Hipotecas variables más destacadas
#1

Interés

E + 1,10 %

Cuota

371,14 €

Vinculación

0 productos

#2

Interés

E + 1,49 %

Cuota

391,61 €

Vinculación

0 productos

#3

Interés

E + 0,99 %

Cuota

366,57 €

Vinculación

1 producto

#4

Interés

E + 1,29 %

Cuota

380,03 €

Vinculación

6 productos

#5

Interés

E + 0,99 %

Cuota

366,57 €

Vinculación

1 producto

#6

Interés

E + 0,99 %

Cuota

366,57 €

Vinculación

3 productos

¿Quieres que te ayude un asesor hipotecario?

Recibe más ofertas, con mejores condiciones y sin compromiso

Empezar

Las mejores hipotecas fijas
#1

Interés

1,69 %

Cuota

491,33 €

Vinculación

0 productos

#2

Interés

2,39 %

Cuota

524,56 €

Vinculación

0 productos

#3

Interés

1,75 %

Cuota

494,13 €

Vinculación

1 producto

#4

Interés

1,65 %

Cuota

489,47 €

Vinculación

6 productos

#5

Interés

1,85 %

Cuota

498,81 €

Vinculación

1 producto

Toda la información sobre tu hipoteca

¿Qué necesito para pedir una hipoteca?

Antes de tan siquiera plantearnos la opción de contratar un préstamo hipotecario, es conveniente que nos preguntemos si el banco aprobaría nuestra solicitud. Cada entidad sigue sus propios criterios de riesgo para determinar si un cliente es solvente o no, pero normalmente todas se fijan en los siguientes parámetros:

1. Ahorros

Por norma general, con las hipotecas podemos financiar un máximo del 80% de la vivienda que queramos comprar (algo que se conoce como loan to value o LTV). En consecuencia, es fundamental que tengamos ahorrado el 20% restante más un 10-12% adicional que deberemos usar para pagar los gastos de escrituración de la propiedad y del préstamo. 

Imaginemos, por ejemplo, que la vivienda que nos interesa cuesta 100.000 euros, excluyendo impuestos. En este caso, necesitaremos contar con unos ahorros equivalentes al 30-32% de ese importe, es decir, unos fondos propios de entre 30.000 y 32.000 euros.

2. Buena situación laboral

Otro aspecto que es clave para conseguir hipotecas es disfrutar de una buena situación laboral y económica para darle seguridad al banco. En ese sentido, en general se exige tener un empleo con un contrato indefinido y con una cierta antigüedad, que es algo que demuestra a las entidades que podremos mantener nuestro trabajo y pagar las cuotas sin complicaciones. 

Además, como es lógico, es imprescindible cobrar un sueldo o salario relativamente elevado. Y es que cuanto mayores sean nuestros ingresos, más sencillo nos resultará abonar las mensualidades y hasta ahorrar por si en algún momento sufrimos una bajada temporal de nuestra retribución.

3. Pocas deudas

Aunque parezca una obviedad, nunca está de más recordarlo: para acceder a las hipotecas es imprescindible no tener muchas deudas vigentes. En ese sentido, desde el Banco de España recomiendan dedicar hasta el 30-35% de los ingresos netos a pagar las deudas financieras. Si la cuota de nuestra futura hipoteca (más las de otros créditos que estemos pagando) supera ese límite, es muy probable que nuestra petición sea rechazada. 

Además, no debe aparecer ningún impago en nuestro historial crediticio, ya sea en la CIRBE o en ficheros de morosidad como ASNEF. Si eso ocurre, saltará la alarma del departamento de riesgos del banco y nuestra solicitud será denegada de manera automática.

¿Qué hay que tener en cuenta al buscar hipotecas?

