Mejores ofertas a tipo variable
#1 Recomendado

Interés

E + 0,99 %

Cuota

368,6 €

Vinculación

0 productos

#2 Recomendado

Interés

A tu medida

Cuota

A tu medida

Vinculación

5 productos

#3 Recomendado

Interés

E + 0,99 %

Cuota

369,44 €

Vinculación

4 productos

#4

Interés

E + 1,59 %

Cuota

397,67 €

Vinculación

0 productos

#5

Interés

E + 1,20 %

Cuota

378,04 €

Vinculación

1 producto

#6

Interés

E + 0,99 %

Cuota

370,22 €

Vinculación

3 productos

Más info
#7

Interés

E + 0,89 %

Cuota

363,85 €

Vinculación

1 producto

prestamos hipotecarios

Pedir una hipoteca es, sin duda alguna, la decisión financiera más importante que puede tomar una persona o una familia. Si no queremos equivocar al elegir el producto, en esta misma página encontraremos diversos consejos que nos ayudarán a dar con los mejores préstamos hipotecarios del mercado español. Asimismo, aquí se facilitan una serie de herramientas que podemos utilizar para obtener toda la información necesaria antes de firmar la hipoteca.

¿Qué son los préstamos hipotecarios?

En términos generales, todo el mundo ya sabe lo que es un préstamo hipotecario y para qué sirve, aunque mucha gente todavía desconoce sus particularidades. Al firmar uno de estos productos, banco y cliente acuerdan la financiación otorgada, el plazo de reembolso y el resto de las condiciones como el interés, la vinculación o las comisiones. A cambio de prestar su dinero y permitir que se devuelva en plazos, el banco aplicará un interés determinado y exigirá aportar una doble garantía de pago: la hipotecaria (la propia casa) y la personal (el conjunto de bienes presentes y futuros). Por lo tanto, si el cliente no paga las cuotas, responderá con la vivienda financiada y, en el caso de que su valor no cubra la deuda pendiente, también con el resto de sus bienes.

Formas de pagar una hipoteca

Si queremos comprar una vivienda y pedir una financiación al banco, tendremos dos vías para realizar el pago de la hipoteca, mediante los préstamos hipotecarios o con los créditos hipotecarios.

Cuando se trata de un préstamo o de un crédito hipotecario con un alto importe, como es el caso de los productos contratados para financiar la compra de una vivienda, hay dos factores que permiten ver cuál es la diferencia entre un préstamo y un crédito: el precio del dinero prestado (el tipo de interés) y el plazo de amortización.

1. Préstamos hipotecarios

La inmensa mayoría de las hipotecas que se contratan en España son préstamos hipotecarios estrictos. Esto significa que cuando se formaliza el contrato, las partes establecen cuánto dinero recibirá el cliente y en cuánto tiempo tendrá que devolverlo, así como qué condiciones de financiación se le van a aplicar (interés, comisiones, vinculación, etc.). A un nivel más técnico, los préstamos hipotecarios también son la obligación garantizada de que el titular amortizará el capital y los intereses del modo pactado con la entidad, siendo el inmueble adquirido la principal garantía de pago.

Dependiendo del interés que decida aplicar el banco, podemos dividir los préstamos hipotecarios en tres clases distintas: en hipotecas a interés fijo, en variables o en mixtas. En las primeras, las cuotas mantienen siempre el mismo importe, mientras que en las segundas, su precio puede cambiar dependiendo de los valores que registre el índice ligado al producto (generalmente el euríbor). En cambio, en las mixtas existe un período fijo inicial que, al cabo de entre tres y 20 años, se convierte en variable. En el siguiente listado podemos ver las condiciones de varias de las mejores hipotecas fijas del momento:

