Las mejores tarjetas de crédito para financiarte sin cambiar de banco:

Las mejores tarjetas de crédito
#1 Recomendado

TAE

26,82 %

Ventajas

  • Gratis, sin cambiar de banco, sin domiciliar nómina
  • 25 euros de regalo
  • Grandes descuentos en el espacio WiZink Center de Madrid
  • No acepta ASNEF ni peticiones de solicitantes sin ingresos
Contratar
#2 Recomendado

TAE

26,08 %

Ventajas

  • Cuota de alta gratis
  • 2 reintegros sin comisiones al mes
  • Seguro de Compra Online y Compra Protegida
  • Asociada a la Cuenta_ON con 50€ de regalo por apertura
Contratar
#3 Recomendado

TAE

25,34 %

Ventajas

  • Devolución del 2 % en compras aplazadas
  • Gratis año tras año
  • Seguro de accidentes hasta 500.000€ y pérdida de equipajes hasta 1.200€
  • Asociada a la Cuenta Nómina con una retribución del 5% TAE el primer año
Contratar
#4

TAE

22,00 %

Ventajas

  • Devolución del 3 % en gasolineras
  • Gratuita año tras año
  • Descuentos en establecimientos como VIPS, EasyJet, entradas.com ...
  • Asociada a la cuenta nómina con dos días de descubierto gratis
Contratar
#5

TAE

24,60 %

Ventajas

  • Tarjeta gratuita por domiciliar nómina
  • Descuentos en grandes marcas como Galp, Telepizza, Iberia etc.
  • Seguros de accidentes gratuito
  • Asociada a la cuenta corriente Open
Contratar

Y las mejores tarjetas de débito del momento:

Las mejores tarjetas de débito
#1 Recomendado

TAE

0,00 %

Ventajas

  • 7.500 cajeros Santander gratis
  • Descuentos Open: moda, libros, cine...
  • Gratuita para el primer titular
  • Cuenta asociada con operativa 100% online
Contratar
#2 Recomendado

TAE

0,00 %

Ventajas

  • Gratuita al disponer de la Cuenta imagin
  • 9.500 cajeros Caixa y toda la eurozona gratis
  • Descuentos y promociones continuas 
Contratar
#3 Recomendado

TAE

0,00 %

Ventajas

  • Gratis para todo los titulares 
  • 6.000 cajeros sin coste de BBVA
  • Compatible con Apple Pay y Google Pay
  • Vinculada a Cuenta Online BBVA gratuita
Contratar
#4

TAE

0,00 %

Ventajas

  • Para viajar: cajeros gratis en la zona euro
  • Compras en cualquier divisa sin coste
  • Retirada en efectivo en euros gratuita
  • Cuenta asociada sin comisiones ni requisitos
Contratar
#5

TAE

0,00 %

Ventajas

  • Sacar dinero en miles de comercios Twyp
  • Descuentos exclusivos en tiendas
  • Devolución del 3% en Galp y Shell
  • Tarjeta gratis con la Cuenta Nómina ING
Contratar

Además, si necesitas dinero ya, estos son los mejores créditos rápidos:

Créditos rápidos para conseguir dinero en 15 minutos
#1 Recomendado
  • Hasta 4.000€ en 48 horas
  • Plazo de devolución hasta 41 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Línea de crédito
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2 Recomendado
  • Hasta 5.000€ en 15 minutos
  • Plazo de devolución hasta 36 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Línea de crédito
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#3 Recomendado
  • GRATIS primer mes
  • Hasta 500€ para nuevos
  • Hasta 1.000€ de crédito
  • Sin cambiar de banco
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#4
  • Hasta 5.000€ en minutos
  • Plazo de devolución hasta 60 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Préstamo personal
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

En el siguiente audio encontrarás un resumen en menos de un minuto de todo lo que vas a encontrar en esta página:

 

 

Una serie de tarjetas de las principales entidades emisoras

¿Qué son las tarjetas y para qué sirven?

Las tarjetas son un medio de pago utilizado como sustituto del dinero en efectivo y como método de financiación. Las comercializan tanto los bancos como las financiera. Sus principales funciones son permitir a su titular sacar dinero de un cajero automático, abonar compras en comercios tanto físicos como virtuales y financiar compras. Pero también incluyen otras funcionalidades como sacar dinero de la línea de crédito, acumular puntos, etc.

