euro digital

¿Qué es el euro digital?

El dinero digital ha llegado para quedarse, aunque para muchos todavía sea un desconocido. Quizá la moneda digital más conocida seal bitcoin, pero hay más de 20 mil criptomonedas en circulación con una capitalización de mercado de casi mil millones de dólares, según CoinMarketCap (datos de septiembre de 2022).

Pero los criptoactivos no son dinero emitido por un banco central. No están regulados y su elevada volatilidad dificulta que los ciudadanos los implementen como medio de pago. El euro digital va más allá: sería una moneda virtual igual al dinero en efectivo que usamos actualmente.

Esta moneda digital, regulada por el Banco Central Europeo, será el equivalente electrónico a los billetes y a las monedas de euro y la podremos utilizar para realizar nuestros pagos.

Podría ser una alternativa real a las stablecoins, ayudaría a fomentar la innovación digital dentro del sector monetario europeo y sería útil en situaciones extremas como catástrofes en las que no se pudiesen usar los medios de pago tradicionales.

Un euro digital emitido por el Eurosistema proporcionaría un ancla monetaria en la era digital y sería un bien público. Podría impulsar la innovación, mejorar la eficiencia de los pagos y apoyar la eficiencia económica general de la Unión Europea.

Informe del Banco Central Europeo publicado en julio de 2022.

 

El euro digital será una moneda electrónica que podría usarse tanto por los ciudadanos como por las empresas para pagar, pero no sustituiría al dinero en efectivo, sino que lo complementaría. Es lo que se conoce como una moneda digital de banco central (central bank digital currency o CBDC).

La popularidad del bitcoin y otras criptodivisas y la tendencia a reducir el uso del dinero en efectivo en algunos países han provocado que los bancos centrales de medio mundo hayan puesto el foco en estos activos digitales, una estrategia que se vio potenciada por el anuncio de Facebook de lanzar su propia criptomoneda, algo que finalmente parece que no sucederá. Y Europa no puede quedarse atrás. El Banco Central Europeo ya está debatiendo el lanzamiento del euro digital, que podría ser una realidad en los próximos años.

Creo que, sin duda alguna, el euro digital llegará. Creo que es una obligación, una necesidad, pero hay que hacerlo teniendo en cuenta las implicaciones que tiene, sobre todo en la estabilidad financiera y en cómo se distribuyen los impulsos de política monetaria.

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo.

¿Cuándo nacerá el euro digital?

No hay una fecha de lanzamiento; de hecho, ni siquiera se sabe a ciencia cierta si el euro digital llegará a ver la luz. En estos momentos, el Banco Central está estudiando qué características debería tener el euro digital, cómo se distribuiría entre la población y qué impacto tendría en el sistema económico europeo. Está previsto que esta primera fase, que comenzó en octubre de 2021, se alargue hasta octubre de 2023. Cuando concluya esta fase inicial, el regulador decidirá si finalmente desarrolla el euro virtual.

¿Qué es una CBDC?

Una CBDC (central bank digital currency) es un activo digital inspirado en las criptomonedas, pero que, a diferencia de estas, está emitida por un regulador y sujeta a las leyes oportunas. Podríamos definirla como la representación digital de la divisa de un país. Al igual que otras criptomonedas, podría basarse en la tecnología blockchain, aunque no tendría por qué ser necesario recurrir a este sistema.

Según un informe presentado por el Banco de Francia en julio de 2020, "una CBDC, emitida e intercambiada al mismo nivel con otro tipo de dinero del banco central (billetes y reservas), sería creada y destruida únicamente por el banco central". Al igual que el papel moneda y que el dinero electrónico, sus poseedores "podrían utilizarla las 24 horas del día, los siete días de la semana, de igual a igual", añade el informe del supervisor galo.

Eurodigital

¿Para qué sirven las CBDC?

Hoy por hoy, el euro digital es un medio de pago en estudio y está por ver si finalmente tiene cabida en el mercado europeo y qué uso se le da (mayorista, minorista o ambos), aunque el BCE ha anunciado que será un medio que cualquiera podrá usar "para realizar pagos diarios de manera rápida, fácil y segura".

Actualmente, la mitad de los bancos centrales que estudia la creación de una moneda digital se está centrando tanto en su uso mayorista como en su emisión para el público en general, según el Banco de Pagos Internacionales (BIS), mientras que alrededor de un 30% se está centrando en el interés general de estas monedas y un 15% solo en su emisión como medio de pago institucional.

