Foro | Blog |
|

Si estás pensando en comprar una vivienda y solicitar una hipoteca al banco para financiar su coste, en HelpMyCash.com proporcionamos toda la información para facilitarte el proceso de elección. En nuestra web encontrarás las herramientas para poder comparar varias hipotecas, calcular su coste y así valorar cuál es la opción que más te conviene. Además, a continuación te presentamos unas tablas con algunas de las mejores hipotecas variables, mixtas y fijas del momento. Puedes solicitar más información sobre cada producto pinchando en el botón rojo "contratar".

Hipotecas variables

Productos destacados
Hipoteca Santander
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - Santander ¡ Actualizado !
Santander
TAE: 2,21%
Interés: E + 0,99%
Cuota: 407,17€
Productos vinculados: 4
Hipoteca variable
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - hipotecas.com
hipotecas.com
TAE: 2,30%
Interés: E + 1,59%
Cuota: 419,88€
Productos vinculados: 1
Hipoteca SIN
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - Bankinter
Bankinter
TAE: 2,43%
Interés: E + 1,20%
Cuota: 401,72€
Productos vinculados: 3
Hipoteca Tipo Mixto
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - hipotecas.com
hipotecas.com
TAE: 2,93%
Interés: E + 1,49%
Cuota: 446,44€
Productos vinculados: 1
Hipoteca Santander Segunda Vivienda
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - Santander ¡ Actualizado !
Santander
TAE: 2,21%
Interés: E + 0,99%
Cuota: 407,17€
Productos vinculados: 4
Hipoteca Naranja
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - ING Direct ¡ Actualizado !
ING Direct
TAE: 1,86%
Interés: E + 0,99%
Cuota: 378,32€
Productos vinculados: 3
Hipoteca Mixta
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - Santander ¡ Actualizado !
Santander
TAE: 2,83%
Interés: E + 1,25%
Cuota: 611,42€
Productos vinculados: 4
TAE: 2,31%
Interés: E + 1,25%
Cuota: 404,02€
Productos vinculados: 5

Hipotecas fijas

Productos destacados
Hipoteca Tipo Fijo
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - hipotecas.com
hipotecas.com
TAE: 3,58%
Interés: 2,75%
Cuota: 461,31€
Productos vinculados: 1
Hipoteca Fija
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - Santander ¡ Actualizado !
Santander
TAE: 4,07%
Interés: 2,89%
Cuota: 468,51€
Productos vinculados: 4

Hipotecas para pisos de banco

Productos destacados
Hipoteca Altamira tipo variable
Hipotecas baratas desde euríbor + 0,90 % - Santander ¡ Actualizado !
Santander
TAE: 2,21%
Interés: E + 0,99%
Cuota: 407,17€
Productos vinculados: 4
TAE: 1,86%
Interés: E + 0,99%
Cuota: 378,32€
Productos vinculados: 3
TAE: 2,05%
Interés: E + 1,00%
Cuota: 392,60€
Productos vinculados: 7

Comparamos los mejores productos de Hipotecas Ver todas


hipotecas

¿Qué es una hipoteca y cómo funciona?

A estas alturas, es difícil que alguien no sepa qué es una hipoteca, sin embargo, nunca está de más recordar que una hipoteca es todo aquél préstamo que cuenta con la garantía de un bien inmueble y que suele contratarse para financiar la compra de una vivienda. Las hipotecas son un producto financiero con una duración que puede extenderse durante varias décadas, por este motivo no puede contratarse a la ligera.

Para conocer como funciona una hipoteca y de qué elementos se compone podemos utilizar un simulador de hipoteca, que además nos permitirá comprobar su coste. Los principales elementos que componen una hipoteca son los siguientes:

  • Interés: es lo que nos cobra el banco por financiar la compra de la vivienda, por lo tanto, es el "precio" de la hipoteca. En función del interés podemos distinguir tres tipos de hipotecas: fijas, mixtas y variables. El interés cuando es fijo se mantiene igual durante toda la vida de la hipoteca, el variable se obtiene con la suma de un diferencial y un índice como el euríbor y el mixto se conforma primero con un tipo fijo y luego un tipo variable.
  • Plazo: es el tiempo durante el que se extiende el pago de la hipoteca. Actualmente, el plazo medio concedido por los bancos es de 30 años para hipotecas variables y de 20 años para hipotecas a interés fijo. Las hipotecas mixtas, tienen un plazo aproximado de 30 años también, pero al menos 10 años son a tipo fijo y los restantes a tipo variable. Las hipotecas establecen ademas una fecha límite de edad para conceder el plazo, por ejemplo hasta los 75 años, con lo cual si solicitamos una hipoteca con 50 años, en este caso el plazo máximo al que podríamos aspirar sería de 25 años
  • Importe: es el dinero que nos presta el banco para comprar la vivienda. Hoy en día el importe de financiación máximo concedido por los bancos es del 80 %. Aunque, es posible contratar una hipoteca 100 si solicitamos una hipoteca para pisos de bancos o si disponemos de un perfil financiero elevado por encima de la media. Algunas entidades fijan un importe mínimo de hipoteca, como por ejemplo 60.000 €, otras sin embargo no establecen ninguno.

Tipos de hipotecas según el interés

El tipo de interés aplicado a nuestra hipoteca determinará en gran medida la cuota mensual de nuestro préstamo hipotecario. Podemos diferenciar tres tipos de hipotecas según el interés:

  • Hipotecas fijas: se caracterizan por tener el mismo interés a lo largo de toda la vida. El interés se fija antes de firmar el contrato hipotecario, de modo que las cuotas mensuales tampoco varían. Es el modelo de financiación para personas con mayor aversión al riesgo y tradicionalmente la opción menos arraigada en nuestro país, ya que el interés de las hipotecas fijas siempre ha sido bastante más elevado que el de las hipotecas variables. Sin embargo, desde 2015 los bancos han apostado por las hipotecas a interés fijo, rebajando considerablemente su interés, de tal forma que es posible contratar hipotecas fijas con un interés del 2 %.
  • Hipotecas mixtas: combinan por un lado, un interés fijo durante los primeros años de la hipoteca (normalmente los primeros 5 o 10) y otro variable, en concreto el último tramo del préstamo hipotecario.Las hipotecas mixtas hoy en día son menos rentables para los clientes que para los bancos, ya que, ahora que el euríbor está bajo se paga un interés fijo y hasta dentro de varios años no se pasa a un interés variable, probablemente para entonces el euríbor habrá subido.

Existe otro tipo de hipotecas que quizá no se encuentran entre las más comunes, como por ejemplo, la hipoteca inversa o la hipoteca multidivisa. Este producto financiero está destinado especialmente a personas mayores, que ponen su vivienda como garantía a cambio de recibir una renta mensual garantizada. Por lo tanto, el funcionamiento de este tipo de hipotecas es "inverso" al tradicional, ya que para conseguir la financiación se debe disponer de una vivienda, al contrario que ocurre con las hipotecas tradicionales que son la fuente de financiación para la compra de una vivienda. Las hipotecas inversas han dejado progresivamente de comercializarse debido a la poca demanda de los mayores a causa de la desconfianza y a que los bancos cada vez tienen menos interés en ir acumulando casas.

Otra fórmula de financiación son las hipotecas puente para el cambio de vivienda. Un tipo préstamo hipotecario que permite cambiar la vivienda aunque estamos pagando aún la hipoteca del antiguo inmueble. Si el banco nos concede una hipoteca puente significa que le estamos devolviendo dos hipotecas en una sola. Hoy en día las entidades de crédito siguen comercializando estas hipotecas aunque no las publiciten, por lo tanto para conseguirlas tendremos que preguntar por ellas a la entidad.

¿En qué fijarse al elegir una hipoteca?

Solicitar una hipoteca posiblemente sea la acción financiera más importante en la vida de muchas personas, por eso es fundamental conocer al detalle las condiciones del producto a contratar. En el caso de no entender algún aspecto hay que pedir al banco que nos informe adecuadamente, puesto que es su obligación. De esta forma, podremos evitar sorpresas desagradables como una cláusula suelo o un aval abusivo.

