Los mejores préstamos para financiar tu coche en 2018
#1 Recomendado
  • Sin pasar por el banco
  • Desde el 6,95% TAE
  • Contratación 100% online
  • Aprobación en 48 horas
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2 Recomendado
  • Desde el 6,95% TIN
  • Hasta 60.000€ 
  • Sin comisiones
  • Dinero en 48 horas
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

renting

¿Cómo puedo financiar el coche que busco?

Existen dos maneras principales de comprar coches financiados: o bien con un préstamo coche (lo que se conoce como financiación lineal), o bien a través de un contrato de leasing (también llamado financiación flexible). Las condiciones de ambos productos pueden variar según la entidad financiera que los conceda, aunque generalmente presentan las siguientes características:

Con un préstamo (financiación lineal)

Se trata del modelo de financiación más simple. En este caso, la financiera (un banco, un concesionario, un establecimiento financiero de crédito…) nos concede un préstamo que nos permite comprar el coche y pagarlo en cómodos plazos a un interés pactado, durante un período de tiempo que puede alargarse hasta los ocho años. El capital del crédito puede cubrir el coste íntegro del vehículo o solo una parte, en cuyo caso habrá que abonar la llamada entrada.

Con un contrato de ‘leasing’ (financiación flexible)

La opción del leasing, también llamado arrendamiento financiero, la encontraremos con mayor frecuencia en los concesionarios, ya que los bancos generalmente se lo ofrecen solo a negocios. En este caso, se cubre únicamente una parte del precio del coche, así que las cuotas a pagar son más bajas. Cuando termina el plazo, que suele ser de cinco años, se nos darán las siguientes opciones:

  • Pagar lo que falta para quedarnos con el vehículo

  • Devolver el coche al concesionario

  • Suscribir un nuevo contrato de leasing para adquirir otro modelo

Ciertas financieras de coches incluyen otros servicios adicionales en el contrato, pero es importante saber que estos se pagan a parte y que, por lo tanto, encarecerán el precio final de la operación.

La financiación del coche… ¿mejor en banco o concesionario?

Aunque existan diversas entidades con las que podemos financiar el coche, lo más habitual es hacerlo a través de un concesionario o de un banco. En el primer caso, es posible que se nos ofrezca una mayor flexibilidad para realizar los pagos, pero el interés suele ser más alto. En el segundo, en cambio, probablemente pagaremos menos a largo plazo, si bien generalmente tendremos solo la opción del préstamo para cubrir la compra del vehículo.


Así, dependiendo de nuestras necesidades, nos puede salir más a cuenta una opción u otra. En la siguiente tabla identificamos diversos perfiles y vemos cuál sería la mejor modalidad de financiación en cada caso:

Caso Financiera Producto
Quiero pagar poco en intereses Banco Préstamo
No quiero pagar entrada ni una cuota final muy alta Banco Préstamo
No quiero perder el tiempo buscando financiación Concesionario Préstamo o Leasing / renting
Quiero pagar una cuota baja Concesionario Leasing
Quiero poder vender el coche aunque todavía lo esté pagando Banco Préstamo
Quiero tener la opción de cambiar de coche al cabo de unos años Concesionario Leasing / renting

Hay que decir que esto son solo recomendaciones orientativas basadas en las condiciones generales que ofrecen tanto los bancos como los concesionarios. Si vamos a lo concreto, es posible que, por ejemplo, la concesionaria tenga una promoción temporal de financiación al 0% TAE que nos salga mucho más barata que un crédito bancario. Por ello, siempre conviene comparar varias ofertas para ver cuál de ellas nos podría venir mejor.

Comprar el coche a plazos tiene un coste

Financiar la compra de un coche nos permite pagar el vehículo a plazos, pero también tiene un precio. Por ello, antes de acudir al banco o al concesionario, es importante que conozcamos cuáles son los costes que deberemos afrontar tanto por la adquisición del automóvil como por su financiación:

Por la financiación

Como es lógico, si una entidad nos presta dinero para que nos compremos un coche, querrá percibir un dinero adicional para obtener beneficios. Además, es posible que también nos cobre por las gestiones realizadas para financiarnos el vehículo. Veamos cómo son todos estos gastos:

  • El tipo de interés nominal (TIN): es un porcentaje que se aplica sobre el importe financiado. En el caso de la financiación de coches, suele ser de entre el 6% y el 10%.

  • Las comisiones: son pagos puntuales que algunas entidades cobran por ciertas operaciones.

    • De apertura y estudio: suelen ser de entre el 1% y el 3% y se pagan al formalizar el contrato.

    • Por amortización anticipada: puede ser del 1% si queda más de un año para el vencimiento del contrato o de hasta el 0,5% si falta un año o menos. Si tenemos pensado vender el coche mientras lo seguimos pagando, es aconsejable recurrir a una entidad que no cobre esta comisión.

