1- Busca (si quieres) una cuenta sustituta

Antes de cancelar la cuenta que no te interesa mantener, debes pensar si buscas una sustituta. Si simplemente quieres cerrar la cuenta y listo, puedes ir al siguiente paso.

Si necesitas una nueva cuenta para tu día a día y quieres tomar la mejor decisión, elige una que cumpla ciertos requisitos:

  • Sin comisiones. Escoge una cuenta libre de gastos de mantenimiento o administración
  • Tarjetas gratuitas. Si buscas una cuenta corriente, asegúrate de que esta tiene tarjetas de débito o crédito sin comisiones
  • Transferencias gratuitas. Revisa que enviar transferencias en euros sea gratis
  • Vinculación no excesiva. Algunas entidades exigen demasiados requisitos para eliminar gastos, asegúrate de poder cumplirlos
  • Ventajas extra. Comprueba que la cuenta ofrezca ventajas acordes a la vinculación que asumes

Cancela tu cuenta y abre una con las mejores condiciones
#1
  • Cuenta sin comisiones y sin papeleo
  • 100% gratuita aunque no tengas nómina
  • Tarjetas de crédito y débito gratuitas
  • "Cuenta SIN nómina" y "Cuenta Nómina" son el mismo producto
Solicitar
#2
  • Cashback: ahorra hasta 59€ en Netflix, HBO Max, Spotify...
  • 100% online y sin papeleo
  • Cuenta sin comisiones solo para nuevos clientes
  • Tarjeta Aqua Débito gratis para hasta dos titulares
Solicitar
#3
  • Cuenta 100% online y sin comisiones
  • 300€ de regalo al traer tu nómina
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias que llegan el mismo día
Solicitar
#4
  • Consigue 40€ por abrir la cuenta e ingresar 300€
  • Cuenta sin comisiones ni requisitos (0% TIN, 0% TAE)
  • Tarjeta de débito gratis para el primer titular
  • Transferencias gratis y Bizum
  • Descuentos Open (Iberia, Vips, Booking...)
Solicitar
#5
  • 10€ de regalo
  • Cuenta móvil y tarjeta gratuitas
  • Pagos en divisa al mejor tipo de cambio
  • Saca dinero gratis en cualquier cajero del mundo (hasta 200€/mes)
  • Puedes operar con bitcoins y otras criptomonedas
Solicitar
#6
  • Cuenta sin comisiones ni requisitos
  • 3 retiradas gratis al mes en la zona euro
  • Tarjeta de débito virtual gratuita con descuentos en compras
  • Más de 7 millones de clientes
Solicitar
#7
  • Sin comisiones ni requisitos
  • Tarjeta única de débito y crédito gratis
  • Todos los cajeros de España y Europa sin coste
  • Apple Pay, Google Pay y Bizum
Solicitar

2- Traslada los recibos e ingresos

Una vez hayas abierto la cuenta y esta ya esté activa, será el momento de trasladar los ingresos, los recibos u otras operaciones en curso. 

Cambia la nómina de cuenta entregando el nuevo número de cuenta en tu empresa o el ingreso de pensión o el paro contactando con los organismos oficiales pertinentes para modificar tus datos bancarios.

También, deberás ponerte en contacto con las empresas emisoras de tus recibos (agua, luz, aseguradora, Internet...) para cambiar la información sobre la cuenta en la que quieres que, a partir de ahora, te carguen el recibo. Por otro lado, deberás modificar las transferencias automáticas programadas u otros pagos asociados a la tarjeta (Netflix, Amazon Prime, Spotify...).

Todos los bancos españoles ofrecen el servicio de "cambio de banco" de forma gratuita. Consulta más información sobre el traslado de cuentas aquí.

3- Deja la cuenta antigua a cero

Después de migrar los recibos y los ingresos, podrás dejar a cero la cuenta que te interesa cancelar. Lo más sencillo es realizar una transferencia de banco a banco, aunque también puedes retirar el dinero en efectivo e ingresarlo más tarde en la otra cuenta. Si eliges esta última opción (la menos recomendable), ten en cuenta que deberás comprobar antes los límites del cajero.

4- Solicita la cancelación de la cuenta

Si tu entidad es online, podrás solicitar la cancelación de la cuenta a distancia, a través de Internet o por teléfono. No obstante, la mayoría de entidades tradicionales requieren que el titular se presente en la oficina en la que abrió la cuenta para cancelarla. 

Por ejemplo, BBVA, ING o EVO Banco permiten cerrar cuentas a través de Internet o desde la app, sin embargo, bancos como Banco Santander, CaixaBank o Banco Sabadell exigen que el cliente se acerque a la oficina para este trámite.

5- Pide el certificado de cancelación

No te vayas de la oficina sin pedir el certificado de cancelación, el documento que justifica que cerraste la cuenta correctamente. Este te servirá para demostrar más adelante que el producto está 100% cerrado y te ahorrará problemas con el banco.

FAQ - Preguntas frecuentes sobre cancelar cuentas

A continuación, resolvemos las principales dudas sobre cancelar cuentas bancarias:

No siempre. A la hora de cerrar una cuenta, el proceso variará según el banco:

  • Cuenta online de un banco tradicional con oficinas. Aunque la apertura haya sido online, se deberá clausurar la cuenta en la oficina la mayoría de las veces.
  • Cuenta online de un banco online filial de un banco presencial. Dependerá mucho del caso, pues es probable que nos hagan ir a la oficina o que nos soliciten levar a cabo el trámite por vía telefónica.
  • Cuenta online de un banco 100% online con pocas o ninguna oficina. Se podrán cerrar a través de la banca online o de la app.