A continuación, te mostramos los aspectos más importantes a tener en cuenta para solicitar una hipoteca:

  • Tipo de interés: si solicitamos una hipoteca a tipo variable, no deberíamos aceptar un diferencial superior al 1,50%. Actualmente las hipotecas variables tienen un diferencial más alto que antes de la crisis, sin embargo, el euríbor cotiza bastante más bajo. Si por el contrario preferimos una hipoteca fija, este es el mejor momento, porque las hipotecas fijas nunca habían tenido intereses tan bajos en nuestro país. Una buena hipoteca fija actual es aquella que no supera el 3 %.
  • Cuota mensual: es el importe que pagaremos por nuestra hipoteca cada mes. El banco no nos va a conceder una hipoteca cuya cuota supere el 35 % de los ingresos mensuales de los titulares. Por lo tanto, para unos ingresos de 2.000 € la cuota hipotecaria máxima que podremos pagar será de 700 €. En las hipotecas a tipo fijo, la cuota siempre será la misma, puesto que el interés no varía. Sin embargo, en las hipotecas variables la cuota cambia tras cada revisión del préstamo hipotecario.
  • Financiación: hoy en día conseguir una financiación del 100 % sobre el valor de la vivienda es más complicado que hace unos años, cuando los bancos concedían hipotecas de hasta un 120 % para sufragar gastos adicionales, como muebles, reformas, entre otros. Tras la crisis económica, los bancos financian como máximo hasta el 80 % del valor más bajo entre tasación y compraventa. La vía más asequible para conseguir que el banco nos financie el 100 % es adquirir uno de los pisos de bancos, o conseguir una financiación por encima del 80 % solicitando una hipoteca joven para menores de 35 años.
  • Comisiones: la mejor opción es firmar una hipoteca sin comisiones, actualmente existen en el mercado algunas hipotecas totalmente libre de comisiones. Sin embargo, si el préstamo hipotecario que vamos a firmar cuenta con alguna, podemos negociarla con la entidad. Es muy importante que evitemos las comisiones de apertura, para no pagar nada más firmar la hipoteca; y la comisión de amortización anticipada, puesto que el banco nos cobrará por adelantar el pago de la deuda.

hipotecas-baratas

  • Comisiones de la cuenta asociada: al firmar una hipoteca, el banco nos obligará a abrir una cuenta en la entidad durante el tiempo que dure el contrato hipotecario. Por lo tanto, tenemos que preguntar por las comisiones de esta cuenta y valorar si nos interesa. Un consejo: si es posible, sería interesante solicitar la cuenta online de la entidad, que normalmente no tiene comisiones y es la que más garantías ofrece de no empezar a aplicarlas en el futuro.
  • Productos vinculados: los productos que el banco exige contratar para disfrutar de una hipoteca con un interés más bajo. Existen 2 tipos: (1) productos con coste, como seguro de vida, seguro de hogar, plan de pensiones, seguro de protección de pago, tarjeta de crédito, etc: (2) productos sin coste: domiciliación de nómina, domiciliación de recibos.
  • Plazo: es el tiempo que tendremos para amortizar la hipoteca. Cuánto más estiremos el plazo mayor será el importe del préstamo hipotecario, porque aumentarán los intereses. Consejo: en el caso de las hipotecas variables, sale rentable contratarlas a un plazo largo, por ejemplo 30 años y sin comisión de amortización. De esta forma la cuota mensual de la hipoteca será baja y si la amortizamos anticipadamente reduciremos el numero de años y de intereses.
  • Flexibilidad: que las hipotecas sean más flexible o no, normalmente está relacionado con las condiciones de pago. Algunas entidades conceden hipotecas flexibles, es decir, con la posibilidad de pagar más o menos en ciertos momentos (o dejar de hacerlo durante un tiempo). Hablamos de periodos de carencia, aplazamientos de cuotas e incluso de amortización libre.También, algunos bancos permiten elegir el plazo de amortización de la hipoteca: mensual, semestral o anual. Debemos ser conscientes que algunos de estas condiciones pueden repercutir en el importe total de la hipoteca.

¿Cómo conseguir las mejores hipotecas?

