Mejores préstamos bancarios y no bancarios
#1 Recomendado
  • Desde el 6,95% TIN
  • Hasta 60.000€ en 48 horas
  • Sin comisiones
  • Sin cambiar de banco
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2 Recomendado
  • A partir del 5,75% TIN
  • Hasta 40.000€
  • Plazo de hasta 6 años
  • Aprobación en 48 horas
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

prestamos bancarios

¿Cómo distinguir los créditos de los préstamos bancarios?

Si queremos adquirir un bien o servicio con un precio elevado, como comprar un coche, una vivienda o un ordenador, lo más probable es que tengamos que recurrir a los préstamos bancarios para conseguir el dinero extra que necesitamos. Los bancos pueden ofrecernos financiación a través de dos instrumentos: los préstamos y los créditos.

Con sus préstamos, una entidad bancaria pone una cantidad fija de dinero a nuestra disposición y nosotros, a cambio, nos comprometemos a devolver la totalidad de dicho importe y a pagar los intereses devengados sobre todo el capital a deber del préstamo bancario dentro de un plazo previamente pactado.

Los créditos bancarios, en cambio, funcionan de un modo un poco diferente. Estos productos ponen a nuestra disposición una cantidad determinada de dinero y nosotros podemos realizar las disposiciones que queramos cuando queramos (sin sobrepasar el importe máximo del crédito). A cambio, tendremos que devolver todo el dinero al banco, aunque solo pagaremos por los intereses devengados sobre el capital dispuesto.

Aunque los créditos y los préstamos bancarios no sean exactamente el mismo producto, se suelen utilizar como sinónimos, por lo que en muchas ocasiones (también en esta página) veremos que se usan los dos términos para referirse al mismo tipo de producto.

¿Qué productos financieros ofrecen los bancos?

El catálogo de créditos que ofrecen las entidades bancarias es muy amplio: podemos encontrar desde préstamos personales para financiar un proyecto (como la adquisición de un coche o la reforma del hogar) hasta hipotecas para comprar una vivienda. A continuación veremos qué tipos de préstamos bancarios existen y cuáles son sus principales características:

Hipotecas o préstamos bancarios para la compra de viviendas

Las hipotecas son créditos bancarios que se destinan a la adquisición de un inmueble. La garantía de este préstamo bancario es doble: es tanto personal como el propio inmueble, lo que significa que, en caso de impago, se pueden embargar tanto los bienes personales presentes y futuros del prestatario (cuentas, sueldo...) como la vivienda comprada con la hipoteca. Los préstamos hipotecarios suelen ser de importes muy elevados y su plazo de devolución es de muchos años (entre 10 y 40 años). En cuanto al tipo de interés, estos préstamos bancarios pueden tener un interés fijo o variable, aunque este último es el más habitual (referenciado, normalmente, al Euríbor). En general, para conseguir una hipoteca también tendremos que contratar una serie de productos vinculados, como seguros de hogar, de vida, etcétera.

Préstamos bancarios con garantía personal

Los créditos bancarios con garantía personal (con garantía personal) son los productos más utilizados para financiar proyectos particulares relativamente costosos, como comprar un coche, reformar la vivienda o pagar la matrícula universitaria. Como su nombre indica, la garantía de los préstamos bancarios es exclusivamente personal, por lo que el titular responde ante los impagos con el conjunto de sus bienes presentes y futuros. Hoy en día, existen varios tipos de créditos bancarios cuya garantía es personal, pero estos son los más conocidos:

  • Préstamos personales "tradicionales": son créditos bancarios destinados a financiar la adquisición de bienes o servicios. Podemos encontrar tanto préstamos bancarios para cualquier finalidad como créditos para un objetivo concreto, como comprar un coche o pagar unos estudios. El interés de estos préstamos bancarios es más elevado que el de las hipotecas y suele ser de tipo fijo, aunque también podemos encontrar créditos con interés variable. El importe de este préstamo bancario puede ser de más de 50.000 euros, mientras que el plazo de reembolso suele ser de entre 1 y 8 años.
  • Anticipos de nómina: si necesitamos dinero para cubrir un imprevisto o para cualquier otra finalidad también podemos solicitar al banco que nos adelante el importe de una o varias nóminas. El dinero que podemos conseguir dependerá del propio importe de nuestra nómina y del número de adelantos que nos permita pedir nuestra entidad bancaria. Para solicitar estos préstamos bancarios es necesario tener domiciliada la nómina en la entidad y contar con su confianza.