El proceso puede variar de un banco a otro. Mientras unos exigen acudir a una oficina como Banco Santander, CaixaBank, Sabadell o Bankia, otros como BBVA, ING o Evo Banco ponen más facilidades y nos permiten cerrar una cuenta desde la página web, app o por teléfono.

Si, pueden hacerlo. En el siguiente vídeo, resolvemos esta duda tan recurrente entre los usuarios del foro de HelpMyCash.com. Además, te recordamos las claves para cerrar una cuenta bancaria correctamente.

Cancelar una cuenta bancaria debería ser un trámite gratuito. Sin embargo, existen entidades que cobran una comisión, que suele ser la comisión de mantenimiento no liquidada del período de tiempo no cobrado que le corresponde a la cuenta. Para evitar estas sorpresas, sería conveniente consultar de forma previa el libro de tarifas de la entidad bancaria.

Debemos tener especial cuidado con la permanencia. Si al abrir la cuenta aceptamos un regalo, por lo general, este suele estar sujeto a una permanencia de entre 12 y 48 meses. Si no cumplimos con el tiempo estipulado, pagaremos una penalización.

Asimismo, en el caso de tener una hipoteca o préstamo personal contratado con el banco y pagar las cuotas en esa cuenta, es posible que no nos sea posible cerrarla. Las cuentas contratadas para abonar pagos como el de la hipoteca o el de préstamos no tienen comisiones siempre y cuando solo se usen para ese fin.

Cuando la cuenta que queremos cerrar pertenece a una persona que acaba de fallecer, el proceso de clausura es más burocrático. Te lo explicamos en el siguiente vídeo:

En primer lugar, tendremos que entregar al banco el certificado de defunción. Este documento se solicita en el Registro Civil de manera presencial, por Internet o por correo.

  • Presentar el certificado de actos de última voluntad que atestiguará si el fallecido realizó testamento. Una vez tengamos el documento, podremos solicitar una copia del testamento en caso de que exista.

  • Si el fallecido no hizo testamento, tendremos que tramitar una declaración de herederos abintestato para determinar quién tiene derecho a la herencia.

  • Una vez tengamos todos estos documentos, necesitaremos el justificante de adjudicación de los bienes o de la herencia. Este se tendrá que formalizar ante notario y deberán participar todos los herederos.

  • Por último, tendremos que acreditar ante la entidad bancaria que hemos pagado el impuesto de sucesiones

Aunque estos son los principales documentos a aportar, puede que la entidad nos solicite aún más documentación para poder cancelar la cuenta bancaria de un fallecido.

Para poder cancelar una cuenta con dos o más titulares debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Todos los titulares tendrán que estar de acuerdo y firmar la cancelación de la cuenta

  • El modo de cancelación dependerá del tipo de cuenta y de sus características

    • Si es una cuenta online: probablemente exista la posibilidad de cerrarla por Internet o desde la app del banco.

    • Si se trata de una cuenta bancaria tradicional, será necesario acudir a una oficina y será obligatoria la presencia de todos los titulares de la misma.

  • Si uno de los titulares no puede asistir al cierre de la cuenta, en algunos casos, es posible cancelarla con un empoderamiento en el que el titular otorgue el poder a otra persona.

  • Como excepción, recordaremos que existe un régimen de titularidad solidaria o indistinta que no requiere del consentimiento expreso de todos los titulares para realizar ciertos cambios sobre una cuenta incluso su cierre. 

Según el punto 4 del artículo 32 de la última actualización de la Ley de servicios de pago en el Real Decreto-ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera, un banco tiene la potestad de cerrar una cuenta bancaria si así se estipula en el contrato indefinido de la cuenta y si ha avisado con un mínimo de dos meses de antelación.

¿Qué motivos podrían inducir a un banco a cerrar una cuenta bancaria?:

  • Inactividad por 20 años o más. Si una cuenta no presenta ni un solo movimiento en un período de 20 años, el banco puede cerrar esa cuenta y el saldo pasará a manos del estado. Según el Ministerio de Hacienda, solo en 2020 se recaudaron 12,5 millones de euros provenientes de saldos de cuentas abandonadas.

  • En caso de que una entidad no pudiera llevar a cabo las medidas preventivas exigidas por la normativa de prevención de blanqueo de capitales y de financiación del terrorismo, podría llegar a cancelar la cuenta, aunque lo habitual en estos casos es que la cuenta bancaria sea bloqueada hasta que no se aporte la documentación requerida por el banco.

Puedes consultarlo directamente en tu entidad bancaria. Hay entidades que te ofrecen esta información a través de su banca digital, por lo que puedes ver qué productos tienen contratos activos y cuáles están cancelados definitivamente. 

Desde el comparador, siempre aconsejamos cancelar las cuentas bancarias que no estemos usando activamente, ya que pueden generar gastos. Además, se recomienda, solicitar el certificado de cancelación. 

El banco mantendrá tu cuenta abierta durante un tiempo, por lo que te puede costar cientos de euros al año. Si no quieres acumular comisiones en la cuenta que tienes inactiva, lo mejor será cerrarla definitivamente.

Por otro lado, si la cuenta queda como "abandonada" durante 20 años consecutivos, el saldo que se encuentre en ella pasará a ser propiedad del Estado. Tres meses antes de que se cumplan los 20 años, el banco se pondría en contacto con el titular de la cuenta y, si no hay respuesta, el siguiente paso es la publicación en el Boletín Oficial del Estado. Transcurrido ese plazo, la cuenta pasará a ser titularidad del Estado.

Entérate de todas las novedades bancarias

¿Quieres conocer de primera mano si el banco te cambiará las condiciones o cuáles son las entidades que ofrecen regalos por domiciliar una nómina? ¡Regístrate para recibir el resumen semanal en tu email!

Quiero recibir novedades