Los mejores préstamos personales para financiar la compra de tu moto Ordenado por HelpMyCash
#1
  • Interés desde el 5,06% TAE
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 60.000€ para cualquier proyecto
  • Sin comisiones de apertura y estudio
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Interés desde 5,99% TIN
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 50.000€ para cualquier proyecto
  • Plazo hasta 10 años
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: la tasa anual equivalente (TAE), el tipo de interés nominal (TIN), las comisiones, la cantidad de productos a los que hay que suscribirse para obtener el mejor interés y la valoración de nuestros analistas. Para nosotros es importante que sepas que los intereses que te mostramos son orientativos, de ahí que su valor siempre vaya acompañado de un 'Desde'. Las entidades que comercializan con préstamos ajustan el TIN y la TAE dependiendo de la situación financiera de cada cliente y de la finalidad para la que pida el crédito. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

Préstamo para cubrir una parte de la compra
#1
  • Hasta 6.000€ para cualquier proyecto
  • REBAJA del 1% en la TAE para dos titulares
  • Sin cambiar de banco y sin comisión de apertura
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

HelpMyCash elabora esta información con los datos oficiales que brindan los bancos y entidades financieras sobre sus productos. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios: la finalidad del producto, el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que suscribirse para conseguir un interés bonificado y la valoración de nuestros analistas. Este producto pertenece a una entidad con la que tenemos alianzas comerciales. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

financiar moto

Qué préstamo moto escoger según mi perfil

Actualmente existen muchas alternativas para financiar la compra de la moto: con un préstamo bancario para vehículos o del concesionario, a través de una entidad financiera o un contrato de leasing… Hasta la puedes alquilar mediante un contrato de renting.

Entonces, ¿cuál es la mejor financiación? Dependerá de tu perfil, tus preferencias, del importe que necesites y de tu situación financiera. Te mostramos en la siguiente tabla qué préstamo moto es el más adecuados según tus necesidades de financiación:  

Qué buscamos Tipo de financiación
Financiar moto sin entrada Préstamo en el concesionario, préstamo bancario o de una entidad financiera
Conseguir un préstamo moto barato Préstamo bancario o de una entidad financiera
Conseguir la moto y el dinero para financiarla en una única visita Préstamo en el concesionario
Pagar una cuota mensual baja Préstamo bancario o de una entidad financiera
Obtener servicios incluidos en el precio de las cuotas (y no nos importe NO ser propietarios de la moto) Renting
Renovar la moto cada pocos años Leasing o renting

Recuerda que es información orientativa para guiarte en la elección. Como siempre te recomendamos, antes de decantarte por una opción u otra, analiza bien todas las ofertas a tu alcance, haz cálculos y quédate con la que te salga más a cuenta.

Te contamos, a continuación, las alternativas para comprar tu moto financiada:

Financiar la moto con un crédito bancario: características

Muchas entidades disponen tanto de financiación para coches y motos como de créditos genéricos que también podemos contratar para pagar a plazos la compra de nuestra nueva motocicleta. Veamos cuáles son las características de estos productos:

Podremos financiar la moto que queramos. A diferencia de los concesionarios, los bancos pueden prestarnos el dinero para que nos compremos el vehículo de cualquier marca.

Suelen cubrir el importe íntegro de la compra, así que normalmente no será necesario que paguemos una entrada.

La banca nos permitirá devolver el dinero en un plazo relativamente largo, que puede llegar a alcanzar los ocho años.

El interés es más bajo que el que aplican los concesionarios. Puede variar según cada banco, pero normalmente oscila entre el 5% y el 8% TIN.

Los préstamos bancarios suelen tener comisiones (apertura, estudio, amortización anticipada, etc.).

El banco nos puede exigir antigüedad o que contratemos otros servicios asociados, como que domiciliemos la nómina, firmemos seguros mediados por la entidad, etc.