Si cumplimos todos los requisitos que se citan en el anterior apartado, ha llegado el momento de bucear entre todas las hipotecas que comercializan las entidades españolas y elegir la que nos parezca más conveniente. No obstante, esta búsqueda puede ser tediosa, pues los bancos nos proporcionarán una gran cantidad de datos. Veamos cuáles son los aspectos más relevantes en los que tenemos que fijarnos:

El tipo de interés

Para ponerlo de un modo simple, el tipo de interés viene a ser lo que el banco nos cobra por prestarnos su dinero para que nos compremos una vivienda. Cuanto más alto es su valor, más caras son las cuotas que tendremos que abonarle cada mes (y al contrario). Por este motivo, lo mejor es que busquemos una hipoteca que tenga el menor interés posible.

Además del interés de sus hipotecas, los bancos también nos tienen que mostrar la tasa anual equivalente (TAE). Este es un indicador que nos facilita la comparación entre varias ofertas, pues refleja lo que nos costará anualmente el préstamo teniendo en cuenta todos sus gastos: el tipo aplicado, la comisión de apertura, el precio de los productos vinculados o combinados (como los seguros o las cuentas), etc.

La financiación máxima

Otro elemento a tener en cuenta es la financiación máxima que los bancos conceden, es decir, la parte de la compra que cubren con sus préstamos. Como hemos dicho, normalmente se financia hasta un máximo del 80% del valor de compraventa o tasación cuando la vivienda es para uso habitual, un límite que rara vez se supera para que no se dispare el riesgo de la operación. 

Además, si lo que pedimos es una hipoteca de segunda vivienda, ese límite baja hasta el 60% o el 70%, por lo que en estos casos es necesario contar con más ahorros para efectuar la compra. 

En este punto, conviene recordar también que cuanto más dinero nos presten, mayor será el importe sobre el que se calculen los intereses. Por lo tanto, si no queremos pagar de más, lo aconsejable es reducir esa cifra siempre que sea posible.

El plazo de devolución

Como ya da a entender su nombre, el plazo es el período de tiempo que el banco da al cliente para amortizar la hipoteca íntegramentees decir, para devolverle hasta el último euro prestado (más los intereses que se hayan devengado) de la forma acordada. 

En las hipotecas que tienen un plazo más largo, las cuotas que se pagan son más bajas, ya que el dinero se devuelve en más tiempo. No obstante, eso también provoca que se devenguen intereses durante más tiempo, así que al final hay que pagar más por este concepto. Por ello, es aconsejable buscar un equilibrio entre una mensualidad asequible y un plazo ajustado, pues así podremos hacer frente a las cuotas sin problemas y, a la vez, no tendremos que pagar más de la cuenta en intereses.

Las comisiones

Las comisiones son cargos que muchos bancos cobran por llevar a cabo unas operaciones determinadas. Las más habituales son las de apertura (que es aconsejable evitar, pues se paga al formalizar la escritura), subrogación (que se aplica al cambiar de banco), novación (a pagar cuando se modifica una cláusula) y amortización anticipada o desistimento (que se cobra al devolver dinero antes de tiempo).

Los productos vinculados y combinados

Son aquellos productos que van asociados a la contratación de las hipotecas. Tras la entrada en vigor de la ley hipotecaria nueva, podemos distinguir entre dos clases:

  • Los vinculados son aquellos que el banco nos obliga a contratar para acceder a la financiación. Por ley, solo nos pueden obligar a contratar un seguro de daños y uno de amortización, que se pueden suscribir con cualquier compañía aseguradora sin que nos empeore el interés.

  • Los combinados son los productos que podemos firmar voluntariamente para conseguir un interés más bajo: seguros multirriesgo, tarjetas de débito o de crédito, domiciliación de la nómina o de los ingresos, planes de pensiones... Algunos nos pueden costar dinero, así que deberemos tenerlo en cuenta al calcular el precio total de la hipoteca. 

En la información precontractual debe especificarse claramente cuáles son los servicios vinculados y combinados, así como cuál es el precio de cada uno de ellos. En el caso de los segundos, solo es aconsejable contratarlos si los entendemos, nos resultan convenientes y su coste queda compensado por la rebaja del interés ofrecida por el banco a cambio de firmarlos.

