cuenta corriente

Llevas cinco años siendo cliente del mismo banco. Tienes tu nómina domiciliada en la entidad, un par de tarjetas y presumes ante tus amigos de no haber pagado nunca comisiones. Incluso varios conocidos tuyos han acabado abriendo una cuenta corriente en la entidad empujados por tu buena experiencia. Y de repente, un día, ¡sorpresa!, tu banco, el que jamás te había cobrado comisiones, te adeuda 25 euros en concepto de mantenimiento de la cuenta. ¿Qué ha podido pasar? ¿Será un error? Lo cierto es que probablemente el banco haya cambiado las condiciones de la cuenta, te haya avisado a través de la correspondencia online y no te hayas dado cuenta. Pero ¿es legal esta práctica?

El banco debe avisar con antelación

A pesar del malestar que suele provocar que el banco cambie las condiciones de una cuenta corriente de forma unilateral, lo cierto es que puede hacerlo, tanto si beneficia al cliente como si le perjudica. Una de las modificaciones más habituales es el encarecimiento de las comisiones, pero también puede eliminar ciertas ventajas, variar los requisitos para disfrutar de la cuenta gratis, bajar la rentabilidad del producto, etc. Sin embargo, los cambios no siempre son malos: a veces las condiciones del contrato mejoran, por ejemplo, se modifican los requisitos para disfrutar de la cuenta gratis, se añaden ventajas y servicios, etc.

El artículo 22 de la Ley 19/2009 distingue dos tipos de modificaciones contractuales: los cambios que, sin lugar a dudas, benefician al cliente y el resto. Y, en función del caso, el banco deberá avisar antes o después de las modificaciones:

  • Cambios positivos: se pueden aplicar de manera inmediata.
  • Resto de cambios:  se debe avisar al cliente con al menos dos meses de antelación a la fecha en la que las nuevas condiciones entren en vigor.

De acuerdo con la ley, la entidad debe comunicar el cambio de las condiciones contractuales de sus productos «de manera individualizada y en papel u otro soporte duradero». Con el avance de la digitalización, los bancos han empezado a prescindir del papel y muchos notifican los cambios por canales electrónicos: en el mejor de los casos, el cliente recibirá un correo electrónico que le informará de las nuevas condiciones y, en el peor, una notificación a través del buzón virtual, que solo podrá ver si entra en su banca electrónica. De ahí que muchos no se percaten de los cambios hasta que la entidad los ha puesto en práctica, ya que no revisan de forma de regular su correspondencia online.

2 meses para decidir si se aceptan las nuevas condiciones

Los dos meses de antelación con los que debe avisar el banco de cualquier cambio que indudablemente no nos beneficie son, precisamente, el tiempo que tenemos para cambiar de cuenta corriente si no estamos de acuerdo con las nuevas condiciones. De hecho, un cambio de condiciones puede ser el empujón definitivo para cambiar de banco en busca de uno mejor.

En el caso de no estar de acuerdo con los cambios, tenemos derecho a rescindir el contrato durante ese plazo sin coste alguno.

¿Se puede reclamar el cambio de condiciones de la cuenta corriente?

Si el banco no notifica los cambios o empieza a aplicar las nuevas condiciones menos de dos meses después de haber avisado, tendremos derecho a reclamar al banco. Lo ideal, en este caso, es acudir primero a una sucursal y tratar el problema con un empleado o bien llamar al servicio de atención al cliente, ya que en ocasiones el asunto puede solucionarse al momento de forma amistosa. Sin ir más lejos, un miembro del equipo de HelpMyCash vivió un caso de este estilo (el banco avisó de las nuevas condiciones, pero empezó a aplicarlas solo un mes después) y tras una breve visita a una oficina, le devolvieron el dinero cobrado indebidamente.

Si lo anterior no funciona, podemos elevar una queja al servicio de atención al cliente de la entidad. Si su respuesta no nos satisface, podemos elevar la queja al Banco de España. Y si el regulador nos da la razón, pero el banco no rectifica, podemos recurrir a la vía judicial, aunque en función del importe reclamado, es posible que no compense este último paso.

Depósitos y préstamos, fuera de peligro

Las cuentas corrientes y las de ahorro no son los únicos productos que el banco puede modificar. Las tarjetas, tanto de débito como de crédito y prepago, también son susceptibles de sufrir cambios: las cuotas de emisión y de renovación pueden variar, el tipo de interés del pago aplazado puede subir o bajar, etc.

En realidad, cualquier producto que se sustente en un contrato de duración indefinida puede verse modificado de forma unilateral por el banco, ya que nuestro ordenamiento jurídico considera que nadie puede ser obligado a estar vinculado a perpetuidad. De ahí que nosotros, como titulares de una cuenta, también podamos cerrarla cuando queramos (eso sí, si hemos firmado alguna permanencia por haber recibido un regalo, deberemos pagar una indemnización al banco).

Caso aparte son los productos que sí tienen una duración definida, como las hipotecas, los préstamos personales o los depósitos. Esos no pueden ser modificados de forma unilateral por el banco y las condiciones que se pactaron en el momento de la firma se tendrán que mantener hasta el vencimiento. Incluso si nuestro banco es absorbido por otro, la nueva entidad deberá respetar las condiciones iniciales.


Autor: Javier Mezcua


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(2) Comentarios

  1. Leonardo Peña Oliva

    ¿Hay algún depósito bancario a 1 o 2 años con algún % de pago intereses y afecto al FGD español?

    • HelpMyCash

      Hola Leonardo,

      Aunque actualmente no es fácil encontrar una buena rentabilidad a cambio de tus ahorros, algunos bancos ofrecen un porcentaje superior a la media.

      Este es el caso de Banco Pichincha que oferta un Depósito a 12 meses al 0,80% TAE, no hay cantidad mínima para invertir y está protegido por el FGD español.

      Otra oferta interesante es la que ofrece Wizink con su Depósito a 18 meses y una rentabilidad del 0,50% TAE. En este caso tendrás que invertir al menos 5.000€.

      Puedes consultar nuestro ranking de mejores depósitos españoles del momento aquí.

      Para cualquier otra duda o consulta, contacta con nosotros.

      Un saludo.

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.