¿Es mejor pedir una hipoteca en pareja o solo?

Preguntas antes de pedir una hipoteca compartida

Contratar una hipoteca es una decisión importante porque supone contraer una gran deuda durante muchos años. Si la pides con tu pareja, la cosa se complica porque seréis ambos responsables el préstamo y de las consecuencias que acarrea no saldarlo.

Si os estáis planteando seriamente solicitar una hipoteca compartida, es importante haceros estas preguntas antes de tomar cualquier decisión. Algunas pueden ser duras, pero es importante valorarlas:

¿La relación es lo suficientemente estable?

Aunque parezca una obviedad, no tiene sentido compartir una hipoteca en pareja si crees que la relación no tiene futuro. Finalmente, se trata de la formalización de un contrato, con sus correspondientes cláusulas y deberes, vigentes durante los años que dure la deuda. Si la relación se rompe y uno de los dos no paga su parte, las consecuencias afectan a ambos por igual.

¿Podemos permitirnos una hipoteca?

El banco valorará si tenéis un trabajo estable, con una antigüedad mínima de unos dos años y un sueldo suficiente para pagar las mensualidades. Normalmente se pide que la suma de los ingresos de los titulares triplique el importe de las cuotas. Por ejemplo, si las cuotas son de 700 euros al mes, deberéis cobrar un mínimo de 2.100 euros netos entre los dos.

¿Qué tipo de familia queremos formar?

Es aconsejable que os sentéis a hablar sobre vuestra visión de futuro y si queréis o no tener hijos. Estas cuestiones  influyen directamente en el tipo de vivienda que vais a comprar, el lugar, el precio de la misma, la cantidad de financiación que necesitaréis y, por lo tanto, impactará en los términos de la hipoteca que vais a contratar.

¿Cuánto dinero aportará cada uno para pagar la entrada y las cuotas?

Lo ideal es repartir el pago de la hipoteca al 50% y aportar los mismos ahorros para la parte que no financia el banco (entrada y gastos vinculados, como impuestos y notaría, entre otros). Sin embargo, tu capacidad económica puede no coincidir con la de tu pareja. Si alguno de vosotros va a pagar un mayor porcentaje de las cuotas o va a aportar más ahorros para la entrada, eso debería quedar reflejado en el porcentaje de propiedad sobre la vivienda.

En este apartado te explicamos con detalle qué gastos tendréis que compartir.

¿Puedes permitirte comprar tú solo la casa?

Es posible que uno de los dos prefiera tener una casa a su nombre en vez de compartirla. O que uno de los dos tenga una situación económica excelente, tanto para permitirse pedir la hipoteca por su cuenta. Si es el caso, hay que valorar este escenario y exponerlo abiertamente con la pareja. 

¿Tienes claros los escenarios que pueden darse si la relación se rompe?

Si no sabes qué puede pasar en caso de ruptura, te lo explicamos aquí.

Consejo de HelpMyCash: No es lo más habitual, pero una manera de evitar problemas en el futuro es firmar un contrato privado donde queden reflejados los términos que habéis acordado en torno al pago de la hipoteca: cómo será el reparto de las cuotas, cuántos ahorros aportaréis cada uno o quién se quedará con la vivienda en caso de ruptura.

¿Cuáles son las mejores hipotecas que puedo pedir en pareja?

Los bancos no ofrecen hipotecas exclusivas para parejas, pero sí tendrás más opciones de conseguir financiación si pides el préstamo con otra persona. Para ayudarte a buscar hipotecas y conseguir las mejores condiciones, desde HelpMycash te ofrecemos los siguientes servicios:

  • Un ranking de las mejores hipotecas de España. Aquí encontrarás un listado de los préstamos hipotecarios más baratos que ofrece la banca actualmente.

  • Un servicio de bróker hipotecario. Un intermediario financiero sabe qué bancos ofrecen las mejores condiciones si pides la hipoteca con otra persona. Si tenéis un perfil solvente, os puede ayudar a negociar el mejor préstamo posible. En caso de que vuestro perfil no sea tan bueno o no tengáis muchos ahorros, el bróker os puede ayudar a obtener una mayor financiación de la que suelen ofrecer los bancos (más del 80% de la compra) porque conoce cuáles están dispuestos a negociar, aunque no lo anuncien abiertamente.

Contrata tu hipoteca con la ayuda de un experto

Ponemos a tu disposición un asesor que analizará tu caso, buscará la mejor hipoteca para ti y negociará con los bancos para conseguir las mejores condiciones. Rellena el formulario sin ningún compromiso.