Mejores ofertas a tipo fijo
#1 Recomendado

Interés

1,99 %

Cuota

423,37 €

Vinculación

0 productos

#2 Recomendado

Interés

A tu medida

Cuota

A tu medida

Vinculación

4 productos

#3 Recomendado

Interés

1,99 %

Cuota

423,37 €

Vinculación

5 productos

#4

Interés

2,80 %

Cuota

463,87 €

Vinculación

0 productos

#5

Interés

2,25 %

Cuota

436,13 €

Vinculación

1 producto

#6

Interés

2,00 %

Cuota

423,85 €

Vinculación

1 producto

2. Créditos hipotecarios

También hay entidades que comercializan otro tipo de préstamos llamados créditos hipotecarios o hipotecas abiertas. Estos productos en realidad son líneas de crédito, así que aunque se establezca un capital inicial al formalizar el contrato, el titular puede realizar disposiciones del dinero amortizado a medida que va abonando las mensualidades (siempre con un límite, lógicamente). De este modo, lo puede utilizar para otros proyectos sin tener que solicitar un préstamo nuevo y con un interés más bajo que el que suele aplicarse sobre los créditos al consumo. Sin embargo, actualmente hay muy pocos bancos que ofrezcan esta opción.

Es importante saber que si hemos pedido un crédito hipotecario no será posible cambiar la hipoteca de banco. Solo se podrá hacer en el caso de pasar de una hipoteca abierta a otra, o de préstamo hipotecario a préstamo hipotecario.

¿Qué tipos de hipotecas existen según el interés?

Las necesidades de financiación de los consumidores pueden variar mucho dependiendo de la situación personal, laboral y económica que atraviese cada uno, por lo que no podemos decir con seguridad que exista una hipoteca perfecta para todos los perfiles. De todas maneras, tampoco puede negarse que, al comparar diversos créditos hipotecarios, siempre nos tenemos que fijar en el tipo de interés, ya que es uno de los factores que más influye sobre el precio mensual y total de esta clase de productos. 

Dependiendo del tipo de interés que se aplique, podemos distinguir entre tres tipos de hipotecas:

  • Hipotecas variables: el interés de estos préstamos hipotecarios se calcula sumando el diferencial que aplica cada banco al valor que registre el euríbor en el momento de la revisión, que es imposible de prever. Los hipotecados a tipo variable pueden beneficiarse de unas cuotas más baratas si este índice de referencia cotiza a la baja, pero del mismo modo, si este sube, las mensualidades se encarecerán.
  • Hipotecas fijas: en este caso, el préstamo hipotecario tiene el mismo interés durante todo el plazo de reembolso, por lo que las cuotas a pagar siempre tienen el mismo coste. A día de hoy podemos contratar hipotecas a tipo fijo con un interés incluso por debajo del 2 %, algo que era impensable hace unos años.
  • Hipotecas mixtas: el interés de un préstamo hipotecario a tipo mixto es de una clase al inicio y de otra al final. Actualmente, durante los primeros años del plazo se aplica un tipo fijo (entre cinco y 20 años, por lo general), pero pasado ese tiempo, el interés pasa a ser variable, es decir, referenciado a un índice. Actualmente, hay muchos bancos que conceden hipotecas mixtas, pues con estos productos pueden ganar más dinero al inicio de la operación (sobre todo ahora que el euríbor cotiza en negativo) y, si los índices subieran a medio o a largo plazo, su rentabilidad sería aún mayor.

¿Qué finalidades tienen los préstamos hipotecarios?

Las familias normalmente solicitan préstamos hipotecarios para adquirir una primera vivienda, sin embargo existen otros motivos que te contamos a continuación:

Para primera vivienda

Siempre será más fácil conseguir préstamos hipotecarios para adquirir nuestra primera vivienda. Esto es así por dos motivos:

  • Hay menos probabilidades que dejemos de pagar nuestra primera vivienda: una familia española antes dejaría de pagar otros créditos, préstamos o cualquier otro gasto que la hipoteca de su hogar. Tener un sitio para vivir es un derecho y necesidad de todos y no deberíamos permitir perderlo.
  • Es más fácil vender una vivienda situada en un núcleo urbano: las primeras viviendas normalmente están situadas en el centro de pueblos o ciudades, mientras que las segundas residencias puede ser que estén en la costa o en zonas de montaña. Si están en un núcleo urbano es más probable que otra persona quiera comprar esa casa y convertirla en su primera vivienda.

Eso sí, como es lógico, para acceder a estos productos es imprescindible contar con un buen nivel de ingresos y una economía saneada. Por lo general, las hipotecas para primera vivienda cubren hasta el 80 % del valor de compraventa o tasación del inmueble y pueden devolverse en un plazo máximo de unos 30 años.