A continuación te mostramos algunos consejos para conseguir las mejores hipotecas del momento:

  • No tener prisa y analizar con calma las condiciones de cada préstamo hipotecario.
  • Comparar varias ofertas al mismo tiempo, tres como mínimo.
  • Utilizar un comparador de hipotecas online, antes de acudir al banco.
  • Preguntar al banco por cualquier dato que no comprendamos.
  • No fijarnos únicamente en el interés, tener en cuenta la vinculación y las comisiones.
  • No contratar productos vinculados innecesarios como planes de pensiones, etc.

Además, para conseguir la hipoteca que te permita comprar la casa de tus sueños puedes descargarte la guía gratuita de HelpMyCash.com sobre cómo pedir una hipoteca al banco. En ella encontrarás un cuestionario gratuito con 25 preguntas resueltas acerca de todo lo que debes saber antes de acudir a tu entidad, además incluye plantillas que puedes imprimir y rellenar en el mismo banco para que no te olvides de apuntar ningún dato.


¡Guía GRATUITA! Cómo pedir una hipoteca al banco

CÓMO PEDIR UNA HIPOTECA AL BANCO

 

5 requisitos para pedir una hipoteca

A diferencia de lo que ocurría antes de la crisis, los bancos exigen más requisitos para conceder financiación:

1. Ahorros aportados: antes de la crisis era posible firmar una hipoteca sin aportar ahorros, e incluso el banco financiaba más del 100 % del valor de la vivienda, con el objetivo de financiar la compra de muebles o gastos extras. Actualmente la situación ha cambiado radicalmente y los bancos exigen aportar garantías de pago y solo financian el 80 %. Para solicitar una hipoteca debemos tener ahorrado aproximadamente el 35 % de su valor, es decir de 100.000 €, deberemos contar con al menos 35.000 € ahorrados (15.000 € para los gastos de formalización de la hipoteca y 20.000 € correspondientes al 20 % que el banco no financia).

2. Ingresos suficientes: a la hora de solicitar una hipoteca y que nos la concedan es imprescindible que contemos con unos ingresos elevados y estables. Actualmente, la mayoría de los bancos exigen aproximadamente unos ingresos de 2.000 € entre todos los titulares.Para el banco como para el hipotecado, es una mayor garantía que haya más de un titular en la hipoteca, ya que si alguno de los titulares sufre alguna dificultad económica, tendría el respaldo del otro. Además, la cuota de la hipoteca nunca podrá superar el 35 % de los ingresos de los titulares. De tal forma, que para unos ingresos de 2.000 la cuota mensual máxima podrá ser de 700 €. Los ingresos elevados son por tanto, una garantía básica tanto para el banco como para el hipotecado, porque reducen el riesgo de impago.

3. Estabilidad laboral: un requisito esencial para conseguir una hipoteca es tener un trabajo estable, con antigüedad, en un sector de futuro y con un sueldo elevado, Por ejemplo, ser funcionario, también es un punto positivo a la hora de que los bancos depositen su confianza en nosotros para financiarnos la compra de la vivienda. A diferencia de lo que ocurría antes de la crísis, los banco exigen unas condiciones laborales lo suficientemente estables, que garanticen la devolución de la deuda.

4. Avales:puede que alguna entidad nos exija contar con avales para financiarnos la hipoteca si no contamos con los ahorros o ingresos suficientes. Sin embargo, avalar es una operación muy arriesgada, ya que no reporta ninguna ventaja al avalista pero sí muchos riesgos, ya que responderá con sus bienes presentes y futuros.

5. No tener impagos: si ya teníamos contratados otros préstamos en la misma entidad pero habíamos fallado en alguno de los pagos, es menos probable que el banco nos acabe concediendo la hipoteca. Nos pueden considerar perfiles poco solventes y además, el riesgo con una hipoteca es mucho mayor que de un préstamo personal. También es importante no figurar en ninguna lista de morosos como ASNEF o RAI, ya que de esta forma no tendremos ninguna opción de que un banco nos conceda una hipoteca para comprar una vivienda.