Los gastos de formalización

Al contratar un préstamo hipotecario para comprar una vivienda, se tienen que escriturar e inscribir tanto el crédito como la operación de compraventa. Eso genera una serie de gastos a los que habrá que hacer frente, aunque no todos los paga el cliente. Veamos cuáles son: 

  • De constitución: son los asociados a la formalización del crédito hipotecario. Por ley, el cliente solo tiene que pagar la tasación de la vivienda, que cuesta unos 300 euros de media. Las otras partidas (notaría, registro, gestoría e impuesto sobre actos jurídicos documentados) las tiene que cubrir el banco.

  • De compraventa: los que se generan por la formalización de la compraventa. En este caso, el comprador tiene que pagarlos prácticamente todos (notaría, registro, gestoría e impuestos de compra), mientras que el vendedor solo debe abonar la plusvalía municipal.

En conjunto, estos gastos tienen un coste aproximado de entre el 10% y el 12% del valor de la vivienda financiada. 

Las posibles cláusulas abusivas

Los bancos han sido condenados a devolver mucho dinero en los últimos años a causa de la aplicación de cláusulas abusivas como el famoso suelo, así que ahora son más cuidadosos y no suelen incluir condiciones dudosas en sus hipotecas. 

Sin embargo, como existen varias cláusulas peligrosas (las de las hipotecas multidivisa, los intereses moratorios, el vencimiento anticipado, el mal reparto de los gastos de constitución...) que también pueden considerarse abusivas, debemos informarnos bien al respecto para que no nos las apliquen. 

Como siempre, la clave está en leer bien el contrato y en no firmar nada que no comprendamos totalmente. En ese sentido, es importante que no nos dé vergüenza preguntar aquello que no tengamos claro, ya sea al banco, al notario o hasta en foros especializados en hipotecas como el de HelpMyCash.com. 

¿Qué tipos de hipoteca hay?

Las hipotecas se pueden dividir en varios tipos en función de la financiación máxima, de su finalidad, de a quién vayan dirigidas… Pero la clasificación más usada es la que las separa por el interés aplicado. En función de este parámetro, podemos distinguir hasta tres categorías:

  • Hipotecas fijasestos productos siempre tienen el mismo interés, que es el pactado con el banco en el momento de la firma. Por lo tanto, nos permiten controlar mejor el gasto, dado que las cuotas se mantendrán constantes durante todo el plazo.

  • Hipotecas variablesen este caso, el interés se compone de un diferencial (una cifra fija que se pacta con el banco) más un índice de referencia que puede fluctuar al alza o a la baja. El más habitual es el euríbor a 12 meses. En general, durante los primeros 12 o 24 meses se aplica un tipo fijo.

  • Hipotecas mixtas: como su propio nombre indica, se trata de una mezcla de las dos anteriores clases. Actualmente, suelen tener un primer tramo a interés fijo, de entre tres y 10 años generalmente, y después pasan a tener un tipo variable.

También existen otros préstamos hipotecarios algo más especiales, como los de interés combinado cuyas cuotas se calculan con una parte a tipo variable y otra a tipo fijo. No obstante, son productos poco convencionales que en España apenas se comercializan.

Herramientas para calcular y comparar hipotecas

Ahora que ya sabemos en qué fijarnos para saber qué hipotecas se adaptan mejor a nuestras necesidades llega el momento de empezar a buscar activamente. Para ello, en esta misma web disponemos de varias herramientas que nos facilitarán enormemente el trabajo: 

Ranking de HelpMyCash.com

Las mejores ofertas del mercado a tipo fijo, variable, mixto...

Las mejores hipotecas

Calculadora de cuotas

Simulador gratuito para que calcules las cuotas que pagarías

Calculadora de cuotas

Comparador hipotecario

Para comparar entre todas las ofertas del mercado

Comparador de hipotecas


¿Demasiada información? ¿No sabes si te acordarás de todo lo que tienes que preguntar cuando vayas a pedir tu oferta al banco? No te preocupes, con nuestra guía gratuita Cómo pedir una hipoteca al banco no solo encontrarás definiciones de los tecnicismos más habituales, sino también un formulario que puedes imprimir y llevarte al banco para no olvidarte de nada.