Para segunda vivienda

En muchos casos, los préstamos hipotecarios comercializados por la banca permiten adquirir tanto una vivienda de residencia habitual como una segunda casa, es decir, un inmueble para utilizarlo durante las vacaciones o para alquilarlo, por ejemplo (aunque también hay productos que solo pueden emplearse para una u otra finalidad). Sin embargo, hay que destacar que las características de las hipotecas para segunda vivienda son un poco diferentes a las de los créditos hipotecarios para primera residencia, ya que al concederlas, las entidades tienen que asumir un riesgo de morosidad más alto.

Veamos cuáles son los requisitos que hay que cumplir para acceder a estos préstamos hipotecarios:

  • Unos ahorros de entre el 30 % y el 50 %.

  • Poner la vivienda habitual como segunda garantía.

  • Financiación de entre el 50 % y el 70 % de la tasación o el precio de compraventa.

  • Tener unos ingresos mensuales altos.

Es importante tener en cuenta que si queremos pedir un préstamo hipotecario para financiar una segunda vivienda, generalmente el plazo que nos concederán será menor que para una primera, ya que el banco corre mas riesgo de impago.

Para pisos de banco

Las hipotecas de pisos de bancos son préstamos hipotecarios que conceden las entidades bancarias para financiar la compra de una vivienda de su inmobiliaria.

Los pisos de bancos aparecieron durante la crisis económica: muchos clientes no pudieron pagar en su momento su préstamo hipotecario y el banco o caja les embargó la vivienda. Ahora las entidades quieren dar salida a este tipo de pisos y ofrecen hipotecas para venderlos.

No son inmuebles más baratos que los del resto del mercado, pero el tipo de préstamos hipotecarios que ofrecen, pueden mejorar algunas condiciones, relacionadas con pedir una hipoteca, como por ejemplo el porcentaje de financiación y el plazo para reintegrar la deuda:

  • Se puede conseguir una hipoteca 100 % financiación del precio de tasación de la vivienda, mientras que para el resto de hipotecas la financiación es de máximo el 80 %.

  • Suelen tener un plazo de amortización de la hipoteca más largo que puede llegar hasta 50 años.

  • La tasación del inmueble ya está pagada porque el banco ha tasado su piso antes de ponerlo a la venta.

En cuanto a las comisiones y productos vinculados, no suelen haber diferencias entre los préstamos hipotecarios normales o las hipotecas para pisos de bancos.

¡Guía GRATUITA!Toda la verdad sobre los pisos de los bancos

Toda la verdad sobre los pisos de los bancos

¿Estás buscando piso y tienes dudas acerca de los pisos de bancos?

Los pisos de bancos son de las pocas viviendas que pueden financiarse a través de hipotecas al 100 %, pero tienen también sus inconvenientes. En la presente guía práctica se responde a las siguientes preguntas sobre estos inmuebles:

  • ¿Son más baratos que el resto de viviendas?
  • ¿Dónde puedo mirar la oferta de pisos de banco?
  • ¿Son mejores las hipotecas que conceden para estos pisos?

Facilítanos tu e-mail y recibirás de forma completamente gratuita esta guía sobre los pisos de bancos.

Ver y descargar guía

Para construcción

Las hipotecas para construcción (o de autopromoción) son préstamos hipotecarios con los que podemos financiar la compra de un suelo y la posterior edificación de un inmueble. Estos productos se clasifican en dos categorías distintas: las hipotecas que algunos bancos comercializan para esta finalidad concreta y los préstamos hipotecarios para primera o segunda vivienda que se pueden adaptar para cubrir también el coste de la construcción. En ambos casos, si se pide el préstamo para edificar una casa u otro edificio, la financiación que se conceda será, por lo general, de menos del habitual 80 %.

Para subrogación o cambio de banco

En los catálogos de algunos bancos también encontraremos créditos hipotecarios que están diseñados para llevar a cabo subrogaciones, es decir, para que el cliente de otra entidad traslade su hipoteca. Esta es una operación que nos puede salir a cuenta si las condiciones de nuestro actual préstamo hipotecario son mejorables y el único modo de modificarlas es mediante un cambio de banco. 

