Foro | Blog |
|

Encuentra las mejores hipotecas gracias al comparador de HelpMyCash. Accede a toda la información necesaria para poder solicitar una hipoteca, y conoce las condiciones que se deben cumplir y en qué aspectos debemos fijarnos a la hora de pedir una hipoteca al banco. Si necesitas comprar una casa, te será muy útil calcular tu hipoteca y comparar las hipotecas más baratas. Para ello, no solamente será importante que tengan un tipo de interés bajo, si no que las hipotecas tengan poca vinculación. Además, podrás leer noticias publicadas sobre el tema, acceder a las preguntas que otros usuarios hayan escrito en el foro y resolver todas tus dudas.

Hipotecas para compra

Productos destacados
Hipoteca Naranja
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - ING Direct ¡ Actualizado !
ING Direct
TAE: 1,96%
Interés: E + 0,99%
Cuota: 383,75€
Productos vinculados: 3
Hipoteca Naranja Mixta
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - ING Direct ¡ Actualizado !
ING Direct
TAE: 2,61%
Interés: E + 0,99%
Cuota: 397,55€
Productos vinculados: 3
Hipoteca Santander
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - Santander ¡ Actualizado !
Santander
TAE: 2,63%
Interés: E + 1,25%
Cuota: 395,77€
Productos vinculados: 4
Hipoteca SIN
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - Bankinter ¡ Actualizado !
Bankinter
TAE: 2,96%
Interés: E + 1,50%
Cuota: 421,25€
Productos vinculados: 3
Hipoteca Santander Segunda Vivienda
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - Santander ¡ Actualizado !
Santander
TAE: 2,64%
Interés: E + 1,25%
Cuota: 395,77€
Productos vinculados: 4
Hipoteca Fija
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - Bankinter ¡ Actualizado !
Bankinter
TAE: 3,55%
Interés: 2,05%
Cuota: 426,29€
Productos vinculados: 3
Hipoteca Bonificada
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - Banco Sabadell ¡ Actualizado !
Banco Sabadell
TAE: 2,79%
Interés: E + 1,50%
Cuota: 421,25€
Productos vinculados: 4
Hipoteca Fija Premium
Hipotecas baratas - Compara ofertas y calcula su coste total - Banco Sabadell ¡ Actualizado !
Banco Sabadell
TAE: 3,87%
Interés: 2,90%
Cuota: 469,03€
Productos vinculados: 3

Comparamos los mejores productos de Hipotecas Ver todas


hipotecas

Qué es una hipoteca y cómo funciona

A estas alturas, es difícil que alguien no sepa qué es una hipoteca. Sin embargo, nunca está de más recordar que una hipoteca es todo aquél préstamo que cuenta con la garantía de un bien inmueble y que suele contratarse para la compra de vivienda.

Como está garantizado por un piso, casa o cualquier otro inmueble, el banco considera que corre menos riesgo con una hipoteca (también llamada préstamo hipotecario) que con un préstamo personal, y por eso su tipo de interés acostumbra a ser bastante más bajo que el de éstos.

Es conveniente que tengamos claro de qué se compone la hipoteca para calcular correctamente nuestra cuota y entender bien su funcionamiento:

  • Plazo. Es el tiempo pactado con el banco para pagar el diferencial. En el mercado actual, puede llegar hasta los 40 años, aunque el más común es 30 años.
  • Interés. Es el "precio" de la hipoteca, la parte de la cuota que se cobra el banco.
  • Importe. Es el dinero prestado. Se concede en función del valor del inmueble hipotecado y normalmente no supera el 80% de éste, aunque se puede lograr más en ciertos casos (con las hipotecas 100 %), si se compra un pisos de bancos.