Según nuestras necesidades de financiación, podremos acudir a un tipo u otro de préstamos bancarios para escoger la financiación que mejor se adapte a nuestras necesidades económicas. Por ejemplo, si lo que necesitamos es dinero rápido, un préstamo preconcedido o un anticipo de nómina serán los más adecuados.

Tarjetas de crédito

Aunque muchas veces no lo percibimos de esta manera, las tarjetas de crédito funcionan de una manera muy similar a los préstamos bancarios, ya que también ponen una cantidad de dinero a nuestra disposición que tendremos que devolver dentro de un plazo determinado y, en caso de usar la modalidad de pago fraccionado, pagando intereses. El límite de crédito bancario que podremos utilizar cada mes variará en función de las condiciones de cada tarjeta y del perfil de riesgo del cliente, pero en general oscilará entre los 1.000 euros y los 10.000 euros. En cuanto al precio, los intereses de las tarjetas de crédito suelen ser más elevados que los del resto de los préstamos bancarios: entre un 12 % y un 30 % TAE.

Costes habituales de los préstamos bancarios tradicionales

Cada tipo de préstamo bancario puede tener un precio distinto, aunque su coste siempre vendrá marcado por los siguientes aspectos: el tipo de interés aplicado sobre el crédito bancario, las comisiones de gestión y otros costes adicionales, como la contratación de productos vinculados o el pago a notarios.

Tipo de interés de los préstamos bancarios

El tipo de interés es un porcentaje que se aplica sobre el capital pendiente de pago de los créditos y es lo que establece cuánto dinero se tendrá que pagar en cada cuota y en total. El interés de un préstamo bancario puede ser de tipo fijo o variable: si es fijo, se mantendrá constante durante toda la vida del crédito, mientras que si es variable, podrá cambiar en cada revisión si el índice tomado como referencia (normalmente el Euríbor) sufre alguna modificación. La tasa que muestra cuál es el tipo de interés aplicado es el TIN, aunque para comparar el precio de varios préstamos bancarios es mejor que nos fijemos en la tasa anual equivalente o TAE, que refleja tanto los intereses de un crédito como sus comisiones.

Comisiones de los créditos bancarios

Los créditos que conceden las entidades bancarias también suelen incluir comisiones, que son los costes de las gestiones y los trámites que debe hacer un banco para poner el dinero a nuestra disposición o para modificar el contrato de una u otra manera. Estas son las comisiones más comunes:

  • De estudio: es el coste de la evaluación que hace el banco para verificar nuestro nivel de solvencia. Si no se nos concede la financiación, no nos la cobrarán.
  • De apertura: para poder acceder a algunos préstamos bancarios también deberemos pagar esta comisión, que en principio es el precio de los trámites que realiza la entidad para poner el dinero a nuestra disposición.
  • Por modificación del contrato o por cambio de garantías: también nos pueden exigir una remuneración si modificamos el contrato o cambiamos la garantía del crédito bancario.
  • Por reembolso anticipado parcial o total: algunas entidades también nos puede reclamar una compensación económica si devolvemos todo o una parte del dinero prestado antes de lo acordado en el contrato.

Como cada entidad cobra las comisiones que estima oportunas, podemos encontrar préstamos bancarios que incluyan todas estas comisiones y créditos que no tengan ninguna de ellas. El coste de las comisiones no se refleja en el tipo de interés nominal (TIN), pero sí en la tasa anual equivalente del préstamo (TAE). Por tanto, para saber cuánto nos cobrarán en comisiones es aconsejable que nos fijemos en este último indicador y que leamos el apartado de costes del contrato de los créditos bancarios que estamos estudiando.

Otros costes añadidos a los préstamos

En muchos casos, para poder conseguir los créditos que ofrecen los bancos deberemos contratar también otros productos financieros y no financieros. Lo más común es que tengamos que domiciliar nuestros ingresos y recibos, contratar seguros o tarjetas de crédito o de débito con consumo anual mínimo. En algunos casos, no tendremos que adquirir estos productos para conseguir préstamos bancarios, aunque hacerlo nos permitirá disfrutar de unas mejores condiciones de financiación, como un interés más bajo o menos comisiones. De todos modos, como cada entidad establece sus propias condiciones, también podemos encontrar créditos bancarios que no tienen productos vinculados.

Además, es probable que tengamos que firmar el contrato del préstamo solicitado frente a un notario como garantía adicional, especialmente en los productos de financiación de importes elevados. En estos casos, los honorarios del notario se incluirán en el coste total de préstamo, pero no lo vamos a ver reflejado en la TAE. Por ello, debemos revisar la letra pequeña del contrato con el fin de ver cuánto nos cobrarán por este gasto adicional.