  • Los gastos de vinculación: en ciertas ocasiones, para financiar el coche habrá que suscribir productos adicionales, como un seguro de vida o una tarjeta de crédito, por ejemplo. Estos pueden tener un coste que debemos tener presente.

  • Los honorarios notariales: no es lo más habitual, pero si vamos a un banco y le pedimos una gran suma de dinero para comprar un automóvil, es posible que nos pida firmar el crédito ante notario, cuyos honorarios deberemos pagar nosotros.

Si queremos comparar el precio de varias ofertas de financiación, lo ideal es que nos fijemos en la tasa anual equivalente (TAE). Se trata de una medida que refleja tanto el interés como las comisiones o los gastos de vinculación. Por ley, todas las entidades deben indicarla en las condiciones de sus créditos, ya sean para la adquisición de un coche, para financiar una moto o para cualquier otra finalidad.  

Por la compra

Tanto si financiamos la compra del vehículo como si lo pagamos al contado, existen una serie de gastos de los que no nos libraremos, desde impuestos hasta costes relacionados con el mantenimiento del coche. En el siguiente listado mostramos los más importantes:

  • La prima del seguro de coche: es obligatorio tener el vehículo siempre asegurado. El precio de las pólizas puede variar mucho según las tarifas de la compañía y, sobre todo, dependiendo de las coberturas que ofrezca.

  • El IVA o el ITP, dependiendo de si el coche lo compramos a través de un concesionario o a un particular, respectivamente. El primero grava el 21% de la transacción y ya va incluido en el precio del automóvil mientras que el segundo puede variar según la comunidad autónoma (suele ser de entre el 4% y el 8%).

  • El impuesto de matriculación: es un tributo que puede variar según las ordenanzas de cada municipio. Si decidimos comprar o financiar un coche de segunda mano, no tendremos que abonarlo.

  • El impuesto de vehículos de tracción mecánica: también conocido como impuesto de circulación, es un tributo que hay que abonar cada año al municipio en el que viva el titular del coche.

  • Tasa por cambio de titularidad: finalmente, si le compramos el automóvil a un particular, también deberemos abonar algo más de 50 euros en la Jefatura de Tráfico para formalizar el cambio de titularidad del coche.

A todos estos gastos hay que añadir el de las revisiones periódicas realizadas por la ITV más lo que nos cueste el mantenimiento del coche, sus reparaciones, el combustible, etc.

Financiar coche o pagar al contado: ¿qué sale más a cuenta?

Aunque suene contradictorio, financiar la compra de un coche a través de un concesionario puede salir más barato que pagarlo al contado. Y es que en muchos casos, si decidimos adquirir el vehículo a plazos, el concesionario nos aplicará un atractivo descuento sobre su precio, así que puede que a la larga terminemos abonando menos dinero que si decidiéramos comprarlo a tocateja.

Eso sí, estos descuentos no siempre son tan atractivos como parecen a simple vista. Por ello, es aconsejable calcular cuánto terminaríamos pagando al final (contando los intereses, las comisiones, etc.) para asegurarnos de que realmente nos saldrá más barato financiar el vehículo que comprarlo de golpe. Asimismo, no está de más tratar de negociar con el concesionario para que también nos aplique la rebaja en caso de pagar al contado. 

Requisitos para financiar un coche

Comprar un coche a plazos, ya sea nuevo o de segunda mano, siempre requiere pedir una suma de dinero relativamente elevada, que ninguna entidad nos prestará si no le ofrecemos unas garantías mínimas. Aunque los requisitos exigidos pueden variar según la política de cada financiera, estos son los más habituales:

  • Contar con unos ingresos suficientes y estables: no existe una nómina mínima que debamos percibir para financiar el coche, pero sí es imprescindible que lo que cobremos nos baste para pagar las cuotas sin ningún problema.

  • Tener un historial crediticio limpio: nadie nos prestará dinero si tenemos muchos préstamos vigentes.

  • No aparecer en ficheros de morosos: estar en ASNEF o en cualquier otro archivo de impagos nos impedirá acceder a la financiación tanto de los bancos como de los concesionarios.

¿Cómo demuestro que puedo pagar el coche a plazos?

Para demostrar que reunimos los requisitos mencionados anteriormente deberemos presentar varios documentos oficiales. Estos suelen ser los mismos que para pedir cualquier préstamo personal, aunque con algún que otro matiz:

  • El presupuesto o factura proforma del coche: en el concesionario no será necesario presentar este documento, pero en el banco sí.

  • Nuestro documento de identidad: como es lógico, tendremos que entregar una fotocopia de nuestro DNI, NIE o pasaporte para demostrar que somos quienes decimos ser.

  • Un justificante de ingresos: pueden ser las últimas nóminas si somos asalariados, los recibos de las pensiones si estamos jubilados o un extracto de los seguros sociales si somos autónomos. Asimismo, deberemos presentar la última declaración de la renta.