Las más habituales son las tarjetas de crédito, las tarjetas de débito y las prepago, pero también podríamos hablar de tarjetas de fidelización, de regalo o de puntos. Según el Banco de Españan, en los tres primeros meses de 2018, el número de tarjetas en circulación alcanzaba los 81,11 millones. No obstante, la evolución no ha sido igual para las tarjetas de crédito que para las de débito; mientras que el crecimiento de las primeras ha sido imparable, las tarjetas de débito han disminuido.

Los 3 tipos de tarjetas más habituales

Te explicamos cómo funciona cada tipo de tarjeta y para qué situaciones está pensada cada una. Así podrás saber cuál te conviene y en qué casos deberías usar una u otra.

Tarjetas de débito:

Las tarjetas de débito solo tienen acceso al dinero que ya posee el titular, o sea, el que tiene registrado en la cuenta corriente asociada. Este tipo de tarjetas carga directamente el saldo dispuesto en la cuenta del cliente y se lo descuentan inmediatamente. Por lo que no permiten al cliente endeudarse al no poder tomar prestado un dinero que no es suyo.En ocasiones, el banco puede autorizar la disposición de dinero a cuenta de un descubierto, con los consiguientes intereses que se deberán abonar. 

Las tarjetas de débito son una buena herramienta para controlar los gastos y no exceder nuestra capacidad de consumo, puesto que solo nos permitirán usar el dinero que tengamos en la cuenta corriente que hayamos asociado. Antes de aceptar una tarjeta de débito, debemos fijarnos en los posibles gastos que pueda acarrearnos y en el precio de los diferentes servicios (mantenimiento y renovación, pagos en otras divisas, etc.). En el contrato deben aparecer recogidos los precios de los servicios asociados a las tarjetas más habituales (renovación, emisión, disposición de efectivo, etc.).

Tarjetas prepago:

Las tarjetas prepago han calado entre los asiduos a las compras online y también entre los padres que quieren darles a sus hijos menores de edad una tarjeta, pero sin perder el control sobre el gasto que realizan. Este tipo de tarjetas funcionan como un monedero con el saldo que en cada momento desee tener su titular, sin estar asociada a ninguna cuenta. Las tarjetas prepago requieren una recarga previa a su utilización y, precisamente, su utilización está limitada al saldo que se haya cargado previamente.

El triunfo de las tarjetas prepago se debe, precisamente, al hecho de que como no están asociadas con una cuenta bancaria son más seguras que el resto de las tarjetas, ya que muchas veces en este tipo de plásticos se carga el dinero justo que se va a utilizar en cada compra, por lo que es probable que en muchas ocasiones la tarjeta esté a cero. Otra ventaja es el anonimato que se tiene al utilizar estas tarjetas. Las tarjetas prepago pueden ser al portador, es decir, sin nombre.

Tarjetas de crédito:

La principal particularidad de las tarjetas de crédito es que son un medio de financiación y nos permiten abonar las compras con un dinero que no es nuestro y que luego tendremos que devolver. Estas nos ofrecen la posibilidad de ir asumiendo préstamos (sin superar el máximo del crédito que tengamos disponible) cada vez que queramos realizar un pago y luego devolver ese dinero a final de mes o en cuotas mensuales.

Cuando abonamos el importe de una compra con las tarjetas de crédito o extraemos dinero de un cajero automático, lo que en realidad estamos haciendo es retirar una parte del importe de la línea de crédito y, por lo tanto, asumir una deuda con el banco o la financiera

Estas son las características principales de cada modalidad de reembolso:

    • Pago fraccionado: gracias a este sistema se puede devolver el dinero que se haya usado en cuotas mensuales, ya sea abonando un importe fijo cada mes o pagando un tanto por ciento de la deuda restante en cada mensualidad. En cualquiera de los dos casos, se podrán ajustar las cuotas para que sean asumibles, pero se tendrán que pagar intereses. Generalmente el interés de las tarjetas gira en torno al 21 %. 

    • Pago total a final de mes o a principios del siguiente: este método de pago consiste en liquidar, de una sola vez, todo el saldo que se haya utilizado durante el mes con la tarjeta de crédito. El pago total no genera intereses, es decir, es gratis. Sin embargo,habrá que prever tener el dinero suficiente en la cuenta para esa fecha. 

En el siguiente video, nuestra experta financiera nos cuenta en menos de un minuto cómo podemos ahorrar en intereses al pagar con una tarjeta de crédito:

¿Las tarjetas gratis existen?