El plazo y el importe son datos sencillos de comprender, sin embargo, el tipo de interés es un factor que requiere prestarle un poco más de atención. Existen varios tipos de hipoteca en función de su tipo de interés. Los principales son tres:

  • Hipotecas fijas. En este tipo de hipotecas se aplica siempre el mismo tipo de interés pactado en un inicio durante toda la vida del préstamo, es decir, las cuotas de la hipoteca no varían.
  • Hipotecas variables. Son las hipotecas que se aplica un tipo de interés resultado de sumar un diferencial al Euríbor (o a otro índice de referencia).
  • Hipotecas Mixtas. En este tipo de hipotecas existe un periodo inicial en el que el interés es fijo por tanto la cuota mensual durante este tiempo no variará. El resto de la vida de la hipoteca el interés es variable.

Más del 90% de la las hipotecas en España son variables y están referenciadas al valor del Euríbor actual. Su funcionamiento es el siguiente: aplican un diferencial determinado, negociado con el banco, que se suma a la media mensual del Euríbor (o de otro índice de referencia, como el IRS o el IRPH). Por ejemplo, a una hipoteca con un diferencial pactado de 1,25 %, constituida en septiembre de 2015 habría que sumarle el Euríbor de agosto de 2015 (0,161 %) y tendríamos un interés de 1,411 % (1,25 % + 0,161 %). Este interés variará aplicando el nuevo valor del Euribor cada 6 o 12 meses, en función de si el tipo de revisión es semestral o anual.

También se usa el término hipoteca en otro tipo de productos, como la hipoteca inversa, aunque ésta tiene poco que ver en la práctica con un préstamo hipotecario porque sirve para que las personas mayores reciban una renta mensual garantizada poniendo la vivienda como garantía. Este tipo de hipotecas han dejado progresivamente de comercializarse debido a la poca demanda de los mayores a causa de la desconfianza y a que los bancos cada vez tienen menos interés en ir acumulando casas.

¿En qué fijarse al elegir una hipoteca?

Elegir una hipoteca siempre es una tarea compleja, ya que debemos prestar atención a diversos factores que a simple vista pueden pasar desapercibidos, como una cláusula suelo o un aval abusivo. Además es un préstamo con el que nos vinculamos al banco durante muchos años, así que tendríamos que fijarnos en todo para no ir encontrando sorpresas. Por este motivo, encontrar una buena hipoteca no es fácil, aunque en otros tiempos lo hubiese parecido. Estos son los puntos en los que debemos prestar más atención para conseguir una buena hipoteca:

  • Tipo de interés. Se trata de un índice hipotecario (normalmente Euríbor o IRPH) sumado a un diferencial que sirve para definir el interés que pagaremos y, por tanto, la cuota mensual de la hipoteca. Respecto a este punto debemos elegir el diferencial más bajo combinado con el índice que más nos beneficia (suele ser el Euríbor). Sin embargo, no es tan sencillo. Para elegir con criterio deberemos fijarnos también en si existe un interés fijo inicial y de qué cuantía, así como verificar que no existe un interés suelo (interés mínimo que pagaremos aunque bajen los tipos) y así beneficiarnos de la bajada de los intereses.
  • Cuota que pagaremos. En este apartado hay que prestar especial atención con los bancos que te hablan de la cuota y no del interés. Es un elemento muy volátil, especialmente en las hipotecas a tipo variable (la gran mayoría), por lo que aunque nos prometan una cuota de 300 € al mes ésta puede doblarse o triplicarse en muchos supuestos (si había un interés inicial bajo, si había carencia de capital o si en un primer momento el Euríbor estaba muy bajo).
  • Porcentaje de financiación. Normalmente los bancos no conceden una financiación superior al 80 % del valor de tasación de la vivienda. Si necesitamos un porcentaje mucho menor, el riesgo para nosotros y para el banco también es más bajo, así que podremos conseguir mejores condiciones. Y lo contrario sucede si necesitamos más de un 80 %: en el supuesto de que nos la concedan, las condiciones pueden ser muy duras. Pocos bancos financian el 100 % del valor de la vivienda, pero se puede lograr si la casa que compramos es uno de los pisos de bancos o uno de los pisos Sareb.
  • Comisiones. Es un punto bastante negociable de la hipoteca. Las más comunes son la comisión de apertura y estudio (entre el 0 % y el 1 % normalmente), la comisión de amortización parcial o total, la de subrogación y la de novación de hipoteca (nunca superiores al 0,50 % los primeros 5 años y 0,25 % después). Lo más interesante es conseguir una hipoteca libre de comisiones o con la menor cantidad posible.
    hipotecas-baratas
  • Comisiones de la cuenta asociada. Al firmar una hipoteca, el banco nos obligará a abrir una cuenta en la entidad durante el tiempo que dure la hipoteca. Hay que preguntar por las comisiones de esta cuenta, ya que estaremos obligados a tenerla durante la vida del préstamo hipotecario, por tanto tenerla abierta con un goteo constante de por ejemplo 50 € al semestre, va sumando una cantidad considerable que tendremos que poner de nuestro bolsillo. Un truco: si es posible, sería interesante solicitar la cuenta online de la entidad, que normalmente no tiene comisiones y es la que más garantías ofrece de no empezar a aplicarlas en el futuro.
  • Productos vinculados. Muchas hipotecas requieren contratar productos vinculados como seguros (de vida, de hogar, desempleo) o planes de pensiones, tarjetas de crédito o débito, además de domiciliar nómina y recibos. Conviene conocer el coste de estos productos, el tiempo durante el que debemos tenerlos contratados y valorar si merece la pena o no adquirirlos junto con las hipotecas, o si tenemos la posibilidad de hacerlo con otra entidad.
  • Flexibilidad. En ocasiones los bancos ofrecen hipotecas flexibles, es decir, con la posibilidad de pagar más o menos en ciertos momentos (o dejar de pagar durante un tiempo) según nuestras necesidades. Hablamos de periodos de carencia, aplazamientos de cuotas e incluso de amortización libre, es decir, nos dan la posibilidad de elegir el plazo de amortización de la hipoteca: mensual, semestral o anual.