Eso sí, antes de hacer la subrogación debemos saber que esta operación tiene diversos gastos asociados y que, además, no nos permite modificar el límite de financiación del crédito ni sus garantías. En el listado siguiente mostramos cuáles son todas las características que podemos cambiar si realizamos una subrogación para cambiar un crédito hipotecario de banco:

  • Eliminar o reducir comisiones. Debemos intentar quitar todas las comisiones o reducirlas a las mínimas.
  • Eliminar o reducir vinculaciones. Podemos cambiar la vinculación, es decir dar de baja un seguro o deshacernos de alguna tarjeta.
  • Cambiar el índice de referencia. La mayoría de hipotecas variables están referenciadas a euríbor. Sin embargo, si contamos con un préstamo hipotecario antiguo basado en el IRPH podemos cambiar el índice de referencia a euríbor.
  • El tipo de interés aplicado. Con el nuevo contrato podemos bajar los intereses y también pasar de un tipo de interés a otro. Por ejemplo, de una hipoteca variable a fija o viceversa, al igual que pasarla a interés mixto.

Requisitos para pedir una hipoteca

Como es lógico, las entidades no nos prestarán dinero si no están seguros de que podremos pagar las cuotas a lo largo de todo el plazo de la hipoteca. Por ello, si queremos acceder a estos productos, es imprescindible reunir las siguientes condiciones de solvencia:

  • Disponer de ahorros: el banco normalmente nos va a financiar el 80 % del precio de la vivienda, por lo que el otro 20 % corre a cuenta del hipotecado. A parte de este dinero debemos contar con los gastos de apertura, que representan un 15 %. Por lo tanto, los ahorros deben ser del 35 %.
  • Estabilidad laboral: debemos tener un contrato indefinido o por lo menos uno de los titulares del préstamo hipotecario y con unos ingresos altos de más de 2.000 euros mensuales.
  • Avales muy cualificados: estos deben disponer de bienes, ingresos altos y empleo estable. Recurrir a un aval supone un riesgo muy importante, ya que existe la posibilidad de pérdidas de inmuebles en un caso de impago.
  • No tener antecedentes de impagos: se nos concederá la hipoteca mientras que no tengamos préstamos anteriores por pagar y no figuremos en ningún registro de impagados como ASNEF.

Si cumples todos estos requisitos y quieres pedir una hipoteca, en la siguiente guía gratuita te explicamos qué pasos debes seguir para tramitar tu solicitud:

¡Guía GRATUITA!Cómo pedir una hipoteca al banco

Cómo pedir una hipoteca al banco

¿Quieres comprar una casa y necesitas una hipoteca?

Estos productos financieros son complejos y su contratación implica contraer una deuda muy elevada a muy largo plazo. Por ello, los expertos de HelpMyCash.com han elaborado esta útil guía práctica en la que se dan las siguientes claves:

  • Qué significan los tecnicismos que la banca usa para describir sus hipotecas
  • Cuáles son todas las cláusulas peligrosas o abusivas que debemos evitar
  • Cómo puedes calcular si puedes permitirte la contratación de la hipoteca

Déjanos tu dirección de correo electrónico y recibirás esta útil guía gratuitamente.

Ver y descargar guía

Gastos asociados a la contratación de un préstamo hipotecario

Al precio de venta de la casa hay que añadir una serie de gastos de compra de vivienda y de apertura, más impuestos, que pueden llegar a suponer casi un 15 % del valor de la vivienda. Por tanto, para una hipoteca de 200.000 euros los gastos serían los siguientes:

  • Tasación: el coste de la tasación hipotecaria varía en función del importe del inmueble tasado y se cobra a un tipo fijo sobre el importe de la misma, normalmente 0,01 %. En el ejemplo este porcentaje se traduce en 200 euros.

  • Notaría: coste correspondiente a la escritura pública del acto de compra venta de la vivienda y la elaboración de las nuevas escrituras de la propiedad. Generalmente el valor es entre 0,1 % y 0,5 %. En el ejemplo equivaldría en torno a 500 euros.

