¿Qué son las tarjetas sin comisiones?

Aunque haya muchos clientes que aún paguen comisiones por sus tarjetas de crédito y de débito, cada vez son más los bancos que comercializan tarjetas sin comisiones, disponibles sin necesidad de abonar cuotas por su contratación. Lo que supone un ahorro anual considerable que puede superar, incluso, los 50 €. Dependiendo de la entidad, el cliente podrá librarse solo de la comisión de emisión o también de la de renovación, es decir, le saldrá gratis año tras año.

Cuando se buscan tarjetas sin comisiones, lo ideal es comparar entre los principales bancos y financieras para hacerse una idea de las condiciones generales que se están ofreciendo y de qué ventajas se pueden llegar a conseguir. Tras una comparativa exhaustiva, podremos encontrar la tarjeta que mejor se adapte a nuestras necesidades y la que ofrezca las mejores condiciones.

Comisiones en las tarjetas de crédito y débito

Las tarjetas bancarias, como el resto de productos financieros, también pueden tener comisiones. Tanto las tarjetas de crédito como las tarjetas de débito pueden incluir una cuota anual, así como recargos por sacar dinero de cajeros ajenos a la entidad o por solicitar un duplicado del "plástico", entre otras operaciones. Asimismo, si usamos una tarjeta de crédito con la modalidad de pago aplazado, deberemos pagar el interés que se devengue sobre el saldo pendiente de pago, por lo que interesa que sea lo más bajo posible.

Dependiendo de la entidad que ofrezca el medio de pago, se tendrán que abonar unas tarifas u otras (los precios pueden variar mucho entre entidades) y, en el mejor de los casos, no pagar nada por las tarjetas. Por lo general, el coste suele bajar a medida que se aumenta la vinculación con el banco. Para poder contratar tarjetas sin comisiones, nada mejor que conocer cuáles son las más habituales para así poderlas esquivar:

  • Comisión de mantenimiento o de renovación: es un importe que se paga cada año como renovación de la tarjeta. Su precio puede oscilar desde los 0 €, en el caso de las tarjetas gratuitas, hasta cientos de euros para las tarjetas de lujo.
  • Cuota de emisión: algunos bancos cobran una comisión por emitir sus "plásticos", normalmente del mismo importe que la comisión de renovación. Aunque cada vez es menos común, ya que muchos bancos suelen ofrecer el primer año gratis a modo de promoción de bienvenida.
  • Comisión por duplicado: es el coste por crear una nueva tarjeta cuando se nos extravía o nos deja de funcionar la tarjeta original.
  • Comisión por tarjeta adicional: es el coste por emitir otra tarjeta de crédito o de débito para el cotitular de la cuenta bancaria.
  • Comisión por retirar efectivo en cajeros automáticos: la mayoría de entidades cargan comisiones por sacar dinero a débito en los cajeros que no son del banco y casi el 100 % cobra una comisión por sacar dinero a crédito, ya sea en sus propios cajeros o en terminales de otras entidades.

¿Qué operaciones admiten las tarjeta sin comisiones?

El hecho de que una tarjeta tenga o no tenga comisiones afecta al coste al que tendrá que hacer frente el cliente por tener el "plástico" y utilizarlo, pero no a la operativa. El tipo de operaciones que se puedan realizar dependerá del tipo de tarjeta (crédito, débito y prepago) y de las limitaciones que imponga la entidad. Así, una tarjeta de crédito sin comisiones ofrecerá la cliente la posibilidad de financiar sus compras o de traspasar dinero de la línea de crédito a su cuenta corriente, al igual que una tarjeta de crédito que no sea gratis y una tarjeta de débito sin coste permitirá realizar las mismas funciones que una que no sea gratis. Generalmente, las operaciones que podemos realizar con una tarjeta sin comisiones son las siguientes:

  • Pagar las compras: no hay duda de que, junto con sacar dinero, la principal función de las tarjetas, incluidas las que no tienen comisiones, es abonar el importe de las compras que se realicen tanto en comercios físicos como virtuales. En función del tipo de medio de pago contratado, se podrá pagar a débito o a crédito. Si bien es cierto que tradicionalmente para completar esta operación se tenía que deslizar la banda magnética por el datáfono o introducir el "plástico" en el TPV para que leyese el chip, ahora es posible asociar la tarjeta al móvil o pagar simplemente acercándola al TPV gracias a la tecnología contactless.
  • Realizar retiradas de efectivos en cajeros automáticos: si somos clientes de una tarjeta de débito solo podremos retirar el dinero con el que contemos en ese momento en nuestra cuenta, en cambio, si disponemos de una tarjeta de crédito podemos acceder a más pero, eso sí, pagando comisiones asociadas.
  • Comprar por Internet: aunque también podemos utilizar nuestras tarjetas de débito o de crédito para comprar online, muchos clientes se deciden a contratar una tarjeta prepago debido a su seguridad y a que garantiza el anonimato. Esto se debe a que no están asociadas a ninguna cuenta y podemos ir recargando el saldo del que podemos disponer.
  • Recargar el saldo de nuestro móvil.
  • Pagar nuestros recibos, ya sea acudiendo físicamentea a una oficina de la entidad, por transferencia o a través de la aplicación móvil de nuesrta banca online.
  • Realizar transferencias de la cuenta de crédito a la corriente, siempre que se trate de una tarjeta de crédito: tendremos la oportunidad de traspasarnos el dinero de nuestra línea de crédito si necesitamos conseguir financiación (generalmente pagando intereses y comisiones por el traspaso).

Como vemos, podemos darle usos a las tarjetas sin comisiones, por lo que debemos plantearnos cuál nos aporta más beneficios según nuestras necesidades económicas y por la que tengamos que pagar menos.

3 trucos para contratar la mejor tarjeta gratis

Si queremos una tarjeta sin comisiones gratis o, como mínimo, lo más barata posible, podemos seguir una serie de trucos o consejos para poder comparar los diferentes "plásticos" que hay disponibles hoy en día y encontrar aquel que se ajuste mejor a nuestras necesidades:

  1. Revisar el contrato: debemos prestar especial atención al contrato del "plástico" y no firmarlo hasta que hayamos comprobado que tanto las condiciones como las ventajas y, sobre todo, las comisiones que tiene cuadran con lo que buscamos. Las tarjetas sin comisiones están exentas de cuotas de emisión y de renovación. Además, conviene que el tipo de interés aplicado sobre el pago aplazado sea lo más bajo posible, para pagar menos intereses en caso de fraccionar las compras. Este dato aparecerá también en el contrato. Otro punto a tener en cuenta serán las comisiones por sacar dinero de los cajeros automáticos: si lo que buscamos en una tarjeta de débito, nos interesa que nos permita retirar efectivo del máximo número de terminales posible.
  2. Vigilar con los requisitos: en ocasiones, las entidades de crédito pueden imponer requisitos en la letra pequeña relativos a sus tarjetas sin comisiones como, por ejemplo, realizar un gasto mínimo al año en compras para que el "plástico" esté exento de la cuota de renovación. Debemos entender cuáles son las condiciones y rechazar la tarjeta en caso de que no nos convenga.
  3. Cancelar las tarjetas inactivas: tal y como ocurre con las cuentas bancarias, no deberíamos acumular tarjetas en el cajón que no vamos a usar y que van a acabar olvidadas. ¿La razón? Aunque en el momento en el que las contratásemos no tuviesen comisiones, el banco o la financiera de turno podrían cambiar sus condiciones y si nos olvidamos de ellas, probablemente no nos daremos cuenta de ello y las comisiones se acumularán (aunque nos tienen que avisar del cambio). 

Sobre esta página

Para qué sirve esta página sobre tarjetas sin comisiones: HelpMyCash nos ofrece la mejor información para que podamos encontrar la tarjeta sin comisiones que más se adapta a nuestro perfil. Para ello, nos permite conocer los tipos de tarjetas que están siendo comercializadas en la actualidad y qué procesos de solicitud debemos seguir para conseguirlas.