Además de prestar atención a los puntos mencionados, debemos leer con detenimiento el contrato y preguntar por cualquier detalle que no entendamos. Como ya sabemos, la letra pequeña puede darnos muchos disgustos, y más vale prevenir que curar. Con las hipotecas no podemos actuar precipitadamente ya que será una decisión que nos acompañará durante muchos años. Lo mejor es comparar diferentes ofertas de hipotecas (3 como mínimo) hasta encontrar una que se adapte a nuestra situación económica.

¿Cómo conseguir los mejores préstamos hipotecarios?

Cuando hemos decidido que estamos preparados para comprar una vivienda, porque disponemos unos ingresos altos, estables y unos ahorros suficientes, lo mejor es acudir a los bancos con la información necesaria sobre el producto que queremos contratar, ya que el desconocimiento puede hacer que finalmente nos quedemos con una hipoteca que no se ajuste a nuestro nivel financiero. Para que estar bien informados, en Helpmycash explicamos cómo encontrar las mejores hipotecas en la Guía gratis "Cómo pedir una hipoteca". Con esta guía dispondrás de un cuestionario gratuito de 25 preguntas clave que hacer al banco, listo para imprimir tantas veces como bancos visites y rellenar. Además descubrirás los mejores consejos para poder elegir con criterio.

Con esta guía práctica hipotecaria podrás responder a las preguntas que te asaltan a la hora de contratar una hipoteca. Dispondrás de la información necesaria, para sacar la conclusión de cual es la mejor hipoteca para tu caso específico. Encontraras consejos para hacer la mejor selección y las dudas más comunes resueltas. Además, podrás calcular el coste de la hipoteca en base a todos los datos que recopiles con el simulador de hipoteca. No te lo pienses, esta guía gratuita te sacará de un apuro.

¡Descarga la guía hipotecaria GRATIS!

