Los mejores préstamos personales para tus proyectos
#1
  • Interés desde el 5,06% TAE
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 60.000€ para cualquier proyecto
  • Sin comisiones de apertura y estudio
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Interés desde 5,99% TIN
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 50.000€ para cualquier proyecto
  • Plazo hasta 10 años
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#3
  • Interés desde el 4,59% TAE
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 30.000€ para cualquier proyecto
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#4
  • Desde el 2,99% TAE
  • Hasta 50.000€ para cualquier proyecto
  • Plazo de hasta 7 años
  • Sin cambiar de banco
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

Préstamos rápidos sin cambiar de banco
#1
  • Desde 200€ hasta 2.000€
  • Plazo de devolución hasta 12 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Sin comisiones
  • ACEPTA ASNEF: SÍ
Contratar
#2
  • Desde 500€ hasta 5.000€
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

préstamos personales

¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal es un producto financiero por el que un banco o entidad te presta una cantidad de dinero a cambio de devolvérsela después de un tiempo pactado, pagando unos intereses, comisiones y otros gastos asociados. Generalmente, se usa para financiar proyectos como comprar un coche, realizar una reforma en el hogar o financiar estudios.

El porqué se llaman ‘préstamos personales’ tiene que ver con la garantía, que es personal. Esto quiere decir que si no devuelves el dinero, cualquier bien presente o futuro que tengas puede ser embargado para saldar la deuda, como tus cuentas, tu sueldo e, incluso, tus propiedades.

Las condiciones de un préstamo personal dependen de varios factores, como la finalidad para la que solicites el dinero, tu perfil financiero, el importe que pidas, el plazo que pactes para devolver la deuda y los productos bonificadores a los que te adhieras para rebajar el precio de tu préstamo.

Diferencia entre préstamo y crédito

Un préstamo personal y un crédito no son lo mismo, a pesar de que muchas veces se utilizan como sinónimo. De hecho, por una cuestión de marketing, es muy normal encontrarse con ofertas de “créditos” que, sin embargo, son ofertas de préstamos. Ambos son productos de financiación, pero tienen características muy diferentes. 

  • Préstamos: el banco o entidad te presta una cantidad de dinero determinada y te lo ingresa en la cuenta en un solo pago. Los intereses que tendrás que pagar se generan sobre el total del importe, da igual si lo usas o no.

  • Créditos: en el sentido más puristas, es lo que se conoce como una línea de crédito. Es una cantidad de dinero máxima que la entidad pone a tu disposición durante un periodo de tiempo, en general, de un año. Al contrario que en los préstamos, el banco no te entrega esa cantidad de golpe, sino que, a medida que tu usas esos fondos, se irá descontando del capital total disponible. Con las líneas de crédito únicamente pagas los intereses que se generan sobre el dinero que utilizas, no sobre la totalidad del que dispones. Las tarjetas de crédito son una línea de crédito.

Consigue financiación con una tarjeta de crédito
#1
  • Devolución del 3% de tus compras
  • WiZink Extra: recupera dinero al pagar
  • Sin comisión de emisión ni mantenimiento
  • Sin cambiar de banco
Contratar
#2
  • 3% de devolución en Galp y Shell
  • Descuentos hasta 25% con Shopping Naranja
  • Gratis siempre sin condiciones
  • Vinculada a la Cuenta Nómina de ING
Contratar
#3
  • Paga en 3 meses sin intereses
  • Devolución en compras con WiZink Extra
  • Gratis y sin cambiar de banco
  • Ciberprotección para mayor seguridad 
Contratar
#4
  • Financia hasta 12 meses las compras que quieras
  • Seguro de accidentes, asistencia en viajes y robo de compras
  • Gratis durante el primer año 
  • Vinculada a la Cuenta Clara
Contratar

Tipos de préstamos personales que puedes solicitar

Los bancos y entidades financieras ofrecen distintos tipos de préstamos personales según la finalidad para la que solicitas el dinero. En general, que el interés sea mayor o más asequible dependerá del tipo de proyecto y del importe que solicites. Estos son los más habituales

  • Préstamo para comprar un coche.

  • Préstamos para financiar reformas en la vivienda.

  • Préstamo personal para financiar viajes.

  • Préstamo estudio para financiar másteres o grados.

  • Préstamo en establecimientos y grandes almacenes.

Las condiciones de los préstamos también varían de una entidad a otra. De media, el interés de estos productos se sitúa en el 7,30% TAE, según el Banco de España, pero hay entidades que pueden ofrecerte un interés desde el 4% dependiendo del proyecto y tu perfil. Muchas te pedirán que contrates sus productos y servicios, como seguros o domiciliar la nómina, para rebajarte el interés.

