depositos combinados

¿Qué son los depósitos bancarios combinados?

Los depósitos combinados son la suma de dos productos: un depósito a plazo fijo y un fondo de inversión (o, en alguna ocasiones, una cesta de activos).

  • Una parte en depósito a plazo fijo: se conocen la rentabilidad y el plazo que tendrá el depósito ya desde un inicio, por lo que sabemos que cuando venza el plazo del depósito recibiremos cierta cantidad de intereses. Esta parte estará garantizada por el Fondo de Garantía de Depósitos al que esté adherido el banco, que en el caso de España cubre hasta 100.000 euros por cliente y banco.

  • Una parte en inversión: no se conoce la rentabilidad que generará, pero si se deja a un largo plazo, lo más probable es que la rentabilidad sea alta.
    Esta parte podría llegar a aportarnos una rentabilidad mayor, ya que si la evolución de la parte invertida es favorable, se puede potenciar más el dinero generado.

Principales características de un depósito combinado

A continuación, detallamos las principales características de los depósitos combinados:

  • La repartición entre la parte en depósito fijo y la parte en inversión se define cuando se contrata el producto. Los bancos suelen proponer una cierta repartición o dar varias opciones (por ejemplo: 80-20; 50-50 o 20-80)
  • Para la parte en inversión, el banco suele proponer varios de fondos de inversión para elegir. 
  • La rentabilidad final del depósito combinado es la suma del interés del plazo fijo y del comportamiento que haya tenido el producto de inversión asociado.
  • Hay que tener en cuenta que la contratación de un depósito combinado puede entrañar comisiones de gestión, suscripción, reembolso o cualquier otro motivo que el banco considere oportuno, en el caso de que una parte del capital inicial se destine a un fondo de inversión. Este pago no suele tener lugar en el momento de la contratación, sino que suele restarse de la rentabilidad obtenida.

Solo si conocemos todas las características y condiciones del depósito, podremos decidir si realmente nos conviene y es un producto adecuado para satisfacer nuestras necesidades financieras y para nuestro perfil de inversor.

Un ejemplo de combinación de depósitos y fondos

Con el fin de comprender mejor cuál sería la proporción entre el dinero destinado a un depósito a plazo fijo y el destinado a inversión en un producto como el depósito combinado, mostramos esta tabla, donde también se ve el cambio de interés a medida que aumenta el dinero invertido.

Combinación 25% fondo y 75% depósito Combinación 50% fondo y 50% depósito  Combinación 75% fondo y 25% depósito
Fondos de 6.000 euros

Fondos de 10.000 euros

Fondos de 14.000 euros

Depósito de 14.000 euros

Depósito de 10.000 euros

Depósito de 6.000 euros

Interés de 0,20% TAE y 0,20% TIN

Interés de 0,45% TAE y 0,45% TIN

Interés de 0,70% TAE y 0,70% TIN

¿Son líquidos los depósitos combinados?

La liquidez de los depósitos combinados se debe de entender por dos vías. En cuanto a la parte del depósito a plazo fijo, no será una parte líquida. Este porcentaje del dinero no podrá recuperarse hasta que venza el plazo que hayamos firmado, a no ser que haya una cláusula de cancelación anticipada y paguemos la penalización correspondiente.

En cuanto a la parte de inversión, está si será recuperable cuando queramos, pero el reembolso se hará a precio de mercado, lo que quiere decir que tenemos que comprobar si nos interesa o no vender nuestras participaciones del fondo de inversión y a qué precio.

¿Están garantizados los depósitos combinados?

Una vez más, esto debemos entenderlo atendiendo a dos partes diferenciadas. La parte del depósito a plazo fijo estará asegurada por el Fondo de Garantía de Depósitos al que esté adherido el banco y que, por lo general, cubrirá hasta 100.000 euros por cliente y banco.

La parte de inversión no estará garantizada, lo que implica que podemos incurrir en ganancias o pérdidas.

¿Cuáles son los riesgos de un depósito combinado?

Antes de contratar un depósito combinado, resulta imprescindible que nos aseguremos de que conocemos los riesgos a los que estamos expuestos:

  • Respecto al capital invertido garantizado en el depósito a plazo fijo, el riesgo de pérdidas económicas es prácticamente nulo, puesto que el dinero invertido se encuentra 100% garantizado. Por tanto, una vez finalice el plazo, nos devolverán tanto el dinero correspondiente a la inversión inicial como los intereses generados.
  • En cuanto a la parte de la renta variable, el riesgo que asumiremos será mayor. Aunque seremos conocedores de dónde vamos a invertir nuestros ahorros (índice bursátil, acciones, etc.), la remuneración final no la sabremos con certeza, porque dependerá de la evolución de estos índices. Generalmente, cuanta mayor sea la rentabilidad ofrecida, mayor será el riesgo económico que estamos asumiendo.

Si decidimos contratar un depósito combinado, resulta conveniente que estemos informados acerca de que la parte del capital correspondiente a la inversión inicial estará garantizada. El banco con el que hayamos contratado este producto de ahorro se compromete a devolvernos el 100% de la inversión inicial al vencimiento del depósito, independientemente de cual haya sido la evolución de su parte variable.