Calcular mi hipoteca: ¿cómo podemos simular la cuota?

A la hora de elegir financiación para comprar una vivienda, es fundamental calcular cuánto pagaremos mes a mes por un préstamo hipotecario. Sin embargo, a veces este cálculo puede resultarnos un tanto complicado, por lo que desde HelpMyCash.com hemos puesto a disposición de nuestros usuarios un simulador de cuota que permitirá saber cuánto pagaremos cada mes, así como otras herramientas más completas que nos permitirán calcular la hipoteca incluyendo el precio de los productos vinculados, la comisión de apertura o los gastos asociados a la formalización. A continuación, veremos cómo funciona cada simulador:

Simulador de cuota básico

Un simulador básico de hipoteca es una herramienta que calcula cuál será el precio de las mensualidades de un préstamo hipotecario a partir de solo tres variables: principal del crédito, su plazo de amortización y el tipo de interés aplicado por el banco. En el caso de las hipotecas variables, si queremos que el cálculo de la hipoteca sea más útil, es aconsejable que introduzcamos un valor del euríbor de entre el 2 % y el 3 %, que es la media a la que probablemente cotizará el índice mientras paguemos la deuda (el euríbor cotizó muy por encima de sus niveles actuales durante muchos años).

Simulador de hipoteca completo

Esta es, probablemente, la herramienta más completa que tenemos a nuestro alcance para calcular tanto el precio de la hipoteca como el de los gastos asociados a la operación. A diferencia del simulador de préstamos hipotecarios básico, que solo muestra el importe de las mensualidades, este también considera el resto de factores que deben tenerse en cuenta para calcular los gastos de la hipoteca, incluidas las comisiones y la vinculación. Al utilizarla, esta calculadora nos facilitará los cuadros de amortización completos, las cuotas a pagar y la suma de dinero que habremos abonado al finalizar el plazo.

Factores que afectan directamente al cálculo de hipotecas

Firmar un préstamo hipotecario implica comprometer nuestras finanzas a largo plazo, por lo que es fundamental que antes de decidirnos por alguna oferta nos aseguremos de calcular la hipoteca correctamente y saber cuánto pagaremos mes a mes y en total. Así, podremos valorar si contamos con los recursos necesarios para hacer frente a los pagos sin poner en riesgo nuestra economía. Para hacer este cálculo deberemos tener en cuenta todos los aspectos que afectan a la cuota como los gastos de constitución del préstamo hipotecario:

  • Financiación máxima: generalmente, a día de hoy los bancos no conceden hipotecas a más del 80 % del valor de tasación o de compraventa, aunque con las hipotecas 100 % podríamos conseguir más capital. Eso sí, cabe recordar que aunque cuánto más nos financie el banco, menos ahorros necesitaremos, también se incrementará nuestro endeudamiento.
  • Plazo: alargando el tiempo de devolución de la deuda conseguiremos una cuota más pequeña, pero a la larga abonaremos más intereses, dado que se estira el tiempo durante el que se aplican. Así pues, lo ideal es encontrar un equilibrio entre el plazo y la cuota. Actualmente, el máximo permitido suele ser de entre 30 y 40 años, mientras que antes de la crisis se llegaron a ofrecer hipotecas a 50 años.
  • Tipo de interés: igual que pasa con el plazo, el interés aplicado es un factor fundamental a la hora de calcular la hipoteca. Según el tipo de interés, un préstamo hipotecario puede ser de tres clases: variable, si el tipo se compone de un diferencial fijo y un índice de referencia que va fluctuando (normalmente el euríbor a 12 meses); fijo, si el interés no cambia de la primera a la última cuota; o mixta, si tiene un primer plazo fijo y luego cambia a variable.
  • Productos vinculados: la mayoría de los bancos propone adquirir otros productos vinculados a la hipoteca para reducir el tipo de interés aplicado. En este punto hay que recalcar que el único seguro obligatorio es el de incendios, así que no tenemos por qué firmar ningún otro. Esto es especialmente significativo, ya que el coste de estos productos puede tener un impacto directo en lo que pagaremos al mes y al año. Veamos qué tipo de vinculación existe:

    • Vinculación con coste: son, por ejemplo, todos los seguros (hogar, vida, desempleo...) y productos como planes de pensiones o tarjetas de crédito o débito.