Como ocurre con cualquier otro servicio o producto bancario, el coste de las tarjetas dependerá de la entidad que las emita y del propio plástico. Aunque a una entidad la concesión de una tarjeta le suponga un gasto, esto no significa que siempre lo repercuta al cliente. De esta manera, es posible conseguir tarjetas totalmente gratis. Algunas no exigen ningún tipo de requisito mientras que otras, para librar al cliente de comisiones, piden que se realice un consumo mínimo anual con ellas.

Además de las cuotas de emisión y de mantenimiento, en torno a las tarjetas planean toda una serie de costes extra que influirán sobre el precio final de los plásticos. Un ejemplo: una tarjeta puede ser gratuita, pero si se solicita un estampado personalizado es probable que la entidad cobre una comisión por ello.

Operaciones más comunes con tarjetas

Las tarjetas admiten una amplia variedad de operaciones, aunque no se pueden realizar todas con los mismos plásticos. Las tarjetas de débito y las prepago son muy similares, pero las de crédito tienen funciones diferentes. En la imagen que mostramos a continuación podemos ver las principales funciones que tienen las tarjetas:

operaciones mas habituales con tarjetas 

Como hemos visto de forma resumida en la infografía, las tarjetas permiten:

  • Abonar compras en comercios, tanto a pie de calle como en tiendas online

Al poder prescindir del efectivo, los usuarios ganan seguridad, ya que pueden desplazarse sin dinero encima, y ganan comodidad. Es importante señalar que durante los últimos años el pago con tarjeta ha evolucionado considerablemente y las últimas innovaciones tecnológicas han llegado al sector, por lo que ahora se pueden pagar compras con el móvil o simplemente acercando la tarjeta al datáfono.

  • Sacar dinero en cajeros automáticos

Se trata de una acción muy habitual. No obstante, los plásticos más habituales para sacar dinero son los de débito, ya que permiten realizar esta operación gratis en los terminales del banco emisor de la tarjeta o en los de aquellos bancos con los que haya llegado a algún acuerdo. Por el contrario, si se saca dinero a débito de cualquier otro cajero, se tendrá que hacer frente a una comisión. Si en lugar de una de débito se utiliza una tarjeta de crédito, además de la comisión anterior si se recurre a un cajero ajeno a la entidad, se tendrá que hacer frente siempre a una comisión extra por retirar efectivo a crédito.

  • Realizar transferencias de la línea de crédito a la cuenta corriente

Esta operación solo puede realizarse con una tarjeta de crédito, ya que son las únicas que están vinculadas a unos fondos ajenos al cliente, es decir, a una línea de crédito. Además de los intereses, seguramente la tarjeta de crédito lleve asociada una comisión por esta operación que también se deberá abonar. Cabe recordar que el importe máximo que podremos retirar de la línea de crédito será igual a su importe máximo y variará en función de cuáles sean nuestros ingresos.

  • Pagar recibos, recargar el saldo del móvil, etc.

Antes de realizar una operación, sobre todo si es a crédito, debemos conocer los costes que nos acarreará (comisiones, intereses, etc.) y valorar si nos sale a cuenta y si nuestra situación nos permite hacerles frente.

5 ventajas que ofrecen las tarjetas

Aunque no existe un paquete de ventajas estándar y cada banco o financiera incluye los extras que considere oportunos en sus tarjetas, podríamos decir que las siguientes cinco ventajas son las más habituales:

  1. Cero comisiones: hoy en día es posible tener tanto tarjetas de crédito como tarjetas de débito y prepago sin pagar comisiones ni de emisión ni de mantenimiento, lo que facilita mucho el acceso a este medio de pago.

  2. Compras bonificadas, es decir, las entidades devuelven un tanto por ciento de las compras que se hayan realizado con la tarjeta. La bonificación puede ser de hasta el 5 %. La devolución se aplicará sobre todas las compras o solo sobre las que se realicen en una serie de comercios o marcas concretas. Estas ventajas están reservadas a las tarjetas de crédito y es habitual que solo computen las compras pagadas a plazos. En general, los intereses a deber por las compras aplazadas siempre serán superiores a la bonificación.

  3. Descuentos en gasolineras.Las entidades que ofrecen a sus clientes descuentos en carburante al utilizar sus tarjetas, ya sean de crédito o de débito. Sin embargo, los descuentos no se aplican sobre todas las gasolineras de España, sino que cada banco tiene acuerdos con una serie de marcas. 

