Viajar, conocer sitios nuevos, estudiar, vivir tranquilo, ir a conciertos u obras de teatro… con el mundo como está planteado, para todo necesitamos dinero y, por más que nos pese, nuestra calidad de vida depende en gran parte de la gestión de nuestras finanzas. Sin ir más lejos, el dinero, cuando falta, puede generar más estrés del que nos gustaría.   

Y aunque sabemos que a veces el problema es que los ingresos son insuficientes, muchas otras no se trata de la cantidad de dinero que ganamos, sino de la forma en que lo administramos. 

Por todo esto, decidimos darte las claves de educación financiera para tomar el control de tus finanzas personales, mejorar la gestión de tu dinero, reducir el estrés y vivir más tranquilo. Leer esta página te tomará menos de cinco minutos y te aseguro que sentará las bases para tener una vida mejor, al menos en lo que a finanzas se refiere. ¡Vamos a ello!

Dato curioso. Las finanzas personales (30%) y la situación económica familiar (29%) son los principales motivos de estrés financiero. Aprender a gestionar tu dinero te ayudará a vivir mejor.

Reglas de oro de la educación financiera

Analiza tus gastos
Pon atención a las deudas
Crea un presupuesto 
Piensa a medio plazo y ponte objetivos
Ten un fondo de emergencia
 Empieza a ahorrar
 Diseña un plan de acción
 Si te caes, te levantas
 Conoce los productos financieros
 Haz que el dinero trabaje para ti

1. Analiza tus gastos

Alguna vez habrás dicho "¡no entiendo en qué se me va el dinero!" o "¡cómo es que he gastado tanto!". Hasta puedes haber encontrado tu cuenta en números rojos o llevarte la sorpresa de que no tenías saldo cuando quisiste pagar la compra y la operación fue rechazada. Todo eso se resuelve analizando los gastos. Parece básico, pero es tan importante como saber cuánto dinero cobras cada mes. Entonces:

Coge papel y boli, una hoja de Excel o cualquier aplicación de finanzas personales, lo que te resulta más cómodo. 

Mira la aplicación de tu banco y empieza a apuntar todos tus gastos. Lo ideal sería hacerlo sobre los últimos seis meses, pero si te resulta demasiado engorroso, hazlo solo sobre el último mes. 

Presta atención a los gastos hormiga. Incluye todos los gastos en tu registro, incluso los más insignificantes. El café de cada día o las cervezas de dos euros pueden suponer mucho dinero si se suman.

Clasifícalos. Suma, por ejemplo, los gastos en bares y restaurantes por un lado; los de suministros por el otro, el alquiler y los gastos de mantenimiento de la vivienda por el otro.

Responde a tu pregunta: ¿en qué estás gastando el dinero?, ¿podrías reducir o eliminar alguno de estos gastos?

Consejo HelpMyCash. No te conformes con leer los gastos en la app del banco, la idea es que te vuelvas consciente de dónde se está yendo tu dinero. Es más fácil procesar la información si la escribes. 

2. Pon atención a las deudas

Las deudas pueden convertirse en un verdadero problema si no sabes gestionarlas. Así que, antes de endeudarte, pregúntate si realmente necesitas ese bien o servicio que vas a financiar y, en caso afirmativo, si puedes esperar hasta ahorrar para comprarlo. Como sea, antes de llevar a cabo alguna transacción, lee nuestra página: Cómo endeudarte con cabeza.

Si el asunto es que ya estás endeudado, es momento de sanear tus deudas, principalmente si estas superan el 35% de tu sueldo neto. Aquí van algunos tips para lograrlo:

Reduce primero la deuda más cara. Si tienes muchas deudas, paga primero la que tenga el interés más alto.

Ojo con las tarjetas de crédito. Si estás sobreendeudado, deja de usar tus tarjetas de crédito. Y si ya tienes el pago fraccionado, procura pagar tanto como puedas cada mes, así te cobrarán menos intereses.

