fondos de inversion

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es un instrumento de inversión colectiva que reúne el dinero de muchos inversores y lo invierte de forma conjunta. Estos activos pueden ser, por ejemplo, acciones, bonos, derivados, etc. Hay una sociedad gestora que se encarga de invertir las aportaciones de los partícipes según unas pautas establecidas previamente y la entidad depositaria se encarga de custodiar el patrimonio del fondo (los activos o el efectivo que posea).

¿Por qué invertir en un fondo de inversión?

Los fondos de inversión permiten a los ahorradores acceder a mercados y a productos en los que, individualmente, no podrían invertir, así como diversificar su cartera de inversión. Los fondos pueden invertir en multitud de activos simultáneamente, así como en varias divisas, sectores (farmacéutico, tecnológico, etc.) y mercados. Son más líquidos que los planes de pensiones, ya que el cliente puede suscribir o reembolsar sus participaciones cuando quiera. Cualquier persona puede invertir en estos productos a través de su banco, de las comercializadoras de fondos, de los robo advisors o bien directamente a través de la sociedad gestora. 

El patrimonio del fondo varía en función del número de partícipes y del comportamiento de los activos en los que esté invertido el dinero de los clientes. Así, al contratar un fondo de inversión podemos ganar o perder dinero. Como ocurre con cualquier otro instrumento financiero, cuanto mayor sea el riesgo del fondo, mayor será la rentabilidad esperada y cuanto menor sea el riesgo, menores serán las expectativas de rentabilidad. 

Ventajas de los fondos de inversión

  • Producto sencillo de entender, principalmente en comparación con otros como acciones, derivados, etc.

  • Diversificación, ya que contratando un solo fondo de inversión estarás colocando tu dinero en muchos activos

  • Se puede acceder con poco dinero

  • Gran oferta de fondos entre la que escoger

  • Ventajas fiscales, ya que se pueden hacer traspasos sin pagar impuestos

  • Son productos líquidos

Conceptos clave para entender los fondos de inversión

  • Partícipe: son los inversores, es decir, los titulares de las participaciones del fondo de inversión.

  • Participaciones: son las partes iguales en las que se divide el fondo y están en manos de los partícipes. El valor de las participaciones cambia, de ahí que los inversores puedan tener rentabilidades positivas o negativas. 

  • Sociedad gestora: gestiona el fondo y decide en qué invertir el dinero de los partícipes. 

  • Entidad depositaria: custodia el patrimonio del fondo y controla la actividad de la sociedad gestora. 

  • Valor liquidativo: es el precio de cada participación en cada momento. Para calcularlo se divide el patrimonio del fondo entre el número de participaciones que existen. El valor liquidativo cambia en función del valor de los activos en los que invierte el fondo.

Tipos de fondos de inversión que podemos contratar

Podemos encontrar una amplia variedad de fondos de inversión que se clasifican en función de su exposición a la renta variable o a la renta fija y de su política de inversión. Los fondos que invierten únicamente en activos de renta fija (instrumentos con un rendimiento fijo en una fecha determinada como los bonos o las obligaciones) o que destinan una parte importante de su patrimonio a estos activos suelen considerarse más seguros, pero su rentabilidad potencial suele ser más baja. Ocurre todo lo contrario con los fondos con mayor exposición a renta variable (activos cuyo rendimiento no está determinado de antemano como las acciones, las divisas o las materias primas); en estos casos, el riesgo es mayor, pero la rentabilidad esperada también. 

Podemos clasificar los fondos de inversión en las siguientes categorías:

  • Fondos monetarios: elevada liquidez y riesgo limitado (su objetivo es proteger el dinero invirtiendo en productos de calidad y obtener una rentabilidad en consonancia con los tipos de interés del mercado). Invierten el capital de los partícipes en activos de renta fija a corto plazo. No tienen exposición a renta variable ni a materias primas y no tienen riesgo de divisa. Tienen menos riesgo que otros fondos, pero las rentabilidades esperadas también son menores, incluso pueden ser negativas si los tipos de interés están bajos. En función de la duración media de la cartera pueden ser fondos monetarios a corto plazo o a largo plazo.