También te damos la opción de solicitar online alguno de los préstamos hipotecarios más atractivos del momento:

Hipotecas fijas destacadas disponibles en HelpMyCash Ordenado por HelpMyCash
#1
TIN 6,95 %
TAE 7,28 %
Cuota 772 €
0 vinculaciones
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,25 % 3,25 %
TAE 3,16 % 3,89 %
Cuota 518 € 566 €
*3 productos bonificadores
#3
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,76 % 3,36 %
TAE 3,29 % 3,42 %
Cuota 543 € 573 €
*5 productos bonificadores

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

      

Hipotecas variables destacadas disponibles en HelpMyCash Ordenado por HelpMyCash
#1
TIN E + 1,69 %
TAE 4,40 %
Cuota 389 €
0 vinculaciones
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,70 % E + 1,30 %
TAE 3,69 % 3,85 %
Cuota 344 € 370 €
*5 productos bonificadores
#3
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,60 % E + 1,60 %
TAE 3,97 % 4,58 %
Cuota 339 € 381 €
*3 productos bonificadores

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

¿Qué ventajas tiene pedir una hipoteca con dos titulares?

Más probabilidades de conseguir la hipoteca

Cuando un préstamo hipotecario tiene dos titulares, el riesgo de que no se paguen las cuotas es más bajo. Por eso, las probabilidades de que el banco os conceda la hipoteca son más altas si la pedís en pareja.

Más facilidad para pagar las cuotas

Pagar las cuotas a partir de dos sueldos, en principio, hace que el pago de la hipoteca sea más asequible, sobre todo si los dos ingresos son buenos. Recuerda, como hemos indicado más arriba, que tiene que haber transparencia a la hora de establecer cuánto pagará cada uno, ya sea al 50% o porcentajes diferentes, pero debe quedar bien acordado entre ambas partes.

Posibilidad de negociar mejores condiciones

Contratar una hipoteca en pareja, más aún si tenéis un buen perfil, es una garantía adicional para el banco de que el préstamo le será devuelto. Es probable que se ofrezca a daros unas mejores condiciones que si pedís el préstamo cada uno por vuestra cuenta. Tratar siempre de negociar menos comisiones y menos productos adicionales para rebajar el tipo de interés (seguros, por ejemplo).

Más posibilidades de abaratar la hipoteca sin coste adicional

Muchos bancos reducen el interés de sus hipotecas si el titular domicilia unos ingresos mínimos determinados (un servicio que no tiene coste extra para el cliente). Si sois dos titulares y ambos domiciliáis vuestras nóminas, os resultará más fácil disfrutar de una mayor rebaja del interés sin tener que contratar productos que sí cuestan dinero, como los seguros.

Desventajas de pedir una hipoteca con tu pareja

Los dos titulares son igualmente responsables

Compartir una hipoteca implica que los dos miembros de la pareja son responsables de saldarla. Si un titular no paga su parte de las cuotas, el banco considerará que ambos no han hecho frente a sus obligaciones y los sancionará por igual.

Si la pareja se rompe, la hipoteca permanece

Aunque la relación termine, seguiréis siendo copropietarios de la vivienda y cotitulares de la hipoteca. Por tanto, ambos seguiréis obligados a pagar las cuotas del préstamo hasta que liquidéis la deuda. Si queréis vender la casa o tomar cualquier otra decisión, tendréis que llegar a un acuerdo.

Todas las decisiones sobre la vivienda deben tomarse conjuntamente

Como la vivienda hipotecada será de los dos, todas las decisiones sobre el inmueble las deberéis tomar de común acuerdo: cómo se pagan los impuestos sobre la casa, si conviene hacer alguna reforma, si se vende o si se alquila.

Si la hipoteca no se paga durante un año o más, el banco embargará la vivienda. Y en caso de que la subasta de la casa no cubra el importe pendiente del préstamo, podrá embargar el patrimonio de los dos miembros de la pareja indistintamente.

¿Necesito casarme para comprar una casa entre dos?

Una duda que puede surgirte si quieres pedir una hipoteca en pareja es si es necesario que estés casado para que el banco apruebe tu solicitud. La respuesta es no: puedes disfrutar de las ventajas que hemos mencionado sin necesidad de estar casado o de ser pareja de hecho. Hay que decir, eso sí, que algunos bancos valoran positivamente que los solicitantes estén casados, porque consideran que eso da más estabilidad a la relación.

Para comprobar si estás casado con tu pareja, es posible que el banco te pida una copia del Certificado de Matrimonio. Es un documento que emite el Registro Civil.

¿Qué gastos hay que compartir en una hipoteca en pareja?

Comprar una vivienda con una hipoteca implica pagar varios gastos, tanto administrativos como asociados al préstamo. Es importante que conozcas cuáles son y que acuerdes un reparto justo con tu pareja.

  • La tasación de la vivienda: durante el proceso de solicitud de la hipoteca tendréis que pagar a una tasadora para que haga una estimación del valor de la casa. Los bancos necesitan conocerlo para determinar cuánto dinero os pueden prestar. La tasación cuesta unos 300 euros de media.