  • Gestoría: los honorarios del gestor no están regulados por ley. Su tarifa es independiente del importe de la hipoteca. Es conveniente preguntar cuánto nos costará para no llevarnos sorpresas. Normalmente, las tarifan oscilan entre los 150 euros y 300 euros.

  • IVA: es el impuesto que grava la transmisión de la compra de vivienda nueva. Actualmente es un 10 % del valor de la vivienda, no de la hipoteca. Así que serían más 20.000 euros.

  • Comisiones de apertura: coste por iniciar la apertura del préstamo hipotecario. No todos los bancos las tienen, pero las entidades que optan por incluir esta cláusula, la fijan aproximadamente en el 1 %.

  • IAJD: se aplica para la compra de viviendas nuevas. Representa entre el 0 % y el 1,5 % del importe de la casa (200 euros aproximadamente), dado que es un impuesto que depende de cada comunidad autónoma y por lo tanto varía de una región a otra.

En conjunto, los gastos de escrituración de una hipoteca de 200.000 euros pueden llegar a costar más de 20.000 euros, que es el equivalente al 10-15 % del valor del inmueble financiado. Por lo tanto, si queremos contratar un préstamo hipotecario, deberemos disponer de unos ahorros más elevados para hacer frente a los gastos mencionados y cubrir la parte no financiada por el banco (generalmente un 20 %).

Qué debemos comparar para encontrar el mejor préstamo

A continuación presentamos las características que debemos tener en cuenta en el momento de comparar entre unos préstamos y otros para encontrar el mejor:

  • El tipo de interés: éste puede ser de tres tipos: variable, fijo o mixto. Si la hipoteca es variable, tendrá un tipo de interés referenciado a euríbor, mientras que si es fija mantendrá el mismo diferencial durante la vida del préstamo hipotecario. Cuando hablamos de hipotecas mixtas nos referimos a aquellas que empiezan los primeros años con un interés fijo y luego cambian y pasan a ser de tipo variable.
  • La financiación: la mayoría de los bancos conceden el 80 % del valor de la vivienda, por lo que el otro 20 % del capital tiene que ir a cargo del hipotecado. El Banco Central recomienda que no se destine más del 35 % del sueldo a pagar la hipoteca.
  • El plazo de amortización: debemos saber que contratando una hipoteca a un largo plazo pagaremos una cuota menor cada mes, pero al final pagaremos más intereses durante más años y con un plazo más corto destinaremos menos dinero en intereses. Lo que aconsejamos es encontrar un equilibrio entre una cuota que podemos asumir y el menor plazo posible para amortizar la hipoteca.
  • Las comisiones: este es un punto a tener muy en cuenta a la hora de comparar ya que debemos intentar que el préstamo hipotecario contenga las mínimas comisiones o que no tenga ninguna. Pueden ser por apertura y estudio, por subrogación o amortización parcial.
  • La vinculación: el banco normalmente nos pedirá la contratación de algún producto que se asocia a la hipoteca. Estos pueden ser desde seguros, planes de pensiones hasta la vinculación de alguna tarjeta de crédito o débito.

Estos son todos los aspectos básicos en los que nos tenemos que fijar para distinguir una buena oferta de otra que no lo sea tanto. Además, hay otras condiciones que pueden resultarnos muy atractivas según nuestra situación, como que la hipoteca nos permita pedir una carencia total o de capital en algún momento o que nos deje realizar disposiciones del dinero ya amortizado, por ejemplo.

¿En qué se diferencian de los préstamos personales?

Un préstamo hipotecario es un producto que se utiliza específicamente para financiar la adquisición de un inmueble, ya se trate de una primera vivienda o de una segunda residencia, una finca rural, un local comercial o hasta un suelo edificable. En cambio, el préstamo personal está pensado principalmente para financiar la compra de bienes o servicios con un precio algo inferior, como una reforma o un coche. Al tener finalidades tan distintas, las condiciones de estos productos presentan varias diferencias destacadas:

  • La garantía de los préstamos personales, como su nombre indica, es exclusivamente personal (los bienes presentes y futuros del prestatario). En cambio, en un crédito hipotecario, la garantía es tanto personal como hipotecaria (la vivienda financiada).