  • Fondos de renta fija: el patrimonio se invierte en activos de renta fija como bonos u obligaciones y la exposición a renta variable es nula. Según el riesgo de divisa que tengan, pueden ser de renta fija euro o de renta fija internacional. 

  • Fondos de renta fija mixta: combinan tanto activos de renta fija como de renta variable, pero su exposición a esta última es inferior al 30%.

  • Fondos de renta variable mixta: combinan tanto activos de renta fija como de renta variable y la exposición a esta última oscila entre el 30% y el 75%. 

  • Fondos de renta variable: la mayor parte del patrimonio se invierte en renta variable, concretamente más del 75%. Según el riesgo de divisa que tengan, pueden ser de renta variable euro o de renta variable internacional. 

  • Fondos globales: son aquellos en los que la política de inversión no está pautada con exactitud, es decir, la gestora no fija previamente los tantos por cientos que se van a invertir en renta fija o variable, la divisa de los activos o los mercados en los que se va a operar. Esta categoría incluye fondos con riesgo alto.

  • Fondos de inversión libres (hedge fund): pueden invertir en activos de cualquier tipo y, generalmente, están dirigidos a inversores institucionales o a grandes patrimonios. Suelen exigir una inversión mínima elevada. Tienen una menor liquidez (generalmente las participaciones pueden reembolsarse cada tres o seis meses, aunque podrían existir ventanas de liquidez mensuales), pueden apalancarse y son menos transparentes, por lo que suelen implicar un riesgo mayor.

  • Fondos de retorno absoluto: persiguen una relación rentabilidad/riesgo concreta.

  • Fondos de gestión pasiva o fondos indexados: son fondos que reproducen un índice como el IBEX 35 o el S&P 500.

  • Fondos garantizados: son fondos que garantizan la conservación de la totalidad o de una parte del capital invertido en una fecha determinada. Si el partícipe reembolsa sus participaciones antes o después de la fecha de vencimiento, los reembolsos se realizarán a precio de mercado, ya que la garantía solo es efectiva en la fecha de vencimiento. Los fondos garantizados pueden ser de rendimiento fijo si garantizan la recuperación del capital más una rentabilidad concreta, de rendimiento variable si garantizan la recuperación del capital más una rentabilidad variable vinculada al comportamiento de ciertos activos o de garantía parcial si garantizan la recuperación de una parte del capital.

 

Exposición a renta variable de los principales tipos de fondos de inversión 

 

 Tipo de fondo de inversión  Exposición a renta variable
 Fondo monetario  0%
 Fondo de renta fija  0%
 Fondo de renta fija mixta  Menos del 30%
 Fondo de renta variable mixta  Entre el 30% y el 75%
 Fondo de renta variable  Más del 75%

¿Qué son las clases de los fondos de inversión?

Otra forma de clasificar los fondos de inversión es según la clase, que generalmente se identifica con una letra. Las diferentes clases pueden indicar, por ejemplo, varias versiones de un mismo fondo que se comercializa a diferentes precios. En función de si invertimos nosotros mismos (un individuo con menos o más capital) o lo hacemos a través de una entidad como los robo advisors, pagaremos más o menos comisiones teniendo en cuenta el volumen de dinero invertido. Las letras con las que se indique esto están al final del nombre del fondo: A, B, C, D, E...

Además de por las comisiones, podemos diferenciar otras clases para los fondos de inversión:

  • Fondos de acumulación o fondos de distribución. Los fondos de acumulación serán los que no reparten dividendo y lo acumulan (tienen al final del nombre un Acc). Los fondos de distribución reparten algo de dinero entre los partícipes (tienen al final del nombre Dis o Inc)

  • Fondos institucionales o fondos retail. Los fondos que tienen un mínimo de inversión elevado son los considerados institucionales y los que tienen uno más bajo, los retail. La denominación con una letra para cada fondo puede cambiar entre las gestoras, por lo que no hay un sistema uniforme

  • Fondos con moneda cubierta o fondos con moneda no cubierta. Los fondos con moneda cubierta tienen cobertura en las divisas principales (por ejemplo, dólar-euro) y los fondos que no tienen cobertura podrían sufrir pérdidas o ganancias. La denominación se hace con una H o Hedged al final del nombre del fondo

¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados son instrumentos de inversión colectiva que intentan replicar un índice determinado, por ejemplo: IBEX 35 o S&P500. También son conocidos como fondos de gestión pasiva.

