que hacer si no puedo pagar la hipoteca

No puedo pagar la hipoteca: ¿existen soluciones?

Lo primero que tienes que hacer si no puedes pagar tu hipoteca es actuar antes de que el banco te pase el recibo de las cuotas. Quedarte en números rojos no es nada recomendable: se te acumularán intereses de demora y, en el peor de los casos, tu casa será embargada. Más abajo encontrarás más detalles sobre qué puede pasar si no abonas las mensualidades.

¿Y qué maneras hay de evitar ese impago? Tienes varias soluciones a tu alcance. En el siguiente listado te las desgranamos y te explicamos en qué situaciones te conviene cada una:

Reducir los gastos y buscar nuevos ingresos

Una primera solución es tratar por todos los medios de apretarse el cinturón. Analiza todos tus gastos mensuales y valora si puedes prescindir de alguno. Puede que así consigas ahorrar el dinero suficiente para pagar las cuotas de tu hipoteca hasta que tu economía se recupere.

También puedes explorar maneras de aumentar tus ingresos. Por ejemplo, con el alquiler de una plaza de garaje o de un trastero si no les estás dando uso. Así, tendrás más dinero para hacer frente a las mensualidades de tu préstamo hipotecario.

Te conviene si vas mal de dinero por un problema puntual y crees que podrás recuperarte en poco tiempo.

Negociar con el banco

Otra opción es pedir cita al gestor de tu banco y negociar una solución que te permita evitar el impago. Por ejemplo, puedes pedir lo siguiente:

  • Que te aplique una moratoria. Es decir, aplazar el pago de las cuotas durante un tiempo y que la hipoteca se mantenga con las mismas condiciones iniciales cuando acabe el plazo pactado. Es poco probable que el banco lo acepte, pero, oye, no pierdes nada por intentarlo, más si eres cliente de toda la vida de la entidad.

  • Que te aplique una carencia de hipoteca total o parcial. Es una alternativa que te permite no pagar las cuotas durante un tiempo o abonar solo la parte de los intereses. Mientras se te aplique, eso sí, se acumularán intereses (con la moratoria no sucede esto porque se aplazan todos los pagos). En otras palabras: la hipoteca te costará más a la larga, pero es un precio que merece la pena asumir si con eso evitas el endeudamiento y te recuperas económicamente.

  • Que te alargue el plazo de devolución. De este modo, como podrás devolver el dinero en más tiempo, el importe de las cuotas será más asequible y te será más fácil pagarlas. Con esta opción también pagarás más en intereses, porque se generarán durante un período más largo.

Recuerda que el banco no está obligado a aceptar ninguna de tus propuestas. Sin embargo, tampoco querrá que dejes de abonar las cuotas. Lo normal es que podáis llegar a algún acuerdo que beneficie a ambas partes.

Te conviene si vas mal de dinero por un problema puntual y no puedes reducir tus gastos.

Acogerte al Código de Buenas Prácticas

Si tu situación económica ha empeorado mucho y crees que tardarás varios años en recuperarte, también puedes acogerte al Código de Buenas Prácticas Bancarias. Se trata de un conjunto de medidas que los bancos están obligados a ofrecer a las personas en situación de vulnerabilidad: carencias, rebaja del interés, quitas de deuda, dación en pago… En nuestra página sobre el Código de Buenas Prácticas puedes consultarlas todas y revisar si cumples los requisitos para que se te apliquen.

Te conviene si no puedes pagar las cuotas porque tu economía ha recibido un varapalo importante: te has quedado en el paro, te has separado de tu pareja y te has quedado a cargo de tus hijos, has quedado incapacitado de forma permanente para trabajar…

Poner la casa en venta

La cuarta vía es más drástica y la incluimos como opción en caso de que las anteriores fallen: vender tu casa o tu piso por un precio igual o superior a la deuda que tienes pendiente con el banco. De este modo, podrás cancelar tu hipoteca y, con un poco de suerte, ganarás algo de dinero en el proceso. Aunque suene muy obvio, antes de poner tu vivienda en venta, asegúrate de tener una alternativa viable para vivir (un piso con alquiler barato, la casa de un familiar o allegado…).

Te conviene si las anteriores soluciones no dan resultado o si no te interesa conservar tu vivienda y la puedes vender por un precio igual o superior al importe pendiente de tu préstamo hipotecario.

