Préstamos con garantía hipotecaria de hasta 300.000 euros
#1 Recomendado
  • Desde 5.000 € hasta 300.000 €
  • Plazo de devolución de hasta 20 años
  • Carencia de hasta 5 años
  • Sin justificación de ingresos
  • Acepta ASNEF: SÍ
Contratar

prestamos con garantia hipotecaria

¿Qué es la garantía hipotecaria de un préstamo?

Cuando hablamos de garantía hipotecaria, nos referimos al aval que le asegura a la entidad prestamista del dinero que no saldrá perdiendo y que de una manera u otra recuperará el préstamo que ha concedido, en el caso de que incurramos en un impago o de que no cumplamos con alguna de las condiciones establecidas en el contrato. Si queremos conocer el monto total de capital de nuestra vivienda, debemos fijarnos en la diferencia entre el valor tasado de nuestro hogar y el saldo restante que tenemos por pagar de la hipoteca. Así, es necesario aclarar que no es lo mismo un préstamo hipotecario que uno con garantía hipotecaría, ya que el primero es el que nos permitirá adquirir un inmueble, por lo que, el único fin de este producto es concedernos la propiedad y en ningún caso el capital, a diferencia del segundo.

Para que podamos tener un caso práctico como ejemplo, pondremos esta situación: si el valor de tasación de nuestra casa son 100.000 euros y nos quedan 25.000 euros de hipoteca por pagar, el importe que podremos conseguir será de un máximo de 75.000 euros. No obstante, esta cantidad supera la que la mayoría de entidades de préstamos con garantía hipotecaria concede con respecto al valor del inmueble, que no suele superar un máximo del 40 % de este.

Rasgos básicos de los créditos hipotecarios

Los préstamos con garantía hipotecaria son créditos cuya única garantía de pago es un inmueble en propiedad o hipotecado que tenga poco capital pendiente. Estos productos son distintos a las hipotecas, ya que su finalidad no es la de comprar una vivienda, sino disponer de grandes cantidades de dinero para consumo, afrontar grandes gastos imprevistos o reunificar deudas, entre otros. Sin embargo, sus condiciones son muy diferentes: los préstamos con garantía hipotecaria también ofrecen cantidades de dinero elevadas (hasta 500.000 euros, dependiendo del valor adjudicado tras la tasación del inmueble) a devolver en plazos de reembolso largos, de hasta 15 años. No obstante, el tipo de interés de los créditos con garantía hipotecaria suele ser más alto que el de las hipotecas, ya que el riesgo que asumen las entidades prestamistas es mayor y no deja de ser un préstamo

  • Estos préstamos los conceden tanto entidades bancarias, como intermediarios financieros de crédito. Si acudimos a los primeros, los requisitos que tendremos que cumplir para acceder al producto serán más estrictos y, probablemente, tardemos más tiempo en recibir el dinero por todos los procesos que tienen que realizar para analizar la solicitud y ofrecernos una respuesta, mientras que los intermediarios financieros solo nos exigirán que pongamos una vivienda como garantía y que seamos mayores de edad, aunque el proceso también durará varios días, ya que deben tasar la vivienda, realizar la firma ante notario, etc. 

  • Es recomendable conocer las situaciones en las que es útil solicitar este tipo de crédito, puesto que, si incumplimos con el reembolso de las mensualidades, el prestamista podría solicitar que se ejecutara un embargo de la vivienda depositada como garantía. Por ello, es importante pedir el préstamo para conseguir la financiación adeucada y siempre con la certeza de que podremos afrontar el pago de todas las cuotas sin problemas.

Una de las principales ventajas que a menudo ofrecen los intermediarios financieros que ofertan estos productos es la opción de realizar un estudio gratuito de nuestra situación financiera y una tasación de nuestra vivienda o del inmueble que vayamos a depositar como garantía. De este modo, sabremos en qué circunstancias nos encontramos y podremos evaluar nuestra capacidad de pago de estos préstamos con información de analistas profesionales, pudiendo así decidirnos con mayor facilidad por la financiación que requerimos.