Finalidades de las hipotecas

Cuando hablamos de pedir una hipoteca al banco solemos asociar esta idea con la prestación económica para financiar la compra de una vivienda, sin embargo existen otras posibilidades por las que podemos pedir una hipoteca al banco, en función de nuestras necesidades y objetivos. A continuación explicamos las principales finalidades de las hipotecas:

Hipotecas para primera vivienda

Las hipotecas para primera residencia son los modelos de financiación que más se solicitan y los que más conceden los bancos, además, son las más fáciles de conseguir por dos motivos:

  • Hay menos probabilidades de impago: debido a que este inmueble representará la vivienda habitual de residencia de la familia, si tiene problemas económicos dejará de pagar otros préstamos antes que el de la vivienda habitual.
  • Son más fácil de vender: este tipo de viviendas se encuentran en núcleos urbanos grandes, por ejemplo en capitales de provincia y grandes ciudades, a diferencia de las hipotecas para segunda vivienda, que suelen ubicarse en regiones más turísticas o rurales y por ello dificulta su venta a lo largo de todo el año.

Hipotecas para segunda vivienda

Las entidades que comercializan hipotecas para segunda vivienda exigen más requisitos que para la concesión de una hipoteca para primera residencia. Por lo general la financiación es inferior, aproximadamente menos del 70 %, aunque existen entidades que pueden ofrecer un 80 %. Los ahorros exigidos son superiores al 40 % y el plazo también se reduce. Los requisitos son superiores por dos motivos:

  • En caso de dificultades económicas, es más fácil dejar de pagar la segunda residencia que la primera, ya que la residencia habitual es una necesidad.
  • Son más difícil de vender, ya que suelen estar situadas en núcleos rurales, o entornos vacacionales. Normalmente las hipotecas de segunda residencia se ubican en la playa, en la montaña, es decir en destinos turísticos, de ahí que para los banco sean más complicadas de vender.

Hipotecas para pisos de banco

Las hipotecas para pisos de bancos son préstamos hipotecarios que tienen como finalidad la financiación de la compra de un inmueble que sea de la propiedad de una inmobiliaria de una entidad bancaria.

Este tipo de hipotecas no son más baratas que el resto, ya que normalmente cobran el mismo tipo de interés y se venden a precio de mercado. Sin embargo, tienen una ventaja y es que las entidades, en su mayoría, financian el 100 % del valor de tasación del inmueble, algo muy útil para aquellos que no disponen de ahorros suficientes como para solicitar una hipoteca normal. La desventaja que tienen este tipo de hipotecas es que solo podremos elegir una vivienda de entre las que son de propiedad del banco , no la que nosotros queramos. Además, gran parte de estos inmuebles son viviendas procedentes de embargos, por lo que tampoco serían nuevas.

Hipotecas para construcción

Este tipo de préstamos hipotecarios están destinados para financiar o bien la compra de un terreno y la posterior construcción de una vivienda en éste, o bien la construcción de la vivienda si ya disponemos del terreno . Muchos bancos no ofrecen hipotecas con la finalidad exclusiva para construcción de vivienda, ya que suelen adaptar las características de los créditos hipotecarios para primera vivienda y construir su casa. Pero las entidades bancarias que cuentan en su cartera de ofertas con este producto financiero imponen unas características y condiciones especiales, que en la mayoría de los casos se ajustan al proyecto de cada cliente.

Hipotecas para subrogación

Las hipotecas para subrogación tienen la finalidad de ayudar a los clientes que no están satisfechos con las condiciones de su hipoteca y quieren cambiar la hipoteca de banco. Con una subrogación de hipoteca se puede mejorar el tipo de interés aplicado o el plazo de amortización de la hipoteca.

Al llevar a cabo una subrogación de hipoteca podremos modificar el interés: pasar de un tipo fijo a un tipo variable, o de un índice de referencia como el IRPH a otro como el euribor. También podremos suprimir o reducir comisiones y productos vinculados.

Para que la subrogación de banco no suponga un coste en lugar de una mejora de las condiciones, es importante calcular que su coste lo vayamos a amortizar en poco tiempo. Puedes encontrar todos los consejos, dudas resueltas y pasos a seguir para hacer una subrogación en la guía gratuita: Cómo subrogar tu hipoteca.