  4. Descuentos en compras, en forma de rebaja sobre las compras realizadas; desde marcas de alimentación hasta agencias de viajes o grandes plataformas como Amazon. Debemos conocer las condiciones particulares de cada descuento (importe mínimo de la compra, vigencia de la oferta, si es un descuento directo sobre el precio o una devolución de una parte del importe, etc.).

  5. Seguros incluidos sin coste extra. Esta es una de las ventajas más típicas. Casi todas las tarjetas, sobre todo las de crédito, incoporan pólizas sin ningún coste para el titular. Los seguros más habituales son losde accidentes en el extranjero, asistencia en viajes y antifraude, aunque también se pueden incluir otros como pólizas de extensión de garantía de los productos comprados con el plástico.

Antes de escoger una tarjeta de crédito, débito o prepago debemos repasar a fondo el contrato y comparar todos sus puntos, tanto los requisitos como las ventajas, para saber si es el producto que nos interesa.

Las comisiones más típicas de las tarjetas

Tal y como ocurre con el resto de los productos financieros, las tarjetas también pueden venir acompañadas de comisiones que dependerán de la operativa que se haga con ellas y de quién sea el emisor de la tarjeta. Mientras algunas entidades libran a sus clientes de las principales comisiones asociadas a estos medios de pago, otras cobran varias decenas de euros al año por ellas. Antes de aceptar una tarjeta, independientemente de su modalidad, debemos leer el contrato y, especialmente, el apartado relativo a las comisiones asociadas, donde podremos entender qué gastos incluye la tarjeta y a cuánto ascienden. A continuación, las seis comisiones más frecuentas relacionadas los "plásticos":

  • Comisión de emisión: es la tarifa que aplican los bancos y las financieras por la emisión de una tarjeta. Se trata de una cuota única que se abona en el momento de la concesión. Los bancos cobran este cargo por fabricar y estampar la tarjeta, así como por el estudio de solvencia que se supone tienen que hacer del cliente antes de concedérsela.

  • Cuota de mantenimiento: es el precio que paga el cliente por tener la tarjeta operativa año tras año. La cuota de mantenimiento se puede abonar trimestral, semestral o anualmente, en función de las condiciones que imponga el banco o la financiera en la que contratemos nuestra tarjeta. El importe de la comisión de renovación también dependerá del proveedor del plástico.

  • Comisión por solicitar una tarjeta extra: es el precio que cobran las entidades por emitir una nueva tarjeta asociada a una misma cuenta. Aunque no todos los bancos la aplican, es más o menos habitual. Las tarjetas extra se solicitan básicamente cuando hay más de un titular en una cuenta y cada uno quiere su propio plástico o cuando una cuenta tiene algún autorizado. Así que antes de solicitarla, vale la pena consultar en el libro de tarifas o en el contrato su coste, o preguntar directamente en la entidad.

  • Comisión por duplicado de la tarjeta: en el hipotetico caso de que perdamos nuestra tarjeta o de que se estropee, ya sea porque la hemos roto, porque se ha deteriorado por el contacto con algún líquido o porque ha dejado de funcionar a causa de un imán, nos veremos obligados a solicitar una tarjeta nueva a nuestra entidad. Algunos bancos permiten solicitar un duplicado de una tarjeta sin coste, pero otros obligan al cliente a abonar una comisión por esta gestión.

  • Comisión por retirada de efectivo en cajeros a débito: es la tasa que nos cobra el banco por sacar dinero con una tarjeta de débito en un cajero automático. En general, todos los bancos ofrecen a sus clientes la posibilidad de sacar dinero gratis de su parque de cajeros sin coste alguno. La diferencia es que algunos bancos tienen un centenar de terminales y otros varios miles. En ocasiones, el banco puede dejarnos utilizar los cajeros de otros bancos a coste cero o pagando una comisión inferior a la que se pagaría de "nomal" porque ambas entidades han llegado a un acuerdo o porque nuestro banco ha decidido no repercutirnos la comisión que le cargue el propietario de la máquina. En cualquier caso, debemos tener claro que el banco propietario del terminal es el que fija la comisión, pero no nos la cobra a nosotros directamente, sino que se la traslada a nuestro banco y este es el que decide si la asume él o nos la repercute a nosotros.

  • Comisión por retirada de efectivo en cajero a crédito: a diferencia de las retiradas de efectivo a débito, sacar dinero a crédito siempre implica pagar comisiones, ya que lo que se hace en realidad es asumir una deuda al retirar efectivo de la línea de crédito asociada a la tarjeta. Por un lado, se tendrá que pagar la comisión por utilizar la tarjeta de crédito para realizar esta operación; por el otro, se tendrá que abonar la comisión oportuna por usar el cajero si se recurre a un terminal ajeno a la entidad; y, por último, el interés ordinario aplicado a los fondos dispuestos de la línea de crédito.