Motivos para contratar créditos con garantía hipotecaria

Un crédito con una propiedad como garantía de pago es un producto financiero que puede sernos de gran utilidad, ya que permite obtener grandes sumas de dinero, aunque la situación económica por la que pasemos sea delicada, es decir, tengamos impagos, no dispongamos de ingresos estables ni suficientes, etc. No obstante, es un producto que conlleva un gran riesgo y que puede llegar a ser muy peligroso si no lo utilizamos con precaución y de manera responsable. Si tenemos esto claro, podemos contemplar la posibilidad de contratar un préstamo con garantía hipotecaria y, por eso, a continuación mostramos las ventajas y desventajas más relevantes de este tipo de productos crediticios para saber si nos convendrá solicitarlos o no:

Pros de los préstamos con garantía hipotecaria

Contras de los créditos con garantía hipotecaria

  • Permiten solicitar grandes importes de hasta 300.000 euros o más.
  • Tienen plazos de reembolso muy extensos, de hasta 20 años
  • Muchos de estos préstamos permiten disfrutar de uno o varios periodos de carencia, ya sea total o parcial.
  • Para que nos lo concedan, no será necesario justificar que recibimos unos determinados ingresos.
  • Se pueden obtener, aunque figuremos en alguna lista de morosos o tengamos embargos pendientes.
  • Podremos seguir habitando la propiedad que pongamos como garantía.
  • Los intereses de los créditos con garantía hipotecaria son más altos que los de las hipotecas y los préstamos personales.
  • Estos préstamos suelen incluir comisiones y otros gastos de gestión que pueden encarecer el producto.
  • El tiempo que tardarán en darnos el dinero puede demorar durante varios días.
  • Si no pagamos las cuotas del crédito, correremos el riesgo de perder la vivienda, entre otras consecuencias negativas.

 

Antes de solicitar estos productos, es fundamental que tengamos presentes las ventajas y, sobre todo, los riesgos a los que nos exponemos, ya que se trata de una decisión muy importante y una vez firmemos el contrato, nos comprometemos a las condiciones establecidas en él. Además, debemos pensar siempre en la finalidad que queramos darle a estos productos, ya que es uno de los factores clave a la hora de decidir si los necesitamos o no.

Finalidades de los préstamos con garantía hipotecaria

A la hora de contratar un crédito con un inmueble como garantía de pago, podremos usar el dinero para cualquier finalidad, ya que los intermediarios financieros que los comercializan no nos exigirán que justifiquemos el motivo de nuestra solicitud. No obstante, debemos ser responsables y solo solicitar este tipo de productos en situaciones excepcionales en las que necesitamos grandes importes de dinero y en ningún caso como una fuente de financiación recurrente. En cualquier caso, estas son las finalidades más comunes para las que es recomendable o adecuado emplear el capital que podemos obtener con estos productos crediticios:

  1. Emplear el crédito para abrir una empresa nueva o para expandir un negocio ya creado. En estos casos, el inmueble puesto como garantía suele ser una fábrica, un almacén, una tienda o unas oficinas.

  2. Reagrupar deudas. En el caso de que tengamos muchos créditos vigentes, podemos reunificarlos todos con un crédito con una propiedad como garantía para pagar una única cuota.

  3. Obtener una financiación de gran cuantía aunque estemos en un fichero de morosidad. Si aparecemos en ASNEF por una deuda de cualquier tipo, los préstamos con garantía hipotecaria son una de las escasas alternativas que tendremos si necesitamos un importe financiado elevado.
  4. Detener embargosSi se ha dictado una orden de embargo sobre nuestra vivienda por cualquier tipo de decisión legal, podremos solicitar un préstamo con garantía hipotecaria para pagar las deudas que tengan dicho inmueble como garantía.

  5. Recibir herencias. Estos préstamos pueden ser muy útiles para financiar la aceptación de herencias. El coste de recibir un legado puede llegar a ser muy alto, pero con un préstamo con garantía hipotecaria podremos financiarlo, incluso utilizando el inmueble que vayamos a recibir como herencia.

Como ya hemos comentado, debemos tener en cuenta que, en caso de impago o de incumplir con cualquiera del resto de las condiciones del contrato, perderemos el bien que hemos puesto como garantía, por lo que debemos planificar un presupuesto y asegurarnos de que podremos reembolsar el dinero del crédito dentro de los plazos acordados con el prestamista sin que esto afecte a nuestra estabilidad económica.

¿Puedo obtener préstamos hipotecarios con deudas?