¡Guía GRATUITA!Cómo pedir una hipoteca

Cómo pedir una hipoteca

¿Quieres comprar una casa y necesitas una hipoteca?

Estos productos financieros son complejos y su contratación implica contraer una deuda muy elevada a muy largo plazo. Por ello, los expertos de HelpMyCash.com han elaborado esta útil guía práctica que ofrece lo siguiente:

  • Todos los pasos para pedir un préstamo hipotecario al banco
  • Un formulario gratuito para poder comparar varias hipotecas
  • Consejos para conseguir la hipoteca más conveniente

Déjanos tu dirección de correo electrónico y recibirás esta útil guía gratuitamente.

Ver y descargar guía

Ya tengo una hipoteca, ¿la puedo cambiar?

Puede que hayamos dedicado mucho tiempo y esfuerzo en dar con la hipoteca más adecuada, pero con el paso de los años, también es posible que nos interese cambiar algún aspecto del contrato. Por ejemplo, que queramos modificar el interés que se nos aplica (para bajarlo, para pasar del tipo variable al fijo, etc.), eliminar alguna comisión o varios productos combinados, ampliar el capital o el plazo de reembolso, quitar una de las garantías, sustituir a uno de los cotitulares por otra persona... 

Todos estos cambios los podemos llevar a cabo mediante diversas operaciones. En el listado siguiente vemos de qué maneras se pueden modificar una o más cláusulas de un contrato hipotecario:

  • Novación: implica negociar con nuestro propio banco para que nos cambie las condiciones del contrato. No es de obligada aceptación para el banco, por lo que para conseguirla tendremos que negociar.

  • Subrogación: más concretamente una subrogación de acreedor, que consiste en cambiar la hipoteca de banco para mejorar su interés o su plazo (con esta operación no puede ampliarse el capital ni añadir o quitar garantías). También existe la subrogación de deudor, cuyo objetivo es cambiar al titular del crédito cuando, por ejemplo, un particular adquiere una vivienda nueva y se queda con la hipoteca de la promotora.

  • Firmar una nueva hipoteca y cancelar la anterior: es la vía más cara, ya que deberemos pagar los gastos de constitución de nuevo más los de cancelación. Pero es una alternativa cuando lo anterior no funciona.

Sobre esta página

Para qué sirve esta página: esta página se ha editado pensando tanto en todas aquellas personas que buscan hipotecas como en las que ya tienen su préstamo, pero tienen dudas sobre su funcionamiento.

Fuente: toda la información que puedes encontrar tanto en esta página como en el resto de nuestra web proviene de distintos portales online de entidades bancarias, organismos oficiales e instituciones como el Banco de España, así como de publicaciones institucionales como el Boletín Oficial del Estado (BOE) o de informes del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Metodología: en HelpMyCash.com revisamos diariamente la información del mercado hipotecario, manteniendo actualizadas todas las hipotecas que ofrecen los bancos.

Sobre HelpMyCash.com: somos un equipo de expertos en finanzas personales. En nuestro sitio web los consumidores podrán acceder a toda la información relevante sobre todos los productos financieros y de economía del hogar para poder comparar y averiguar por sí mismos cuál es la mejor opción posible.

Aviso: esta página obtiene sus ingresos mediante la inserción de publicidad, así como de los productos destacados. De este modo, podemos continuar ofreciendo una información de calidad y 100% gratuita para el usuario.