Las comisiones anteriores son las más habituales y suelen afectar por igual a las de crédito y a las de débito, pero hay otros gastos que no deberíamos pasar por alto. Por ejemplo, algunas tarjetas prepago pueden aplicar una comisión por cada recarga de saldo que se haga o las tarjetas de crédito, si se utilizan con la modalidad de pago aplazado, generarán intereses a favor del banco o de la financiera que se deberán abonar en el plazo acordado. Y si se hace una transferencia de la línea de crédito a la cuenta corriente, además de intereses, también habrá que pagar una comisión por realizar la operación.

Sea cual sea la tarjeta que contratemos, debemos siempre analizar las comisiones que podría llegar a cobrarnos el banco o la financiera que emite el plástico, leer el contrato atentamente y, si hace falta, solucionar cualquier duda con el emisor de tarjetas. Sin embargo, hoy en día es posible encontrar tarjetas sin comisiones, es decir, gratuitas, sobre todo si se domicilia la nómina en el banco que nos la concede.

Dónde contratar tarjetas de crédito, débito o prepago

Si queremos contratar una tarjeta de débito, tendremos que acudir a un banco. Este tipo de tarjetas están conectadas directamente con una cuenta corriente abierta en la misma entidad. Sin embargo, las tarjetas de crédito pueden comercializarlas tanto los bancos como las financieras, ya que en ocasiones pueden asociarse a una cuenta corriente en otra entidad. Cada vez es más habitual solicitar tarjetas online.

¿Solo las entidades financieras emiten tarjetas?

Los grandes almacenes y las cadenas comerciales también las ofrecen a sus cliente con el fin de fidelizarlos y premiarlos. Por lo general, sirven para acumular puntos, sumar descuentos o aplicar bonificaciones sobre las compras que se hagan. Este tipo de plásticos siempre son gratuitos y no suponen ningún coste para el cliente. 

Algunos comercios han firmado acuerdos con financieras o incluso han creado sus propias financieras para convertir sus tarjetas de fidelización en medios de pago. Con ellas, no solo se accede a las ventajas del comercio, sino que además se pueden pagar las compras a crédito, por lo general con bonificaciones o descuentos.

Tarjeta de crédito o de débito: ¿cuál escoger?

Los expertos de HelpMyCash.com han desarrollado un guía que podemos descargarnos gratuitamente para responder a esta pregunta. Con la guía gratuita de HelpMyCash '¿Qué tarjeta te conviene más? El test de las 9 preguntas?' aprenderemos qué tipos de tarjetas bancarias existen, cuánto cuesta pagar a plazos y en qué aspectos debemos fijarnos para elegir la tarjeta que más nos conviene.

¡Guía GRATUITA!¿Qué tarjeta te conviene más? El test de las 9 preguntas

¿Qué tarjeta te conviene más? El test de las 9 preguntas

¿No sabes qué tarjeta escoger?

Con esta guía gratuita elaborada por HelpMyCash.com podrás descubrir qué tipo de tarjeta bancaria te conviene y resolver todas tus dudas sobre este tipo de medio de pago tan popular. Con la guía sobre tarjetas aprenderás:

  • Qué tipos de tarjetas bancarias existen
  • Cuánto cuesta aplazar una compra
  • En qué deberías fijarte para escoger la tuya

Y, además, gracias al test de las 9 preguntas averiguarás qué tipo de tarjeta te conviene más y cuáles son las mejores en cada caso.

¡Descarga ahora tu guía gratis y resuelve todas tus dudas!

Ver y descargar guía

Tecnología sin contacto o 'contactless'

La tecnología contactless ofrece a los clientes la posibilidad de abonar sus compras únicamente acercando la tarjeta a la superficie del datáfono, sin necesidad de deslizar la banca magnética por el TPV ni de meter la tarjeta para que la máquina lea el chip. Para las compras de menos de 20 euros no es necesario teclear el PIN, por lo que la rapidez está garantizada.

Para usarlo es necesario que el datáfono en el que se va a fectuar la compra esté incorporado la tecnología NFC y no todos los TPV la tienen ya. En cualquier caso, todas las tarjetas contactless pueden usarse también con contacto, por lo que en caso de que el comercio no admita este tipo de pago bastará con recurrir al método tradicional e incorporar el plástico dentro de la máquina. 