  • El plazo de amortización de una hipoteca es mayor que el de un préstamo personal. La mayor parte de los bancos están concediendo hipotecas variables a 30 años y algunos incluso a 40 años. Un préstamo personal tendremos que pagarlo como mucho en 10 años, aunque normalmente el plazo no suele ser superior a 5 años.

  • El tipo de interés de un préstamo hipotecario es más bajo que el de un préstamo personal. Actualmente el interés medio de una hipoteca se sitúa en torno al 1,5 %. Por el contrario, el interés medio de un préstamo personal se sitúa en torno al 6 %.

  • Los gastos adicionales no están presentes en los préstamos personales como comisiones, registros, notaría, tasación, gestoría, ni impuestos.

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

Aunque tengan algunas características parecidas, las hipotecas y los préstamos con garantía hipotecaria no son el mismo producto. En los segundos créditos, la vivienda en propiedad del titular es la única garantía de pago (no existe la garantía personal) y, a diferencia de las hipotecas, suelen contratarse para reunificar deudas, pagar herencias o cubrir necesidades distintas a la de adquirir un inmueble. Además, pese a que ciertos bancos conceden préstamos con garantía hipotecaria a particulares, lo más frecuente es contratarlos a través de prestamistas privados o de intermediarios financieros.

Normalmente, los que recurren a este tipo de productos cuentan con unos ingresos irregulares o bajos, pero disponen de una propiedad que pueden aportar como garantía del crédito. En algunos casos, hasta es posible hacerse con estos préstamos con garantía hipotecaria estando en ASNEF o en otros ficheros de morosidad (a través de empresas privadas), por lo que una persona con una liquidez escasa o deudas impagadas puede "hipotecarse" con estos productos para obtener financiación.

¿Qué hacer si quiero cambiar el contrato hipotecario?

Se puede dar la ocasión en el que un cliente no esté a gusto con el préstamo hipotecario que tiene, por lo que existen dos opciones para modificar sus características: la novación y la subrogación.

A continuación te explicamos estas dos operaciones a las que podrías recurrir:

Novación

El proceso de novación de hipoteca tiene como objetivo mejorar las condiciones del préstamo hipotecario, pero al contrario que la subrogación esta operación se llevará a cabo en nuestra misma entidad financiera.

Este va a ser el desembolso económico por realizar una novación:

  • Comisión: esta comisión se fija en un 0,50 % los primeros cinco años y del 0,25 %, pero con una nueva ley reguladora que podría entrar en vigor a finales de año, la comisión a partir del sexto año se eliminaría definitivamente.

  • Notaría: generalmente entre 0,2 % y 0,5 % del capital pendiente.

  • Registro de la Propiedad: aproximadamente es la mitad que los gastos de notario.

  • Gestoría: el importe se negocia, ya que no hay normativa que la regule pero no suele ser más de 150 euros.

  • Tasación: la media en el caso de una novación son unos 300 euros, pero puede pasar que el banco al que nos cambiemos utilice la misma tasación que ya se hizo anteriormente. Cabe especificar que esta tasación caduca a los seis meses.

Subrogación

Con esta operación, el titular de un préstamo hipotecario puede trasladarlo a otra entidad que le ofrezca unas mejores condiciones de financiación que su banco actual. Sin embargo, hay que saber que si el actual banco decide igualar o mejorar la oferta presentada, el cliente tiene que aceptar su contraoferta obligatoriamente y no puede efectuar el cambio. Además, hay que tener presente que la subrogación tiene diversos gastos asociados a la modificación que hay que abonar al formalizar la escritura correspondiente:

  1. Comisión: si la hipoteca que vamos a firmar incluye una comisión de subrogación de hipoteca, pagaremos 0,50 % durante los primeros 5 años del préstamo y 0,25 % a partir del sexto año del capital pendiente.

  2. Los gastos por subrogación: suelen ser más bajos que para la compra de una vivienda. Normalmente estos son los que nos podemos encontrar:

  • Notaría y registro: no suelen superar los 600 euros.

  • Tasación: el importe está entre 200 euros y 400 euros.

  • Gestoría: no están regulados por ley, así que se pueden negociar. Normalmente no superan los 300 euros.

