Tarjetas de débito gratuitas año tras año
#1
  • Devolución en gasolineras y tiendas
  • Gratis siempre sin condiciones
  • Sacar dinero gratis en cajeros de varios bancos
  • Vinculada a la Cuenta Sin Nómina
Contratar
#2
  • Sacar dinero gratis en todos los cajeros de España
  • Gratis siempre y 100% virtual
  • Sin comisiones por usarla en el extranjero
  • Vinculada a la Cuenta N26
Contratar
#3
  • Gratis siempre y con seguro de accidentes 
  • Acceso al Pack de descuentos de Openbank
  • Sacar dinero gratis en 7.500 cajeros Santander
  • Vinculada a la Cuenta Corriente Open
Contratar
#4
  • Sacar dinero gratis 5 veces/mes en todo el mundo
  • Sin comisión por cambio de divisa
  • Perfecta para viajar por todo el mundo
  • Gratis con la Cuenta Clara con condiciones
Contratar
#5
  • Ofertas exclusivas con Santander ZOne
  • Sin comisiones anuales
  • Sacar dinero gratis en Santander de todo el mundo
  • Asociada a la Cuenta Santander One
Contratar

¿Dónde puedo contratar una tarjeta de débito gratis?

Algunos bancos pueden llegar a cobrar hasta 36 euros al año por una tarjeta de débito, un gasto que se puede evitar contratando una que sea gratis. Si a esto le sumamos que muchos de los bancos que suelen comercializar tarjetas de débito gratis también disponen de cuentas corrientes sin comisiones, el ahorro es doble. Pero ¿dónde se puede contratar una tarjeta sin coste?

A diferencia de las tarjetas de prepago y de las de crédito, que se pueden contratar en entidades de dinero electrónico y financieras online, las tarjetas de débito solo las comercializan los bancos, ya que es necesario disponer de una cuenta corriente abierta en la misma entidad para cargar las compras y los reintegros que se efectúen con ese medio de pago. Así que si queremos una gratis, tendremos que buscarla en un banco.

Los bancos online acostumbran a comercializar cuentas corrientes y tarjetas de débito gratis, disponibles tanto para clientes sin nómina como para aquellos que quieran domiciliar sus ingresos periódicos. Por lo que son una solución a tener en cuenta sobre todo si no queremos ataduras.

Por otra parte, algunos bancos tradicionales también ofrecen cuentas digitales con tarjetas sin cuotas anuales independientemente del grado de vinculación del cliente, mientras que otros exigen que el cliente asuma una serie de requisitos de vinculación si no quiere pagar por estos servicios.

Antes de contratar una cuenta y una tarjeta de débito es importante revisar la letra pequeña del contrato para comprobar si realmente son gratis y si hay que cumplir alguna condición para no pagar.

Requisitos para conseguir una tarjeta de débito sin comisiones

Algunos bancos comercializan tarjetas de débito gratis para todos sus clientes, tengan la edad que tengan e, incluso, si no reciben una nómina cada mes en su cuenta. Las tarjetas de débito gratis sin condiciones son siempre gratuitas y no tienen requisitos de vinculación. No tienen cuotas de emisión ni de mantenimiento aunque no tengamos ingresos domiciliados en la entidad o las utilicemos mucho o poco.

Sin embargo, algunos bancos solo ofrecen las tarjetas de débito sin comisiones a los clientes que cumplen una serie de requisitos. Entre las condiciones más comunes que deberemos cumplir encontramos las siguientes:

  • Utilizarla un mínimo de veces al año o gastar una cantidad mínima.

  • Domiciliar la nómina o varios recibos en la cuenta asociada a la tarjeta.

  • Realizar toda la operativa de manera online.

  • Ser nuevo cliente de la entidad.

  • Estar dentro de una determinada franja de edad, generalmente por debajo de los 30 años.

Si no podemos cumplir ninguno de los requisitos anteriores o, simplemente, no queremos preocuparnos por tener que asumir ninguna condición, lo ideal es que contratemos una tarjeta de débito gratis sin requisitos de vinculación. 

¿Cuánto podría ahorrar con una tarjeta de débito gratis?

Si contratamos una tarjeta de débito gratis, nos ahorraremos las comisiones de emisión y de mantenimiento, que pueden suponer un gasto de entre 20 y 36 euros anuales. No obstante, es posible que la tarjeta tenga otras comisiones. La diferencia es que mientras que la cuota de mantenimiento se cobra por el simple hecho de tener el plástico, las otras se cobran en función de la operativa que realicemos, por lo que no todos deberemos pagarlas.