El único requisito para poder subrogar la hipoteca es haber pagado u mínimo de 3 años (en algunos casos 5) en el primer banco. Sin embargo, para llevarnos la hipoteca no hace falta pedir permiso a la entidad actual, solo encontrar un banco dispuesto a aceptar el préstamo y que nos haga una mejor oferta.

Hipotecas para invertir

No sólo compramos una vivienda para vivir en ella, también existe la opción de compra como inversión a largo plazo. La compra de bienes siempre es una apuesta segura.incluso en estos tiempos que el precio de la vivienda es más bajo, ya que se puede obtener rentabilidad a través de otras opciones como el alquiler.

¿Qué documentación debo presentar para solicitar una hipoteca?

Un aspecto fundamental, pero que puede pasar desapercibido o estar en segundo plano, es la documentación que nuestra entidad nos va a pedir cuando solicitemos la hipoteca. Un expediente hipotecario bien presentado, actual y completo nos dará ventajas a la hora de conseguir el préstamo hipotecario; por una parte, le enseñaremos a la entidad que somos personas serias y no les trasmitimos desconfianza y por otra, ganamos tiempo porque facilitamos al banco su trabajo.

Tanto las personas que vayan a solicitar una hipoteca como los avalistas deberán presentar:

  • Los NIF o NIE en vigor
  • Vida laboral actualizada
  • La declaración del IRPF más reciente
  • Extracto bancario de los últimos meses
  • Contrato de arras o escritura de compraventa
  • Escrituras o notas simples de notas las propiedades que tengamos
  • Últimos recibos de préstamos que tengamos
  • Si estamos viviendo en una casa arrendada, contrato de alquiler y últimos recibos
  • Justificantes de otros ingresos o rentas

La documentación que se especifica arriba es de carácter general, pero si somos asalariados, autónomos o empresa, el banco nos va a exigir que presentemos lo siguiente:

  • Asalariados: contrato laborar y las 3 últimas nóminas
  • Autónomos: resumen del IVA del año anterior, pagos trimestrales del IVA del año en curso, pagos fraccionados del año pasado y últimos recibos del pago a la Seguridad Social.
  • Empresas: Impuesto de Sociedades, Balance y Cuenta de Pérdida y Ganancias actualizada, escritura de constitución e información sobre los clientes más importantes, proveedores, posición en el mercado y datos que puedan acreditar la solvencia del negocio.

Hipotecas con condiciones especiales

Existen muchas hipotecas que ofrecen ventajas especiales para facilitar a los clientes el pago de las cuotas. Algunas de estas características que nos pueden servir son:

  • Hipotecas con carencia: las hipotecas que cuentan con carencia, permiten dejar de pagar la hipoteca durante un periodo de tiempo, si la carencia es total, o pagar un importe inferior si la carencia es parcial. Normalmente la carencia parcial consiste en pagar la parte de la cuota correspondiente a los intereses, es lo que se denomina carencia de capital. El tiempo de duración de la carencia depende de cada banco, aunque el plazo medio suele ser de 3 años. Tras la carencia parcial, el capital pendiente a amortizar seguirá siendo el mismo y el plazo habrá aumentado (el mismo tiempo que haya durado la carencia), por lo que el importe final del préstamo hipotecario se incrementa.
  • Hipotecas abiertas: las hipotecas abiertas, o créditos hipotecarios, son los préstamos que permiten volver a disponer del dinero ya amortizado. De esta forma, nos ahorrarnos el tener que pedir un préstamo personal o cualquier otro crédito para hacer frente a gastos imprevistos. La subrogación en este caso es más complicada, ya que sólo podremos trasladar nuestro contrato a otra entidad que conceda hipotecas abierta y no una hipoteca variable o a interés fijo.
  • Hipotecas con dación en pago por contrato: la dación en pago en nuestro país no es obligatoria por contrato en las hipotecas. Actualmente solo una entidad bancaria incluye la dación en pago por contrato en su hipoteca, por lo que la mayoría de personas que necesiten solicitar este recurso se verán obligados a cumplir una serie de requisitos, contemplados en el Decreto-ley de Segunda Oportunidad. La regulación de la dación en pago por contrato, es uno de los requisitos que más demandan los hipotecados que son embargados pero deben seguir pagando la hipoteca al banco.

