comisiones inmobiliarias

La venta de un piso es una operación compleja que tiene diversas implicaciones legales, fiscales y económicas importantes para nosotros. Por esto, ante el natural desconocimiento del tema, es habitual que busquemos contratar a una inmobiliaria para que gestione la venta por nosotros. Esto, evidentemente, tiene un coste que puede representar un golpe a nuestro bolsillo o a la rentabilidad que esperamos conseguir con el negocio. Pero ¿de cuánto dinero estamos hablando? En este artículo resolvemos esta duda común.

El modelo de las comisiones inmobiliarias

Los honorarios inmobiliarios en España no están regulados por ninguna ley, por lo que no existe un tope mínimo o máximo y cada agencia es libre de cobrar por sus servicios lo que más le parezca conveniente. No obstante, de manera general, las agencias tradicionales o grandes grupos inmobiliarios del país suelen cobrar un porcentaje sobre el precio de venta de la vivienda que oscila entre un 3% y un 7%

Este porcentaje que nos cobran puede variar dependiendo por la ubicación de nuestra casa y el precio de venta. Por ejemplo, si el piso que vamos a vender está ubicado en una localidad demandada como las Islas Baleares, Madrid o Barcelona, es probable que una inmobiliaria nos pueda cobrar un 5% de honorarios. Pero si el importe de venta es muy alto por tratarse de una vivienda de lujo, es posible negociar con la agencia y que nos rebajen la comisión a un 3%.

Es importante tener en cuenta que esta comisión incluye todos los servicios necesarios para la venta como, por ejemplo, la gestión del certificado energético y la realización de las visitas.

El modelo de tarifa fija prepago o de pago a la venta

Además del modelo de comisiones, en los últimos años ha surgido una nueva forma de pago alternativa promovido por las inmobiliarias online o agencias digitales. Esta consiste en el cobro de una tarifa fija que, según el plan de servicios contratado, podemos pagar al inicio de la intermediación o con la venta de la vivienda. 

Los precios, de momento, oscilan entre los 1.000 euros y los 7.000 euros. Siendo los planes más económicos los que se pagan al contratar a la agencia e incluyen una serie de servicios básicos para la venta como, por ejemplo, la publicación de anuncios en los portales inmobiliarios y el seguimiento por parte de un agente. Los paquetes más costosos tienen la ventaja de que pagan con la venta y, en algunos casos, implica que la inmobiliaria realice más gestiones por nosotros.

Por ejemplo, si queremos ahorrar dinero, podemos contratar el plan prepago de la inmobiliaria online Housfy. Este cuesta 1.290 euros e incluye la valoración de la vivienda y la promoción del piso en los portales inmobiliarios. Aunque, debemos encargarnos nosotros de hacer las fotografías de la casa y atender a las visitas. 

Ahora bien, si el tema de hacer fotos no se nos da nada bien y no nos hace gracia pagar dinero por adelantado, podemos decantarnos por el plan de pago a la venta. Este cuesta 3.990 euros y nos incluye el servicio de fotografía profesional. Eso sí, la recepción de las visitas también corre por nuestra cuenta. Si queremos que la agencia enseñe el piso a los interesados, tendremos que desembolsar unos 3.600 euros más.

Inmobiliarias tradicionales o agencias online ¿cuál me sale más barata?

A simple vista puede parecer que las inmobiliarias online son más baratas, pero todo va a depender del precio de venta de nuestra vivienda y de los servicios que necesitemos para vender nuestro piso, según nuestras circunstancias.

Por ejemplo, si nuestro piso cuesta 150.000 euros y tenemos tiempo y disponibilidad para encargarnos de enseñar la casa a las visitas, nos saldrá más a cuenta contratar el plan prepago de Housfy de 1.290 euros o, incluso, el paquete de pago a la venta de 3.990 euros. Si contratamos a una inmobiliaria del barrio, aún con el porcentaje de comisión más bajo del 3%, terminaremos pagando 4.500 euros por la intermediación.

Si, por el contrario, necesitamos que la agencia se encargue de hacer las visitas por nosotros, nos saldrá mejor vender el piso con una inmobiliaria tradicional, ya que esta no nos cobrará ningún plus por la gestión. En cambio, la factura con Housfy puede ascender a los 7.590 euros al sumar este servicio. Por tanto, es aconsejable que la elección de nuestra inmobiliaria, más allá del cobro de una comisión o una cuota fija, dependa de nuestra situación concreta.


Autor: Ottymar Tademo


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.