Toda la información sobre las viviendas de los bancos

¿Por qué los bancos venden casas y pisos?

Cuando una persona no puede pagar la hipoteca que usó para comprar su casa, el banco le embarga la vivienda y la pone a subasta. Pero ¿qué pasa cuando nadie puja por esa vivienda? En ese caso, el que se la queda es el banco, que la pone en venta a través de su propia inmobiliaria.

Los pisos de los bancos, por lo tanto, provienen de los embargos que se llevan a cabo cuando los anteriores propietarios no pagan sus hipotecas. Durante la crisis económica de 2008 se embargaron un gran número de viviendas, de ahí que muchos bancos todavía dispongan de una gran oferta de casas y pisos en venta. 

Ventajas e inconvenientes de los pisos de los bancos

Ventajas

Descuentos ocasionales. Para quitarse sus pisos de encima, muchos bancos lanzan promociones regularmente con las que puedes conseguir importantes rebajas. Más abajo te lo explicamos con más detalle.

Mejores condiciones de financiación. El banco que te vende la casa te puede ofrecer una hipoteca más ventajosa que si compras cualquier otro piso: con una financiación de más del 80%, con un plazo de hasta 40 años…

La tasación estará pagada si el embargo es reciente. El banco habrá tasado la vivienda antes de ponerla a la venta (para conocer su valor de mercado), así que te ahorrarás tener que encargar y pagar una nueva tasación. Ahora bien, si el embargo se produjo hace más de seis meses, seguramente sí te tocará tasar la casa y asumir el coste (recuerda que las tasaciones caducan a los seis meses).

Inconvenientes

Pueden estar en mal estado. Muchos de estos pisos embargados llevan tiempo a la venta y pueden tener daños ocasionados por el paso del tiempo, por los anteriores propietarios o por okupas.

No suelen ser más baratos que los pisos normales. Lo más habitual es que se vendan a precio de mercado, salvo cuando el banco ofrece rebajas por alguna promoción puntual. Además, esa rebaja se aplica sobre el precio original (el de antes del embargo), no sobre el actual. Eso significa que la vivienda puede no ser tan barata como anuncia el banco.

Pueden tener cargas. Estas viviendas pueden tener un embargo pendiente por deudas con Hacienda, deudas pendientes con la comunidad de propietarios... Es decir, que podrían embargar la casa si el antiguo propietario no paga sus deudas con Hacienda o te podrían reclamar a ti las deudas que haya pendientes con la comunidad. Para comprobarlo, revisa la nota simple del piso y el certificado de deudas con la comunidad (el banco está obligado a entregarte ambos documentos).

La oferta es limitada. Los bancos no tienen pisos en todas las localidades de España. Recuerda que las entidades solo tienen en stock las viviendas que todavía no han podido vender, que suelen estar situadas lejos de los principales núcleos urbanos.

¿Vale la pena comprar un piso a un banco?

Ya has visto que las casas de las entidades financieras tienen más inconvenientes que ventajas. Por ello, es normal que te preguntes si son una opción a tener en cuenta o no. Nuestro consejo es que te plantees comprar uno de estos pisos solo si se da una de estas dos circunstancias:

  • Si tienes poco dinero ahorrado: si compras una casa normal, la hipoteca que contrates cubrirá un máximo del 80% de su precio. En cambio, si compras un piso que pertenece al banco, ese banco puede llegar a financiarte hasta el 90% o el 100% de lo que cuesta el inmueble. Es decir, que necesitarás menos ahorros para adquirirlo.

  • Si el precio que te ofrece el banco es una auténtica ganga: no es lo habitual, pero hay bancos que sí se ven obligados a rebajar muchísimo el precio de sus viviendas. Si encuentras un piso muy barato, quizás sí valga la pena comprarlo, aunque antes asegúrate de que está en buen estado y de que no tiene cargas.

¿Tienes pocos ahorros? Hay otras maneras de conseguir financiación de hasta el 90% o el 100% sin necesidad de comprar la casa de una entidad bancaria. Te las explicamos en nuestra página sobre las hipotecas de más del 80%.

Cómo saber si una vivienda de un banco es realmente barata

Pongamos que has visto un piso muy barato y que, tras investigar un poco, te das cuenta de que pertenece a un banco. ¿Quieres saber si hay gato encerrado? Te recomendamos seguir estos pasos:

  1. Compara el precio del inmueble con el de otras viviendas parecidas. Es decir, con casas que tengan unas características similares y que se vendan por la misma zona. Esta información la puedes encontrar en cualquier portal inmobiliario.

