cómo firmar hipotecas sin aval

¿Qué es un aval hipotecario?

Según el Banco de España, el aval es “un contrato por el que una persona física o jurídica garantiza o asegura el cumplimiento de obligaciones, asumiendo el pago de una deuda de otra persona si esta no lo realiza”. Para que nos entendamos, si una persona te avala cuando contratas una hipoteca (lo que le convierte en tu avalista), se hace responsable de saldar la deuda en caso de que tú no pagues las cuotas.

Pongamos, por ejemplo, que tus padres avalan tu hipoteca para que te puedas comprar una casa, que es lo que les sucede a muchos jóvenes. Si no puedes hacer frente a las mensualidades, el banco podrá embargarte la casa para recuperar el dinero que te prestó. Y si ese embargo no basta para saldar la deuda, podrá embargar tanto tus bienes presentes y futuros como los de tus padres, que son tus avalistas.

Si un tercero te respalda únicamente con la vivienda que tiene en propiedad, hablaremos de hipotecante no deudor en vez de avalista. En este caso, si tú no pagas tu hipoteca y la deuda no se salda tras embargar tu casa, el inmueble de esa persona (el hipotecante no deudor) también podrá ser embargado.

¿Cuándo se pide un aval para conceder una hipoteca?

En general, las entidades te exigirán aportar un avalista si dudan de tu capacidad de pago. Por ejemplo, si tu trabajo es inestable porque tienes un contrato temporal, si llevas poco tiempo trabajando porque eres joven, si tienes una edad muy avanzada y existe el riesgo de que fallezcas antes de que acabe el plazo, etc. Así, se aseguran de tener más maneras de recuperar su dinero si tú no puedes hacer frente a la hipoteca.

También puedes aportar un aval hipotecario voluntariamente para que el banco te ofrezca unas mejores condiciones: un interés más bajo, una hipoteca que financie más del 80% de la compra…

Cómo conseguir una hipoteca sin aval

Entonces, ¿cuál es la clave para que no te exijan aportar avalistas? Es fácil: tienes que contar con un buen perfil. Si el banco te ve con capacidad para pagar las cuotas sin problemas, aprobará tu solicitud sin necesidad de que te respalde otra persona.

En principio, si cumples los requisitos habituales para conseguir una hipoteca, no deberían pedirte un aval. Pero si quieres asegurarte, te aconsejamos comprobar que reúnes estas condiciones:

  • Demuestra que tienes un trabajo estable. Así, el banco confiará en que podrás pagar las cuotas durante todo el plazo y no te pedirá garantías extra. Por trabajo estable entendemos tener un contrato indefinido y una antigüedad laboral de un par de años, como mínimo. Si eres autónomo, tu negocio deberá llevar al menos dos años dando beneficios.

  • Cuenta con un buen nivel de ahorros. Lo ideal es que puedas pagar el 30% del precio de la vivienda de tu bolsillo. De este modo, podrás hacer frente al 20% de la compra que los bancos no suelen financiar y podrás abonar los gastos asociados a la compraventa, que cuestan en torno al 10% sobre el valor del inmueble.

  • Tener una edad entre los 35 y los 45 años. Es el rango de edad preferido de los bancos, porque es cuando se suele tener estabilidad laboral y, a la vez, existe poco riesgo de que mueras antes de que puedas devolver la hipoteca.

  • Cuenta con capacidad de endeudamiento. Las cuotas de todos tus créditos, incluida la futura hipoteca, no deben “comerse” más del 35% de tus ingresos mensuales netos. Es la ratio máxima de endeudamiento recomendada por el Banco de España. La entidad a la que le pidas la hipoteca no verá con buenos ojos que superes esa capacidad máxima de endeudamiento.

¿Qué bancos ofrecen hipotecas sin exigir avalistas?

La inmensa mayoría de los bancos te concederán una hipoteca sin aval si cumples los requisitos del anterior apartado. Nuestro consejo, por lo tanto, es que pidas financiación a tantas entidades como puedas para ver cuál te ofrece unas mejores condiciones.

¿No sabes por qué bancos empezar? Si quieres, desde HelpMyCash podemos ponerte en contacto con entidades que sabemos que no te exigirán avales si tu perfil es bueno. Solo tendrás que hacer clic sobre el botón “Solicitar información” de la hipoteca que te interese y rellenar el formulario que te aparecerá a continuación.

Hipotecas fijas disponibles en HelpMyCash Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,40 % 3,00 %
TAE 3,17 % 3,06 %
Cuota 525 € 555 €
*5 productos bonificadores
#2
TIN 4,95 %
TAE 5,09 %
Cuota 657 €
0 vinculaciones

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

Hipotecas variables disponibles en HelpMyCash Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,70 % E + 1,30 %
TAE 2,45 % 2,34 %
Cuota 344 € 370 €
*5 productos bonificadores
#2
TIN E + 1,59 %
TAE 3,06 %
Cuota 384 €
0 vinculaciones

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

¿Qué hago si no me ofrecen hipotecas sin aval?

Ahora bien, si tu perfil ofrece alguna duda al banco, lo más probable es que no te conceda un préstamo hipotecario si no te respalda un tercero. Ante esta situación, si crees que no es buena idea pedir a otra persona que te avale, dispones de las siguientes alternativas:

  • Busca una vivienda que sea más barata. De este modo, será más probable que tengas los ahorros suficientes para pagar la entrada o que cobres el suficiente dinero para abonar las cuotas sin problemas. En nuestra página sobre cómo comprar una casa explicamos qué pasos debes seguir para encontrar una vivienda con un buen precio.

  • Contrata un seguro de protección de pagos. Se trata de un seguro hipotecario que te paga las cuotas si te quedas en el paro o no puedes trabajar temporalmente debido a un accidente o a una enfermedad. Con la contratación de este producto, el banco se quedará más tranquilo si tu perfil le genera alguna duda, pero te costará una buena suma de dinero (unos 400 euros al año de media).

  • Espera un tiempo y pide la hipoteca cuando tu perfil haya mejorado. Es la opción más aconsejable si tu situación económica aún es inestable, porque no es buena idea comprar una casa sin ser del todo solvente, menos si vas a poner en riesgo los bienes o propiedades de una persona allegada.

Alquilar una casa con opción a compra también puede ser una buena alternativa. Así, ganarás tiempo (tendrás unos tres años para comprar la casa) y podrás pedir una hipoteca sin aval cuando tu situación económica sea buena a ojos del banco.
Filtros
Tipo de hipotecas
Uso de la vivienda
Finalidad
Financiación máxima

Más sobre Requisitos hipoteca