El Banco de Francia también hace esta diferenciación: una CBDC "podría emitirse de dos formas distintas, cada una independiente de la otra", afirma el supervisor. Por un lado, encontraríamos una moneda virtual mayorista, "diseñada para pagos de gran valor y que solo podrían tener las instituciones financieras autorizadas por el banco central" y, por el otro, podríamos tener una "CBDC minorista, para uso del público en general".

5 ventajas del euro digital

La implantación del euro digital podría tener varias ventajas:

  • Permitiría realizar pagos más rápidos y seguros.

  • Sería una alternativa al dinero en efectivo en situaciones extremas, como catástrofes o epidemias, en las que no se pudiese usar el efectivo y en las que los medios de pago tradicionales, como los cajeros automáticos, no funcionasen.

  • Sería una alternativa a las criptomonedas.

  • Fomentaría la innovación financiera y el uso de la tecnología blockchain y aprovecharía el ahorro de costes que ofrece el entorno digital.

  • Podría ser una forma de fomentar la inclusión financiera en los países en vías de desarrollo.

Por favor acepta las cookies de marketing para poder visualizar el vídeo.

Vídeo del Banco de España

¿Cómo será el euro virtual?

De momento, el Banco Central Europeo no ha decidido cómo será el euro virtual. No obstante, el regulador da por hecho que para que la moneda funcione tendrá que cumplir tres características:

  1. Aportar un valor añadido. Para que la implementación del euro digital tenga éxito y la población lo use, debe aportar un valor añadido a las soluciones de pago que existen actualmente. De acuerdo con los estudios que ha llevado a cabo el eurosistema, debería tener una gran aceptación, un bajo coste, ser un medio seguro y ser fácil de utilizar.

  2. Garantizar la privacidad de los consumidores.

  3. Fomentar la inclusión financiera. 

El peligro del euro digital

El objetivo de la moneda virtual es que la población la utilice como medio de pago, no como medio de inversión. De hecho, existe el riesgo de que se use en exceso como forma de inversión, lo que provocaría que empresas y ciudadanos comenzasen a migrar sus depósitos de los bancos comerciales al Banco Central, poniendo en riesgo la estabilidad del sistema financiero y la concesión de créditos.

¿Desaparecerá el efectivo con el euro digital?

No. El euro digital está pensado como un complemento del dinero en efectivo, no como un sustituto. De hecho, solo sería otra alternativa para pagar en euros, igual que usamos los billetes o las tarjetas.

Francia ya está probando el uso de criptomonedas

El banco central de Francia ya ha dejado claro su interés por experimentar con el llamado euro digital con el objetivo de identificar "casos concretos en los que una CBDC puede integrarse en procedimientos innovadores para el intercambio y la liquidación de activos financieros tokenizados".

De hecho, su interés ha ido más allá de la simple conceptualización del euro digital y el 14 de mayó de 2020 probó con éxito una plataforma blockchain diseñada para liquidar en CBDC activos financieros digitales emitidos por Société Générale Forge.

España se une a las pruebas

Los principales bancos de España también se han unido a las pruebas de lo que podría ser el futuro euro digital. Banco Sabadell, Banco Santander, Bankia, BBVA y CaixaBank junto con Iberpay iniciaron en noviembre de 2020 una prueba. El objetivo era "probar la creación de tokens que representan de forma digital el dinero y su distribución sectorial por parte de los bancos a sus clientes", según hizo público Iberpay.

La competencia del euro digital

Aproximadamente, el 80% de los bancos centrales están trabajando en el desarrollo de criptomonedas, de acuerdo con una encuesta elaborada por el BIS publicada en enero de 2020. Además, el 40% ha dado el paso de la investigación a la experimentación y un 10% de los bancos centrales afirma que ya han desarrollado proyectos piloto. Estos son algunos de los competidores de la moneda digital europea:

  • Yuan digital: el banco central de China comenzó la emisión de su propia moneda digital en 2021.

  • e-Peso: el banco central de Uruguay anunció a finales de 2017 la puesta en marcha de una prueba piloto para analizar la idoneidad de esta moneda digital que, según afirmó el presidente del regulador de dicho país, no se trataba de una nueva moneda, sino del mismo peso uruguayo, pero en formato electrónico.

Herramientas sobre Educación financiera

Guía para hacer un presupuesto mensual

Para poder tener las finanzas controladas es necesario tener un presupuesto mensual. ¡Olvídate de hojas de cálculos con fórmulas incomprensibles! La realidad es que se puede hacer un presupuesto sencillo, fácil pero eficaz. El presupuesto es el arma secret...

Más sobre Educación financiera