Requisitos para pedir una hipoteca

Para que el banco nos conceda la hipoteca que hemos solicitado, puede favorecernos cumplir una serie de requisitos, que son de gran importancia para ellos. Al fin y al cabo una hipoteca es un contrato firmado por dos partes, pero sólo una de ellas tiene el dinero, y es el banco. Por eso, aunque sea duro, ellos tienen la decisión final de conceder o no el préstamo. Que nos den o no la hipoteca dependerá de:

  1. Ahorros aportados. En tiempos pasados, era posible conseguir una hipoteca sin aportar ni un solo euro, incluso con financiación extra para correr con los gastos, mobiliario, posibles obras y lo que hiciera falta. Pero esos tiempos pasaron, hemos pagado las consecuencias y ahora, con la lección aprendida por las dos partes, la situación es muy distinta. Es muy difícil conseguir más de un 80 % de financiación y los gastos, cerca de un 15 % del importe total, corren por nuestra cuenta. Por tanto, para adquirir una vivienda de 100.000 €, deberemos contar con al menos 30.000 € ahorrados (15.000 para gastos y 20.000 para la entrada). De esta forma ,para que nos concedan una hipoteca debemos tener ahorrado aproximadamente un 35 % del precio de la vivienda.
  2. Ingresos suficientes. Los bancos suelen conceder hipotecas en función de los ingresos de los hipotecados. Si no disponemos de ingresos mensuales suficientes (normalmente un mínimo de 2.000 €) es poco probable que nos concedan la hipoteca. El Banco de España no recomienda destinar más del 35 % de los ingresos al pago de la hipoteca.
  3. Estabilidad laboral. Al banco no le basta con que puedas responder a la deuda. Especialmente en estos tiempos, la entidad busca cerciorarse de que seguirás pagando hasta el final del plazo pactado. Por eso, un contrato indefinido en un sector con futuro es de gran importancia a la hora de optar a un préstamo hipotecario.
  4. Avales. Es cada vez más común que el banco requiera de un aval como garantía hipotecaria. Quien dispone de ellos, lo tiene más fácil para obtener financiación. A veces, conseguir a alguien que avale nuestra hipoteca es complicado, ya que supone un compromiso similar a firmar una hipoteca. Además recurrir a un aval supone un mayor riesgo. Pero, en definitiva, el factor más importante no depende de nosotros. La situación económica del país es determinante, como hemos podido comprobar en España desde 2008.
  5. No tener impagos. Si ya habíamos solicitado otros préstamos en la misma entidad y habíamos fallado en alguno de los pagos, es menos probable que el banco nos acabe concediendo la hipoteca. Nos pueden considerar perfiles poco solventes y además, el riesgo con una hipoteca es mucho mayor que de un préstamo personal.

Si nos deniegan la hipoteca en un banco pero los la aceptan en otro, debemos valorar si realmente seremos capaces de hacer frente a los pagos, ya que el primer banco había considerado que no.

Finalidades de las hipotecas

Pedir una hipoteca al banco para adquirir un inmueble se puede hacer con diferentes objetivos o finalidades, dependiendo de las necesidades y objetivos de cada uno:

1. Hipotecas para primera vivienda

Son las hipotecas más comunes y las que conceden la mayoría de los bancos. También son las más fáciles de conseguir por dos motivos:

  • Hay menos probabilidades de impago.
  • Es más fácil vender una vivienda situada en un núcleo urbano que una en las afueras.

2. Hipotecas para segunda vivienda

Son los préstamos hipotecarios destinados a financiar la compra de una segunda residencia. A día de hoy, hay bancos que vuelven a ofrecer hipotecas para segunda vivienda, pero requieren disponer de ingresos muy altos y muchos ahorros. Ya que ofrecen una financiación inferior máximo 75 % a un plazo inferior 20 ó 30 años máximo.

3. Hipotecas para pisos de banco

Las hipotecas para pisos de bancos son préstamos destinados a la financiación de la compra de una vivienda que sea de la propiedad de una inmobiliaria del banco. Este tipo de préstamos hipotecarios no son más baratos que el resto, ya que normalmente cobran el mismo tipo de interés, pero tienen una ventaja, ya que generalmente el banco puede financiar el 100 % valor de tasación del inmueble, algo muy útil para aquellos que no disponen de ahorros suficientes. La desventaja que tienen las hipotecas es que solo podremos elegir una vivienda de entre las que son de propiedad del banco, no la que nosotros queramos.