Pago móvil, el sustituto de las tarjetas

Los esfuerzos del sector financiero y las compañías fintech, parecen encaminados hacia la creación de gadgets que en un futuro acaben sustituyendo por completo a las tarjetas de plástico. La mayoría de los modelos de smartphone nuevos ya incluyen la tecnología NFC, que permite utilizar el terminal como medio de pago y como sustituto de las tarjetas. Los teléfonos que no disponen de la tecnología NFC también pueden convertirse en tarjetas si el cliente engancha en el reverso del aparato un sticker proporcionado por el banco que funciona como una minitarjeta contactless.

El funcionamiento de los pagos con móviles es parecido al pago contactless con tarjeta:

  • Lo primero que debemos hacer es descargar la aplicación que nos permitirá convertir nuestro móvil en un medio de pago. Tenemos dos opciones: 

    • podemos descargar la aplicación de nuestro banco

    • descargar un wallet independiente, como Apple Pay, Samsung Pay o Android Pay.

  • Será necesario introducir la contraseña para ejecutar la aplicación o, en su defecto, utilizar la forma de verificación de identidad que tengamos habilitada (huella dactilar o reconocimiento de iris, por ejemplo).

  • Acercamos el smartphone al TPV para realizar la compra. Debemos seguir las instrucciones del wallet que utilicemos, ya sea uno ajeno a la banca, como Samsung o Apple Pay, o de nuestra entidad. 

  • Pagamos. Una vez efectuada la compra, la app que hayamos usado nos enviará una notificación push advirtiéndonos de que se ha realizado una compra y del importe de esta. 

Si, desafortunadamente, perdiésemos el móvil, podremos desactivar los datos que tengamos en los wallets de forma remota desde otro dispositivo con conexión a Internet. Además, los wallets requieren un primer nivel de identificación (contraseña, huella, etc.) y un segundo nivel si la compra supera los 20 euros (pin de la tarjeta) por lo que son varias las medidas de seguridad que nos protegen.

¿Puedo utilizar las tarjetas en el extranjero?

Actualmente, la mayoría de las tarjetas comercializadas en España pueden usarse para sacar dinero o abonar compras en cualquier parte del mundo. Antes de utilizar una tarjeta fuera de España, debemos saber cuáles son los costes asociados. Por lo general, los bancos suelen penalizar las extracciones de efectivo en el extranjero con una comisión que puede llegar a ser, incluso, del 4 % sobre el importe retirado, con un mínimo de tres o cuatro euros.

Sin embargo, algunos bancos permiten sacar dinero fuera de España gratis. Además, sacar dinero o pagar una compra con una de nuestras tarjetas en una moneda extranjera no suele ser gratis tampoco. Pero ambas comisiones se pueden evitar eligiendo bien el banco. En el extranjero, las tarjetas de crédito son, en principio, las más útiles porque para ciertos servicios, por ejemplo reservar un vehículo, muchas veces solo se admiten este tipo de plásticos y, segundo, porque este tipo de tarjetas incorporan seguros muy atractivos que pueden ser de gran ayuda a la hora de hacer un viaje.

¿Qué es el CVV de una tarjeta bancaria?

El CVV (card verification value) o CVC (card verification code) es un grupo de tres o cuatro dígitos que incrementa la seguridad de las tarjetas bancarias y sirve para garantizar que es el titular del "plástico" el que realmente la utiliza. La mayoría de las veces para abonar una compra es necesario introducir estos dígitos, junto con el número del plástico, el nombre del titular que aparece impreso en la tarjeta y su fecha de caducidad. Existen dos tipos de CVV:

  • el de tipo 1, que está encriptado en la banda magnética de la tarjeta y que el TPV se encarga de leer automáticamente

  • el de tipo 2, que es el que aparece grabado en la superficie de la tarjeta y el que utiliza el consumidor conscientemente.

En las tarjetas de las marcas Visa y Mastercard, el código de seguridad CVV está en el reverso y son tres números aislados que suelen estar impresos en el recuadro de firma. Si los digitos de la tarjeta, por su diseño, también están en la parte trasera del plástico, entonces el CVV serán los últimos dígitos. En el caso de las tarjetas American Express, el código de seguridad, llamado CID, se encuentra en el anverso del "plástico".

He perdido o me han robado la tarjeta, ¿qué hago?