La gestión pasiva requiere menos intervención por parte del gestor. El inversor tendrá una inversión inicial en algunos activos financieros y la mantendrá durante un periodo largo.

¿Cuáles son las principales ventajas de los fondos indexados?

Los fondos indexados son, por lo general, más baratos que otro tipo de fondos de gestión activa. Además, son bastante fáciles de comprender sin tener un amplio conocimiento de finanzas. Por lo general, también operan en el largo plazo, reflejando un comportamiento de un índice en este periodo (la tendencia general de los mercados es al alza).

¿Qué son los fondos ISR?

Los fondos de Inversión Socialmente Responsable o fondos de inversión ISR son productos que cuentan con activos elegidos según criterios relacionados con factores medioambientales, sociales, de derechos humanos, etc. También pueden denominarse ESG, que responde a Environmental, Social and Governance (medioambiental, social y de gobierno, en inglés).

Es una inversión que se ha creado para tener la tranquilidad de que las empresas en las que se invierte el dinero cuiden por el bienestar de la naturaleza y los derechos humanos. Por ejemplo, las empresas de fabricación de armas no entrarían en los criterios aceptados por la inversión ISR y, en cambio, sí que serían fondos ISR los que se centran en las energías limpias.

En los últimos años este tipo de inversión está dando buenos resultados en cuanto a rentabilidad, por lo que aunque el criterio principal no sea conseguir la máxima rentabilidad sino hacerlo de forma ética, en este caso también estos resultados son buenos.

El origen de la inversión ISR o ESG

Algunos expertos apuntan a los años 60 como el origen de esta inversión, coincidiendo con el movimiento social y de lucha por los derechos humanos que se llevó a cabo, principalmente, en Estados Unidos. Además, los estudiantes, concienciados con la Guerra de Vietnam, apostaron por pedir a las universidades y empresas que no invirtiesen en empresas armamentísticas.

Ya en el año 2005 la ONU publicó los Principios para la Inversión Responsable, una serie de principios voluntarios que buscan incluir en las inversiones las cuestiones antes mencionadas: medioambiente, sociedad y gobernanza.

¿Quién gestiona el fondo de inversión?

La gestión de un fondo de inversión corresponde a una sociedad gestora compuesta por profesionales del sector que se encargan de invertir el dinero del fondo. Por otra parte, también participa una entidad financiera que actúa como depositaria. 

El gestor será el encargado de decidir en qué activos, divisas o mercados invertir, cómo distribuir la cartera y cuándo comprar o vender títulos según los criterios de cada fondo. No tendremos que gestionar las inversiones nosotros mismos, pero sí debemos hacer un seguimiento periódico del comportamiento del fondo. 

Que los fondos de inversión estén gestionados es una de sus principales ventajas, ya que los inversores no tienen que estar constantemente atentos a todos los activos donde tienen el dinero invertido y a si deben o no cambiarlos según las tendencias del mercado, ya que será la gestora del fondo la que vaya cambiando la composición de la cartera de acuerdo con lo que crea más conveniente. 

Gestión activa

Los fondos de gestión activa son aquellos en los que un equipo gestor se encarga de tomar las decisiones de inversión atendiendo a la política de inversión del fondo. Los gestores deciden en qué activos invertir, cómo distribuir el patrimonio del fondo y durante cuánto tiempo mantener los títulos en cartera. Los fondos de gestión activa toman un índice como referencia, por ejemplo el S&P 500, y su objetivo es batirlo. 

Gestión pasiva

Los fondos de gestión pasiva, al contrario, buscan replicar un índice de referencia, es decir, reproducir su comportamiento en lugar de batirlo. Estos fondos construyen una cartera análoga a la composición del índice que buscan imitar con el objetivo de conseguir la misma rentabilidad. Al requerir una gestión menor por parte de la sociedad gestora, sus comisiones son más bajas. 