  • Registro de la Propiedad: no suele ser superior a 100 euros.

¡Guía GRATUITA!Cómo subrogar tu hipoteca

Cómo subrogar tu hipoteca

¿Quieres cambiar tu hipoteca de banco para pagar menos cada mes?

Descárgate esta guía gratuita para saber todos los pasos que debes seguir para poder cambiar tu préstamo hipotecario de entidad y beneficiarte de las nuevas condiciones. En este manual puedes encontrar información al detalle para:

  • Decidir si es una buena opción para ti y conocer a qué bancos acudir
  • Saber cuánto cuesta la operación y qué trámites hay que hacer
  • Entender qué dice la ley sobre este proceso

Facilítanos tu e-mail y recibirás la guía gratis en apenas unos minutos.

Ver y descargar guía

¿Cuánto pagarás por tu préstamo hipotecario?

En HelpMyCash ponemos a tu disposición un simulador de hipoteca para que puedas calcular al instante lo que pagarás por la hipoteca antes de solicitarla al banco. La ventaja del simulador de hipoteca gratuito es que incluye el precio de todos los gastos vinculados al préstamo hipotecario, teniendo en cuenta seguros y comisiones, entre otros.

Para estar seguros de que tenemos la mejor hipoteca, lo más recomendable es fijarse entre uno o dos bancos que nos presten buenas condiciones, con tal de dar con la que más se ajuste a nuestro perfil económico.

Por ello, HelpMyCash ofrece el comparador de hipotecas gratuito con el que podrás analizar de forma detallada toda la cartera de hipotecas de las entidades desde tu ordenador. Así te asegurarás de conseguir las auténticas hipotecas baratas.

Sobre esta página

Para qué sirve esta página: aquí explicamos todo lo que hay que saber acerca de los préstamos diseñados para financiar la adquisición de vivienda, desde las condiciones que suelen tener hasta las clases de créditos que existen.

Fuentes: para elaborar la presente página hemos utilizado como fuentes principales de información los portales web de Funcas y de Finanzas para todos.

Metodología: todos los datos que aquí aparecen han sido obtenidos mediante un proceso de investigación online llevado a cabo por nuestros expertos financieros.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador online de todo tipo de productos de finanzas, desde hipotecas y préstamos hasta cuentas, depósitos y tarjetas. Además, en nuestro portal ofrecemos una información de calidad que permite al usuario tomar la decisión más acertada según su situación económica y su perfil.

Aviso: los servicios que ofrecemos son completamente gratuitos para todos los usuarios. HelpMyCash.com recibe sus ingresos a través de los productos que aparecen destacados y de la publicidad.

Te escuchamos: si tienes cualquier tipo de duda, puedes ponerte en contacto con nuestros expertos a través de los siguientes canales:

Temas recientes del foro

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 45 Visitas
mi hipoteca es Euribor + 0,99%400,70 pago de cuota mensual donde:36,67 intereses364,03 capital54.635,97 pendienteeste fue el pago de junioTengo una hipoteca variable a 144 meses me quedan 143si doy una amortización de 3500 eur ¿en cuantos meses se me reduciría la hipoteca?gracias
Elena Gómez
Elena Gómez
hace 2 días

HelpMyCash

Hola, JMOA.

Los meses que recortarás al amortizar tu hipoteca dependen de muchos factores, además de lo que nos has puesto, como el capital total de la hipoteca, si tienes o no un interés fijo inicial o si has tenido que firmar seguros u otros productos PUF (es decir, con prima única financiada). También dependerá de en qué momento hagas la amortización, en este sentido es recomendable hacerlo en los primeros años de la hipoteca, ya que es cuando más intereses se abonan, de manera que al adelantar todo ese capital, estamos reduciendo más la cantidad de intereses que pagaremos al final.

La manera más sencilla de saber cuánto tiempo recortarás tu hipoteca es que consultes directamente en tu banco, puesto que tienen todos los datos de tu hipoteca. Te recordamos que es importante que revises tu contrato para saber si tienes comisión por amortización ya que, de tenerla, deberías pagarla en el momento de realizar esta operación.

Un saludo.