    • Vinculación sin coste: normalmente los bancos nos pedirán que domiciliemos la nómina y, en algunas ocasiones, también los recibos. En estos casos es importante ver las ventajas y limitaciones que tiene la cuenta que tendremos que abrir en la entidad para cumplir esta vinculación.

  • Comisiones: se trata de penalizaciones que deberemos pagar si realizamos determinadas operaciones en relación con nuestra hipoteca como puede ser amortizar parte del capital de manera anticipada, cambiar las condiciones del contrato mediante una novación o hacer una subrogación para cambiarnos de entidad, entre otras.

Para conocer al detalle todos estos puntos, podemos solicitar a la entidad que nos dé la conocida como FIPER (Ficha de Información Personalizada) de la hipoteca.

¿Cómo sé si me puedo permitir un préstamo hipotecario?

La manera más fácil de asegurarnos si podemos permitirnos pagar las cuotas es calcular la hipoteca con un simulador de mensualidades. Del mismo modo, es importante comprobar si reunimos todos los requisitos que exigen los bancos para firmar algunos de sus productos. Las condiciones más generales son las siguientes:

  • Ahorros suficientes: solo para plantearnos la posibilidad de solicitar una hipoteca es aconsejable disponer de unos ahorros aproximados del 35 % del valor de la vivienda que pretendemos adquirir, es decir, tener ahorrados unos 35.000 euros en el caso de que el inmueble cueste unos 100.000 euros. De este importe, un 20 % tendremos que dedicarlo a pagar la parte que el banco no nos financia, pues por lo general nos prestará como máximo el 80 % del valor de la vivienda. Con el 15 % restante tendremos que abonar los gastos de compraventa y de constitución de la hipoteca, como la tasación la notaría, la gestoría, el registro, los impuestos y, en muchos casos, la comisión de apertura.
  • Ingresos elevados: necesitamos unos ingresos mínimos de 2.000 euros mensuales entre todos los titulares del préstamo. Por tanto tendremos más opciones de que nos concedan la hipoteca si aportamos dos titulares en lugar de uno. En el caso de que nuestros ingresos no son suficientemente altos, es muy probable que no nos concedan el préstamo. Los bancos, siguiendo las indicaciones del Banco de España, para concedernos una hipoteca calculan que la cuota mensual del préstamo hipotecario no sea superior al 35 % de los ingresos de los titulares. Si la cuota superara este umbral, correríamos un riesgo de impago muy elevado, ante cualquier eventualidad. Esto podemos conocerlo calculando la cuota de la hipoteca y descubrir cuánto pagaremos mensualmente.
  • Estabilidad laboral: es una de las mayores garantías para poder pagar la hipoteca junto con unos ingresos elevados. La mayoría de bancos exigen unos ingresos superiores a 2.000 euros entre todos los titulares para conceder la hipoteca (además, el banco suele mirar con mejores ojos el hecho de ser dos firmantes en lugar de uno). Si aportamos unos ingresos de 2.000 euros, la cuota de la hipoteca no podrá superar los 700 euros.
  • Avales: del mismo modo que es más probable conseguir una hipoteca en pareja que obtenerla siendo un único titular, dada la doble garantía que aportamos al banco, disponer de una o más personas que nos avalen puede ser un elemento que incline la balanza a nuestro favor. No obstante, debemos tener presente que el avalista no tiene nada que ganar y mucho que perder, puesto que en caso de impago respondería como si fuera el firmante de la hipoteca.
  • Historial crediticio impecable: no haber fallado en el pago de otros préstamos, sean hipotecas o no, y no constar en ficheros de morosos como ASNEF o RAI son requisitos indispensables para que un banco confíe en nosotros y nos de financiación. Además, las entidades también analizarán nuestro nivel de endeudamiento actual.
Esta información es orientativa puesto que la aprobación o no dependerá de los criterios de riesgo del banco. Es decir, cumplir todos estos requisitos no garantiza que nos concedan la hipoteca, ya que cada entidad fija cuánto debe cobrar el cliente, qué antigüedad debe tener en su trabajo o cuántas deudas aceptan que tenga, entre otros criterios.

