¿Es mejor pedir un préstamo personal online o en una oficina?

pedir un préstamo personal online o en una oficina

La tecnología ha permitido agilizar los servicios financieros y ha facilitado el crecimiento de productos de crédito que se pueden contratar completamente en línea. Así que, actualmente, podemos pedir un préstamo personal online en la mayoría de las entidades financieras, incluidos los bancos. No obstante, la oficina física continuará existiendo, al menos durante un buen tiempo, lo que también puede resultarnos muy útil dependiendo de nuestro perfil. Veamos cuáles son los pros y los contras de cada opción para elegir la que más nos convenga.

Ventajas y desventajas de pedir un préstamo personal en una oficina bancaria

Para disminuir sus costes operativos y adaptarse a las necesidades de sus clientes, los bancos han echado mano de la tecnología, ofreciendo muchos de sus servicios a través de Internet, apps, teléfono, etc. Esto ha venido acompañado, en la mayoría de las ocasiones, de una disminución de las sedes físicas. A pesar de esto, el modelo de trabajo de la banca tradicional continúa vigente y todavía podemos aprovecharnos de sus aspectos positivos. Veamos cuáles son los pro y los contras de ir a una oficina bancaria para pedir un crédito personal:

Ventajas

  • Trato cercano y personal: sin lugar a dudas, el “cara a cara” de la oficina genera confianza y seguridad entre el solicitante y el banco. Mucho más cuando acudimos a una entidad con trayectoria en el sector, que consideramos confiable y segura. Sin embargo, ir a la oficina no garantiza la aprobación del crédito y menos si no tenemos un buen perfil financiero.
  • Negociar las condiciones: cuando vamos a la oficina del banco tenemos la posibilidad de negociar las condiciones de nuestro préstamo para conseguir los intereses más bajos o las comisiones más baratas o iguales a cero. Como dijimos antes, estas condiciones tan favorables solo las podremos conseguir si contamos con ingresos suficientes, constantes y un trabajo estable.
  • Presentar la documentación: las oficinas nos permiten presentar la documentación que justifique nuestros ingresos físicamente sin tener que digitalizarla, una buena opción para aquellos a los que no les gusta realizar estos trámites por Internet. Esta es una ventaja si no deseamos dar nuestros datos en las apps de verificación de información que suelen usar las plataformas de préstamos online.

Desventajas

  • Desplazamientos: lo primero que debemos tener en cuenta con este crédito es que nos obliga a salir de casa. Además, puede que el banco nos pida que le llevemos toda la documentación físicamente, algo que para algunos puede ser una desventaja.
  • Productos asociados: es posible que el gestor en la oficina nos intente “vender” algún producto adicional, como un seguro, y que esto condicione la aprobación de nuestro crédito. Debemos valorar si gracias a alguna de estas condiciones podemos obtener a cambio un crédito más barato o con mejores condiciones.
  • Tiempo de respuesta: el criterio de evaluación de nuestro perfil financiero es el tradicional, por lo que podemos esperar varios días para recibir una respuesta sobre la aceptación o denegación de nuestra solicitud. Este tiempo de respuesta contrasta con el que nos pueden ofrecer algunas entidades online (no todas), que dan respuesta a las solicitudes en muy poco tiempo.

Pedir un préstamo personal online, ¿son todo ventajas?

Por lo general, los créditos online son un tipo de financiación rápida, sin papeleo y 100% digital. Estos préstamos online son ofrecidos generalmente por instituciones financieras privadas, como Cetelem o Cofidis, aunque cada vez hay más bancos que operan en línea.

Ventajas

  • Más opciones para comparar: la principal ventaja de los préstamos personales online es que podemos comparar más de uno en cuestión de minutos y sin movernos de nuestra casa. Si tenemos varias opciones para comparar, podemos saber cuál es el préstamo más barato, con las mejores condiciones y que más nos conviene.
  • Menos vinculaciones: si pedimos un crédito personal a una entidad financiera online en lugar de a un banco tradicional, y no en la oficina del banco, no necesitaremos abrir una nueva cuenta bancaria ni cambiar la nómina de banco, sino que indicaremos el número de cuenta donde queremos que nos ingresen el dinero sin más. Además, seguramente no nos exigirán contratar ningún otro producto, como, por ejemplo, un seguro.
  • Presentación online de la documentación: durante el proceso de solicitud, si elegimos la opción de no enviar documentación, la entidad nos pedirá conectarse con nuestra banca online. Para ello, debemos introducir nuestras propias claves de acceso, que tan solo se usarán para poder realizar dicha conexión y valorar si nuestro crédito es viable. Una vez que contratemos el préstamo en línea, los datos serán eliminados de forma totalmente segura y anónima.
    • Igualmente, muchas financieras online ofrecen la posibilidad de enviar la documentación (NIF, nómina, extracto bancario, última declaración de la renta…) por correo electrónico.

Desventajas

  • Los préstamos online no tienen por qué ser los más baratos: a pesar de que los mejores préstamos personales online suelen tener menos costes asociados, algunos pueden tener un precio similar a los que se pueden contratar en la oficina de un banco.
    • Para obtener el mejor precio, debemos elegir un tipo de crédito por debajo del promedio. Por ejemplo, el Préstamo Personal de Cofidis tiene un tipo de interés mínimo de 4,95% TIN (5,06% TAE) sin ningún tipo de comisión. Podemos pedir hasta 60.000 euros para devolver en un plazo máximo de 10 años.
  • Limitación en la negociación de las condiciones del préstamo: cuando hacemos la solicitud de nuestro crédito personal online no podemos negociar una rebaja del interés, de las comisiones, de la vinculación… Por otra parte, aunque es verdad que, en la actualidad, la mayoría de las financieras online ofrecen préstamos con importes relativamente altos y plazos flexibles, si deseamos obtener más dinero o un precio más bajo, con este tipo de financiación sería casi imposible conseguirlo.
  • Dependencia de los medios digitales: el uso de la tecnología puede suponer una desventaja para las personas mayores que no están tan familiarizadas con el entorno digital.

Entonces, ¿cuál es la opción que más me conviene?

La opción que más nos conviene depende de nuestro perfil económico y nuestras necesidades financieras. En general, para solicitar un préstamo hay que cumplir con unos requisitos mínimos como ser mayor de edad, residir legalmente en España, ser titular de una cuenta bancaria, tener ingresos suficientes, tener un nivel de deuda sano y no aparecer en ficheros de morosos. A partir de aquí, como hemos visto, hay diferencias entre pedir un préstamo personal online o en una oficina.

Elegir una opción u otra dependerá de nuestras preferencias, de las ofertas que nos propongan y de lo acostumbrados y a gusto que estemos operando por Internet o acercándonos a una oficina. Lo ideal es comparar varios préstamos antes de contratar uno y no centrarnos únicamente en aquellos que se pueden conseguir por una vía o por otra.

Autor: Paola Yánez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.