¿Quieres dejar de pagar comisiones? las mejores cuentas sin nómina y sin comisiones
#1
  • 100% online y sin papeleo
  • Cuenta sin comisiones solo para nuevos clientes
  • Tarjeta Aqua Débito gratis para hasta dos titulares
  • 4.500 cajeros de BBVA sin comisiones
Solicitar
#2
  • Cuenta sin comisiones ni requisitos 
  • Tarjeta de débito gratis para el primer titular
  • Transferencias gratis y Bizum
  • Descuentos Open (Iberia, Vips, Booking...)
Solicitar
#3
  • Cuenta sin comisiones y sin papeleo
  • 100% gratuita aunque no tengas nómina
  • Tarjetas de crédito y débito gratuitas
  • "Cuenta SIN nómina" y "Cuenta Nómina" son el mismo producto
Solicitar
#4
  • Cuenta 100% online y sin comisiones
  • 150€ de regalo al traer tu nómina
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias que llegan el mismo día
Solicitar
#5
  • Sin papeleos y sin comisiones
  • Tarjeta de débito gratis
  • Más de 16.000 cajeros en España gratis
Solicitar
#6
  • Cuenta sin comisiones ni requisitos
  • Tarjeta de débito virtual gratuita con descuentos en compras
  • Hasta 3 retiradas gratis al mes en la zona euro
  • Seguridad alemana, IBAN español
Solicitar
#7
  • Cuenta gratis y sin requisitos, 100% digital
  • Tarjeta de débito sin comisiones
  • Bizum, Apple Pay y Samsung Pay disponible 
  • Controla tus ingresos y gastos desde la 'app'
Solicitar
#8
  • Hasta un 5% TAE1 el primer año para 5.000€
  • Tarjeta de crédito sin gastos de emisión y mantenimiento
  • 17.000 cajeros a débito sin coste2
  • Sin nómina y sin permanencia
Solicitar

¿Qué dice la ley sobre las comisiones bancarias?

Las comisiones bancarias están recogidas en la Orden EHA 2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios (publicado en el BOE de 29 de ese mismo mes).

En esta normativa se explica que los bancos tienen libertad para establecer los costes que consideren oportunos siempre que se cumplan tres condiciones:

  • Que se haya informado previamente al cliente sobre cuáles serán las comisiones que se les cobrará

  • Que no se cobren dos veces por un mismo servicio

  • Que sean comisiones que se correspondan a servicios prestados por el banco.

Por último, se advierte que cualquier cambio de las condiciones de un producto (que afecte a las comisiones) deberá ser comunicado al cliente con un mínimo de dos meses de antelación, para que pueda finalizar el contrato si así lo desea.

5 comisiones bancarias ilegales o abusivas

Es cierto que las entidades tienen total libertad de establecer el precio que quieran por sus servicios. Sin embargo, no todos los gastos están permitidos. Algunos se podrán reclamar ante Servicio de Atención al Cliente del banco o el regulador. ¡Toma nota de las cinco comisiones prohibidas que no te debería cobrar tu banco!

  1. Transferencias SEPA a otro país. Las entidades bancarias no pueden cobrar más por las transferencias SEPA internacionales que por las transferencias nacionales. Este tipo de transferencias deben acarrear siempre la misma comisión o bien, ser gratuitas

  2. El mantenimiento de la cuenta de la hipoteca. La entidad puede cobrarte comisiones en la cuenta de la hipoteca, aunque dependerá de cuándo se formalizó el préstamo. 

    • Si se firmó antes del 29 de abril de 2012, la entidad no puede cobrar comisiones por el mantenimiento si la cuenta solo se usa para abonar las cuotas

    • Si se firmó después del 29 de abril de 2012, la entidad puede cobrarte, siempre y cuando esta comisión venga definida en el contrato. Además, la entidad no podrá aumentar su precio mientras dura el plazo de devolución de la hipoteca

  3. La reclamación de posiciones deudoras. El banco no podrá cobrar más de una vez por la reclamación de un mismo saldo impagado, ni siquiera si se prolonga en el tiempo y en sucesivas reclamaciones

  4. Descubiertos por valoración. Cuando la fecha contable de una operación y la fecha de valor no coinciden por retrasos del banco en gestionar la transferencia o el cheque, este no puede cobrar comisiones si la cuenta quedase en descubierto en dicho impasse 

  5. Descubiertos en cuentas inactivas. Según el Banco de España, la entidad puede cobrar comisiones en las cuentas que se encuentran con un saldo igual a cero si estas no se cierran. Sin embargo, lo que no puede hacer es cobrar por entrar en descubierto si el motivo es el cobro de una comisión bancaria

¿Cómo evitar las comisiones bancarias habituales?

Evitar las comisiones bancarias abusivas y, sobre todo, las que se aplican con más frecuencia es bastante sencillo. Recordamos que, como la mayoría de los productos, las condiciones se pueden negociar. Para deshacerte de ellas puedes hacer lo siguiente:

Vincúlate para esquivar comisiones bancarias

A cambio domiciliar el sueldo y cumplir otros posibles requisitos, es posible que la entidad los quite las comisiones de la cuenta bancaria.

Cámbiate a una cuenta sin comisiones

La gran mayoría de bancos ofrecen una cuenta online que es totalmente gratuita. Esto es debido a que, con la cuenta online, los clientes no operan en oficina, por lo que pueden ahorrar en infraestructuras y personal.

Cierra la cuenta que genera gastos

Si disponemos de alguna cuenta que ha quedado en el olvido o que ya no utilizamos, lo mejor es cerrarla. Aunque no tenga comisiones, el banco podría cambiar las condiciones y empezar a cobrarlas.

Comisiones que no podremos evitar

Las siguientes comisiones serán más complicadas de evitar. Se corresponden a operaciones concretas:

  • Por transferencias internacionales. Si queremos enviar dinero a un banco que se encuentra fuera de las fronteras de Europa, deberemos pagar una comisión bastante elevada. Para reducirla, la alternativa es emitir las transferencias internacionales desde una empresa fintech que esté especializada en estas operaciones y suelen ser más económicas que los bancos.
  • Por descubierto y reclamación de posiciones deudoras. Si nuestra cuenta bancaria entra en números rojos, el banco nos puede cobrar dos costes y que serán muy complicados de evitar. Por un lado, nos puede cobrar una comisión por notificarnos que hemos entrado en descubierto y, por otro, por el dinero que nos ha avanzado, así como intereses por los días que pasan sin que saldemos la deuda.
  • Por retirar dinero de un cajero ajeno a la red de nuestro banco. Si utilizamos un cajero que no es de nuestra entidad, probablemente nos cobrarán una comisión. Sin embargo, si nuestra entidad tiene una red de cajeros pequeña, es posible que haya llegado a un acuerdo con otros bancos para usar sus cajeros sin coste.