Cálculo de la hipoteca más los gastos de compraventa

Otro factor que debemos tener en cuenta es que el precio de la hipoteca en sí no es lo único que habrá que abonar en el momento de formalizar el préstamo y durante los siguientes meses. Y es que al constituir esta operación también es obligatorio pagar los gastos de escrituración tanto del crédito como de la propiedad de la vivienda, cuya factura conjunta puede llegar a suponer hasta el 15 % del coste del inmueble. Por ello, también es recomendable calcular los gastos de compraventa y de constitución de la hipoteca para saber cuánto nos costaría financiar el inmueble en total. Estos son todos los gastos de formalización:

  • Gastos de formalización hipoteca:

    • Impuestos sobre actos jurídicos documentados: entre el 0 % y el 1,5 % de la responsabilidad hipotecaria.

    • Notaría: entre el 0,1 % y el 0,5 % de la responsabilidad hipotecaria.

    • Registro: una media del 0,2 % de la responsabilidad hipotecaria.

    • Gestoría: entre 200 y 400 euros, por norma general.

    • Tasación: entre 100 y 300 euros.

    • Verificación registral: de 15 a 30 euros.

  • Gastos de compra de vivienda:

    • Impuestos: IVA (10 %) e IAJD (0,5 % - 1,5 %) para vivienda de obra nueva e ITP (6 % - 10 %) para casas de segunda mano.

    • Escritura pública en notaría: entre el 0,1 % y el 0,5 % de la compra.

    • Inscripción en el registro de la propiedad: aproximadamente el 0,2 % del valor de la vivienda.

Al calcular los gastos de hipoteca, debemos tener en cuenta que algunos de ellos se pueden recuperar (los de constitución, no los de compraventa). Según el Tribunal Supremo, el pago del IAJD corresponde siempre al cliente, pero los aranceles notariales y registrales y los honorarios de la gestoría no pueden cargarse íntegramente al prestatario. Por tanto, si los hemos abonado todos, podemos reclamar al banco que nos devuelva ese dinero.

¿Qué es mejor, una hipoteca fija o variable?

Calcular la hipoteca también nos ayudará a valorar si nos conviene firmar una hipoteca con un interés variable o a tipo fijo. Esta elección dependerá en gran medida de nuestra tolerancia al riesgo y de las previsiones económicas que hagamos a largo plazo, pero al ser imposible saber cuál será la evolución de los índices de referencia, no podemos afirmar con rotundidad que una opción sea mejor que la otra. Eso sí, para tomar una buena decisión es imprescindible conocer bien cuáles son todas las ventajas que aporta cada tipo de hipoteca:

  • Hipoteca fija: calcular la cuota de una hipoteca fija es más fácil, ya que su interés no cambiará durante el plazo del préstamo. Ante los índices de referencia bajo mínimos, la banca ahora apuesta fuerte por las hipotecas a interés fijo, cuyo interés se ha reducido por debajo del 3 % (algo nunca visto en España). Aun así, debemos tener presente que el precio de las cuotas se podría encarecer si dejáramos de cumplir algún requisito de vinculación, ya que perderíamos la bonificación del interés. Además, debemos recordar que el plazo de las hipotecas a tipo fijo suele ser más corto, por lo que las cuotas son, por lo general, más caras.

Las hipotecas fijas más atractivas
#1 Recomendado

Interés

1,99 %

Cuota

423,37 €

Vinculación

0 productos

#2 Recomendado

Interés

A tu medida

Cuota

A tu medida

Vinculación

4 productos

#3 Recomendado

Interés

1,99 %

Cuota

423,37 €

Vinculación

5 productos

#4

Interés

2,80 %

Cuota

463,87 €

Vinculación

0 productos

#5

Interés

2,25 %

Cuota

436,13 €

Vinculación

1 producto

#6

Interés

2,00 %

Cuota

423,85 €

Vinculación

1 producto

  • Hipoteca variable: las cuotas serán más volátiles y el valor definitivo del préstamo hipotecario también, ya que los intereses dependerán de las fluctuaciones del euríbor o el índice hipotecario en concreto al que esté referenciada nuestra hipoteca. Por tanto, aunque contratemos nuestro préstamo hipotecario en un periodo con el euríbor muy bajo, debemos pensar que a lo largo de los 30 años que pueda durar el préstamo, el índice de referencia subirá, y aunque también bajará, no volveremos a pagar cuotas tan bajas como las que pagaremos con un euríbor actual en mínimos históricos. Por este motivo, antes de firmar una hipoteca a tipo variables debemos calcular si podemos hacer a un interés medio del 3 %.