  • Los recibos de todos los préstamos que tengamos vigentes: la financiera también consultará la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) para saber cuántos créditos estamos pagando actualmente.

Eso sí, si pedimos financiación para el coche a nuestro banco de toda la vida (la entidad en la que tenemos domiciliados los ingresos y recibos), es posible que nos pida menos documentación, pues ya contará con mucha de la información necesaria para evaluar nuestra capacidad de reembolso. Aun así, siempre conviene ir a más entidades para ver si nos pueden ofrecer unas mejores condiciones. 

Sobre esta página

Para qué sirve esta página: no todo el mundo puede afrontar el coste que supone comprar un coche al contado, por lo que en muchos casos es necesario pedir financiación a un banco o a otra entidad. En esta página mostramos a nuestros usuarios cuáles son los préstamos auto más atractivos del mercado y les damos varias claves que les ayudarán a seleccionar la oferta que se adapte mejor a sus necesidades y a su perfil económico.

Fuente: la información relativa a las características de los préstamos para financiar un coche y a su regulación procede del portal Faconauto.com.

Metodología: las condiciones de los productos destacados se han obtenido a través de conversaciones telefónicas con diversas entidades financieras y de un estudio de campo realizado tanto en bancos como en concesionarios.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador online compuesto por un equipo de especialistas en productos financieros. A través de nuestro portal, el usuario puede comparar diferentes productos de finanzas personales y de economía del hogar, además de acceder a una información de calidad que te permitirá escoger la mejor opción para financiar cualquier proyecto.

Aviso: los servicios ofrecidos por HelpMyCash.com son siempre gratuitos, debido a que obtenemos todos nuestros ingresos de la publicidad y de los distintos productos ofertados como destacados.

Te escuchamos: queremos responder todas las dudas que tengas sobre cómo financiación de vehículos, por lo que ponemos a tu disposición los siguientes servicios de atención:

Temas recientes del foro

coraline
He solicitado un prestamo en cofidis @coraline - hace 17 horas
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 26 Visitas
la respuesta a mi solicitud a sido favorable, ya he enviado toda la documentación que me han pedido y he firmando electrónicamente. Significa eso que mi préstamo esta aprobado??
adrian.perez
adrian.perez
hace 8 horas

HelpMyCash

Hola, Coraline.

Según informa Cofidis en su web, tu solicitud estaría preconcedida. Es decir, tras haber adjuntado la documentación que te han pedido y realizado la firma electrónica, aún te tienen que confirmar que el préstamo está concedido definitivamente.

Un saludo

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 16 Visitas
Qiero pagar unas deudas q tengo y comprar un terreno necesito €6000
patricia.sendra
patricia.sendra
hace 8 horas

HelpMyCash

Hola @Pastor, 

Sintiéndolo mucho no te podemos ayudar. Únicamente nos hacemos cargo del mercado español. 

Un saludo, 

SuperCrack
Alguien sabe algo de BigBank? @SuperCrack - hace 3 días
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 38 Visitas
Sabe alguien en qué estado está Bigbank actualmente?
adrian.perez
adrian.perez
hace 3 días

HelpMyCash

Hola, SuperCrack.

Bigbank es un banco que nació en Estonia en 1992. Durante años ha operado en España, pero desde hace unos meses dejaron de conceder créditos aquí. Ahora, simplemente se dedican a gestionar los préstamos que tienen abiertos con sus clientes.

Un saludo

Noticias recientes

Consigue tu préstamo reforma y apuesta por tu casa eco
Consigue tu préstamo reforma y apuesta por tu casa eco
La llegada de Lesley la anterior semana nos hizo recordar que el cambio climático está muy presente en nuestras vidas. Vivimos en un país donde dos tercios del total de los hogares tienen más de treinta años y no están preparadas para el cambio. Soli...

Publicado el 22/10/2018

¿Buscas créditos rápidos? 3 claves para pedirlos de forma segura
¿Buscas créditos rápidos? 3 claves para pedirlos de forma segura
Llegó la crisis y los bancos bajaron la persiana de los créditos. Aquel momento lo aprovecharon incontables entidades financieras de capital privado para ocupar ese espacio ofreciendo créditos rápidos a través de Internet. Ha aparecido tal cantidad d...

Publicado el 19/10/2018

Reunificar deudas puede ser un salvavidas financiero, ¿cuándo deberíamos utilizarlo?
Reunificar deudas puede ser un salvavidas financiero, ¿cuándo deberíamos utilizarlo?
Préstamos grandes pagados a medias, tres tarjetas de crédito con importantes pagos aplazados y varios minicréditos pendientes de devolución. Cuando las obligaciones financieras se amontonan, reunificar deudas puede suponer un gran alivio. Esta altern...

Publicado el 18/10/2018