Pedir nota simple en el Registro

¿Qué es la nota simple de una casa?

La nota simple registral es un documento informativo que emite el Registro de la Propiedad y que indica quién tiene la titularidad de la casa y cuál es la situación jurídica de la vivienda. Es decir, este documento señala las posibles cargas (hipotecas, embargos, etc.) o las limitaciones de uso (por ejemplo, un usufructo) que puede tener la propiedad.

Además, la nota simple incluye una descripción detallada de la vivienda: localización, dirección completa, superficie útil y construida, características de la casa, su referencia catastral, etc. También indica si la propiedad tiene algún tipo de régimen especial como, por ejemplo, ser de protección oficial.

Ejemplo nota simple

Ejemplo de nota simple (Fuente: Primeravance)

¿Para qué sirve la nota simple de una vivienda?

La nota simple nos sirve para:

  • Verificar que la casa no tenga ningún problema registral de titularidad o una carga. Así, podemos estar tranquilos de que todo está en orden y de que no ocurrirá ningún inconveniente el día de la firma de la escritura de compraventa. 

  • Facilitar la negociación con los posibles compradores cuando realicen las visitas a la vivienda. Este no tendrá que esperar a pedir y recibir el documento para comprobar que realmente somos los propietarios y que la casa no tiene ninguna carga o impedimento legal para ser vendida. 

  • Verificar los metros cuadrados de la vivienda para anunciarla. En este sentido, es muy importante tener en cuenta que la nota simple informa la superficie útil de la vivienda. Esta es, de modo general, la superficie que podemos pisar, por lo que no incluye la zona ocupada por muros, pilares, etc.

En definitiva, la nota simple no es un documento obligatorio para vender la vivienda, pero pedirla nos servirá para adelantarnos a posibles imprevistos que puedan surgir a posteriori y retrasar la venta.

¿Cómo obtener la nota simple de una vivienda?

Existen tres formas de conseguir la nota simple para vender nuestro piso:

1. Por nuestra cuenta, en la web del Registro de la Propiedad

La forma más fácil de obtener la nota simple es hacerlo online en la web del Colegio de Registradores. En este breve vídeo explicamos cómo hacer la solicitud sin grandes complicaciones:

Como podemos ver, para pedir la nota simple en Registradores.org solo tenemos que seguir los siguientes pasos:

  1. Ingresar en Registradores.org y hacer clic en “Registro online”

  2. Ir a la sección de “Nota simple” y hacer clic en “Solicitar”

  3. Hacer clic en “Buscar por otros datos” y rellena los datos de ubicación del piso

  4. Indicar la dirección para obtener el número de Registro, rellena los datos y hacer clic en “Buscar”

  5. Indicar si la nota la pedimos en nombre propio o ajeno, seleccionar el motivo de solicitud y hacer clic en “Continuar”

  6. Indicar que actuamos como particular, introducir nuestros datos personales y hacer clic en “Validar”

  7. Introducir nuestros datos de facturación y de contacto y hacer clic en “Continuar”

  8. Indicar el método de pago, aceptar los términos y verificar los datos del pedido. Hacer clic en “Continuar”

  9. Introducir los datos de nuestra tarjeta y hacer clic en “Confirmar el pago”

Hecho esto, recibiremos un email de confirmación y en 24 o 48 horas tendremos la nota simple en nuestro correo electrónico.

2. A través de nuestra inmobiliaria

Si el piso lo estamos vendiendo con una inmobiliaria tradicional, esta se encargará de pedir la nota simple en el Registro de la Propiedad por nosotros. Para ello, solo tenemos que facilitarle los datos de nuestro piso (dirección exacta, número de registro, etc.).

Si el asunto es que estamos vendiendo con una inmobiliaria online, debemos verificar que el plan de servicios que hemos contratado con la agencia incluya la gestión de la nota simple. De lo contrario, tendremos que pedirla nosotros o pagar un coste adicional por este servicio que, en general, no supera los 20 euros.

inmobiliaria

Descubre aquí en qué se diferencia una inmobiliaria online de una tradicional

3. A través de otros intermediarios

Existen muchas webs y gestorías que pueden tramitar la nota simple por nosotros. En general, lo que hacen es pedirla al Registro de la Propiedad, pero nos cobran un coste adicional por su gestión. Por tanto, el coste asciende a los 20 o 30 euros.