Las hipotecas variables más atractivas
#1 Recomendado

Interés

E + 0,99 %

Cuota

368,6 €

Vinculación

0 productos

#2 Recomendado

Interés

A tu medida

Cuota

A tu medida

Vinculación

5 productos

#3 Recomendado

Interés

E + 0,99 %

Cuota

369,44 €

Vinculación

4 productos

#4

Interés

E + 1,59 %

Cuota

397,67 €

Vinculación

0 productos

#5

Interés

E + 1,20 %

Cuota

378,04 €

Vinculación

1 producto

#6

Interés

E + 0,99 %

Cuota

370,22 €

Vinculación

3 productos

Más info
#7

Interés

E + 0,89 %

Cuota

363,85 €

Vinculación

1 producto

  • Hipoteca a tipo mixto: este tipo de hipotecas resultan una de las opciones menos interesantes actualmente, puesto que aplican un tipo de interés fijo durante los primeros años de vida del préstamo, impidiendo así que disfrutemos del valor bajo mínimos del euríbor actual. Una vez pasado el primer periodo a tipo fijo, que puede ser de 10 años o más, por ejemplo, nuestra hipoteca mixta pasa a tener un interés variable, habiendo dado tiempo al índice de referencia a recuperar cierto valor.
Además de plantearse qué tipo de hipoteca es más conveniente, debemos prestar atención a los productos asociados a nuestro préstamo, ya que pueden terminar modificando significativamente el coste tanto final como anual.

¿Cómo calculo las comisiones de una hipoteca?

En muchas ocasiones, las comisiones se esconden dentro de la "letra pequeña" de las ofertas, así que se suelen pasar por alto. Sin embargo, aunque sean pagos puntuales que no afectan al cómputo de las mensualidades, estos cargos sí pueden aumentar el precio total del producto, por lo que siempre debemos tenerlas presentes cuando nos dispongamos a calcular los gastos de una hipoteca. Estas son todas las comisiones que se pueden incorporar en el contrato de un crédito hipotecario:

  • Apertura: es la más común y se trata de un peaje que algunos bancos cobran justo después de la firma de la hipoteca. El valor de esta comisión suele ser como máximo del 1 %, por lo que es muy importante tenerla en cuenta a la hora de calcular la hipoteca.

  • Estudio: se trata de una comisión que prácticamente ha desaparecido al fusionarse con la comisión de apertura. Es el porcentaje que cobra el banco por hacer el estudio de nuestra capacidad de afrontar la hipoteca.

  • Amortización anticipada: se cobra en algunos bancos en caso de que se avance una parte del dinero de la deuda. Esta comisión no puede ser superior al 1 % para las hipotecas variables y un 0,5 % para las fijas.

  • Subrogación: se abonará en caso de que se cambie la hipoteca de banco o cambio de titular. La ley establece que esta comisión no puede ser superior al 0,50 % o al 0,25 % a partir del sexto año.

  • Novación: oscila entre el 0 % y el 1 % y se aplica en caso de que se modifiquen las condiciones del contrato de la hipoteca.

  • Riesgo de tipo de interés: ésta solo se aplica en las hipotecas a interés fijo y se abona si cancelamos anticipada o totalmente la hipoteca. El coste de esta comisión puede variar entre el 0,5 % y el 5 % del capital pendiente. Además es acumulativa, por lo que si tenemos comisión de subrogación y cambiamos nuestra hipoteca de banco, nos cobrarán las dos comisiones.