Comisiones de los fondos

El Real Decreto 1082/2012 establece que la sociedad gestora podrá recibir comisiones de gestión y que la sociedad depositaria podrá cobrar comisiones de depósito del fondo de inversión. Estas comisiones son implícitas, es decir, se descuentan del patrimonio del fondo y están deducidas del valor liquidativo. La comisión de gestión se puede aplicar sobre el patrimonio del fondo, sobre los rendimientos o sobre ambas variables. En cualquier caso, tantos las comisiones de gestión como las de depósito está limitadas en términos por año.

Además, la normativa establece que las gestoras podrán cobrar comisiones de suscripción y de reembolso a los partícipes. Estos gastos son explícitos y se descuentan de las aportaciones y de los reembolsos de los partícipes.  

La legislación actual señala que "ni las comisiones de suscripción y reembolso, ni los descuentos a favor del fondo que se practiquen en las suscripciones y reembolsos, ni la suma de ambos, podrán ser superiores al 5% del valor liquidativo de las participaciones". 

 

 Comisión  Quién la aplica  Cómo se aplica  Límite anual por ley
 Comisión de gestión  Sociedad gestora Se aplica sobre el patrimonio del fondo 2,25% anual sobre el patrimonio 
Se aplica sobre el resultado del fondo 18% anual sobre el resultado
Se aplica sobre el patrimonio y el resultado del fondo 1,35% anual sobre el patrimonio y 9% anual sobre el resultado
 Comisión de depósito  Sociedad depositaria Se aplica sobre el patrimonio del fondo 0,2% anual sobre el patrimonio
 Comisión de suscripción  Sociedad gestora Se aplica sobre el importe de las aportaciones 5% sobre el valor liquidativo de las participaciones
 Comisión de reembolso  Sociedad gestora Se aplica sobre el importe de los reembolsos

 

Las comisiones impactan sobre la rentabilidad final del fondo, por lo que es importante revisarlas antes de contratar uno. No todos los fondos aplican las mismas comisiones ni las cobran todas. Algunos, por ejemplo, no tienen gastos de suscripción o reembolso.

¿Qué es el TER y cómo nos ayuda a comparar fondos?

El TER (total expense ratio) es un indicador sobre los gastos corrientes que soporta un fondo de inversión, expresado en forma de tanto por ciento. Esta medida permite al cliente saber qué tanto por ciento suponen los gastos del fondo sobre su patrimonio. Ayuda a los inversores a comparar los distintos fondos entre sí. Los gastos del fondo reducen la rentabilidad de los partícipes, por lo que cuanto menor sea el TER, más beneficios tendrán los inversores. El TER tiene en cuenta las comisiones de gestión y de depósito y otros gastos como, por ejemplo, los de auditoría o gastos administrativos. Podemos consultar el TER, así como las comisiones que soporta directamente el partícipe (suscripción y reembolso) en el documento de datos fundamentales para el inversor (DFI) de los fondos de inversión.

 

Rentabilidades de los fondos de inversión

Conocer las rentabilidades de los fondos de inversión en su conjunto es tarea difícil, ya que hay gran variedad de ellos y cada uno tiene sus cifras y su evolución. Sin embargo, Inverco, es decir, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones, publica cada mes datos del conjunto de fondos de inversión de España. Os dejamos en la tabla las rentabilidades del conjunto de los fondos de inversión para los últimos años. Datos actualizados a junio de 2021 con datos de abril de 2021.

2021*

1 año

3 años

5 años

2,97%

11,19%

2,02%

2,18%

*Rentabilidad en lo que va de año 2021.

Es importante saber que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras y que pueden ser más altas o más bajas.

¿Qué riesgos tienen?

Los fondos de inversión no están exentos de riesgo. Salvo los fondos garantizados, el dinero invertido no está asegurado, lo que significa que si el comportamiento de los activos financieros en los que invierte el fondo no es el esperado, se puede perder dinero. En función del tipo de fondo, es decir, los activos, mercados, divisas y sectores en los que invierta el riesgo puede ser mayor o menor. En cualquier caso, no olvidemos que como ocurre con cualquier otro instrumento financiero, cuanto mayor es el riesgo, mayor es la rentabilidad potencial y a la inversa. 

Los principales riesgos de un fondo de inversión son los siguientes:

  • Riesgo de crédito: posibilidad de que el emisor de los activos de renta fija no pueda abonar el principal o los intereses acordados o de que se retrase al hacerlo.