Las tarjetas son un elemento sensible y cuando perdemos o nos sustraen una de ellas lo más importante es actuar con rapidez para evitar males mayores y que cualquiera pueda acabar gastando nuestro dinero. En la siguiente imagen podemos ver los los pasos que debemos seguir si perdemos o nos roban alguna de nuestras tarjetas o creemos que la han clonado:

cancelar tarjetaPor lo tanto, en primer lugar debemos dar de baja la tarjeta. Tenemos que tener en cuenta que si posteriormente queremos volver a usarla, ya no podremos, pues estará bloqueada. Bloquear una tarjeta es muy sencillo y tenemos varios canales para hacerlo: podemos llamar al número de teléfono específicos para estos casos los bancos, podemos cancelarla a través de la app del móvil o accediendo a la banca virtual. Poner una denuncia ante las autoridades y revisar los movimientos de la tarjeta para comprobar que no hemos sido víctimas de ningún fraude. Por último tenemos que solicitar una nueva tarjeta. La recepción del "plástico" nuevo podría tardar hasta un par de semanas.

FAQ: ¿Cómo te puede ayudar esta página?

A continuación, te ayudamos a resolver algunas de las preguntas más habituales que surgen a los consumidores sobre las tarjetas. 

Es necesario acudir a una oficina de la entidad que comercializa la tarjeta de crédito, débito o prepago que queramos y solicitarla o bien realizar los trámites por Internet o teléfono si existe esa posibilidad. Si queremos una tarjeta bancaria lo más probable es que necesitemos tener abierta una cuenta en la entidad, por lo que tendremos que tramitar su apertura. Si ya somos clientes de la entidad bastará con pedir la tarjeta y ellos comprobarán si cumplimos el perfil para tenerla.
Las tarjetas de crédito implican la concesión de una línea de crédito a su titular, por lo que el riesgo que acarrea la entidad emisora es mucho mayor con este tipo de plásticos. El banco o la financiera que haya recibido la solicitud estudiará con detenimiento nuestra situación financiera, así como nuestro historial crediticio. Si tras enviar la solicitud el banco nos deniega la tarjeta de crédito, significará que no hemos superado sus criterios de concesión. En cualquier caso, si nos deniegan el plástico, siempre podemos acudir a otra de las muchas entidades emisoras de tarjetas de crédito que existen en el mercado.
En ocasiones, podremos conseguir nuestra tarjeta al momento (solo si acudimos a una oficina) mientras que en otras tendremos que esperar días o, incluso, una o dos semanas para que nos llegue. En principio, la velocidad de recepción del "plástico" dependerá del proceso de solicitud (si se realiza a distancia o en una oficina), de cuán rápidos seamos enviando toda la documentación, de si el banco manda la tarjeta a casa o la envía a una sucursal, etc. Tampoco debemos olvidar que el proceso de aceptación de la solicitud de una tarjeta de crédito es más lento que el de una de débito.
Activar una nueva tarjeta es muy fácil. Solo hace falta seguir los pasos que nos indique la entidad (nos informará de ellos en la sucursal bancaria si recogemos allí la tarjeta o mediante una carta si nos la envían a nuestro domicilio). Lo más habitual es que para activar cualquier tarjeta se tenga que llamar por teléfono al banco y solicitar su activación o se haga a través de Internet, mediante la banca virtual. En ocasiones, también es posible activar las tarjetas a través de un cajero o de la app del móvil. Antes de empezar a utilizar una tarjeta, si es de crédito, debemos saber cuál es la modalidad de pago que lleva por defecto y cambiarla si procede.
Cancelar una tarjeta, sea del tipo que sea, generalmente, es un proceso muy sencillo. Tan solo hace falta llamar al teléfono que el banco o la entidad emisora del "plástico" tenga establecido para tal efecto e informar de nuestra decisión de bloquearla. Por lo general, el número de teléfono para cancelar una tarjeta está disponible a cualquier hora, cualquier día del año, así que podremos dar la orden cuando sea. Algunos bancos permiten que sus clientes den de baja una tarjeta a través de su área personal de banca a distancia o a través de la aplicación instalada en el móvil. En el caso de robo, deberemos interponer una denuncia en una comisaría de policía, para evitar estar protegidos ante un uso ilegal de ellas.

Sobre esta página

Para qué sirve esta página sobre tarjetas: en el siguiente texto podremos encontrar toda la información que necesitamos para conocer los distintos tipos de tarjetas que podemos encontrar actualmente en el mercado e información para que podamos elegirlas correctamente. Las tarjetas de crédito, débito y prepago tienen unas características que las harán más o menos recomendables según cuál sea nuestro perfil financiero y para qué queramos utilizarlas.