, precisamente es uno de los pocos productos crediticios de grandes importes que podemos contratar aunque estemos registrados en listas de morosos. Además, a diferencia de otros préstamos con ASNEF, podemos conseguir créditos con garantía hipotecaria, aunque no percibamos ingresos regulares y suficientes, y las empresas que los conceden nos permitirán que nuestra deuda sea de cualquier importe y no será necesario que no esté vinculada a una entidad bancaria. Este tipo de préstamos es el único que nos permitirá obtener grandes cantidades estando inscritos en estos ficheros, aunque siempre que presentemos una garantía.

Si nuestros datos aparecen en ASNEF o cualquier otro dichero de impagos, solicitar uno de estos préstamos es una de las pocas opciones que nos encontramos en el mercado para conseguir grandes sumas de dinero, sin contar con el empeño. Sin embargo, debemos ser responsables con las condiciones a las que nos comprometamos y utilizar el dinero para un fin que realmente lo merezca, ya que ponemos mucho en juego.

De lo contrario, si no cumplimos con alguna de las condiciones establecidas en el contrato, como por ejemplo, si dejamos de pagar una de las cuotas mensuales, nos retrasamos en el pago o incumplimos cualquier cláusula que hayamos firmado, nos arriesgamos a perder nuestra propiedad y a entrar en un bucle de impagos del que nos resultará muy complicado salir, entre otras consecuencias negativas para nuestra economía.

El precio de los créditos con garantía hipotecaria

El precio de los préstamo con garantía hipotecaria puede variar dependiendo del intermediario financiero que nos lo conceda. Sin embargo, en general, estos productos tienen un tipo de interés más alto que el de los préstamos personales y el de las hipotecas, especialmente si lo conseguimos a través de un intermediario financiero, ya que el riesgo de impago asumido por el prestamista es mayor. Aunque, por otro lado, suelen ser productos con un coste inferior al de los créditos rápidos y al de las tarjetas de crédito. En definitiva, la TAE media de la mayoría de los préstamos con garantía hipotecaria oscilará, generalmente, entre el 11 % y el 16 %.

Estos créditos suelen incluir comisiones y otros gastos de gestión, aunque no suelen obligarnos a contratar productos o servicios vinculados adicionales que incrementarían su precio considerablemente. En cualquier caso, si lo que queremos es saber cuánto nos costará contratar un crédito con una propiedad como garantía, es aconsejable que nos fijemos en la tasa anual equivalente o TAE, puesto que refleja tanto los intereses como las comisiones y los productos vinculados que incluya el producto. Además, es aconsejable que leamos todas las cláusulas del contrato con cautela para poder así conocer cualquier coste adicional que puedan existir y evitar posibles sorpresas que podrían hacernos pagar mucho más capital.

Condiciones para contratar préstamos hipotecarios

Son muy pocos los requisitos que debemos cumplir para poder acceder a estos productos, de hecho, en la mayoría de los casos estas son las dos únicas exigencias que nos pedirán cumplir para obtener préstamos con garantía hipotecaria a través de intermediarios financieros:

  1. Ser mayores de edad: de 18 años, aunque dependerá del intermediario financiero, ya que en algunas ocasiones nos exigirán tener entre 21 y 25 años.

  2. Tener una vivienda en propiedad a nuestro nombre: generalmente, nos exigirán que la propiedad ya esté completamente pagada y libre de cargas o, por lo menos, que lo esté el 70-80 % del valor de esta.

A pesar de que contar con unos ingresos regulares no es uno de los requisitos de las comañías que ofertan préstamos con garantía hipotecaria, es recomendable que nosotros mismos nos aseguremos de que cumplimos con este requisito. De este modo, evitaremos incurrir en un impago de una de las mensualidades, puesto que esto podría suponer que el prestamista ejecutara un embargo de la vivienda que hemos depositado como garantía.

A diferencia del resto de préstamos (personales, hipotecarios...), para conseguir un crédito con una propiedad como garantía, no es necesario justificar la cuantía ni el origen de nuestros ingresos, así que podremos obtener estos préstamos sin tener nómina ni aval. Además, las empresas que ofrecen estos créditos no rechazarán nuestra petición, aunque nuestros datos aparezcan en una lista de morosos como ASNEF, RAI o EXPERIAN o si, por ejemplo, tenemos embargos pendientes o carecemos de unos ingresos que sean periódicos y suficientes, ya que no son requisitos que debamos cumplir para acceder a este tipo de préstamos.

¿Y si no reembolso el dinero en el plazo acordado?