  • Riesgo de mercado: posibilidad de que el valor de los activos en los que invierte el fondo caiga. 

  • Riesgo de divisa: es el riesgo que se asume cuando se invierte en divisas distintas a la nuestra, ya que, aunque el valor de los activos no varíe, si lo hace el valor de la divisa, la inversión se puede ver afectada. 

  • Riesgo de país: se refiere al riesgo de que las condiciones económicas, sociales o políticas de un país afecten a la cartera. Este riesgo tiene especial relevancia cuando se invierte en activos de países emergentes. 

  • Riesgo por el uso de derivados: posibilidad de que aumenten las pérdidas si el fondo invierte en instrumentos derivados debido a las propias características de estos productos. No obstante, algunos fondos de inversión usan estos productos como instrumentos de cobertura, con el objetivo de disminuir los riesgos de la cartera. 

El riesgo de los fondos se indica dentro del documento de datos fundamentales para el inversor (DFI) con una escala del 1 al 7. Si el fondo está catalogado con un 1, significa que su nivel de riesgo es el más bajo posible, pero que su rendimiento potencial es menor. Al contrario, si el indicador marca un 7 significa que el riesgo del fondo es mayor, pero también lo es la rentabilidad esperada. En cualquier caso, un fondo de inversión de nivel 1 no está exento de riesgo.

¿Cuáles son los fondos de inversión con menos riesgo?

Por lo general, cuanto mayor sea la exposición a renta fija, menor será el riesgo y cuanto mayor sea la exposición a renta variable, mayor será el riesgo que asumen los partícipes.

 Tipo de fondo Riesgo
 Fondos monetarios Riesgo bajo. Invierten en productos de elevada calidad y liquidez y no tienen exposición a renta variable, por lo que su riesgo es limitado.
 Fondos de renta fija Riesgo bajo. Invierten en instrumentos de renta fija y, generalmente, conllevan menos riesgo que los de renta variable, ya que estos activos son menos volátiles. No obstante, algunos pueden tener un alto riesgo si invierten en activos high yield (títulos emitidos por países o corporaciones con una mala calificación crediticia). 
 Fondos mixtos Riesgo moderado. Cuanto mayor sea la exposición a renta variable, mayor será el riesgo. 
 Fondos de renta variable Riesgo alto. Son más arriesgados que los de renta fija, ya que la volatilidad de los activos en los que invierten suele ser mayor. 

 

¿Qué pasa si el banco en el que he contratado el fondo quiebra?

Los fondos de inversión se mantienen separados del balance del banco, por lo que si la entidad en la que hemos contratado el fondo termina quebrando, el patrimonio de este no se verá afectado.

¿En qué fijarse al elegir un fondo de inversión?

Si no sabemos dónde invertir nuestro dinero, lo primero que debemos hacer es preguntarnos cuáles son nuestros objetivos y qué riesgo estamos dispuestos a asumir. A la hora de escoger un fondo de inversión, podemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Tipo de fondo: en función de nuestros objetivos e intereses, seleccionaremos un fondo u otro. Es importante fijarse en la exposición a renta variable y en la política de inversión del fondo. Para algunos inversores puede ser determinante las zonas geográficas en las que invierta el fondo, las divisas en las que estén denominados los activos o los sectores industriales en los que invierta el gestor (videojuegos, farmacéuticas, bancos, etc.). Asimismo, algunos inversores pueden valorar positivamente los fondos que invierten en proyectos sostenibles o en empresas socialmente responsables.

  2. Perfil de riesgo: invertir dinero siempre conlleva un riesgo; sin embargo, según el tipo de activo en el que invirtamos y el plazo en el que decidamos realizar la inversión, el riesgo será mayor o menor. Podemos conocer fácilmente el riesgo del fondo consultando el DFI.

  3. Horizonte temporal: hay inversiones que requieren más tiempo que otras para ser rentables. Conviene asegurarnos de que podremos asumir ese plazo, de lo contrario tendremos que buscar otra inversión que se ajuste mejor a nuestro calendario.