Requisitos para conseguir un préstamo bancario

Los requisitos que tendremos que cumplir para conseguir préstamos bancarios pueden variar según la entidad a la que acudamos, dependiendo del importe que solicitemos, del tipo de crédito bancario y de la finalidad que queramos darle al dinero. Sin embargo, en la mayoría de los casos nos pedirán que cumplamos los siguientes requisitos mínimos:

  • Ser mayores de edad y residir en territorio nacional. Dependiendo de la finalidad del crédito, es posible que nos pidan tener mínimo 21, 25 o 30 años, como en el caso de los préstamos bancarios para comprar un vehículo.
  • Disponer de una fuente de ingresos suficiente y recurrente con la que hacer frente al coste del crédito bancario. Normalmente se exige disponer de una nómina o pensión de importe suficiente para poder pagar las cuotas del préstamo.
  • En la mayoría de los casos nos pedirán ser clientes del banco, aunque también es posible conseguir créditos bancarios en otras entidades sin tener que vincularnos.
  • Tener un buen historial crediticio, es decir, haber devuelto sin problemas los préstamos bancarios que hayamos pedido a lo largo de toda nuestra vida.
  • No tener deudas pendientes. Si estamos inscritos en algún registro de morosos (ASNEF, RAI, EXPERIAN...) no podremos acceder a los préstamos bancarios y no tendremos más remedio que acudir a las empresas de capital privado.

Si cumplimos con todos los requisitos previamente mencionados, no tendremos problemas para acceder a los préstamos personales. Además, si nuestro historial es positivo, podremos disfrutar de diferentes ventajas en las condiciones.

Documentos habituales para pedir un crédito a mi banco

Por norma general, siempre tendremos que entregar una serie de documentos para demostrar que cumplimos con los requisitos exigidos por el banco, aunque si pedimos préstamos bancarios a nuestra entidad, no tendremos que aportar tantos papeles. Además, con la incorporación del fintech -tecnología aplicada a las finanzas- muchas entidades nos permitirán solicitar créditos bancarios a través de Internet y no nos pedirán más documentos que los que indicamos a continuación:

  • Fotocopia de nuestro documento de identidad (DNI, NIE o pasaporte) para comprobar que residimos en España y que estamos dentro de los límites de edad para acceder al préstamo bancario.
  • Justificante de ingresos. Para conseguir préstamos bancarios tendremos que presentar nuestras últimas nóminas en el caso de que seamos trabajadores por cuenta ajena, los últimos recibos de la pensión si somos pensionistas o los últimos ejercicios del IVA si somos trabajadores por cuenta propia. Además, es posible que nos pidan la última declaración de la renta. De esta manera, la entidad podrá comprobar si con nuestro nivel de ingresos podremos devolver el crédito bancario.
  • Si pedimos préstamos bancarios a una entidad que no es la nuestra, también tendremos que presentar un extracto de nuestras cuentas con los últimos movimientos.
  • Si pedimos préstamos bancarios para financiar la compra de un bien o servicio concreto, como un préstamo coche o un crédito para estudios, es posible que también nos pidan el presupuesto del proyecto.

También debemos saber que, aunque los que acabamos de citar son los más típicos y generales, podemos encontrarnos con entidades que nos pidan más o menos requisitos, ya que es algo que establece cada compañía.

Sobre esta página

Para qué sirve esta página sobre los créditos bancarios: los préstamos bancarios son los productos más utilizados para obtener financiación. En este texto explicamos en detalle las características de los créditos que nos puede conceder un banco, los requisitos que suelen pedir las entidades para poder acceder a sus productos y los documentos que hay que entregar en la mayoría de los casos para poder tramitar la solicitud.

Fuente: el portal Finanzas para todos, el INE (Instituto Nacional de Estadística) y el Banco de España han sido las fuentes que hemos consultado para obtener los datos en los que nos hemos apoyado a la hora de elaborar esta página.

Metodología: las llamadas telefónicas y el mistery shopping, además de la consulta propia de los sitios web de las entidades, han sido los canales utilizados para conseguir estos datos.

Sobre HelpMyCash.com: en páginas como estas podrás conocer todo lo que necesitas saber para contratar préstamos bancarios en las mejores condiciones.