En cuanto al importe, el rango de financiación también cambia muchísimo. En general, se sitúa entre los 1.000 y los 50.000 euros, dependiendo de la financiera, pero hay bancos que ofrecen hasta 75.000 o 90.000 euros o más, y otros, como Kutxabank, que tienen financiación para sus clientes desde los 500 euros.

La entidad también puede cobrar una comisión de apertura y otra de estudio. El coste de ambas suele ser de entre el 0% y el 2% sobre el importe del crédito.

Los créditos rápidos son una clase de préstamo personal. Se trata de productos con importes desde los 300 euros, plazos de reembolso más cortos, pero con intereses más elevados (entre el 10% y el 4.000% TAE). Contratar este tipo de préstamos personales solo es recomendable en caso de que tengas un imprevisto para el que necesites dinero urgente.

Créditos rápidos para imprevistos
#1
  • Hasta 300€ GRATIS para nuevos clientes
  • Para devolver en máximo 30 días 
  • Dinero en cuenta en 10 minutos
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Hasta 600€ para cualquier proyecto
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Permite prorrogar el plazo
  • Acepta ASNEF: SÍ
Contratar

¿Dónde solicitar un préstamo personal?

En la actualidad, puedes recurrir a cuatro tipos de entidades para pedir un préstamo personal. Te convendrá más uno u otro en función de distintos factores, como la finalidad, la rapidez con la que necesites disponer del dinero, tu solvencia o la cantidad de productos extra que estés dispuesto a contratar:

Bancos

Los préstamos bancarios suelen ofrecer importes desde los 500 euros (por ejemplo, Kutxabank), hasta los 75.000 (BBVA, entre otros) y 90.000 euros.

Es cierto que la mayoría de bancos limitan las condiciones más ventajosas para sus clientes, como los préstamos preconcebidos, a los que solo puedes acceder a través de la banca online. Sin embargo, cada vez más bancos han dejado de exigir que te hagas cliente y domicilies tus ingresos con ellos para darte un interés competitivo. BBVA e ING son dos de ellos. Eso sí: normalmente te pedirán que contrates algún seguro o producto financiero con ellos. Por ejemplo, Abanca te rebaja su préstamo personal en un 0,75% si contratas su seguro de vida.

Los bancos tienen unos procesos de aprobación de los préstamos personales más estrictos que los del resto de entidades que ofrecen financiación. También te exigirán mayor solvencia para asegurarse que el dinero que te prestan les será devuelto. A cambio, sus tipos de interés suelen ser más económicos.

Establecimientos financieros de Crédito (EFC)

Son entidades que prestan dinero con la autorización del Banco de España, pero no lo guardan. Por eso todos sus préstamos se pueden contratar sin necesidad de domiciliar la nómina. Un ejemplo de un EFC es Cofidis o Younited. Muchos bancos tradicionales también tienen sus propias financieras, como Bankinter, con su financiera Bankinter Consumer Finance, desde las que también conceden financiación.

Normalmente, los EFC ofrecen un interés un poco más alto para sus préstamos personales que el que aplican los bancos. A cambio, no piden que contrates productos o servicios adicionales. Otra ventaja es que no suelen cobrar comisiones de apertura ni de estudio de la solicitud y del perfil, lo que abarata el precio final de sus productos.

También se incluyen dentro de esta categoría los grandes establecimientos de comprar de bienes y productos, como El Corte Inglés o MediaMarkt. Algunas tiendas y marcas tienen sus propias financieras que conceden préstamos personales para financiar la compra de sus productos. Otros grandes establecimientos operan a través de alianzas con bancos.

Prestamistas privados

Estas empresas privadas son una opción interesante si necesitas conseguir un préstamo personal rápido. Son menos duros que los bancos o los EFC a la hora de aprobar la solicitud, pero, dado que asumen un mayor riesgo con la operación, establecen intereses más altos. Normalmente, están especializados en la concesión de minicréditos, con importes entre los 100 y los 500 euros, pero también conceden préstamos por importes elevados.

Plataformas de préstamo P2P

Se trata de un modelo de financiación que funciona mucho en otros países, como Estados Unidos, pero que en España no ha tenido éxito. En ellas se pone en contacto a personas que buscan financiación para proyectos concretos con inversores dispuestos a prestarles dinero. El inversor decide a quien financia según la rentabilidad y el tipo de interés que se establezca entre las partes.

Requisitos para pedir un préstamo personal

Los requisitos que debes cumplir para conseguir un préstamo personal dependerán del tipo de entidad al que se lo solicites, el importe y el plazo. No obstante, hay una serie de requisitos generales que tendrás que cumplir en cualquier caso:

  1. Ser mayor de edad. Aunque esto no es del todo real. La mayoría de entidades no aprueban préstamos personales a menores de 25 años, al menos que su perfil sea extremadamente solvente y su situación laboral muy estable.