Comisiones que pueden tener las tarjetas gratis

Nos referimos, principalmente, a las comisiones por sacar dinero en cajeros de otra entidad, por cambiar de divisa o por consultar el saldo en cajeros ajenos al banco emisor de la tarjeta:

  • Retiradas de dinero en cajeros automáticos de otros bancos. Retirar dinero a débito en los cajeros que pertenecen a la entidad que ha emitido la tarjeta es gratis. Pero hacerlo en los terminales de otro banco o en el extranjero no suele serlo. En el caso de sacar dinero en un cajero ubicado en España que no pertenezca a nuestra entidad tendremos que pagar, como mucho, la comisión que el dueño del terminal le traslade a nuestro banco, aunque este último podría asumirla, en cuyo caso no tendríamos que pagar nada. Por otra parte, sacar dinero fuera de España suele tener un coste de alrededor de un 4% o 4,5% sobre el importe retirado con un mínimo de unos 3 euros. Además, al operar fuera de nuestro país, el propietario del cajero también puede aplicar una comisión adicional.

  • Comisión por cambio de divisa. Esta comisión es una de las más comunes y de las más caras. De media, los principales bancos de España cobran alrededor de un 3% sobre el importe de la operación. Sin embargo, existen alternativas que funcionan especialmente bien a la hora de viajar. Por ejemplo, algunas tarjetas no cobran esta comisión y, además, aplican el tipo de cambio de Mastercard o Visa, sin sobrecostes.

  • Consulta de saldo en cajeros de otra entidad. Se trata de una comisión por la utilización del servicio de consulta de saldo y movimientos en cajeros que no son de la entidad que ha emitido el plástico. Esta comisión suele ser de entre 50 céntimos y 1 euro.

Las tarjetas que encontrarás al principio de esta página están libres de las principales comisiones: mantenimiento y emisión. Muchas de estas tarjetas, además, ofrecen ventajas adicionales como un buen cambio de divisa o retiradas en una amplia red de cajeros gratis. Antes de contratar una, es importante saber para qué usaremos la tarjeta y cuáles son nuestros hábitos de consumo. Por ejemplo, si viajamos mucho al extranjero, lo mejor es buscar tarjetas para viajar que no cobren comisiones fuera de España y, si somos de una ciudad con pocas oficinas de banco, buscar una tarjeta gratis que tenga acuerdos con los bancos que tenemos más cercanos.

¿Las tarjetas de débito gratis funcionan igual que las de pago?

Sí. Las tarjetas de débito gratis nos permitirán realizar las mismas operaciones que una tarjeta de pago, por lo que no debemos preocuparnos en este sentido. Podremos usarlas para comprar en tiendas físicas, tanto introduciendo la tarjeta en el datáfono como usando la tecnología contactless, para comprar en comercios online y para sacar dinero en cajeros. Además, también podremos asociarlas a Apple Pay, Google Pay o Samsung Pay si nuestro banco colabora con estos wallets para pagar con el móvil. Asimismo, las tarjetas de débito gratis también cuentan con medidas de seguridad avanzadas. Muchos bancos permiten a sus clientes apagar y encender sus tarjetas a través de sus apps, limitar ciertas operativas o recibir notificaciones cada vez que se usan.

Por otra parte, algunas tarjetas de débito gratis pueden tener, incluso, más ventajas que una de pago. Si comprobamos las condiciones de las tarjetas de algunas cuentas digitales, podremos comprobar que muchas, además de ser gratis, tienen ventajas muy atractivas como descuentos en compras u ofrecen la posibilidad de sacar dinero en cajeros de otros bancos gratis. Además, algunas permiten sacar dinero en cajeros ubicados en el extranjero sin coste o pagar en otras divisas sin sobrecargos. 

En cualquier caso, algunas tarjetas de débito de pago pueden tener ventajas premium de las que carecen las de débito básicas como seguros con muchas coberturas. Además, algunas entidades ofrecen tanto tarjetas gratuitas como tarjetas de pago. Estas últimas tendrían coste, pero podrían tener más ventajas. Por ejemplo, una tarjeta de débito gratuita puede permitir sacar dinero tres veces al mes sin comisiones fuera de España y esa misma entidad, con su tarjeta premium, puede incrementar el límite a cinco. 

En estos casos, vale la pena valorar nuestros hábitos de consumo y decidir si preferimos la tarjeta de débito clásica gratuita o una premium con algunas ventajas adicionales a cambio de pagar un dinero cada mes o cada año.

¿Buscas una tarjeta de crédito en lugar de una de débito? Descubre las mejores tarjetas para financiar compras.

Más sobre Tarjeta de débito gratis