el impago.

  • Cobro de la comisión por reclamación de posiciones deudoras, la cual suele rondar los 35 euros.

  • Inscripción en ficheros de impagos como ASNEF. Esto no suele ocurrir hasta el cuarto mes del impago y siempre y cuando la entidad no te haya intentado reclamar dicha deuda.

    • Aparecer en estos ficheros te traerá diferentes problemas como no poder acceder a más financiación con otros bancos.
  • Si el impago persiste, la entidad podrá optar por dos vías:

    • Venta de la deuda a una empresa de recobros. En cuyo caso la deuda ya no la tendrás con el banco o la financiera, si no con la nueva empresa. En este caso deberán comunicar el traspaso de la deuda. Esta deuda ya no será con el prestamista, ya que no podrá estar duplicada.

    • Reclamación por vía judicial. La entidad podrá optar por denunciar el impago y dejar en manos de un juez quien sea el que decida si se embargan nuestros bienes para pagar la deuda.

Aunque los créditos rápidos son, en realidad, un tipo de préstamo personal (no exigen un aval o una garantía), sí que tienes una responsabilidad y deberás responder con tus "bienes presentes y futuros" en caso de impago de la deuda.

¿Cómo sé si el prestamista del crédito rápido es fiable?

Desgraciadamente, por Internet existen muchos supuestos prestamistas que buscan a personas que quieren un crédito rápido para intentar engañarlas con préstamos falsos. Saber diferenciarlos será vital para evitar sorpresas desagradables. Para saber si un prestamista es o no fiable, deberás tener en cuenta los siguientes indicios:

  • Sus datos de contacto serán extranjeros. Una entidad extranjera no suele ofrecer créditos en otro país, ya que en caso de impago tendrá dificultades para recuperar el dinero. Si el teléfono, dirección de e-mail o incluso el nombre son extranjeros, lo mejor es desconfiar.

  • Te pedirán que pagues algo por adelantado. Ya sea una comisión, un trámite o unos honorarios, si un prestamista te pide que le envíes dinero sin haber entregado antes el importe del crédito, lo mejor es que te eches atrás, ya que un prestamista legal jamás solicitará un pago por adelantado.

  • Su página web carece de datos legales. Esto aplica a las supuestas entidades crediticias. Si en su portal online no incluyen la sección de aviso legal en el que se especifique a qué se dedican, carece del INE y no empieza por "https", se trata de una estafa.

  • No nos ofrecen ningún tipo de contrato legal. Los presuntos prestamistas están dispuestos a concedernos el dinero sin la presencia de un contrato legal en el que se especifiquen todas las condiciones del crédito, una práctica a todas luces fraudulenta, ya que todo préstamo ha de tener su contrato.

Ante cualquier duda o sospecha de encontrarte ante una entidad ilícita o un falso prestamista, debes cancelar el proceso de solicitud hasta verificar que se trata de una empresa legítima y sobre todo nunca enviar dinero por adelantado, sea cual sea la razón por la que te lo piden. Si sigues teniendo dudas, lo mejor es notificar a las autoridades para que lleven ellos la investigación.

Preguntas frecuentes sobre los créditos rápidos

Los créditos rápidos pueden ser una solución si necesitas dinero urgente. No obstante, no son adecuados para todas las finalidades y sus características son distintas a otros préstamos personales. Por eso, desde HelpMyCash.com respondemos a las preguntas más habituales de nuestros usuarios sobre estos productos:

 

Los préstamos rápidos se sirven de las nuevas tecnologías para poder analizar tu perfil y dar una respuesta en el menor tiempo posible. Una vez concedido, el préstamo funcionará de manera similar al resto de los créditos al consumo.
  • Los préstamos bancarios tienen un coste medio del 8% TAE.
  • Las líneas de crédito tienen un coste similar al de las tarjetas de crédito, 18% TAE.
  • Los minicréditos tienen unos honorarios del 1,1% diario.

Dependerá del tipo de préstamo rápido que contratemos:

  • Préstamos preconcedidos: ofertas personalizadas, el máximo podrá ir desde 500€ hasta 50.000€, según nuestra relación con el banco.
  • Minicréditos: desde 300€ hasta 600€. En algunos casos, hasta 1.400€.
  • Préstamos personales rápidos: importes flexibles desde 3.000€ hasta 70.000€ aproximadamente.
  • Líneas de crédito: desde 500€ hasta 5.000€.
  • Financiación en tiendas: el dinero que cueste el producto que queremos pagar a plazos.
Si no reunimos alguna o varias de las condiciones que la entidad exige para poder acceder a sus créditos rápidos, nuestra solicitud de crédito será rechazada. El motivo principal por el que se rechazan es por percibir unos ingresos insuficientes o inestables que no permitan hacer frente a la devolución del crédito con seguridad.

Una carencia en un crédito nos permite no pagar o pagar solo una parte de las cuotas mensuales durante un periodo previamente acordado con la entidad. No obstante, aunque no pagues, se seguirán generando intereses. Existen dos tipos de carencia:

  • Carencia total. Los créditos que tienen un período de carencia total nos dan la posibilidad de no pagar ni el capital ni los intereses del producto durante un tiempo determinado, que puede ser desde un único mes hasta varios años.
  • Carencia parcial o de capital. Es la alternativa para solo pagar los intereses generados y no el capital del préstamo, así la cuota será más baja durante un tiempo determinado para volver a equilibrarnos económicamente.
La solicitud de estos préstamos se caracteriza por su rapidez. Normalmente podremos disfrutar del dinero en nuestra cuenta en 15 minutos desde que entregamos el contrato. Aunque en otros créditos rápidos el dinero tardará entre 24 y 48 horas.
No. Los créditos que ofrecen dinero rápido son de garantía personal, es decir, no pedirán una tercera persona o un bien para garantizar que devolveremos el crédito. Serán nuestros ingresos y estabilidad laboral los que garanticen a la entidad que podremos hacer frente a las cuotas mensuales.
Sí. Siempre que contemos con otro documento de identidad vigente (pasaporte) o con un justificante de renovación del documento, no tendremos ningún problema en obtener créditos rápidos. Si no tenemos otro documento, entonces no será posible hacerlo.
Si. Las empresas que ofrecen préstamos rápidos online tienen varias medidas de seguridad para garantizar la fiabilidad de su web. No obstante, debemos estar seguros de que acudimos a empresas legítimas y seguras, ya que Internet ha propiciado la aparición de prestamistas ilegítimos que intentan engañarnos.
No. Ninguna entidad permitirá a un mismo cliente tener dos créditos vigentes con ellos. Una vez que hemos reembolsado uno, sí que podremos solicitar otro con el mismo prestamista. Aunque sí es posible solicitar dos préstamos al mismo tiempo en dos entidades distintas, esto nunca es aconsejable.