Fuente: la información relativa a las características de las tarjetas sin comisiones y a su regulación procede del Boletín Oficial del Estado, del Banco de España y de la información aportada por las entidades financieras que gestionan este tipo de productos.

Metodología: todos los datos relativos a este tipo de tarjetas han sido obtenidos a través de la investigación por Internet y telefónica.

Aviso: los servicios ofrecidos por HelpMyCash son completamente gratuitos, debido a que obtenemos todos nuestros ingresos de la publicidad y de los distintos productos ofertados como destacados.

Te escuchamos: queremos ayudarte y responder las distintas dudas que puedan surgirte. Por ello, HelpMyCash pone a tu disposición los siguientes servicios de atención al cliente:

 

Temas recientes del foro

Tengo un límite diario en mi tarjeta a qué hora se vuelve a activar en caso de sobrepasar el limite
Patricia Sendra
Patricia Sendra
hace 1 semana

HelpMyCash

Hola, Dani.

Por lo general el límite de una tarjeta de débito diario se debe reactivar en un máximo de 24 horas una vez realizada la última disposición. De todas formas, acudiendo a tu entidad o desde tu banca online lo más probable es que tengas la opción de cambiar esos límites y ampliarlos o reducirlos según tus necesidades. Ante cualquier pregunta más no dudes en volver a escribirnos.

Un saludo.

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 47 Visitas
Hola, voy a realizar un viaje a Cuba y me gustaria saber que tipo de gastos genera una tarjeta de credito, cuanto te cobran por pagar con ella, si se puede pagar al contado... etc.Muchas gracias.
Adrián Pérez
Adrián Pérez
hace 1 semana

HelpMyCash

Hola, Jolulo.

En el contrato de tu tarjeta deben estar especificados los costes que conlleva el uso de la misma en el extranjero. En principio puedes utilizarla sin problemas para pagar tus compras, pero (además del precio en sí del producto o servicio) tendrás que pagar una comisión por cambio de divisa. Por pagar en otra moneda tu banco te cargará una comisión que suele rondar el 2% o el 3% del importe total.

Si quieres más información sobre los costes de pagar en el extranjero con tu tarjeta de crédito, aquí puedes consultarla.

Un saludo

Busco información para desestimar la tarjeta viabuy.
Adrián Pérez
Adrián Pérez
hace 2 semanas

HelpMyCash

Hola, Francisco.

El correo es service@viabuy.com, y si quieres toda la información sobre el proceso de desistimiento en el punto número nueve de los términos y condiciones de la tarjeta que podrás encontrar en su página web.

Un saludo

Noticias recientes

El réquiem de las tarjetas de crédito ¿cuánto falta para que suene?
El réquiem de las tarjetas de crédito ¿cuánto falta para que suene?
 Requiem aeternam dona eis, Domine. Así comenzaba el réquiem de Mozart, que sonó a sus treinta y cinco años. Y así, sonará el de las tarjetas de crédito y también de débito, que a un año de su centenario comienzan a ver borroso su futuro. De esta for...

Publicado el 16/01/2019

3 claves para saber qué tarjeta de crédito se adapta mejor a ti
3 claves para saber qué tarjeta de crédito se adapta mejor a ti
Cuando vamos a una heladería solemos quedarnos embobados mirando el montón de sabores que tienen. La oferta es tal que cuesta decidirse por una u otra opción. Lo mismo ocurre en las finanzas, sobre todo cuando llega el momento de elegir una tarjeta d...

Publicado el 08/01/2019

¿Cuál es el pago fraccionado más barato de las tarjetas de crédito?
¿Cuál es el pago fraccionado más barato de las tarjetas de crédito?
Pagar con efectivo tiene fecha de caducidad. Existen infinidad de estudios que confirman esa tendencia. Los billetes y las monedas ocupan cada vez menos espacio en nuestro bolsillo dejando lugar a otros dispositivos con los que podemos pagar. En este...

Publicado el 31/12/2018