  4. Histórico de rentabilidad: podemos analizarlo para hacernos una idea de cuál ha sido la trayectoria del fondo hasta ahora y comprobar si se ha situado por encima o por debajo de su índice de referencia. No obstante, no olvidemos que por muy buena que haya sido su rentabilidad en el pasado, nada nos garantiza que también lo sea en el futuro.

  5. Trayectoria del gestor: si somos inversores experimentados, probablemente conozcamos a los principales gestores y nos interese  este punto. En cualquier caso, no está de más saber quién es el gestor e informarse acerca de su trayectoria profesional. 

  6. Comisiones: hay que fijarse en las comisiones que nos cobrarán y compararlas con las de otros fondos similares. 

 

¿Para qué sirve el documento de datos fundamentales para el inversor (DFI)?

Este folleto incluye toda la información que el inversor necesita conocer antes de invertir en un fondo para que pueda tomar una decisión con criterio. Las comercializadoras de fondos están obligadas a entregar este documento a los inversores antes de que contraten el producto. Tiene una extensión máxima de dos o tres páginas.

El DFI incluye los siguientes apartados:

  • Datos para identificar el fondo:

    • Nombre. Te da una pista de las características del fondo en el que vas a invertir

    • Código ISIN

    • Código de registro en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

    • Información sobre la gestora

  • Política de inversión:

    • Qué tipo de fondo es, según el territorio y según el riesgo (Fondo de Renta Fija/Fondo de Renta Variable/Fondo Mixto)

    • Cuál es el índice de referencia

    • En qué tipo de activos invierte
  • Nivel de riesgo:

    • Indicador del riesgo del fondo expresado en una escala del 1 al 7 (1 menor riesgo, 7 más riesgo)

  • Comisiones: en este apartado se incluye el TER y los gastos soportados directamente por el partícipe (suscripción y reembolso)

  • Rentabilidad histórica del fondo

  • Información adicional: datos sobre la entidad depositaria e información sobre la inversión mínima 

¿Qué otros documentos me pueden ayudar a conocer el fondo de inversión?

Si con este documento no obtenemos información suficiente, podemos solicitar a nuestro banco otros, como el folleto del fondo (tiene más información que el DFI) o los informes trimestrales o semestrales. También podemos encontrar estos documentos en las webs de los bancos.

Otra opción para ampliar información sobre un fondo es hacer una consulta en Morningstar, una plataforma que incluye todos los datos de relevancia sobre los fondos de inversión y que presenta esta información de una forma homogénea para todos, por lo que hacer una comparativa entre varios será fácil.

El tipo de información que podemos ampliar en más detalle sobre el fondo es:

  • El número de partícipes en el fondo

  • El patrimonio que hay invertido en el fondo de inversión

  • El histórico de rentabilidad del fondo en comparación con el benchmark y con la categoría

  • Principales pérdidas y tiempo de recuperación de estas pérdidas
  • La composición del fondo. Tendremos de forma detallada los mercados en los que invierte, las principales posiciones y los sectores en los que está invertido

  • Quién es el gestor del fondo y cuánto tiempo lleva al mando de este fondo

  • El nivel de decisión e intervención (o no) que tiene el gestor del fondo

¿Dónde contratar un fondo?

Tenemos distintas vías para contratar un fondo de inversión. La mayoría de los bancos ofrecen servicios de bróker para invertir en bolsa y plataformas para contratar fondos de inversión, por lo que podemos hacerlo a través de nuestro banco si ofrece este servicio. También podemos recurrir a un bróker online, acudir directamente a la gestora del fondo, aunque no todas ofrecen esta posibilidad, o contratar una cartera de fondos mediante un robo advisor

  • Bancos tradicionales: generalmente comercializan sus propios fondos, por lo que la oferta es limitada. 

  • Gestoras de fondos: podemos intentar contratar un fondo directamente a través de la sociedad gestora, aunque esta opción no siempre es posible, sobre todo si la gestora es extranjera. 

  • Comercializadoras de fondos: los brókeres online ofrecen un amplio abanico de fondos de gestoras nacionales e internacionales. 

