Subida de tipos de interés

¿Va a haber una subida de los tipos de interés a corto plazo?

Los tipos de interés europeos al 0% tienen los días contados. Tras varios meses dando señales de que la subida podía ser inmininente, finalmente el Banco Central Europeo ha anunciado que subirá los tipos de interés en 25 puntos básicos en su próxima reunión de política monetaria, que tendrá lugar el 21 de julio de 2022. Con esta maniobra, el BCE sigue la estela de la FED, que en mayo incrementó los tipos vigentes en Estados Unidos.

Además, el regulador espera subir los tipos de interés una segunda vez en septiembre, aunque todavía no ha anunciado de cuánto será este segundo incremento, ya que dependerá de cuáles sean las perspectivas sobre la inflación. 

El BCE está dispuesto, por fin, a darle un cambio de rumbo a su política monetaria y a subir los tipos por primera vez desde 2011 con el objetivo de contener la inflación de la eurozona (el pasado mes de mayo, la inflación en España fue del 8,7% anual) 

En el siguiente gráfico puedes ver cuál ha sido la evolución de los tipos de interés:

Evolución de los tipos de interés en Europa

¿Qué son los tipos de interés del BCE?

Los tipos de interés son algo así como "el precio del dinero", es decir, lo que se tiene que pagar por tomar dinero prestado. En Europa, los tipos de interés oficiales los decide el Banco Central Europeo, que es la institución que determina la política monetaria del Viejo Continente.

¿Cuándo subirán los tipos de interés?

El 21 de julio de 2022 es la fecha escogida por el regulador europeo para subir los tipos de interés. Hace tiempo que muchos expertos daban por hecho que la subida podría producirse en julio. De hecho, Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo, afirmó que "en julio es posible y en septiembre o más tarde, también", según declaró a Bloomberg el pasado mes de abril. 

¿Cómo te va afectar una subida de tipos de interés?

Una subida de tipos de interés tendrá un efecto directo sobre el bolsillo de los consumidores, principalmente de los que tienen deudas. El motivo es que cuando los tipos suben, endeudarse sale más caro. Y no solo eso, sino que devolver el dinero que se haya tomado prestado en el pasado también cuesta más si las deudas tienen un interés variable. 

Klaas Knot, gobernador del Banco Central de los Países Bajos, ilustró bien en 2018 lo que pasaría cuando los tipos de interés subieran: "Nadie puede esperar que las actuales condiciones financieras acomodaticias permanezcan mucho tiempo. Y cuando cambien se hará evidente que hemos contraído mucha deuda".

Los hipotecados van a ser los principales afectados por la inminente subida de los tipos de interés. De hecho, algunos ya han empezado a notar sus efectos antes, incluso, de que el BCE incremente las tasas oficiales. Los grandes beneficiados, en cambio, serán los ahorradores.

Si tienes una hipoteca variable, tus cuotas van a subir

La política del BCE tiene efecto directo sobre el euríbor y, por tanto, sobre las hipotecas variables.

El euríbor, la tasa a la que los bancos se prestan dinero entre ellos y el índice al que están vinculadas la mayoría de las hipotecas variables de España, se disparó en abril y lo volvió a hacer en mayo a la espera de que los tipos suban próximamente. Tras más de seis años por debajo del 0%, este indice ha entrado en terreno positivo, algo que no ocurría desde enero de 2016. Una tendencia que presagiaba lo que ahora ya sabemos todos: que el BCE subirá sus tipos muy pronto.

Evolución del euríbor

Concretamente, el euríbor ha cerrado mayo con un valor del 0,287%. Este incremento tiene un impacto directo sobre muchos hipotecados que, a partir del mes que viene, van a pagar más.

 

Un ejemplo. Imagina que tienes una hipoteca contratada con un plazo de 25 años, un importe de 150.000 euros y un interés de euríbor más 1%. Si tu préstamo se revisa una vez al año y en la próxima revisión se te aplica el euríbor de mayo, tus cuotas subirán 52 euros al mes hasta los 585 euros. Es decir, pagarás unos 621 euros más al año por culpa del nuevo valor del euríbor.

 

A medio plazo las perspectivas no son mejores para los hipotecados. De hecho, cuando se haga efectiva la subida de los tipos de interés, la tendencia que seguirá el euríbor será alcista. Así que los hipotecados ya pueden prepararse para que sus cuotas vayan aumentando.

Previsión. El Departamento de Análisis de Bankinter estima que el euríbor terminará 2022 con un valor del 0,40% y cerrará 2023 al 0,80%.