4. Hipotecas para construcción

Este tipo de préstamos hipotecarios están destinados a financiar la compra de un terreno y la posterior construcción de una vivienda en éste. Muchos bancos no ofrecen hipotecas con la finalidad exclusiva para construcción de vivienda, ya que suelen adaptar las características de los créditos hipotecarios para primera vivienda y construir su casa.

5. Hipotecas para subrogación

Las hipotecas para subrogación tienen la finalidad de ayudar a los clientes que no están satisfechos con las condiciones de su hipoteca y quieren cambiar la hipoteca de banco. Con una subrogación de hipoteca se puede mejorar el tipo de interés aplicado o el plazo de amortización de hipoteca.

Para que la subrogación de banco no suponga un coste en lugar de una inversión, es importante calcular que el coste de hacerlo lo vayamos a amortizar en poco tiempo. Puedes encontrar todos los consejos, dudas resueltas y pasos a seguir para hacer una subrogación en la guía gratuita Cómo subrogar tu hipoteca. Es totalmente gratuita.

Hipotecas con condiciones especiales

Existen muchas hipotecas que contienen algunas condiciones especiales que facilitan a los clientes el pago de las cuotas. Algunas de estas condiciones son:

  • Hipotecas flexibles. Estas hipotecas muchas veces permiten decidir el día en el que queremos pagar del mes, elegir entre amortizar la hipoteca de forma anual, semestral o mensual. A veces también cuentan con amortización anticipada gratuita, es decir, que podamos avanzar dinero de la hipoteca y acabar de pagar antes de tiempo.
  • Hipotecas con carencia. La carencia en las hipotecas nos permitirá, durante un cierto tiempo, pagar una sola parte de la cuota de la hipoteca, ya sean solo los intereses o solo el capital a amortizar. En algunas ocasiones, podríamos encontrar hipotecas con carencia total que permitiesen no pagar ni un céntimo al banco durante determinados meses.
  • Hipotecas abiertas. Las hipotecas abiertas, o créditos hipotecarios, son los préstamos que permiten volver a disponer del dinero ya amortizado. De esta forma, ahorrarnos de pedir un préstamo personal o cualquier otro crédito para hacer frente a gastos imprevistos.
  • Hipotecas con dación en pago por contrato. La dación en pago permite a un hipotecado entregar el inmueble al banco y cancelar la deuda de la hipoteca, evitando así perder otras propiedades.

Gastos de las hipotecas y compraventa

El coste de una hipoteca no se limita al dinero que nos cobra el banco por el préstamo hipotecario, es decir, los intereses de la hipoteca o las comisiones y productos vinculados. Tanto comprar una vivienda como conformar la hipoteca conlleva el pago de una serie de impuestos y gastos administrativos que pueden representar hasta el 15 % del importe total. Estos impuestos y gastos son los siguientes:


Hipoteca Compraventa
Gastos Notaria
Registro
Gestoría
Tasación
Nota simple registro propiedad
Notaria
Registro
Gestoría
Impuestos IAJD IVA o ITP

En la compraventa pagaremos IVA o ITP en función de si la hipoteca es nueva (IVA) o de segunda mano (ITP). En estos momentos, en 2015, el IVA está al 10 % por las medidas de incentivo de compra de vivienda, pero lo más común es que esté al 8 %. El ITP varía según cada comunidad autónoma y oscila entre el 6 % y el 10 %.

En cuanto al IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados), suele representar el 1 % del importe escriturado, aunque puede subir o bajar en función de la Comunidad Autónoma en que se aplique.

Préstamos con garantía hipotecaria: ¿qué son?

No podemos confundir los préstamos con garantía hipotecaria con las hipotecas, ya que la función de éstos no es comprar una vivienda, sino cualquier otra, como hacer reformas, comprar un coche, pagar estudios... Son una oportunidad de obtener crédito para todas aquellas personas que tienen ingresos irregulares, sufren embargos o están en alguna lista de morosos como RAI o ASNEF.