Aviso: todos los servicios del comparador financiero HelpMyCash son gratuitos para cualquiera de nuestros usuarios. Los ingresos de este portal proceden de los productos destacados y de la publicidad.

Te escuchamos: en el comparador HelpMyCash te queremos ayudar y te tendemos la mano para que nos hagas cualquier tipo de pregunta o para que nos traslades tus consultas a través de estas dos vías:

Temas recientes del foro

Helper_709516944
Préstamo con Caixa Guissona @Helper_709516944 - hace 2 días
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 44 Visitas
Hola, estaba buscando un préstamo y he visto que Caixa Guissona los ofrece con un interés muy bajo, pero solo a partir de 10.000€ y yo no necesito tanto ¿hay alguna manera de conseguir un importe menor? Gracias. 
Eva Andrés
Eva Andrés
hace 2 días

HelpMyCash

Hola, Helper_709516944.

Es cierto que, Caixa Guissona tiene un interés bajo en sus préstamos personales. Sin embargo, para beneficiarte de ello, tienes que ser cliente y tener cierta antigüedad, porque sino, no te van a conceder el crédito por un importe menor al que tienen estipulado. 

De todas formas, te dejamos un link a nuestro ranking de mejores préstamos personales para que les puedas echar un vistazo. 

Un saludo.

 

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 52 Visitas
Mi marido tiene una hipoteca al 50% con su ex, en esa hipoteca en un momento dado reunificaron deudas y metieron dentro de la hipoteca el coche(14000e) q esta a nombre de mi marido en el 2006. El piso ha estado alquilado por menos de la letra d la hipoteca y de eso se ha hecho cargo mi marido. Ahora ha salido un comprador por lo que deben de hipoteca y su ex le pide 7000e q es la mitad de lo del coche menos los gastos q ha pagado el unos 3500e.¿puede hacerlo?
Miquel Riera
Miquel Riera
hace 2 días

HelpMyCash

Hola, Anita.

No somos expertos legales, así que ignoramos si tu marido tiene o no la obligación de devolver esos 3.500 euros. De todos modos, para evitarse problemas, quizás sí es buena idea pagar esa cantidad, habida cuenta de que la expareja de tu marido aceptó agrupar el préstamo de un coche que no era suyo con el resto de sus deudas conjuntas. Si buscas una respuesta basada en la legalidad, nuestro consejo es que contactes con una asesoría jurídica.

Un saludo. 

  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 52 Visitas
Tras pedir un credito rapido por un apuro la pelota se fue haciendo cada vez más grande y me vi obligada a pedir más. En la actualidad no puedo hacer frente a los pagos. Como puedo proceder?
JuanAlvarez
JuanAlvarez
hace 4 días

HelpMyCash

Hola, Moon:

Si nos dieras más información de cuántos préstamos tienes vigente y del capital que tienes adeudado podríamos darte una respuesta más precisa.

No obstante, con los datos que nos has aportado, te podemos hacer dos recomendaciones:

  1. Negociar con los prestamistas un plan de pagos que puedas asumir mensualmente.
  2. Solicitar una reunificación de deudas sin hipoteca en un solo préstamo a alguno de los prestamistas con los que tienes un crédito vigente.

En el caso de optar por la segunda opción, es recomendable acudir siempre a aquella entidad con la que tienes un préstamo mayor.

Espero haberte ayudado, ¡un saludo!

Noticias recientes

¿Se puede pedir un minicrédito con el DNI caducado?
¿Se puede pedir un minicrédito con el DNI caducado?
Un minicrédito es un producto de financiación al que, generalmente, se acude en una situación de necesidad urgente de efectivo. Solemos solicitar minipréstamos ante imprevistos económicos que no podemos afrontar, por lo que no hay una planificación p...

Publicado el 21/09/2018

3 claves para conseguir el mejor préstamo moto
3 claves para conseguir el mejor préstamo moto
La emoción es ese sentimiento de alegría que nos invade al tener frente a nosotros nuestro deseo más soñado y para algunos ese deseo es una moto. Pero cuando hablamos de números es muy importante tener los pies sobre la tierra e intentar conseguir el...

Publicado el 21/09/2018

En el primer semestre de 2018 se dieron más créditos que en todo 2015
En el primer semestre de 2018 se dieron más créditos que en todo 2015
El mercado de los créditos al consumo sigue en auge en España. Su crecimiento es tan veloz que se pueden percibir claros crecimientos no solo a nivel interanual, sino que también son apreciables en una escala mensual. De hecho, podemos decir que el c...

Publicado el 14/09/2018