Fuente: los datos y la información relativos a las tarjetas, tanto de crédito como de débito y prepago, que aparece en este artículo proceden de la investigación y de la experiencia de los expertos que forman parte del equipo de HelpMyCash.com, así como del análisis de las distintas ofertas que existen actualmente en el mercado y de fuentes oficiales como el portal virtual del Banco de España.

Metodología: el equipo de HelpMyCash ha analizado la información disponible en el mercado sobre este medio de pago, así como las características particulares de cada tipo de tarjeta y la información precontractual de los diferentes plásticos que comercializa cada banco.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador online compuesto por un equipo de especialistas en finanzas. A través de nuestro portal, el usuario podrá comparar diferentes productos de finanzas personales y de economía del hogar, además de acceder a una información de calidad, lo que le permitirá escoger el producto más barato.

Aviso: todos los servicios ofrecidos por el comparador online HelpMyCash.com al usuario son gratuitos. HelpMyCash obtiene sus ingresos de sus productos destacados y de la publicidad. Podemos recibir una compensación por los clientes generados a través de nuestra plataforma.

Te escuchamos: desde HelpMyCash queremos ayudarte a solucionar cualquier duda que tengas. Para ello, ponemos a tu disposición los siguientes servicios:

Temas recientes del foro

  • 1 Respuesta
  • 1 Voto
  • 85 Visitas
Por teléfono me llaman para decirme que me van a enviar una tarjeta de crédito.Al día siguiente veo en la web del Deustche Bank que me han asignado una tarjeta de crédito oro y otra asociada, sin mi firma.Todavía no me han llegado las tarjetas físicamente.No quiero estás tarjetas,tienen algún coste si no las activo.Saludos y gracias.
Patricia Sendra
Patricia Sendra
hace 1 semana

HelpMyCash

Hola, Jozura.

En teoría no debería cobrarte ninguna comisión, pero si las quieres lo mejor es que vayas a tu oficina y canceles directamente las tarjetas. En caso de que te cobraran cualquier cosa no dudes en escribirnos para alertar al resto de usuarios y buscar una solución.

Un saludo

Patricia Fernández Pérez
cual es la tarjeta más segura de crédito? @Patricia Fernández Pérez - hace 1 semana
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 61 Visitas
busco una targeta que no tenga que ver con mi banco que es santander y son unos ****. la más segura y fácil de conseguir
Patricia Sendra
Patricia Sendra
hace 1 semana

HelpMyCash

Hola, Patricia.

En primer lugar es importante que seamos conscientes de que, no existe la tarjeta perfecta pero sí podemos encontrar la que mejor se adecue a nuestras necesidades. Por ello, te adjuntamos el link a las mejores tarjetas con seguros y a las mejores tarjetas sin tener que cambiar de banco. De esta forma, podrás escoger cualquier plástico sin estar vinculada a ningún banco y con los seguros que más se adecuen a tus necesidades. 

Un saludo.

Eulalia
No kiero la tarjeta @Eulalia - hace 2 semanas
  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 37 Visitas
No kiero la tarjeta

Noticias recientes

Las compañías telefónicas entran en el negocio de las tarjetas de crédito
Las compañías telefónicas entran en el negocio de las tarjetas de crédito
El fin de diciembre, además de reuniones familiares y comilonas, trae compras. Aprovechando el crecimiento del consumo de estas fechas, hay quienes intentan sacar partido. Los últimos parecen ser las compañías telefónicas, y no solo a través de ofert...

Publicado el 12/12/2018

Adiós a las fronteras virtuales: ya puedes comprar en cualquier país de la UE por Internet con tu tarjeta española
Adiós a las fronteras virtuales: ya puedes comprar en cualquier país de la UE por Internet con tu tarjeta española
"Está usted accediendo a nuestra web desde España, en breve se le redirigirá a la página española". Los asiduos al comercio electrónico (en 2017 el 59% de los internautas españoles habían realizado alguna compra online según el Ontsi) se habrán topad...

Publicado el 04/12/2018

Tarjeta de crédito WiZink: el ahorro perfecto para tu puente de diciembre
Tarjeta de crédito WiZink: el ahorro perfecto para tu puente de diciembre
Las tarjetas de crédito son las grandes desconocidas dentro de la población. Aun habiendo más de 35 millones en circulación, según datos del Banco de España, muchas personas no son conscientes de todas las utilidades que estas pueden llegar a tener....

Publicado el 03/12/2018