En España, lo más común es que este tipo de préstamos no los concedan los bancos, sino empresas de capital privado. Permiten conseguir hasta 300.000 euros poniendo como garantía un inmueble que ya esté pagado o que tenga una hipoteca prácticamente liquidada. Como la garantía es una vivienda, en caso de impago corremos en riesgo de perderla a favor de la entidad prestamista o el banco.

¿En qué se diferencian de las hipotecas?

Los préstamos con garantía hipotecaria son productos muy parecidos a las hipotecas (plazos de amortización largos o posibilidad de conseguir grandes cantidades de dinero). No obstante, existen características que marcan la diferencia entre estos dos productos bancarios:

  • Como los suelen conceder prestamistas privados, se pueden conseguir aunque figuremos en alguna lista de morosos, algo impensable en el caso de las hipotecas. Para conseguir un préstamo hipotecario el banco nos exigirá ser un perfil claramente solvente y sin historial de impagos.
  • Los intereses del préstamo son muy altos, en ocasiones superiores al 20 %. En cambio, no encontraremos hipotecas con intereses por encima del 4 %.

¿Cómo encontrar las hipotecas más baratas?

Hay que tener en cuenta que seguramente la hipoteca más barata no será la primera oferta con las que demos.Para asegurarse que encontramos las hipotecas más baratas del mercado hay que hacer una búsqueda por diferentes bancos para descubrir qué te ofrecen.

Para encontrar las auténticas hipotecas baratas no debemos fijarnos únicamente en el diferencial, ya que las hipotecas que a primera vista son atractivas por tener intereses más bajos, suelen recuperar el dinero por otro lado, a través de comisiones y productos vinculados proporcionados por la propia entidad.

Así que, para encontrar las mejores hipotecas hay que tener en cuenta todas las características y compararlas con un mínimo de dos ofertas más. La mejor hipoteca, siempre será la tenga un diferencial bajo, no cobre comisiones, no exija una vinculación excesiva con el banco y se adapte a nuestro perfil financiero.

Compara hipotecas y quédate con la mejor

Una vez hemos localizado las hipotecas que mejor se adaptan a nuestro perfil económico y que más nos han interesadio (que sean baratas y nos las podamos permitir) podemos utilizar un comparador de hipotecas online, como el comparador gratuito de HelpMyCash. El comparador de hipotecas agiliza el proceso el proceso y permite ver al detalle todas las características de las hipotecas, de forma gratuita y todas las veces que queramos. De esta forma podremos dar con la mejor, sin tener que movernos de casa.

Evolución Euríbor o Cotización Euríbor

Evolución IRPH o Cotización IRPH

Preguntas recientes

Avatar  de Rubhia

el banco me puede subir los años de hipoteca y bajarme la cuota?

Me gustaría saber si eso es posible,ya que en el banco solo me da la opción de entregar la vivienda y necesito buscar solución. Gracias

Rubhia 03/09/2015 | 2 respuesta/s

1 Losada1976 el 03/09/2015

Avatar de Losada1976

Intenta hacer una subrogación de la hipoteca te aconsejo ing q no cobran nada por irte con ellos sólo pagarás los cambios q los puedes financiar con ellos.


2 HelpMyCash el 03/09/2015

avatar para HelpMyCash

Hola Rubhia,

En primer lugar, necesitaríamos conocer más detalles de tu situación, porque con la información que nos prestas no comprendemos si no puedes pagar la hipoteca, o bien necesitas alargar el plazo porque tienes una situación eventual de poca liquidez.

En segundo lugar, lo que nos comentas es que tu banco se niega a ampliarte el plazo de la hipoteca. En este caso puedes plantearte una subrogación de hipoteca, es decir cambiar tu préstamo hipotecario a un banco que te mejore las condiciones, por lo tanto consulta varias entidades que ofrezcan hipotecas para subrogación y si consigues una oferta vinculante preséntala en tu oficina bancaria. Tu banco tendrá que igualarla o dejarte ir, aunque tienes que saber que si iguala la oferta deberás quedarte en tu entidad actual, pero mejorando el contrato.

Un saludo y suerte!