Como nos da a entender su propio nombre, los préstamos con garantía hipotecaria tienen como garantía de pago un inmueble de nuestra propiedad, por lo que en caso de demora, el inmueble puede ser embargado tras el proceso judicial correspondiente. Sin embargo, antes de llegar a este punto, las entidades suelen aplicar diversas penalizaciones por impago que encarecen el precio del crédito: intereses por demora, comisiones adicionales, inclusión de los datos del solicitante en un fichero de morosidad como ASNEF, RAI o EXPERIAN, etc.

Para ayudar al prestatario a pagar las cuotas cómodamente, algunas empresas permiten solicitar un período de carencia total o parcial en el que no se tendrán que abonar, en el primer caso, el importe íntegro de las mensualidades o, en el segundo caso, la parte correspondiente al capital pendiente del préstamo con garantía hipotecaria. Es decir, se trata de un periodo de tiempo en el que no pagaremos las cuotas del préstamo, aunque sí que se seguirán generando intereses sobre el capital pendiente a devolver.

Si tenemos problemas para pagar las cuotas, también podemos reducir la cantidad que abonamos cada mes, alargando el plazo de reembolso, aunque eso es algo que tendremos que negociar con la compañía y si tomamos esta decisión, terminaremos pagando más intereses, aunque cada cuota será inferior. Puede resultar una decisión muy acertada, ya que siempre será más recomendable pagar durante más tiempo, aunque el coste final sea más elevado, para poder obtener una cuota más acorde con nuestro nivel financiero actual.

En cualquier caso, si fallamos en el pago de una o varias de las cuotas de un préstamo con garantía hipotecaria, probablemente, la financiera nos ofrecerá un plazo de reembolso más extenso para devolver el dinero o un nuevo calendario de pagos, pero se generarán más intereses, por lo que pagaremos un importe final mayor. Además, los honorarios por impago suelen ser muy superiores a los comunes, así que finalmente pagaremos un coste muy diferente al que teníamos pensado desde un primer momento. Por este motivo, debemos intentar no caer en impagos y, para ello, es fundamental asegurarnos siempre de cumplir sin problemas con todas las condiciones establecidas en el contrato.

Sobre esta página

Para qué sirve esta página sobre préstamos con garantía hipotecaria: el equipo de especialistas de HelpMyCash.com hemos diseñado y creado este texto con el que nuestros usuarios podrán saber todo lo necesario sobre este tipo de créditos antes de contratarlos, cómo contratarlos, cuáles son sus principales ventajas y sus peligros, para qué finalidades es recomendable utilizarlos y qué ocurre en el caso de que no devolvamos el capital que nos hayan concedido o que incumplamos con alguna de las condiciones establecidas en el contrato.

Fuente: el portal Finanzas para todos ha sido las fuente que hemos consultado, así como las páginas de los distintos intermediarios financieros que comercializan estos productos.

Metodología: el mystery shopping, la investigación online y las llamadas telefónicas han sido los canales principales que hemos empleado para conseguir los datos necesarios para elaborar esta página.

Sobre HelpMyCash.com: en el comparador de créditos HelpMyCash.com podrás saber todo lo que necesitas para contratar préstamos de todo tipo y conseguir el más adecuado para ti y con las mejores condiciones.

Aviso: todos los servicios y herramientas del comparador financiero HelpMyCash.com son gratuitos para cualquiera de nuestros usuarios, ya que nuestros ingresos proceden de los productos destacados y de la publicidad incluida en la propia página web.

Te escuchamos: en el comparador HelpMyCash te tendemos la mano para que nos hagas llegar cualquier tipo de pregunta o sugerencia mediante los siguientes canales:

Temas recientes del foro

  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 54 Visitas
No es una pregunta es para quejarme de lo mal que nos trataron las financieras a mí y a mí familia,tanto cetelem como cofidis,etc.
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 92 Visitas
Hola! Tenemos un edificio que necesitamos renovar para comenzar un negocio de mezcla de alquileres de largo plazo. El proyecto basico estara listo en septiembre/octubre 2018. El crowdfunding suena mejor que hipoteca. Hay varias plataformas, pero en cuales dan los mayores prestamos? Que plataformas prestan a sociedades establecidas y cuales solo prestan a particulares? Necesitamos 750.000 euros a 20 -25 años y los 3 dueños tenemos trabajo fijo.Muchas gracias.
Nerea Ortiz
Nerea Ortiz
hace 2 días

HelpMyCash

Buenos días, @zaloa:

Si buscas financiación mediante crowdfunding para montar un negocio desde cero, existen empresas que conceden préstamos p2p para llevar a cabo este tipo de proyectos. A través de nuestra página web puedes consultar las condiciones de algunos productos de este tipo en los que puedes solicitar información.

