Los bancos que dan hipotecas sin comisiones

¿Qué bancos ofrecen hipotecas sin comisiones?

Lo más probable es que hayas entrado en esta página para saber qué entidades no incluyen comisiones en sus préstamos hipotecarios. Por lo tanto, iremos al grano: a continuación encontrarás la lista de los bancos que ofrecen hipotecas fijas y variables sin estos cargos.

Pincha sobre el enlace para consultar las condiciones que te ofrece cada banco.

Bancos que ofrecen hipotecas fijas sin ninguna comisión

Bancos que ofrecen hipotecas variables sin ninguna comisión

¿Los otros bancos me cobrarán comisiones?

Como ves, la lista de bancos que no cobran ninguna comisión es muy reducida, teniendo en cuenta que en España operan más de 30 entidades. Ahora bien, debes saber que la inmensa mayoría no te aplicarán la comisión de apertura, que es la más cara. Además, si tu perfil es bueno, no te costará llegar a un acuerdo con cualquier entidad para que no te incluyan otras comisiones en la hipoteca, como la de amortización anticipada o la de subrogación. Te lo explicaremos con más detalle más abajo.

¿Qué comisiones puede tener un préstamo hipotecario?

Si le pides una hipoteca a cualquier banco, lo más normal es que quiera incluirte alguna comisión en tu futuro contrato, a no ser que acudas a las entidades que aparecen en el apartado anterior. Es muy importante que sepas identificarlas, pues así evitarás que te las cobren por sorpresa.

Podemos distinguir entre dos tipos de comisiones: las que pueden cobrarte cuando contrates la hipoteca y las que te pueden aplicar entre la firma de la escritura y la liquidación de la deuda. A continuación te las mostramos todas.

Comisiones al contratar la hipoteca

  • Por apertura: el banco la aplica cuando quiere cobrar por las gestiones que lleva a cabo para prestarte el dinero. Su precio suele ser de entre el 0% y el 1,50% sobre el importe de la hipoteca, pero no está regulado por ley y puede ser el que la entidad considere. Muy pocos bancos la cobran y se paga al firmar el contrato.

Comisiones después de contratar la hipoteca

  • Por amortización anticipada: es una penalización que te pueden cobrar si pagas por adelantado toda o una parte de la deuda que tienes pendiente. Su precio máximo está regulado:

    • Si el interés de la hipoteca es fijo, puede costarte hasta el 2% sobre la cantidad que adelantes. Si la amortización se produce a partir del undécimo año del plazo, el porcentaje baja hasta el 1,50%.

    • Si el interés de la hipoteca es variable, puede costarte hasta el 0,15% sobre el adelanto si se produce en los cinco primeros años del plazo o hasta el 0,25% si se efectúa en los primeros tres años (lo que pactes con el banco). Si la amortización la llevas a cabo una vez pasados esos cinco o tres años, respectivamente, el banco ya no te podrá cobrar esta comisión.

  • Por subrogación: es una penalización que te puede cobrar tu entidad si cambias la hipoteca de banco. Su precio está regulado y es el mismo que el de la comisión por amortización anticipada, aplicado sobre el importe pendiente en el momento de llevar a cabo la subrogación.

  • Por novación: es una comisión que te puede cobrar tu banco si llegáis a un acuerdo para modificar las condiciones iniciales del préstamo. Su coste no está regulado, pero suele ser de una media de entre el 0% y el 0,5% sobre el importe pendiente de pago en el momento de formalizar la novación.

  • Por cambiar una hipoteca variable a fija: tu banco te la puede aplicar si llevas a cabo una novación o una subrogación para pasarte del tipo variable al fijo. Su coste máximo está regulado y puede ser de hasta el 0,15% sobre el importe pendiente (0% si tu hipoteca tiene más de tres años de vida)

  • Por la cuenta asociada a la hipoteca: el banco también te puede cobrar por el mantenimiento de la cuenta que usas para pagar las cuotas del préstamo. El coste medio de esta comisión suele ser de entre 0 y 240 euros al año.

¡Atención! El banco está obligado a decirte si te cobrará o no estas comisiones y cuál será el coste de cada una. Esta información te la tiene que proporcionar cuando te explique las condiciones de tu futura hipoteca. Además, el precio de las comisiones debe especificarse en la escritura del préstamo. Sii no, no te las podrá cobrar.

¿Cuánto puedo ahorrar con una hipoteca sin comisiones?

Lo ideal, como ya te podrás imaginar, es que tu hipoteca incluya las mínimas comisiones posibles, porque así podrás ahorrarte un buen dinero. Desde HelpMyCash calculamos que, de media, ese ahorro puede ser de unos 2.500 euros, suponiendo que te cobran todas las comisiones que puede incluir un préstamo hipotecario. Puedes consultar los detalles de nuestros cálculos en este artículo

Ahora bien, tampoco tienes que olvidarte de los otros gastos que incluyen estos créditos: el interés, los productos asociados, etc. De poco te servirá contratar un préstamo hipotecario sin comisiones si el banco te aplica un interés desproporcionado o te exige contratar un seguro muy caro. Nuestro consejo es que calcules el precio total de la hipoteca que vayas a contratar y que lo compares con el de otros préstamos para asegurarte de que pagas lo mínimo posible.

Cómo contratar hipotecas con pocas comisiones

¿Y cómo puedes conseguir un préstamo hipotecario con pocas o ninguna comisión? Nuestra recomendación es que sigas estos pasos:

  1. Pide la hipoteca a los bancos que no cobran comisiones. Los encontrarás en el primer apartado de esta página.

  2. Lleva sus ofertas a otras entidades y negocia para que te hagan una contraoferta y acepten eliminar una o más comisiones de sus hipotecas.

  3. Haz números y quédate con la hipoteca más barata, es decir, la que tenga un interés más bajo, menos comisiones y menos productos adicionales.

Ten en cuenta tus propias necesidades al comparar las condiciones de varias hipotecas. Por ejemplo, si quieres adelantar deuda periódicamente, te conviene que tu préstamo no tenga comisiones por amortización anticipada. Y si estás conforme con las condiciones que el banco te ofrece, quizás no importa si te incluye una comisión de novación o de subrogación, porque las probabilidades de que pactes una modificación o de que te cambies de entidad serán bajas.

Más sobre Comparar hipotecas