  2. Residir en España o, en el caso de que seas extranjero, contar con la tarjeta de residencia.

  3. No aparecer en ficheros de morosos como ASNEF.

  4. Contar con ingresos suficientes con los que puedas ir reembolsando el préstamo. Normalmente te exigirán una nómina, aunque también suelen aceptar una pensión u otros ingresos que certifiquen que podrás devolver el dinero.

  5. Presentar un perfil financiero solvente. Es decir, que la suma de las cuotas de tus deudas no supere el 35% de tus ingresos netos mensuales.

  6. Demostrar estabilidad laboral. Tener un contrato indefinido y cierta permanencia en tu puesto de trabajo son dos factores que jugarán a tu favor si solicitas un préstamo.

Documentos para solicitar un préstamo personal

Da igual si solicitas tu préstamo personal en un banco o una financiera, incluso, si acudes a un prestamista privado, para que te aprueben tu préstamo personal te pedirán varios o alguno de los siguientes documentos. Es la forma que tiene la entidad de asegurarse de que cuentas con los recursos necesarios para devolver el dinero que te prestan: 

  • Extractos bancarios, normalmente, de los tres últimos meses para comprobar tus ingresos y gastos.

  • Última declaración de la renta, que tendrá mayor peso en el estudio de tu perfil cuanto mayor sea el importe que pidas.

  • Vida laboral para comprobar tu estabilidad en el trabajo.

  • Justificante de tus ingresos, ya sean las tres últimas nóminas, los recibos de tu pensión, el pago del recibo de autónomos, la liquidación de la seguridad social o el resumen del IVA y el IRPF.

  • Presupuesto o una factura proforma del proyecto que quieres financiar, sobre todo si quieres solicitar un préstamo personal de un importe alto y para un fin específico, como comprar un coche o reformar tu casa. Es probable que si pides financiación en el banco en el que tienes domiciliada tu nómina, pensión o ingreso, te ahorres el tener que presentar muchos de estos documentos.

Los préstamos personales más buscados

Si quieres un crédito personal, en el siguiente listado te mostramos cuáles son los préstamos más buscados por los usuarios (no se incluyen los préstamos personales de Bankia porque la entidad ya no los comercializa):

Préstamos personales

 Interés

Préstamo Rápido Online BBVA

prestamos personales bbva

Desde 7,20% TIN (8,14% TAE)

Crédito Proyecto Cofidis

cofidis prestamos personales

Desde 4,95% TIN (5,06% TAE)

Préstamos WiZink
Image of WiZink

Desde 4,50% TIN (4,59% TAE)

Préstamo Personal Cetelem

Cetelem prestamos personales online

Desde 5,95% TIN (6,12% TAE)

Préstamo Personal de ING

ing direct prestamos personales

Desde 3,99% TIN (4,06% TAE)

Préstamo Personal de Money Go

préstamos personales de money go

Desde 5,95% TIN (6,12% TAE)

Préstamo Ganador de Santander

prestamos personales santander

Desde 5,75% TIN (8,81% TAE)

Préstamo 24H Abanca

a banca prestamos personales

Desde 5,95% TIN (10,70% TAE)

Préstamo Personal Openbank
Image of Openbank

Desde 6,95% TIN (7,18% TAE)
*Exige vinculación con una cuenta

Préstamo Expansión Sabadell

prestamos personales banco sabadell

Desde 8,25% TIN (9,42% TAE)

Paso a paso para solicitar un préstamo personal

Tradicionalmente, la manera de conseguir un préstamo personal era acudir a la oficina de un banco. Ahora, puedes formalizar todos los trámites de manera online sin salir de casa. Basta con que accedas a la web o aplicación móvil de las entidades financieras y bancos e inicies el proceso de solicitud.

Para ayudarte a que elijas el mejor préstamo personal posible, sigue este paso a paso

1. Calcula cuánto te costará el préstamo

Calcula con nuestro simulador gratuito de préstamos personales el importe máximo de las mensualidades que te puedes permitir. Asegúrate que las cuotas de todas las deudas que tengas (incluidas las del préstamo personal que quieres solicitar) no supere el 35% de tu sueldo neto mensual. En caso contrario, lo más seguro es que no aprueben tu solicitud.

Al usar el simulador, juega con diferentes plazos e intereses (TIN) sobre el importe que necesitas para sacar la cuota más realista que puedes asumir según tu situación financiera. No olvides fijarte en la TAE, que te dará el precio anual del préstamo.

2. Compara ofertas

Una vez tengas claro cuánto es la cantidad máxima de cuota mensual que te puedes permitir, simula el préstamo de tres entidades como mínimo, siempre con el mismo importe y plazo, para conocer la cuota que se te quedaría si contratas esos préstamos. La mayoría de financieras y bancos disponen de un simulador de préstamos personales online en su página web, ajustado a las condiciones de TIN y TAE, importe y plazo que ofrecen. Para facilitarte el trabajo, utiliza nuestro comparador de préstamos personales gratuito para ayudarte a decidir cuál te ofrece las mejores condiciones según tu caso.