Encuentra aquí más consejos para salir de deudas

3. Crea un presupuesto

Eso de "presupuesto" puede sonar complicado, pero no lo es. Básicamente, consiste en recopilar tu análisis de gastos y definir, a partir de ahí, cuánto dinero destinarás cada mes a cada concepto. Por ejemplo, podrías organizarlo de la siguiente manera:

Gastos fijos No variables:
Alquiler: 400€
Seguro moto: 10€
Préstamo X: 50€

Gastos fijos variables:
Recibos (luz, agua, gas..): 70€
Mercado: 220€

Gastos prescindibles:
Netflix: 20€
Ocio: 100€
Ahorro: 150€

 

¿Quieres saber cómo hacer tu propio presupuesto? Te lo explicamos en esta página: Presupuesto personal, ¿qué es y cómo hacerlo?, pero para ponértelo bien fácil, también puedes descargar nuestra plantilla de presupuesto.

¡Guía GRATUITA! Guía para hacer un presupuesto mensual

Guía para hacer un presupuesto mensual
Para poder tener las finanzas controladas es necesario tener un presupuesto mensual. ¡Olvídate de hojas de cálculos con fórmulas incomprensibles! La realidad es que se puede hacer un presupuesto sencillo, fácil pero eficaz. 

El presupuesto es el arma secreta para gozar de una salud financiera sana. Es esa herramienta que te permitirá ahorrar y conseguir tus objetivos. Por eso, en HelpMyCash.com hemos elaborado un modelo de presupuesto descargable para que puedas:
  • Organizar tu ingreso
  • Detallar tus gastos
  • Planificar tu ahorro
  • Y conseguir la libertad financiera.
Ver y descargar guía

4. Ponte metas y piensa a medio plazo

Eso de vivir el presente es absolutamente necesario, pero también está bien pensar a medio plazo a nivel financiero: si quieres hacer un viaje, comprar una moto o pensar en pedir una hipoteca, tendrás que planificar con tiempo cuánto dinero necesitarás. 

Por ejemplo, si quieres ir a México el próximo verano, deberás hacer un presupuesto entre vuelos, comida, hoteles, atracciones… Sobre esta base, podrás definir un objetivo de ahorro y determinar cuánto dinero tienes que separar cada mes para cumplirlo.

Sabemos que esto puede significar un gran esfuerzo, pero aquello a lo que renuncies hoy, te dará mucha satisfacción mañana. Los objetivos financieros se relacionan directamente con nuestras metas personales. 

Consejo HelpMyCash. Sueña a lo grande, pero ponte objetivos realistas. Si tu sueño es tomarte un año sabático en el sudeste asiático y necesitas dinero para ello, tómate el tiempo suficiente para ahorrar de forma tal que puedas cumplirlo y no te frustres en el camino. 

Tus propósitos deben cumplir estas cinco reglas básicas

En finanzas se dice mucho que un objetivo debe ser "smart", y esto no solo significa que sea inteligente, sino también que cumpla con estas características:

  • S de specific. Tu objetivo tiene que ser bien específico. 
  • M de measurable. Debe medirse en cifras concretas. 
  • A de achievable. También debe ser alcanzable. Si tu meta está fuera de tus posibilidades, acabarás frustrándote.
  • R de relevant. El objetivo tiene que ser importante para ti y debe representar un progreso en materia personal. 
  • T de timely. El objetivo debe cumplirse en un periodo de tiempo determinado.

Así, no basta con decir "Este año quiero ahorrar". Reemplaza esta afirmación por algo así: "Quiero ahorrar mil euros en un año, empezando en febrero, para viajar a México en enero del año próximo".

5. Ten un fondo de emergencia

Además de organizar tus finanzas personales, estas claves de educación financiera pretenden reducir el estrés que genera el dinero cuando falta. Para lograrlo, te aconsejamos que tu primer objetivo financiero sea tener un fondo de emergencia, es decir, un ahorro suficiente como para vivir entre tres y seis meses si ocurre cualquier imprevisto. 

Si este ahorro te parece demasiado, empieza poco a poco: mejor tener algo, aunque sean 200 euros, que nada. Y eso sí, una vez que empieces a construir tu fondo de emergencia ¡NO LO GASTES! Salvo, por supuesto, que una emergencia lo exija.

6. Busca trucos para ahorrar

Una vez determinado el o los objetivos, es hora de pensar cómo puedes empezar a ahorrar. Existen algunos truquillos:

50/30/20. Propone que destines el 50% de tu nómina a gastos fijos, 30% a gastos variables y 20% al ahorro.