  • La entrada de la hipoteca: por norma general, el banco os prestará hasta el 80% de lo que cueste el inmueble. El 20% restante lo tendréis que pagar con vuestros ahorros.

  • Los gastos de compraventa: para escriturar la vivienda hay que pagar gastos de notaría, registro y gestoría, además de impuestos. Todos ellos tienen un precio equivalente al 10% del valor de la casa. También tendréis que pagarlos con vuestros ahorros.

  • Las cuotas del préstamo hipotecario: son los pagos mensuales que hay que hacer para devolver el dinero prestado al banco y pagarle los intereses correspondientes.

  • Otros gastos relacionados con la hipoteca: es posible que el banco os cobre comisiones o que tengáis que contratar otros productos que cuestan dinero, como los seguros.

  • Impuestos y gastos de mantenimiento de la vivienda: tendréis que pagar periódicamente el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), las tasas municipales y los gastos de comunidad.

Lo ideal es repartir estos gastos en consonancia con el porcentaje de la vivienda que tengáis cada uno. Por ejemplo, si tú y tu pareja vais a ser copropietarios al 50%, lo justo es que cada uno pague la mitad de esos gastos.

¿Qué pasa con la hipoteca si la pareja se separa?

Damos por sentado que las parejas que compran una vivienda lo hacen pensando que la relación durará muchos años. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de que la pareja se rompa. Por eso, es importante saber qué puede ocurrir en caso de separación o divorcio.

La ruptura de la relación no tiene ningún efecto sobre las escrituras de la vivienda y de la hipoteca. Es decir,  seguiréis siendo copropietarios de la casa y cotitulares de la deuda. Veamos qué podéis hacer ante esta situación:

  • Seguir pagando la hipoteca. Podéis seguir pagando la hipoteca (con el reparto acordado) hasta saldar la deuda. En cuanto a la casa, podéis negociar quién vivirá en ella o podéis ir a los tribunales para que un juez lo decida. En ambos casos, los dos seguiréis siendo copropietarios.

  • Acordar que una persona se quede con la casa y la hipoteca. Puedes ceder tu parte de la vivienda a tu expareja (o al revés) con una operación llamada extinción de condominio. Para salir de la hipoteca, tendrás que negociarlo con el banco, que puede negarse si el perfil de tu expareja no es bueno (o le puede exigir que otra persona se incluya en la hipoteca). Si el banco no lo acepta, tu expareja tendrá que contratar una nueva hipoteca a su nombre con otra entidad para cancelar la que tenéis en común. Como en el caso anterior, solo le concederán ese nuevo préstamo si su perfil es bueno.

  • Vender la vivienda y cancelar el préstamo hipotecario. Otra opción es que acordéis vender la casa y uséis el dinero ganado para liquidar la deuda hipotecaria. Si sobra dinero, os lo podéis repartir de una manera proporcional al porcentaje de propiedad que tenga cada uno sobre la vivienda. Solo podréis hacerlo si vendéis la casa por un valor igual o superior al importe pendiente de la hipoteca.

En nuestra página sobre vender la vivienda tras un divorcio encontrarás más información sobre este tema.

Otras dudas sobre pedir una hipoteca con mi pareja

Sí. Ahora bien, si los dos pagáis la hipoteca, Hacienda puede considerarlo una donación y cobraros el impuesto sobre donaciones y sucesiones, ya que la persona no propietaria estará pagando por una vivienda que no es suya.

También debes tener en cuenta el régimen matrimonial. Si estáis casados en régimen de gananciales, la vivienda tendrá carácter ganancial y será de los dos. En cambio, si estáis casados en régimen de separación de bienes, sois pareja de hecho o no estáis casados, sí podréis poner la hipoteca a nombre de los dos y la casa a nombre de uno.

Más información aquí.
No. Si la casa va a tener dos propietarios, ambos deben ser titulares de la hipoteca que se pida para financiar la compra.
Cada persona debe pagar el porcentaje de cuota equivalente a su porcentaje de propiedad. Por ejemplo, si cada uno tiene el 50% de la propiedad de la vivienda y se han aportado los mismos ahorros para la compra, las cuotas deben pagarse al 50%. Si alguien paga menos de lo que le toca, Hacienda puede considerar que la otra persona le está donando dinero y puede cobrar el impuesto correspondiente.

Sí. Ahora bien, para que el banco apruebe la solicitud, ambos deben ser capaces de hacer frente a dos hipotecas a la vez. Para mantener un nivel sano de endeudamiento, la pareja debe dedicar un máximo del 35% de sus ingresos mensuales netos al pago de las cuotas de sus hipotecas.

Más información aquí.

 

¿Tienes más dudas? Si tienes otras preguntas sobre las hipotecas en pareja, puedes preguntar a los expertos de HelpMyCash:

Más sobre Hipotecas en pareja