Mientras que acceder a una cuenta corriente que permita disponer de una tarjeta asociada es relativamente fácil, encontrar una que permita disponer de dos plásticos ya es más complicado. En este artículo repasaremos las opciones disponibles para acceder a cuentas con tarjetas, tanto para un único titular como para todos. Además, para aquellos que estén buscando una cuenta con dos titulares, repasaremos los tipos de titularidad.

Pagar por la segunda tarjeta, la opción más popular

Lo cierto es que no todos los bancos permiten disponer de dos tarjetas y, en caso de hacerlo, la gran mayoría hacen pagar por la segunda.

Un ejemplo es la Cuenta Online de BBVA. Esta cuenta no tiene comisiones ni exige ningún requisito de vinculación. Además, los nuevos clientes podrán acceder a una tarjeta de débito asociada al a cuenta sin coste. La segunda, tendrá un coste de 26 euros anuales.

Otra de las opciones bastante demandadas es contratar una cuenta que permita incluir dos titulares en el contrato y que ambos puedan tener una tarjeta asociada. Una de las mejores opciones es la Cuenta Corriente Open de Openbank, la entidad online de Banco Santander. Este producto da acceso a una tarjeta de débito sin coste a cada uno de los titulares. En caso de que alguno de los dos quisiera una tarjeta extra, tendría un coste de 18 euros anuales. Además, esta cuenta también tiene muchas ventajas: no tiene ningún coste ni exige vinculación.

La opción que facilita ING es bastante similar. Con la Cuenta Sin Nómina se puede acceder a una cuenta gratuita y a tarjetas asociadas sin coste para ambos titulares. El único requisito que exige esta cuenta sin comisiones es mantener un saldo mínimo de 2.000 euros.

¿Qué titularidad puede tener una cuenta bancaria?

Como hemos explicado, el motivo por el que se quiere acceder a más de una tarjeta es porque realmente se necesita para un segundo titular que hará uso de ella. Sin embargo, para acceder a un segundo plástico no siempre es necesario que exista más de un titula. A continuación, repasamos las opciones:

  • Titularidad solidaria o indistinta. Si se contrata una cuenta bancaria con titularidad solidaria, cada uno de los titulares podrá operar con total libertad y los ahorros que se depositen pertenecerán a la persona que lo haya hecho.
  • Titularidad mancomunada o conjunta. Es la titularidad más común y la que otorga el poder por igual. Por tanto, para realizar cualquier operación importante (cancelar la cuenta, por ejemplo) se necesitará el consentimiento de ambos.
  • Titularidad con autorizados. Son cuentas que solo tienen un único titular, pero que incluyen una persona que tendrá menor poder porque solo podrá realizar algunas operaciones. Es una opción que se utiliza cuando el banco no comercializa cuentas con más de un titular.

Autor: Elisenda Picart


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.