El reto de las 52 semanas. Propone que ahorres un euro la primera semana del año, dos la segunda y así sucesivamente.

Otros métodos para ahorrar. Si quieres empezar a ahorrar, toma nota de todos estos consejos: "¿Cómo ahorrar dinero?"

7. Diseña un plan de acción

Con tu objetivo de ahorro establecido, tu presupuesto organizado y los métodos de ahorro definidos, llega el momento de diseñar un plan de acción. Te damos ejemplos según los distintos objetivos que puedas plantearte.

 Ejemplo de plan de acción si quieres comprar un producto o servicio

  • Objetivo: comprar un coche de segunda mano
  • Precio del coche: 6.000 euros
  • Dinero que puedes ahorrar cada mes: 200 euros
  • Plazo de ahorro para cumplir el objetivo: 30 meses (resultado de dividir los 6.000 euros por la capacidad de ahorro mensual).

 Ejemplo de plan de acción si buscas poner en orden tus finanzas por primera vez

  • Objetivo: reducir mis gastos variables.
  • Cantidad en la que los quieres reducir. 50 euros al mes.
  • ¿Qué gastos reducirás? Eliminaré dos suscripciones de 5 euros y gastaré 10 euros menos por fin de semana en bares.

 Ejemplo de plan de acción si quieres salir de deudas

  • Objetivo: cancelar mi tarjeta de crédito
  • Cantidad que queda por pagar (capital más intereses): 900 euros
  • ¿Cuánto dinero puedo pagar por mes?: 100 euros
  • ¿En cuánto tiempo quiero y puedo cancelarla?: 9 meses
  • Compromiso: ¡Sacarla de la cartera para no utilizarla más!

 Ejemplo de plan de acción para crear tu fondo de emergencia

  • Objetivo: crear un fondo de emergencia
  • Cantidad que debo ahorrar: 3.000 euros
  • ¿Cuánto puedo aportar cada mes?: 100 euros
  • Tiempo que tardaré en crear mi fondo de emergencia: 2 años y medio

¿Quieres lograr tus objetivos en menos tiempo? Pregúntate qué gastos puede reducir para aumentar tu capacidad de ahorro. Si ya estás en tu máximo, simplemente ten paciencia: cíñete al plan de acción y cuando menos lo esperes, habrás cumplido tus metas.

8. Si te caes, te levantas

Ahorrar es como ir al gimnasio: lleva tiempo, a veces da pereza y cada tanto perdemos el hábito y volvemos a las costumbres antiguas. Si te pasa eso, no te preocupes, ni te ofusques ni te castigues a ti mismo. Basta con que lo aceptes y vuelvas a empezar: analiza tus gastos nuevamente, revisa tus deudas, haz un nuevo presupuesto… No se cambian los hábitos de ahorro y consumo de un día para otro, pero debes ser constante. Sigue intentando hasta recuperar el control de tus finanzas personales.  

Consejo HelpMyCash. Cada uno de nosotros conoce sus posibilidades y limitaciones. Si crees que te has puesto una meta muy grande y por eso no has podido alcanzarla, empieza de nuevo y poco a poco. Así como no puedes correr 10 kilómetros de golpe y sin haber entrenado, tampoco puedes ahorrar miles de euros de la noche a la mañana. Mejor guardar 20 euros que nada. Te aseguro que poco a poco irás cambiando hábitos y podrás alcanzar tus objetivos.

9. Conoce los productos financieros

Cuando hablamos de productos financieros nos referimos a los que usas habitualmente, como tu cuenta corriente, tu caja de ahorro, las tarjetas de crédito o los préstamos hipotecarios. Conocer su letra pequeña te permite tomar decisiones más inteligentes. Por ejemplo, podrías evitar pagar comisiones de mantenimiento si sabes cómo funciona una cuenta corriente o, en caso de endeudarte, saber cómo elegir el préstamo más barato.   