Gastos de las hipotecas y compraventa

El coste de una hipoteca no se limita al dinero que nos cobra el banco por el préstamo hipotecario, es decir, los intereses de la hipoteca o las comisiones y productos vinculados. A parte de todo ello, cuando compramos una vivienda financiada mediante una hipoteca trae consigo el pago de una serie de impuestos y gastos administrativos que pueden representar hasta el 15 % del importe total.

Estos impuestos y gastos aproximadamente son los siguientes:


Hipoteca Compraventa
Gastos Notaria - 500 €
Registro - 300 €
Gestoría - 250 €
Tasación - 250 €
Nota simple registro propiedad - 20 €
Notaria - 500 €
Registro - 350 €
Gestoría - 250 €
Impuestos IAJD 2.000 € IAJD - 2.000 €
IVA - 20.000 €
ITP - 8.000 €
*Gastos calculados para una vivienda de 187.500 € con una hipoteca de 150.000 €.

En la compraventa pagaremos IVA o ITP en función de si la hipoteca es nueva (IVA) o de segunda mano (ITP). En estos momentos, en 2016, el IVA está al 10 % por las medidas de incentivo de compra de vivienda, pero lo más común es que esté al 8 %. El ITP varía según cada comunidad autónoma y oscila entre el 6 % y el 10 %.

En cuanto al IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados), suele representar el 1 % del importe escriturado, aunque este impuesto puede variar dependiendo de cada ciudad, ya que su valor está determinado por cada comunidad autónoma.

Préstamos con garantía hipotecaria: ¿qué son?

Debemos recalcar que las hipotecas no son lo mismo que los préstamos con garantía hipotecaria, ya que la función de éstos no es comprar una vivienda, sino cualquier otra, como hacer reformas, comprar un coche, pagar estudios, reagrupar deudas, entre otros. Son la última oportunidad de obtener crédito para todas aquellas personas que tienen ingresos irregulares, sufren embargos o están en alguna lista de morosos como RAI o ASNEF.

En España, lo más común es que este tipo de préstamos no los concedan los bancos, sino empresas de capital privado. que permiten conseguir hasta 300.000 euros poniendo como garantía un inmueble que ya esté pagado o que tenga una hipoteca prácticamente liquidada. Como la garantía es una vivienda, en caso de impago corremos el riesgo de perderla a favor de la entidad prestamista o el banco.

¿En qué se diferencian de las hipotecas?

Los préstamos con garantía hipotecaria son productos muy parecidos a las hipotecas (plazos de amortización largos o posibilidad de conseguir grandes cantidades de dinero).

No obstante, existen características que marcan la diferencia entre estos dos productos bancarios:

  • La solvencia no es un requisito: para conseguir un préstamo con garantía hipotecaria no necesitamos un perfil solvente, ya que podemos conseguir este tipo de financiación aunque figuremos en algún fichero de morosos como ASNEF. Algo totalmente imposible para conseguir una hipoteca, ya que para que el banco no financie la compra de una vivienda nos exigirá un perfil financiero prácticamente impecable.
  • Intereses más altos: los préstamos con garantía hipotecaria cobran un unos intereses más elevados que las hipotecas normales. En algunos casos pueden superar el 20 %, mientras que el diferencial medio de las hipotecas variables se encuentra en el 1,50 % y el interés de las hipotecas fijas se sitúa en torno al 3 %.

¿Cómo encontrar las hipotecas más baratas?

Para comparar y encontrar las auténticas hipotecas baratas sería un error fijarse únicamente en el diferencial, ya que las hipotecas que a primera vista son atractivas por tener un interés bajo, suelen recuperar el dinero por otro lado, generalmente a través de comisiones y productos vinculados proporcionados por la misma entidad.