Te escuchamos: la misión de HelpMyCash.com es la de ayudarte a resolver cualquier duda o consulta que tengas relacionada con tus finanzas personales. Para ello puedes ponerte en contacto con nosotros a través de los siguientes canales:

Filtros
Tipo de hipotecas
Uso de la vivienda
Finalidad
Financiación máxima

Temas recientes del foro

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 52 Visitas
Buenos días, compre una vivienda en 2012, en el IRPF del año 2012 no me desgrave los impuestos ni los gastos de notaría, ¿podría deducirme en el IRPF de 2019 de estos conceptos?
Gracias por este espacio.
Miquel Riera
Miquel Riera
hace 1 día

HelpMyCash

Hola, DAVID82. 

Entendemos que no podrías, pues son pagos que realizaste en anteriores ejercicios y no en el de 2019. De todos modos, como es un caso muy concreto, quizás sería conveniente que lo consultaras por si acaso con la Agencia Tributaria. En nuestra guía gratuita sobre la Renta te explicamos cómo puedes contactar con ella. 

Un saludo. 

Cristina
Que cantidad se pone en la renta @Cristina - hace 1 día
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 38 Visitas
Hola!!!!!!
Ante la situación que tenemos, me gustaría poder hacer yo misma la renta. Por favor me podeis decir que cantidad es la que se pone por hipoteca en la casilla de Adquisición de vivienda. Estoy comprobando de otros años y no me coincide, la cantidad es amortización+intereses+seguro vida+seguro hogar??????????
Por favor, si alguien me puede ayudar. se lo agradecería.
Muchas gracias.
Miquel Riera
Miquel Riera
hace 1 día

HelpMyCash

Hola, Cristina. 

En esa casilla tienes que poner todo lo que hayas pagado por tu hipoteca durante el año 2019. Ahí tienes que sumar las cuotas abonadas durante ese año más lo que hayas pagado en primas de seguros, en adelantos de capital, etc. Y sobre esa cantidad tendrás que calcular la deducción aplicando un porcentaje determinado (el 7,5% estatal más el tramo autonómico, que también suele ser del 7,5%). Eso sí, recuerda que ese porcentaje lo puedes aplicar sobre un máximo de 9.040 euros. 

Quedamos a tu disposición para resolver cualquier otra duda. 

Un saludo.  

  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 33 Visitas
Hola, 
Creo que esta pregunta ya la han formulado pero no me ha quedado clara.
Mi duda es que al banco le he solicitado la hipoteca sobre el precio real de la vivienda de 117.000€, (me conceden el 80% y ya cuento con el resto del dinero que necesito)
Posteriormente he pagado 3.000€ a la propietaria en concepto de arras. 
Ahora debería solicitar la hipoteca por 114.000€ no? porque sino voy a tener que pagar los intereses al banco del 80% sobre 117.000€ cuando realmente necesito el 80% de 114.000€
Quedo a la espera de que puedan aclararmelo
Gracias,
Un saludo

Noticias recientes

Manual de bolsillo sobre la desgravación de la hipoteca: todo lo que debes saber
Manual de bolsillo sobre la desgravación de la hipoteca: todo lo que debes saber
El estado de alarma no ha impedido que la campaña de la Renta 2019 se inicie, como siempre, el 1 de abril. Si nos toca presentar la declaración y somos titulares de un préstamo hipotecario, puede que estemos de enhorabuena, pues quizás podamos practi...

Publicado el 03/04/2020

La banca no para durante la cuarentena: estas son las mejores hipotecas de abril
La banca no para durante la cuarentena: estas son las mejores hipotecas de abril
Para los bancos no hay cuarentena que valga: aún hay interesados en comprarse una vivienda y las entidades están más que dispuestas a darles financiación para que no decaiga el negocio. De hecho, incluso hay algunas que han decidido mejorar sus condi...

Publicado el 02/04/2020

#HelpMyCashResponde: 3 dudas sobre hipotecas resueltas en marzo
#HelpMyCashResponde: 3 dudas sobre hipotecas resueltas en marzo
Desde mediados del mes de marzo, España vive una situación excepcional y muchos usuarios han escogido el foro de hipotecas de HelpMyCash para resolver sus dudas. Aunque el Gobierno ha ido anunciando diversas medidas sociales para contrarrestar la cri...

Publicado el 01/04/2020