Al respecto, el Banco de España considera que la educación financiera consiste en "comprender el funcionamiento, los riesgos y las oportunidades que ofrecen los productos financieros que contratas (cuenta, tarjeta, hipoteca o plan de pensiones) y ser capaz de tomar decisiones informadas". En HelpMyCash somos expertos en eso:

10. Haz que el dinero trabaje para ti

El fin último de la educación financiera es la inversión, es decir, dejar de trabajar para obtener dinero y que sea el dinero el que trabaje para ti. ¿Cómo hacerlo si eres principiante? Puedes apostar por los depósitos y las cuentas remuneradas. Están garantizados y podrás conseguir intereses. 

Los tres mejores depósitos del mercado Ordenado por HelpMyCash
#1

TAE

3,00 %

Plazo

12 meses

Mínimo

10.000 €

#2

TAE

3,39 %

Plazo

24 meses

Mínimo

10.000 €

#3

TAE

3,43 %

Plazo

36 meses

Mínimo

10.000 €

Este ranking ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: TAE, plazo, remuneración, si cuentan o no con una promoción y la opinión de nuestros usuarios. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

Con lo que ganes con estos productos no vas a poder batir la inflación, pero al menos ganarás algo con tu dinero. Para ganar más, puedes comenzar a invertir, aunque esto supone asumir algunos riesgos. Acciones, fondos, ETF... hay muchos productos. Lo importante, antes de dar el paso, es conocerlos al dedillo y nunca invertir en nada que no entiendas.

¡Ojo! Las inversiones deben pensarse a largo plazo, por lo que no te recomendamos invertir tu fondo de emergencia ni ninguna suma de dinero que puedas necesitar en el corto plazo. Si quieres rentabilizar estos ahorros sin asumir riesgos, mejor elige una cuenta remunerada. 

Consejo extra: mantente informado

No es necesario que seas experto en finanzas, pero sí que te mantengas informado respecto a cuestiones de actualidad que pueden perjudicar o favorecer tus finanzas personales. Por ejemplo, si tienes una hipoteca mixta o variable, es importante que estés al tanto de la subida del euríbor para anticiparte a la actualización anual de tu crédito. De lo contrario, tu cuota se encarecerá mucho más de lo previsto y creará un desequilibrio en tus finanzas personales. 

Educación financiera para niños

El mundo sería más fácil si se diera educación financiera en los colegios. Cuanto antes aprendan los niños sobre gestión y funcionamiento del dinero, mejor podrán desenvolverse en el mundo cuando sean mayores. Por eso hemos creado una página especial de educación financiera para niños.

Educación financiera para niños
Te ayudamos a mejorar la educación financiera de tus hijos con esta guía gratuita.

¿Cómo llegar a fin de mes?

Si hablamos de educación financiera, no podemos pasar por alto una problemática que afecta a muchos españoles: no llegar a fin de mes. Y aunque sabemos que, a veces, esto se debe a que los ingresos no son suficientes, muchos de nosotros no llegamos a fin de mes porque no organizamos correctamente nuestras finanzas.

La clave para olvidarse para siempre de este problema y el estrés y el malestar que representa es hacer un presupuesto. En otra página te damos las claves: "Presupuesto personal: ¿qué es y cómo hacerlo?"

Preguntas frecuentes sobre educación financiera

En la educación financiera se aprenden trucos básicos para gestionar mejor el dinero, ahorrar y entender cómo y dónde invertirlo para que genere ganancias. No hace falta estudiar demasiado, basta con leer y aplicar los trucos que te damos en esta página.  
Las finanzas personales consisten en aprender a administrar tus ingresos, gastos y patrimonio. ¿Cómo ahorrar?, ¿cómo gastar menos?, ¿cómo y cuándo empezar a invertir? Estas son algunas de las preguntas que se responden en finanzas personales.
No necesariamente. En HelpMyCash.com puedes encontrar toda la información que necesitas para gestionar mejorar tus finanzas. ¡Es completamente gratis!

Herramientas sobre Educación financiera

Guía para hacer un presupuesto mensual

Para poder tener las finanzas controladas es necesario tener un presupuesto mensual. ¡Olvídate de hojas de cálculos con fórmulas incomprensibles! La realidad es que se puede hacer un presupuesto sencillo, fácil pero eficaz. El presupuesto es el arma secret...

Más sobre Educación financiera