Si queremos encontrar las mejores hipotecas hay que tener en cuenta todas las características. Debemos fijarnos que el préstamo hipotecario tenga un diferencial bajo, no cobre comisiones, no exija una vinculación excesiva con el banco y se adapte a nuestro perfil financiero.

Por lo tanto, para encontrar las mejores hipotecas no debemos caer en el error de firmarla en nuestro banco de toda la vida sin comparar en otras entidades. Puede ser que nuestra entidad nos realice una buena oferta, pero debemos compararla con el resto de hipotecas que hay en el mercado, ya que las hipotecas son un producto que nos acompañaran a lo largo de varias décadas, por lo que es vital acertar con la decisión.

Compara hipoteca y quédate con la mejor

Para asegurarnos firmar un préstamo hipotecario con las mejores condiciones, la recomendación es comparar varias hipotecas al mismo tiempo, tres como mínimo. Para empezar, antes de acudir a los bancos podemos utilizar comparador de hipotecas online gratuito, que nos permitirá conocer los productos desde casa. Además al comparar hipotecas podremos ver que ofrece cada entidad y conocer mejor el lenguaje financiero. Otra ventaja del comparador de hipotecas, es que nos permitirá elegir a los bancos a los que acudiremos porque realmente nos interesa su oferta.

El comparador de hipotecas nos permitirá analizar al detalle las características de cada préstamo, además es gratis y podemos utilizarlo tantas veces como queramos.

Evolución Euríbor o Cotización Euríbor

Evolución IRPH o Cotización IRPH


AUTOR:

Avatar de Elisenda Picart

Elisenda Picart

Especialista de Hipotecas en HelpMyCash


CONTRIBUYEN:

Avatar de Julián García

Julián García

Especialista en Hipotecas en HelpMycash


Preguntas recientes

Avatar  de adagaram

Compra de piso con embargos pendientes

Hemos pedido hipoteca para comprar un piso, pero el banco nos dice que en la nota simple aparece un embargo pendiente de pago y que los propietarios lo tienen que cancelar antes para que nos den la hipoteca. Es esto cierto ? No se puede levantar las cargas + embargos a la vez el dia de la firma de escrituras ? Muchas gracias !

adagaram 11/02/2016 | 0 respuesta/s

Avatar  de taniacharco

Vender Bajo precio Hipoteca

Vender Bajo precio Hipoteca
Tenemos dos viviendas, una en nombre mio (v1) y otra en nombre de mi mujer (v2) Vivienda 1: Debemos 85.000€, precio en mercado 100.000
Vivienda 2: Debemos 140.000€ precio en mercado 110.000Queremos vender (v2) aunque perdamos dinero. Es aconsejable? La única solución es crédito personal ya que un banco no creo que me deje ampliar hipoteca (v1) sobre precio de mercado.
Gracias

taniacharco 11/02/2016 | 0 respuesta/s

Avatar  de Helper_30187049

Para Segunda Vivienda no es Euribor +0,99

Hola. A pesar de lo que leo en.la ficha, el diferencial de esta hipoteca no es +0,99 para Primera y Segunda Vivienda. Corregidme si me equivoco, pero si hacéis una simulación en la calculadora de ING, en el caso de solicitar la Hipoteca Naranja para Segunda Vivienda, el diferencial no baja de euribor +1,09%

Helper_30187049 10/02/2016 | 1 respuesta/s

1 HelpMyCash el 11/02/2016

avatar para HelpMyCash

Buenos días Helper_30187049,

Lo que nos comentas es cierto, aunque ING publicite que el diferencial es 0,99 %, cuando se trata de la Hipoteca Naranja Segunda Vivienda este asciende a 1,09 %.

Un saludo


Noticias recientes

11/02/2016
Hipotecas disfrazadas: cómo distinguir una buena de una mala oferta

... 5 disfraces más comunes de las hipotecas, es decir, todos aquellos trucos que los bancos utilizan para rentabilizar al máximo sus hipotecas pero que a la vez, son perjudiciales para los clientes. Ranking de mejores hipotecas 1. El mínimo interés a cambio de contratar seguros vinculados En 2016 y...


01/02/2016

27/01/2016

Uso de cookies: En nuestra página utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.