Hay que tener en cuenta que para calcular la cuota hipotecaria, sólo deberemos considerar la comisión de apertura y de estudio, ya que el resto solo se deberán abonar si realizamos alguna operación especial.

¿Qué elementos de mi crédito no puedo controlar?

El cálculo previo de la hipoteca nos permite hacernos una idea aproximada de cuánto habría que pagar por un producto concreto, pero existen diversos parámetros que los simuladores son incapaces de prever y que también pueden influir en el coste final de los préstamos hipotecarios. Veamos cuáles son todos los aspectos que estas calculadoras no pueden considerar:

  • Variaciones del euríbor: como hemos explicado antes, si nuestra hipoteca es a tipo variable, no podremos calcular con total exactitud cuánto pagaremos cada año. El interés de estas hipotecas está referenciado a un índice que puede variar en cada revisión, por lo que el importe de las mensualidades puede modificarse cada año o cada seis meses. Por tanto, si queremos calcular la hipoteca con más precisión y queremos asegurarnos de que podremos efectuar siempre los pagos, es recomendable que tomemos un valor medio del euríbor (entre el 2,5 % y el 3 %).

  • Nuestra situación financiera: también hemos mencionado que la cuota de la hipoteca no puede superar el 35 % de nuestros ingresos. Al principio de la hipoteca, la cuota será inferior, pero si perdemos el empleo o nuestros ingresos descienden, esta cuota puede llegar a suponer un importe superior, lo que supondría un gran problema. Sin embargo, al calcular la hipoteca no hay forma de controlar esta posibilidad.

  • La cláusula suelo: muchas herramientas para calcular hipoteca no contemplan la posibilidad de que tengamos incluida la cláusula suelo en el contrato. Para que el cálculo sea lo más aproximado posible, utiliza una calculadora de cláusula suelo.

12 consejos para ahorrar en la hipoteca

La clave para ahorrar en las cuotas mensuales de la hipoteca es llegar a un buen acuerdo con el banco, es decir, conseguir un producto que tenga un tipo de interés atractivo. No obstante, tampoco podemos olvidar que existen otras maneras de reducir significativamente el precio total de la hipoteca, tal y como vemos a continuación:

  1. Las hipotecas a euríbor son más baratas que las indexadas a IRPH: si disponemos de una hipoteca a IRPH, deberíamos negociar con el banco para que nos cambie el índice de referencia. Si acepta, ahorraremos en la cuota de la hipoteca cada mes. En el caso de que la entidad no acepte, podemos plantearnos si nos sale a cuenta llevar a cabo una subrogación. En cualquier caso, calcular la hipoteca por adelantado nos permitirá ver el coste real.

  2. Cuanto mayor sea el plazo menor será la cuota: pero aumentarán los intereses, de manera que al final acabaremos pagando más por el total de la hipoteca. No deberíamos estirar demasiado la hipoteca. Deberíamos realizar simulaciones la hipoteca para descubrir qué plazo y cuota es más asequible según nuestra situación financiera.

  3. Productos vinculados: agregando productos a nuestra hipoteca el banco podrá ofrecer mejores tipos de interés, pero hay que tener claro que el único seguro obligatorio por ley es el contra incendios; si aceptamos más de 2 seguros vinculados encareceremos el total a pagar cada mes. Resulta conveniente hacer un cálculo previo para conocer el efecto de estos seguros en nuestra mensualidad.

  4. Tenemos derecho a poder elegir el modo de financiación de los seguros: bien mediante pagos anuales o mediante prima única financiada (los llamados seguros PUF). Si queremos ahorrar con la hipoteca, es preferible la primera opción, ya que la segunda refinancia el coste, lo que aumenta el interés. Además de esto, si al llegar la renovación de un seguro queremos renunciar a él, tendremos que avisar con un mínimo de 2 meses de antelación.

  5. Los bancos no pueden hacernos firmar un seguro PUF durante más de 10 años. Por lo tanto, si nos percatamos que una entidad nos exige más años por un seguro de prima única financiada, no deberemos aceptarlo porque no es legal.

  6. La Ley pone un tope a los bancos en algunas comisiones asociadas a la hipoteca: la cancelación y subrogación de hipoteca no pueden superar el 0,5 %. Negociar las comisiones al 0 % nos asegurará pagar mucho menos por la hipoteca.