Avatar  de mikdasilpo

Hipoteca variable o fija

Hola,
Tengo 2 ofertas de Kutxabank (30 años):
1) Variable: Euribor +1 (Primer año, Euribor + 2)
2) Fijo: 2,5
La hipoteca es de 127.000€ que es el 80% del valor de la vivienda y las condiciones para las 2 iguales (seguro de vida, seguro de hogar, nomina domiciliada y 1200€ de gastos anuales con la tarjeta)
Mi idea es amortizar lo que pueda estos años y creo que en 15 años máximo lo tendría pagado.
Que me recomendáis, ¿Fijo o variable?

mikdasilpo 01/09/2015 | 1 respuesta/s

1 HelpMyCash el 01/09/2015

avatar para HelpMyCash

Hola Mikdasilpo,

Elegir una opción u otra va a depender de tu aversión al riesgo y tu situación económica. En principio te aconsejamos que conozcas el precio de los seguros y el tiempo durante el que debes tenerlos contratados.

En segundo lugar, aunque los seguros sean iguales, con las mismas condiciones, tienes que tener en cuenta que el banco puede variar su precio a lo largo de la hipoteca. Por tanto tener una hipoteca a tipo fijo no indica necesariamente que todos los meses pagues lo mismo.

En tercer lugar, debes informarte de si tienen comisiones, si son las mismas en la hipoteca fija que en la variable. Y debes tener en cuenta que la hipoteca fija, si quieres amortizar anticipadamente o subrogar la hipoteca, en ambos casos deberás afrontar una comisión de riesgo de tipo de interés entre el 0,5 % y el 5 %.

A Continuación hemos realizado unos cálculos para ver a cuánto ascendería la cuota de tu hipoteca en una opción u otra, sin tener en cuenta los seguros.

  • Opción de hipoteca variable: Con el Euríbor actual (0,161 %), el primer año pagarías 469,42 € al mes. A partir del segundo año la cuota ascendería a 475,95 €.

Sin embargo, este último dato es orientativo, ya que no podemos saber cuánto variará el Euríbor, pero lo que si podemos hacer es calcular la cuota de la hipoteca con un valor del Euríbor al 3 %. De esta forma podremos comprobar si podremos hacer frente a la cuota de la hipoteca si sube el Euríbor.

La cuota de la hipoteca con el Euríbor al 3 % sería la siguiente:

El primer año 535,44 € y a partir del segundo año 656,36 €.

  • Opción de hipoteca fija: la cuota mensual sería de 501,80 €.

Esperamos que esta información pueda servirte para elegir la opción que mejor se adapte a tu situación económica.

Un saludo!


Avatar  de Helper_401122457

Hipoteca mejorable

Buenas tardes, tengo piso hipotecado en otra ciudad y vivo de alquiler con lo que desde el punto de vista fiscal salgo perdiendo, existe alguna solucion?, tengo una renta anual de mas de 24000 euros
Ademas el piso esta tasado en poco mas de 160000 euros y mi hipoteca en de 155.000 con euribor +1,69. Pudiese mejorar el tipo de interés, debiendo mas del 80% de la tasacion?
gracias
un saludo

Helper_401122457 31/08/2015 | 1 respuesta/s

1 Helper_401122457 el 31/08/2015

Avatar  de Helper_401122457

He consultado y en primer lugar por tener una renta de mas de 24000 no puedo degravar el alquiler y tampoco el piso pues no es mi vivienda habitual
En cuanto a las hipoteca, no he encontrado ningun banco que me dé el 100 % de la deuda para renegociar el diferencial, sabiendo ésto no creo que el banco en el que tengo la hipoteca me mejore las condiciones.


Noticias recientes

28/08/2015
Dos hipotecas con la misma TAE: ¿cuestan lo mismo?

...tículo explicamos cómo comparar hipotecas a partir de la TAE para poder dar con las más baratas del mercado. Ranking de hipotecas con el interés más bajo ¿Por qué las TAE de dos hipotecas son igual si tienen un interés diferente? Se puede dar el caso que dos hipotecas con condiciones diferent...


28/07/2015

18/07/2015

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies. ×