Pedir la dación en pago

Para terminar, puedes solicitar la dación en pago a tu banco. Esta solución consiste en entregar tu vivienda a la entidad con la que tienes la hipoteca para que la deuda quede completamente saldada. Muy pocos bancos lo aceptan, porque no les interesa tener casas en stock, pero por probar, que no quede. Ahora bien, si te acoges al Código de Buenas Prácticas que hemos mencionado antes y cumples todos sus requisitos, tu entidad sí tendrá que aceptarlo.

Te conviene si todo lo anterior falla o si no te interesa conservar tu vivienda y tampoco puedes venderla por un precio igual o superior al importe pendiente de tu préstamo hipotecario.

¿Qué pasa si no pago la hipoteca?

Ya has visto qué puedes hacer para evitar una demora en el pago de tu préstamo hipotecario. Pero ¿qué pasará si llega fin de mes y no has podido aplicar ninguna de estas soluciones? Estos son los pasos que dará tu banco:

  1. Cobro de la comisión por posiciones deudoras. Es un cargo de entre 30 y 70 euros (su coste exacto aparece en tu escritura) que el banco te aplicará cuando te avise de que no has pagado una cuota. La mayoría de las entidades usan sistemas automatizados y te la cobrarán en cuanto te pasen el recibo de la cuota y no ingresen el importe que corresponde. Pueden cobrarte esta comisión por cada impago, es decir, una vez por cuota demorada.

  2. Aplicación de intereses de demora. Por cada día que pase a partir del primer impago, se generará un interés de demora sobre el importe que tengas pendiente, que se sumará al interés normal del préstamo. Por ley, este interés de demora no puede superar por más de tres puntos el de la hipoteca. Es decir, que si tu crédito tiene un interés del 2% anual, el de demora no puede ser de más del 5% anual.

  3. Aplicación de la cláusula de vencimiento anticipado. Es una cláusula que se activa cuando el impago de la hipoteca alcanza un equivalente a 12 cuotas (o el 3% del capital original) o a 15 cuotas (o el 7% del capital original), si ya te encuentras en la segunda mitad del plazo. Al activarse, el banco anula el contrato hipotecario para proceder a la ejecución.

  4. Ejecución de la hipoteca. Inmediatamente después de aplicar la cláusula de vencimiento anticipado, el banco acudirá a los juzgados para solicitar el embargo de la casa o del piso hipotecado. El juez pondrá tu vivienda a subasta y, en cuanto se venda, ordenará tu desahucio (se te echará de casa, explicado en pocas palabras).

Como ves, dejar de pagar tu crédito hipotecario no te conviene nada, porque te saldrá caro y correrás el riesgo de perder tu vivienda. Además, si tu casa se subasta por un valor inferior a la deuda que tienes pendiente, el banco podrá embargar tus otros bienes presentes y futuros hasta saldarla: una parte de tu salario, el saldo de tus cuentas, etc.

En nuestra página sobre la ejecución hipotecaria te damos más información sobre el posible embargo de tu vivienda y te explicamos cómo lo puedes paralizar antes de que termine la subasta.

¿Puedo pedir ayuda a alguna organización?

Si no tienes claro cuál es la mejor solución para ti o ya has dejado sin pagar alguna cuota de tu hipoteca, existen organizaciones que te pueden ayudar de forma gratuita. Son las siguientes:

  • Asociaciones sin ánimo de lucro como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Puedes contactar con una de estas organizaciones para que te expliquen qué mecanismo te conviene más en caso de que no puedas hacer frente a las mensualidades de tu préstamo hipotecario.

  • El servicio de intermediación hipotecaria de tu ayuntamiento o comunidad autónoma. La administración te prestará asesoramiento gratuito y mediará con tu banco para que reestructure tu deuda, con mayores probabilidades de éxito que si negociaras solo por tu cuenta. Puedes pedir cita a través de la página web de tu ayuntamiento o comunidad.

Desde HelpMyCash también podemos resolver cualquier duda que te genere el posible impago de tu préstamo hipotecario. Solo tienes que dejar tu pregunta en nuestro foro y uno de nuestros especialistas te responderá en menos de 24 horas (excepto viernes y fines de semana).

Herramientas sobre No puedo pagar la hipoteca

Socorro, no puedo pagar la hipoteca

¿No puedes seguir pagando la hipoteca y no sabes qué hacer? Con esta guía gratuita elaborada por HelpMyCash.com queremos ayudarte a saber qué opciones tienes cuando pagar la cuota de tu hipoteca es imposible. Descárgatela para poder conocer de manera deta...

Más sobre No puedo pagar la hipoteca