  7. Los bancos están obligados a proporcionarnos gratis un desglose de los gastos: de apertura y constitución de la hipoteca (tasación, notaría, registro, impuestos, comisiones, entre otros) si se lo pedimos. Con estos datos, nos será mucho más sencillo calcular la hipoteca y saber cuánto pagamos en total.

  8. Pedir información acerca de las hipotecas al menos a tres bancos a la vez y quedarnos con la que más se adapte a nuestro perfil. Cuantas más préstamos comparemos, más posibilidades tenemos de encontrar un trato mejor.

  9. Revisar las ofertas online. Suelen tener intereses competitivos y no suelen cobrar comisión de apertura.

  10. Negociar todo lo que se pueda. Las hipotecas no son productos de precio cerrado, así que hay una parte que depende de cómo se lo plantemos al banco.

  11. Deberíamos asegurarnos de que en el contrato no se incluye cláusulas abusivas como el suelo hipotecario: si es así, podemos ir directamente al banco a denunciar, una vez hayamos calculado cuánto hemos pagado de más con el simulador de cláusula suelo.

  12. Vigilar la cláusula suelo. Como ya comentamos anteriormente, a pesar de haber sido declaradas nulas por falta de transparencia, lo cierto es que la cláusula suelo no es ilegal. Si bien algunos bancos la han retirado de los contratos, nada impide que en un futuro vuelva a aparecer, por lo que conviene estar atentos. Si eres de los afectado que han pagado de más, puedes utilizar esta calculadora avanzada para saber cuánto te tiene que devolver el banco por la cláusula suelo. Además, es gratis.

Si queremos tener controlado el gasto que nos supondría firmar una hipoteca, también podemos pedir que la entidad nos facilite la tabla de amortización del préstamo. De esta manera, sabremos cuánto tendríamos que pagar cada mes y cuánto capital nos quedaría por reembolsar. Adicionalmente, podemos usar la calculadora de tablas de amortización de HelpMyCash.com y comparar sus resultados con los que nos aporte el banco para ver si coinciden.

¿Solicitar una hipoteca o alquilar?

Aunque no ocurra en todas las ciudades españoles, en muchos casos es más barato pagar las cuotas mensuales de la hipoteca que las rentas de un alquiler, sobre todo en las principales capitales como Madrid o Barcelona. De ahí que sea tan importante calcular la cuota de la hipoteca, pues es algo que nos permitirá averiguar si nos sale más a cuenta vivir de alquiler o adquirir una propiedad.

No obstante, el precio no es el único aspecto que debemos tener presente para tomar la mejor decisión. Estos son todos los pros y los contras de cada opción:

  • Alquilar: en nuestro país no es extraño escuchar la frase de que "pagar un alquiler es tirar el dinero", aunque se trata sin duda de la mejor posible cuando no disponemos de los medios necesarios para comprar una vivienda. Alquilar es una opción recomendable para jóvenes que buscan independizarse o para aquellas personas con una situación socio-laboral que les haga cambiar de domicilio con cierta frecuencia.

  • Comprar vivienda: es la opción mejor vista por los españoles, sin embargo solicitar una hipoteca será una de las decisiones más importantes de nuestra vida y por lo tanto, debemos aportar garantías de pago. Para conseguir una hipoteca debemos tener ahorros que comporten un 35 % del valor de la vivienda aproximadamente, un trabajo estable con un contrato indefinido y con ingresos de como mínimo 2.000 euros.

Una parte importante de la población se enfrenta actualmente a este dilema. Por esto, los expertos de HelpMyCash.com han elaborado una calculadora gratuita con la que podremos saber si nos sale más a cuenta comprar o alquilar una vivienda según nuestra situación económica. Además, esta herramienta nos facilitará una simulación del comportamiento del euríbor para que valores si nos conviene más una opción u otra.