Motos financiadas con un préstamo en el concesionario: características

Si optamos por acudir al concesionario, también nos ofrecerán préstamos lineales, generalmente con acuerdos a través de diferentes financieras. Los préstamos moto en los concesionarios suelen contar con las siguientes características:

Podremos financiar la moto directamente en el mismo establecimiento. El trámite de la compra y la financiación será con el mismo agente y en el propio concesionario

Suelen permitir financiar el 100% de la moto, por lo que no será necesario pagar una entrada.

El concesionario suele ofrecer un descuento en el precio de la moto al financiarlo directamente con ellos.

Suelen exigir un mínimo de permanencia obligatoria del préstamo de al menos dos años en los cuales no podremos anticipar el préstamo ni cambiarnos.

Los préstamos en el concesionario suelen tener comisiones y productos vinculados (seguros, servicios de mecánico…).

La oferta vinculante no siempre tiene los gastos detallados ni nos informan de si es obligatorio contratar los productos vinculados.

Motos financiadas a través del ‘leasing’: características

El leasing para motos, también conocido como financiación flexible, es una opción cada vez más común que los concesionarios ofrecen a los clientes interesados en comprar un vehículo. Estas son sus características más comunes:

Las cuotas mensuales del contrato de leasing suelen ser más bajas que las de los créditos moto.

Suelen permitir financiar el 100% de la moto, por lo que no será necesario pagar una entrada.

Nos permite renovar la moto cada cuatro o cinco años, según la duración del leasing.

No suelen tener comisiones adicionales ni productos vinculados.

Esta opción únicamente está disponible en el concesionario.

Si optamos por comprar la moto al final del plazo, la cuota final será bastante alta. Aunque también podremos optar por renovar el contrato actual o cancelarlo.

Financiar motos a través del ‘renting’: característica

El renting, aunque técnicamente no es un producto de financiación, si no un alquiler, nos permite disfrutar de una moto nuevo pagándolo a plazos, lo que nos permitirá financiar la moto. Estas son sus características principales.

Se trata de un alquiler de la moto sin opción a compra, no de un préstamo, por lo que no se reflejará en la CIRBE.

No requiere el pago de una entrada para contratarlo, ya que no funciona como un préstamo.

Nos permite renovar la moto cada tres o cuatro años, según la duración del renting.

Incluyen en su cuota los trámites de impuestos de matriculación, seguros y otros servicios de mecánicos.

No seremos los dueños del vehículo, se trata de un alquiler a largo plazo y su uso (Km, salir de la ciudad...) suele estar limitado por contrato, por lo que es importante negociarlo de acuerdo al uso que queramos darle antes de firmar el contrato.

No será posible comprar el vehículo una vez termine el plazo. En estos casos podremos optar por renovarlo, cancelarlo u obtener un nuevo contrato de renting.

¿Cómo pagar menos por financiar tu moto?

Financiar la moto nos permite pagarla poco a poco en cómodas cuotas, pero tiene un precio que se unirá al del propio vehículo. Si no queremos pagar más de la cuenta, es recomendable que llevemos a la práctica los siguientes consejos:

  • Siempre es aconsejable comparar las ofertas de varias entidades o concesionarios. De esta manera, nos haremos una idea general de cómo está el mercado financiero y podremos elegir el préstamo que tenga un menor interés, menos comisiones y los seguros más baratos.

  • Si tenemos algo de dinero ahorrado, es conveniente que paguemos una parte del coste de la moto (una entrada). De esta manera, al reducir el importe financiado, los intereses se devengarán sobre un capital inferior y, por lo tanto, pagaremos menos por este concepto.

  • No es buena idea alargar innecesariamente el plazo de devolución. Cuanto más tiempo tardemos en pagar la moto financiada, más intereses se devengarán.

¿Cuánto pagarás por comprar una moto financiada?

Si queremos saber cuánto nos puede costar un crédito para la moto para compararlo con otros préstamos, podemos utilizar la siguiente calculadora online gratuita de HelpMyCash.com:

Calculadora de préstamos personales: cuota y coste total Introduce la oferta que has encontrado y la valoramos GRATIS
Meses