  2. Visita el piso y comprueba si tiene desperfectos, porque quizás sea tan barato por estar en mal estado. Nuestro consejo es que no te cortes: abre todas las puertas y cajones, revisa las ventanas, mira si funciona el agua caliente…

  3. Consulta la evolución del precio de ese piso. Muchos portales te permiten conocer el precio de salida de la vivienda y si posteriormente se ha bajado o se ha subido. Con esta información podrás saber si el banco está muy desesperado por deshacerse del inmueble y podrás usarlo como baza para negociar rebajas.

¿Cómo son las hipotecas para viviendas de bancos?

Como te hemos dicho, una de las ventajas de los pisos de los bancos es que podrás financiar su compra con unas condiciones más atractivas. Básicamente, porque las entidades quieren deshacerse cuanto antes de sus viviendas y ofrecen hipotecas mejores a los que están dispuestos a comprarlas.

¿Y cuáles son las características de las hipotecas que los bancos ofrecen para comprar sus viviendas? Lo más importante es que muchas de ellas te permiten financiar más del 80% del precio del inmueble. Recuerda que, en general, las entidades prestan un máximo del 80% de lo que cuesta el piso o la casa. Como el banco te ofrecerá más dinero si vas a por una de sus viviendas, necesitarás menos ahorros para completar la compra.

Bankinter o Deutsche Bank, por ejemplo, se ofrecen a financiar hasta el 100% de la compra de sus pisos. Banco Santander, por su parte, puede concederte una hipoteca para pagar hasta el 90% del precio de sus viviendas. En la siguiente tabla puedes consultar sus condiciones:

Hipotecas para pisos de banco disponibles en HelpMyCash Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,75 % E + 2,05 %
TAE 2,31 % 3,32 %
Cuota 345 € 404 €
*4 productos bonificadores
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 1,35 % E + 1,80 %
TAE 2,39 % 2,51 %
Cuota 372 € 392 €
*3 productos bonificadores
#3
TIN E + 1,29 %
TAE 2,50 %
Cuota 370 €
0 vinculaciones

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

También hay entidades que te ofrecerán otras ventajas, como un plazo más largo (40 años en vez de 30) o un interés algo más bajo. Ten en cuenta, eso sí, que esas condiciones pueden ser mejores o peores dependiendo de si tu perfil es bueno o malo. Por este motivo, si tienes un trabajo estable y un buen sueldo, te recomendamos negociar con el banco para que mejore su oferta inicial.

¿No te convencen las hipotecas del banco que te vende el piso? Puedes pedir la hipoteca a cualquier otra entidad para comprar esa vivienda, aunque no disfrutarás de las ventajas que hemos explicado en este apartado.

¿Dónde puedo encontrar ofertas de pisos de bancos?

Ahora que ya conoces todas las particularidades de estas viviendas, solo te queda por saber cómo encontrarlas. Estos son los canales que usan los bancos para anunciar sus pisos en venta:

  • En las oficinas de los bancos. Puedes ir directamente a una sucursal para que te enseñen el catálogo de viviendas que tienen en venta.

  • En las inmobiliarias de las entidades bancarias. Los bancos venden sus casas y pisos a través de sus propias inmobiliarias o de agencias con las que colaboran. En nuestra página sobre inmobiliarias de los bancos encontrarás todas estas agencias.

  • En portales inmobiliarios online como Fotocasa, Habitaclia, Idealista, etc. Estos portales suelen tener filtros que permiten encontrar casas vendidas por entidades bancarias.

  • En la Sareb. Es una sociedad público-privada que gestiona los pisos de bancos que quebraron y fueron absorbidos por otras entidades financieras. En nuestra página sobre la Sareb encontrarás más información.

El proceso para adquirir estos pisos es el mismo que hay que seguir para comprar cualquier casa. Tendrás que presentar una oferta al propietario (la inmobiliaria del banco) por su vivienda, formalizar un contrato de arras para reservarla, encontrar una hipoteca (si necesitas financiación) y firmar la compraventa ante notario.

Herramientas sobre Pisos de bancos

Toda la verdad sobre los pisos de los bancos

¿Estás buscando piso y tienes dudas acerca de los pisos de bancos? Los pisos de bancos son de las pocas viviendas que pueden financiarse a través de hipotecas al 100%, pero tienen también sus inconvenientes. En la presente guía práctica se responde a las...

Cómo conseguir una hipoteca sin entrada

¿Quieres comprar una vivienda? Si no tienes mucho dinero ahorrado, en este vídeo te explicamos cómo puedes conseguir una hipoteca sin pagar la entrada del 20% que suelen pedir los bancos.

Más sobre Pisos de bancos