Consigue la mejor hipoteca con la guía de HelpMyCash

¿Quieres comprar una vivienda y necesitas una hipoteca? No te dejes engañar por la primera oferta que te hagan y conviértete en todo un experto de las hipotecas con la guía creada por los expertos de HelpMyCash.com. Si estás buscando financiación para la compra de una vivienda, la guía de HelpMyCash.com junto con las herramientas para calcular la hipoteca, te servirán de gran ayuda para firmar el préstamo hipotecario que mejor se adapte a tu situación económica.

La siguiente herramienta nos dará los pasos para saber distinguir entre una buena o mala oferta y mediante 25 preguntas tendremos respuesta a algunas de las dudas más comunes que nos asaltan antes de solicitar una hipoteca. Además, encontraremos documentos para imprimir y rellenar en el banco, explicaciones sencillas de lo que más nos conviene, normas a tener en cuenta y un simulador de crédito hipotecario para que podamos calcular la hipoteca nosotros mismos.

¡Guía GRATUITA!Cómo pedir una hipoteca al banco

Cómo pedir una hipoteca al banco

¿Quieres comprar una casa y necesitas una hipoteca?

Estos productos financieros son complejos y su contratación implica contraer una deuda muy elevada a muy largo plazo. Por ello, los expertos de HelpMyCash.com han elaborado esta útil guía práctica en la que se dan las siguientes claves:

  • Qué significan los tecnicismos que la banca usa para describir sus hipotecas
  • Cuáles son todas las cláusulas peligrosas o abusivas que debemos evitar
  • Cómo puedes calcular si puedes permitirte la contratación de la hipoteca

Déjanos tu dirección de correo electrónico y recibirás esta útil guía gratuitamente.

Ver y descargar guía

Sobre esta página

Para qué sirve esta página: el objetivo principal de esta página es mostrar a los futuros hipotecados cuáles son todas las variables que deben tener en cuenta a la hora de hacer el cálculo de la cuota de una hipoteca, así como cuáles son todos los gastos asociados que tendrán que afrontar cuando formalicen el préstamo.

Fuente: la información sobre la actualidad del mercado hipotecario la obtenemos directamente de los bancos, mediante sus equipos de comunicación o directamente de sus páginas web. En cuanto al contenido legal procede del Banco de España y de los diferentes organismos nacionales e internacionales con autoridad en la materia.

Metodología: a través de de la navegación online y de la información proporcionada por el departamento de comunicación de cada banco actualizamos diariamente nuestra base de datos.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador financiero online compuesto por especialistas en la investigación del mercado financiero. En HelpMyCash.com el usuario podrá comparar diferentes productos de finanzas personales y de economía del hogar, además de acceder a una información de calidad, lo que le permitirá escoger el mejor producto.

Aviso: nuestros servicios siempre son gratuitos para el usuario ya que HelpMyCash.com obtiene sus ingresos de la publicidad y de los productos destacados.

Te escuchamos: desde HelpMyCash.com queremos ayudarte a solucionar cualquier duda. Para ello ponemos a tu disposición:

Temas recientes del foro

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 45 Visitas
mi hipoteca es Euribor + 0,99%400,70 pago de cuota mensual donde:36,67 intereses364,03 capital54.635,97 pendienteeste fue el pago de junioTengo una hipoteca variable a 144 meses me quedan 143si doy una amortización de 3500 eur ¿en cuantos meses se me reduciría la hipoteca?gracias
Elena Gómez
Elena Gómez
hace 2 días

HelpMyCash

Hola, JMOA.

Los meses que recortarás al amortizar tu hipoteca dependen de muchos factores, además de lo que nos has puesto, como el capital total de la hipoteca, si tienes o no un interés fijo inicial o si has tenido que firmar seguros u otros productos PUF (es decir, con prima única financiada). También dependerá de en qué momento hagas la amortización, en este sentido es recomendable hacerlo en los primeros años de la hipoteca, ya que es cuando más intereses se abonan, de manera que al adelantar todo ese capital, estamos reduciendo más la cantidad de intereses que pagaremos al final.

La manera más sencilla de saber cuánto tiempo recortarás tu hipoteca es que consultes directamente en tu banco, puesto que tienen todos los datos de tu hipoteca. Te recordamos que es importante que revises tu contrato para saber si tienes comisión por amortización ya que, de tenerla, deberías pagarla en el momento de realizar esta operación.