Algunas de ellas aseguran que en 24 horas nos pueden facilitar el documento, pero este es el mismo tiempo que puede tardar el Registro en enviarnoslo a nuestro email. En este sentido, conviene evaluar muy bien si nos sale a cuenta pagar este extra por el trámite. Además, hay que tener en cuenta que pedir la nota simple en la web de los registradores es mucho más seguro.

¿Qué necesito para solicitar la nota simple?

Para pedir la nota simple necesitaremos, al menos, uno de los datos que enumeramos a continuación:

  • Datos registrales: es necesario indicar el número de Registro donde está inscrito el piso y los datos registrales de la finca (sección y ordinal).

  • Datos del titular: podemos hacer la solicitud con los datos del titular del piso (nombre o denominación social y NIF, NIE o pasaporte), pero esta opción solo es posible si tenemos el certificado electrónico.

  • CRU/IDUFIR: el CRU (antiguamente llamado IDUFIR) es un código de identificación que poseen todas las fincas. Este le permite al Registro localizar fácilmente nuestra vivienda para emitir la nota simple. Lo podemos ubicar en el recibo del IBI o en la sede virtual del catastro.

  • Datos de ubicación: el Registro también nos permite realizar la búsqueda mediante los datos de localización de la finca (calle, número, municipio, etc). 

¿Cuánto cuesta la nota simple del Registro de la Propiedad?

colegio de registradores 1. Si la pedimos online en Registradores.org: la nota simple tiene un precio de 9,02 euros que podemos pagar con tarjeta bancaria o Paypal.
agente intermediario

2. Si la pide nuestra inmobiliaria: en este caso, el coste de la nota simple vendrá incluida en la comisión que pagaremos a la agencia por vender el piso. Si hemos contratado una agencia online, debemos consultar si su pack de servicios incluye o no la gestión de este documento.

webs intermediarias

3. Si la pedimos a través de un intermediario: De manera general, un gestor nos cobrará entre 20 y 30 euros por la solicitud de la nota simple.

¿Qué diferencia hay entre una nota simple y una certificación registral?

La diferencia más importante entre la nota simple y la certificación registral es que la nota simple de una vivienda es de carácter informativo. Es decir, sirve para demostrar la titularidad de la vivienda e indica las cargas o limitaciones de uso que tiene la casa para el momento de su solicitud. Este papel nos basta para vender el piso.

En cambio, una certificación registral es un documento público que va firmado por el registrador y que da fe del contenido del registro de una finca o vivienda (titulares antiguos y actuales, derechos vigentes o extinguidos, etc). Este sirve para probar legalmente los derechos que tiene una persona sobre una casa ante terceras personas (físicas, jurídicas, tribunales, organismos públicos, etc) y se puede utilizar como prueba ante un juicio, pero no lo necesitamos para vender el piso. 

¿Por qué existen diferencias entre la superficie de la vivienda de la nota simple y la de la cédula de habitabilidad?

La nota simple informa la superficie útil de la vivienda. Esta incluye todo lo que podemos pisar, por lo que quedan excluidas las zonas ocupadas por muros, pilares, etc.

La cédula de habitabilidad, en cambio, informa la superficie construida, es decir, todos los metros cuadrados que ocupa la vivienda, incluyendo los muros de contención. Además, en este documento suelen añadirse los metros cuadrados del porcentaje de zonas comunes que pertenecen a la vivienda.

Es por ello que la superficie informada en la cédula de habitabilidad y en la nota simple suelen ser diferentes. Pero esto no significa que alguno de ellos sea incorrecto. Lo ideal es utilizar ambos datos a la hora de redactar nuestro anuncio en los portales inmobiliarios. 

Cualquier persona puede pedir la nota simple de la vivienda porque el Registro de la Propiedad es público para quienes tienen un interés legítimo en el inmueble. 
En general, el Registro de la propiedad envía la nota simple en un plazo de entre 24 y 48 horas.
La forma más barata de conseguir una nota simple es pedirla directamente en el Registro de la Propiedad. Su coste es de 9,02 euros. 
La nota simple no se puede obtener de forma gratuita, ya que el Registro de la Propiedad, en todos los casos, cobra por la emisión de este documento. Sin embargo, si vendemos el piso con una inmobiliaria, en la mayoría de los casos esta se encargará de pedir la nota simple y asumirá el coste.

 

¿TIENES DUDAS? Si tienes más preguntas sobre la nota simple de una vivienda, haz clic en el botón y nuestros expertos resolverán tus inquietudes.