No obstante, ten en cuenta que el interés que pagarás dependerá del riesgo que te asigne la plataforma tras realizar el correspondiente análisis de riesgo tanto del proyecto empresarial como del perfil financiero solicitante. Por lo tanto, las condiciones pueden cambiar dependiendo de la empresa a la que acudas. Además, también deberás consultar la cantidad máxima que conceden, ya que el dinero que necesitas es bastante elevado.

Esperamos haberte ayudado.

¡Un saludo!

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 95 Visitas
Somos empresa nueva creacion con contratos de 100.000 €. Y necesitaría financiación mientras entró en la rueda de cobros.Sobre 15.000 o 20.000 €.
Maria Garcia
Maria Garcia
hace 3 días

HelpMyCash

Hola, Cortés:

La mayoría de las entidades que conceden préstamos para empresas piden un mínimo de años de antigüedad de la empresa. Por lo que puede que se os cierre un poco el abanico de financiación. Sin embargo, siguen existiendo diferentes vías que podéis aprovechar para conseguir los 15.000 o 20.000 € que necesitáis:

  • Podéis recurrir al banco donde tenéis las cuentas de la empresa. Lo más normal es que, como el banco es conocedor de los ingresos y gastos que tiene vuesta sociedad, os ofrezca un préstamo muy personalizado y ajustado a la realidad de la empresa. 

  • Tenéis las Líneas ICO para empresas y emprendedores. Estas están gestionadas por el Instituto de Crédito Oficial (es una entidad pública) pero tenéis que solicitarlas en cualquiera de los bancos que en su web encontraréis. Además, hay varios tipos de líneas ICO, por ejemplo, tenéis ICO Crédito Comercial que es para adelantar el pago de facturas. En los dos enlaces encontraréis toda la información.

  • Otra opción son los préstamos de plataformas de crowlending. En el primer enlace encontraréis algunas de estas plataformas donde podéis pedir financiación e inversores independientes aportarán el dinero de vuestro préstamo. Además, las hay muy especializadas en tipos de financiación concretas, como el factoring para que os adelanten el dinero de las facturas pendientes de cobro que tengáis.

  • Además, están los préstamos con garantía hipotecaria. En este caso es necesario que tengáis algún inmueble en propiedad para ponerlo como garantía de pago. 

Como veis las opciones son varias. Por lo que os tomará algo de tiempo escoger la que os convenga más. Aunque es muy recomendable pararse a ver con detenimiento las diferentes opciones, además de solicitar varios préstamos para escoger entre la mejor opción. También, siempre que podáis, negociar las condiciones de las ofertas de financiación que os den. 

Que tengáis mucha suerte. Cualquier otra duda, será un placer ¡Un saludo!

Noticias recientes

Con los préstamos con garantía hipotecaria asumirás mejor tu situación financiera
Con los préstamos con garantía hipotecaria asumirás mejor tu situación financiera
Tener un coche propio o acceder a una vivienda son algunos de los gastos más grandes que asumimos a lo largo de nuestra vida. Suponen un esfuerzo económico muy importante, por lo que en muy pocas ocasiones disponemos de los ahorros suficientes para p...

Publicado el 12/07/2018

¿Cómo cambiará la ley hipotecaria los requisitos previos a la ejecución?
¿Cómo cambiará la ley hipotecaria los requisitos previos a la ejecución?
La ley hipotecaria traerá consigo importantes cambios en las hipotecas en aspectos tan destacados como puede ser las comisiones por amortización anticipada o las nuevas ventajas para pasarse a una hipoteca fija. Sin embargo, otro de los aspectos que...

Publicado el 09/07/2018

¿Vocación emprendedora pero sin dinero? Los préstamos con garantía hipotecaria te ayudan
¿Vocación emprendedora pero sin dinero? Los préstamos con garantía hipotecaria te ayudan
Cada vez contemplamos más la opción de emprender para buscarnos un futuro profesional. Además, ya no es cuestión de edad. Sin embargo, independientemente de los años que tengamos, todos encontramos el mismo problema a la hora de crear un negocio: el...

Publicado el 27/06/2018