Helper_707514504
¿Amortizo en cuota o en plazo? @Helper_707514504 - hace 2 días
  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 38 Visitas
Hola, he recibido una herencia y quiero dedicar ese dinero a pagar parte de mi hipoteca. Sé que para hacerlo tengo que hacer una amortización pero me han dicho que se puede hacer en cuota o en plazo y no tengo muy claro qué puede ser más conveniente. Además, quisiera saber cual es el coste de hacer esta operación, ya que no tengo comisión de amortización, pero no sé si hay que pagar algo más o si es diferente si amortizo de una u otra manera.
Muchas gracias por vuestra ayuda.
Buenos días,os cuento un poco mi situación con una vivienda que quiero comprar. Resulta que en Abril compre con mi hermano una casa haciendo el respectivo contrato de arras. Empezamos con todos los tramites con Ing Direct y al dar la nota simple nos enteramos de que el inmueble le afecta el articulo 28 de la ley hipotecaria (cuando hicimos el contrato de arras no sabiamos que la casa estaba afectada por el artículo 28 de la ley hipotecaria, el cual dice que una vivienda adjudicada a herederos no forzosos no puede hipotecarse hasta transcurridos dos años del fallecimiento del propietario) dando negativa la operación con Ing Direct y con Unicaja (ya llevamos consultados otros tres bancos más). Mi pregunta es... ¿sabeis si podemos hipotecar o avalar durante los dos años que le afecta dicho articulo con otro inmuelbe (en este caso con la casa de mis padres) y luego transcurridos esos dos años que el aval sea el propio inmueble a hipotecar (es decir, la casa que compro ahora)???Un saludo
Miquel Riera
Miquel Riera
hace 2 días

HelpMyCash

Hola, hipotecasinmorirenelintento. 

Antes que nada, como ya comentamos en un hilo anterior, lo que dice el artículo 28 de la actual Ley Hipotecaria es que en las herencias en las que no se legan propiedades a ascendientes, descendientes o cónyuges se da un plazo de dos años durante el que otras personas pueden reclamar su parte de la herencia. Esto no implica que no pueda darse una hipoteca sobre esa propiedad, pero como aumenta el riesgo de la operación, en la práctica los bancos pueden preferir no conceder el préstamo hasta que pase ese período de tiempo. 

Dicho esto, sí se podría añadir otra garantía a la hipoteca (otra propiedad, en tu caso) para minimizar el riesgo de la operación y convencer al banco. Sin embargo, al final la decisión siempre recaerá sobre el departamento de análisis de la entidad, que es posible que considere que es mejor no otorgar el préstamo. Lo que comentas de retirar la garantía adicional una vez transcurridos los dos años también es posible sobre el papel, siempre que el banco esté de acuerdo. 

Esperamos haberte ayudado, un saludo. 

Noticias recientes

Cómo firmar una hipoteca de segunda vivienda y pasar el verano en tu casa de la playa
Cómo firmar una hipoteca de segunda vivienda y pasar el verano en tu casa de la playa
El verano ya está aquí y ha llegado con altas temperaturas que hacen que la vida en la ciudad se complique un poco a causa del calor. Muchos piensan en cómo sería pasar la temporada estival en una casa en la playa, pero no siempre es posible alquilar...

Publicado el 02/07/2018

Los préstamos hipotecarios fijos siguen ganando terreno en los nuevos contratos
Los préstamos hipotecarios fijos siguen ganando terreno en los nuevos contratos
El Instituto Nacional de Estadística ha hecho pública su Estadística de Hipotecas del mes de abril, de la que se desprende que los préstamos hipotecarios fijos siguen ganando terreno y ya suponen el 39,4 % de los nuevos contratos de financiación a vi...

Publicado el 27/06/2018

Cómo encontrar una hipoteca 100 para financiar toda la compra de tu casa
Cómo encontrar una hipoteca 100 para financiar toda la compra de tu casa
Aunque la situación económica de las familias españolas ha mejorado durante los últimos años, su capacidad de ahorro sigue siendo bastante escasa. Por eso no es extraño que cada vez más usuarios se pregunten cómo se puede contratar una hipoteca 100,...

Publicado el 05/07/2018