  • Robo advisors: estos gestores automatizados de inversión permiten contratar carteras de fondos que se adaptan al perfil de riesgo y a los objetivos de cada inversor. Una de las principales ventajas de los robo advisors es que suelen cobrar comisiones reducidas y ofrecen al cliente carteras de fondos predefinidas, por lo que no obligan al cliente a seleccionar entre un catálogo de miles de fondos, algo que puede ser complicado para inversores poco experimentados. 

Fiscalidad de los fondos de inversión

Las ganancias se integran dentro de la base imponible del ahorro y tributan al 19, 21, 23 o 26% en función del importe. Solo tributan los beneficios y el inversor únicamente debe pagar impuestos cuando reembolsa sus participaciones. Esta es, precisamente, la ventaja fiscal de los fondos: los traspasos están exentos de tributación, únicamente se gravan las ganancias cuando se venden las participaciones, por lo que podemos mover nuestras participaciones de un fondo a otro sin pagar impuestos y rentabilizar los beneficios obtenidos hasta ese momento. 

¿Qué es hacer un traspaso de un fondo de inversión?

Hacer un traspaso consiste en retirar el dinero de un fondo de inversión (todo el dinero o una parte) hacia otro fondo de inversión. El nuevo fondo puede ser de la misma entidad o de otra diferente. La ventaja de los fondos de inversión es que el dinero, efectivamente, se traspasa y en ningún momento se reembolsa al inversor, por lo que no hay que pagar impuestos en este proceso.

Es un proceso sencillo para el inversor, ya que por lo general solo tendrá que contactar con la nueva entidad y esta se encargará de gestionar el traspaso del fondo o fondos antiguos al nuevo.

¿Fondos o depósitos?

Es importante tener en cuenta que los fondos de inversión y los depósitos no son alternativas, sino más bien productos complementarios, ya que la naturaleza de los segundos es ahorrar y proteger el capital, mientras que los primeros en la mayoría de los casos no garantizan la devolución del principal. Una opción es diversificar y combinar productos que nos permitan ganar más, asumiendo más riesgo con otros que nos permitan asegurar nuestro dinero, como los depósitos. 

Los depósitos más rentables y seguros del mercado Ordenado por HelpMyCash
#1

TAE

3,28 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 3,28% TAE
  • Beneficio de 8.200€ sobre 50.000€
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de Italia
Solicitar
#2

TAE

3,05 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 3,05% TAE
  • Beneficio de 4.575€ sobre 50.000€
  • Inversión desde 2.000€
  • FGD de Francia
Solicitar
#3

TAE

3,02 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 3,02% TAE
  • Beneficios de 4.530€ sobre 50.000€
  • Inversión desde 1€
  • FGD de Letonia
Solicitar

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: TAE, plazo, remuneración, si cuentan o no con una promoción y la opinión de nuestros usuarios. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

Novedades sobre fondos de inversión

Los clientes están aumentando su inversión en fondos de inversión y, junto con esto, el nuevo escenario de productos sostenibles y "verdes" también estimula las nuevas regulaciones y cambios. Os contamos las últimas noticias sobre fondos de inversión:

Lanzan un fondo cotizado (ETF) con acciones famosas en redes sociales

La gestora VanEck lanzó el ETF que reúne a las 75 empresas más populares en redes sociales. Tiene el nombre de Buzz NextGen AI U.S. Sentiment Leaders Index y tiene en cuenta el mayor grado de opinión positiva de los inversores, incluyendo las redes sociales, los artículos de noticia, los blogs, etc. El índice utiliza inteligencia artificial para analizar 15 millones de textos cada mes y sus algoritmos elaboran la lista de 75 nombres.

Los fondos han tenido en febrero su mejor mes en 3 años

Tras los datos publicados por Inverco, los fondos de inversión de España han registrado suscripciones netas de 2.184 millones de euros en febrero, un nivel de entradas que no ocurría desde 2018. Así, en los dos primeros meses de 2021, los fondos ya tenían 3.800 millones de euros de entradas, lo que es más del doble que en todo 2020.

 

Herramientas sobre Fondos de inversión

¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados son conjuntos de acciones o bonos que replican un índice, como por ejemplo el IBEX 35 o el S&P 500. Pueden ser especialmente útiles para inversores principiantes así que, si quieres saber por qué, haz clic en el vídeo... ¡Te lo contamo...

Más sobre Fondos de inversión