Un saludo.

Helper_707514504
¿Amortizo en cuota o en plazo? @Helper_707514504 - hace 2 días
  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 38 Visitas
Hola, he recibido una herencia y quiero dedicar ese dinero a pagar parte de mi hipoteca. Sé que para hacerlo tengo que hacer una amortización pero me han dicho que se puede hacer en cuota o en plazo y no tengo muy claro qué puede ser más conveniente. Además, quisiera saber cual es el coste de hacer esta operación, ya que no tengo comisión de amortización, pero no sé si hay que pagar algo más o si es diferente si amortizo de una u otra manera.
Muchas gracias por vuestra ayuda.
Buenos días,os cuento un poco mi situación con una vivienda que quiero comprar. Resulta que en Abril compre con mi hermano una casa haciendo el respectivo contrato de arras. Empezamos con todos los tramites con Ing Direct y al dar la nota simple nos enteramos de que el inmueble le afecta el articulo 28 de la ley hipotecaria (cuando hicimos el contrato de arras no sabiamos que la casa estaba afectada por el artículo 28 de la ley hipotecaria, el cual dice que una vivienda adjudicada a herederos no forzosos no puede hipotecarse hasta transcurridos dos años del fallecimiento del propietario) dando negativa la operación con Ing Direct y con Unicaja (ya llevamos consultados otros tres bancos más). Mi pregunta es... ¿sabeis si podemos hipotecar o avalar durante los dos años que le afecta dicho articulo con otro inmuelbe (en este caso con la casa de mis padres) y luego transcurridos esos dos años que el aval sea el propio inmueble a hipotecar (es decir, la casa que compro ahora)???Un saludo
Miquel Riera
Miquel Riera
hace 2 días

HelpMyCash

Hola, hipotecasinmorirenelintento. 

Antes que nada, como ya comentamos en un hilo anterior, lo que dice el artículo 28 de la actual Ley Hipotecaria es que en las herencias en las que no se legan propiedades a ascendientes, descendientes o cónyuges se da un plazo de dos años durante el que otras personas pueden reclamar su parte de la herencia. Esto no implica que no pueda darse una hipoteca sobre esa propiedad, pero como aumenta el riesgo de la operación, en la práctica los bancos pueden preferir no conceder el préstamo hasta que pase ese período de tiempo. 

Dicho esto, sí se podría añadir otra garantía a la hipoteca (otra propiedad, en tu caso) para minimizar el riesgo de la operación y convencer al banco. Sin embargo, al final la decisión siempre recaerá sobre el departamento de análisis de la entidad, que es posible que considere que es mejor no otorgar el préstamo. Lo que comentas de retirar la garantía adicional una vez transcurridos los dos años también es posible sobre el papel, siempre que el banco esté de acuerdo. 

Esperamos haberte ayudado, un saludo. 

Noticias recientes

3 euros será la comisión máxima que podrán cobrar los bancos por una cuenta de pago básica
3 euros será la comisión máxima que podrán cobrar los bancos por una cuenta de pago básica
Cualquier persona física residente en la Unión Europea tiene derecho a contratar una cuenta de pago básica en alguno de los países que conforman la UE. En España no es gratuita; según el Ministerio de Economía, las cuentas básicas tendrán un coste má...

Publicado el 19/07/2018

¿Qué cuentas autónomo ayudan al emprendedor en España?
¿Qué cuentas autónomo ayudan al emprendedor en España?
Según los datos del Gobierno referentes al primer trimestre de 2018, la cifra de autónomos asciende a 3.236.867 trabajadores. Esto supone más de un 17 % del total de población activa española y el tercer puesto en el ranking de países europeos. Es ev...

Publicado el 25/06/2018

Los créditos al consumo experimentan la mayor subida en su precio desde hace un año
Los créditos al consumo experimentan la mayor subida en su precio desde hace un año
El Banco de España ha publicado sus datos y estadísticas mensuales sobre los créditos al consumo. Todos los meses, la entidad saca una enorme variedad de informes acerca de diversos temas y productos bancarios. De esta forma, somos capaces de hacer u...

Publicado el 02/07/2018