Retomando el ejemplo anterior. Si en lugar de aplicar el euríbor de mayo, calculas la cuota de tu hipoteca con un euríbor del 0,80%, el resultado es que tu cuota subiría a 621 euros, 88 euros más de lo que pagas ahora (antes de la revisión). En total, más de mil euros extras al año. Es decir, necesitarás dedicar una mayor parte de tu nómina para pagar tu hipoteca.

Una subida de los tipos de interés solo afectará a las hipotecas variables. Las fijas, en cambio, seguirán igual.

Contratar una hipoteca va a ser más caro

Pero la subida de los tipos de interés también va a tener un efecto directo sobre los consumidores que quieran contratar una hipoteca nueva. Y es que, como ya te hemos explicado más arriba, un incremento de las tasas oficiales no solo afecta a los que ya tienen deudas, sino a los que quieren endeudarse.

Por un lado, si te estás planteando contratar una hipoteca, prepárate para que tu banco intente colocarte una hipoteca variable. Tras varios años promocionando las fijas, ahora las variables vuelven a ser sus favoritas. De hecho, varias entidades las han abaratado en 2022 para hacerlas más atractivas. ¿La razón? Con un euríbor al alza, el sector prevé ganar más dinero con estos préstamos.

Distribución de las hipotecas nuevas
  Hipotecas fijas Hipotecas variables
2015 7,4% 92,6%
2016 23,7% 76,3%
2017 37,8% 62,2%
2018 39,2% 60,8%
2019 42,1% 57,9%
2020 47,4% 52,6%
2021 62,9% 37,1%

¿Y qué ha pasado con las hipotecas fijas? Siguen existiendo, pero son bastante más caras. De hecho, si en 2021 podías firmar una con un interés del 1%, ahora lo vas a tener complicado para conseguir una hipoteca fija por debajo del 1,70%. Y si te esperas más, probablemente las encuentres todavía más caras.

Contratar un préstamo personal también podría ser más caro.

Los depósitos serán más rentables con la subida de tipos de interés

Igual que a los consumidores les saldrá más caro tomar dinero prestado, a los bancos les saldrá también más caro captar liquidez. En la práctica, una subida de tipos de interés debería traducirse en una mejora, paulatina y gradual, de la rentabilidad de los productos de ahorro.

En 2021 y 2022, la rentabilidad de los depósitos se ha situado muy cerca del 0%, pero esto podría cambiar si finalmente el BCE cierra el grifo de la financiación a precio de saldo y sube la facilidad de depósito (otro de los tipos de interés oficiales del BCE, que actualmente está en negativo).

La facilidad de depósito es la tasa que pagan los bancos por aparcar su dinero en el BCE. Si el tipo principal sube, es decir, aumenta el precio del dinero y se deja de penalizar a los bancos por su exceso de liquidez, la rentabilidad de los productos de ahorro podría subir.

Deutsche Bank ha sido el primer banco en subir la rentabilidad de sus depósitos. La entidad ha estrenado en mayo de 2022 el Depósito Solidez DB con una rentabilidad del 0,15% TAE a 12 meses, del 0,40% TAE a 18 meses y del 0,60% TAE a 24 meses. Una remuneración muy superior a la que nos tienen acostumbrados los bancos. De hecho, en abril el interés medio de los plazos fijos fue del 0,05%, según el Banco de España.

Al banco alemán le han seguido otras entidades que en mayo también han subido la rentabilidad de sus depósitos. Es el caso de Renault Bank, EBN, BFS, Banca Farmafactoring...

Lo lógico es que a medida que a los bancos les cueste más financiarse, remuneren mejor los ahorros de los consumidores para captar pasivo.

¿Cuáles son los mejores depósitos?

Mientras la banca se prepara para adaptar sus productos de ahorro a la próxima subida de tipos de interés, no tienes por qué tener tu dinero parado. Si no quieres invertir, puedes contratar un depósito a corto o medio plazo. De esta manera, tus ahorros crecerán y, al mismo tiempo, los tendrás disponibles dentro de unos meses y podrás aprovechar las futuras subidas si, finalmente, los bancos se deciden a mejorar la rentabilidad de sus plazos fijos.

A continuación, puedes comparar los mejores depósitos disponibles actualmente en HelpMyCash:

Los depósitos a un año más destacados Ordenado por HelpMyCash
#1

TAE

1,27 %

Plazo

12 meses

Mínimo

10.000 €

Solicitar
#2

TAE

1,22 %

Plazo

12 meses

Mínimo

5.000 €

Solicitar
#3

TAE

1,10 %

Plazo

12 meses

Mínimo

2.000 €

Solicitar

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: TAE, plazo, remuneración, si cuentan o no con una promoción y la opinión de nuestros usuarios. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.