Recuerda que el interés que anuncian las entidades de sus préstamos personales no tiene por qué ser el que te apliquen, sino que dependerá del estudio de tu perfil que realice el banco o la financiera. Ese porcentaje es orientativo, por eso, va acompañado de un Desde.

Comprueba siempre que la TIN y la TAE del crédito que te interesa tengan un valor lo más similar posible. Si no es así, el préstamo personal que vas a solicitar tiene algún gasto encubierto, como comisiones de estudio o apertura, que pueden aumentar el precio del crédito de forma considerable.

3. Rellena el formulario de solicitud del préstamo online

Si ya te has decidido, acude a la página web de la entidad o financiera y completa el formulario para solicitar el préstamo. Tendrás que facilitar tus datos personales, financieros y laborales. Algunas entidades te pedirán rellenar el formulario antes de darte el precio de tu préstamo. Esto no significa que te vayan a conceder el préstamo ni tampoco que estés obligado a contratarlo si las condiciones que te ofrecen no te convienen.

4. Espera a la preaprobación del crédito

Es probable que si has hecho la solicitud presencialmente, la entidad tarde algunos en días en darte una respuesta. Si el proceso lo has cumplimentado online, la preaprobación o negación será mucho más inmediata. Que te hayan preaprobado tu solicitud no significa que te vayan a conceder el préstamo, sino que tu solicitud pasa a fase de estudio.

5. Envía o muestra la documentación

Para evitar el tedioso proceso de enviar documentación física, cada vez más entidades te ofrecen la posibilidad de que les autorices a conectarse a tu banca en línea para comprobar tu situación financiera. Esta conexión es totalmente segura y en ningún caso la entidad podrá hacer cambios o retirar dinero de tu cuenta. Al final del proceso, obtendrás una respuesta a tu solicitud de crédito, tanto si la aprueban como si no.

No obstante, si no deseas facilitar tus datos de acceso a tu banca online, siempre puedes llevar toda la documentación a la oficina que te esté gestionando el préstamo o mandarlo por correo electrónico. Si lo haces de esta forma, deberás esperar unos días mientras la entidad valora tu capacidad de pago y te da una respuesta.

6. Revisa el contrato del crédito online

Si tu solicitud de crédito es aprobada, la entidad te enviará el contrato del préstamo. Es muy importante leer detenidamente el documento para verificar que los datos son correctos y que las condiciones son las que quieres contratar. Si hay alguna duda, es el momento de resolverlas con el gestor de la entidad. ¡Ah! Y nunca, nunca, nunca firmes nada que no entiendas.

7. Firma el contrato del crédito

En cuanto a la firma del contrato, podrás realizarla digitalmente. La entidad podría llamarte para verificar tu identidad o para firmar verbalmente a través de esta llamada. Una vez hayas firmado el contrato de tu préstamo, la entidad ingresará el dinero en tu cuenta bancaria en plazos de entre 24 y 48 horas. Por eso también se les llama préstamos personales rápidos.

Tres trucos para pagar menos por tu préstamo personal

  1. Busca préstamos personales específicos para el proyecto que quieres financiar. La mayoría de bancos o financieras aplican un interés menor cuando solicitas un préstamo personal con una finalidad concreta, por ejemplo, mejorar la eficiencia energética de tu casa. Nuestra recomendación es que busques ofertas, tanto de créditos sin finalidad como los que sí la tienen, y compares ofertas.
     
  2. Negocia y contrataca. Si tu perfil es bueno, disfrutas de unos buenos ingresos y tienes mucha estabilidad laboral, véndete, porque las entidades querrán tenerte como cliente. Tramita varias solicitudes y cuando recibas las ofertas en firme, negocia con el banco o la financiera para que te rebaje el interés, las comisiones, los productos vinculados... También puedes acudir a otras entidades para que te hagan una contraoferta mejor a partir de la que has conseguido.
     
  3. Reduce el plazo de devolución del préstamo personal todo lo que puedas. Cuanto más acortes el tiempo que tardas en devolver el dinero, menos intereses se generarán sobre el préstamo y, por lo tanto. Lógicamente, al reducir el plazo, las cuotas mensuales que tendrás que pagar serán más altas, pero, como los intereses se generarán durante un periodo más reducido, te ahorrarás más dinero. 

Con un ejemplo esto último queda más claro: imagina un préstamo personal desde el 4,95% TIN (5,06% TAE) para un importe de 10.000 euros. Esto es lo que pagarías en total por tu crédito (capital solicitado más intereses) si devolvieras el dinero en cuatro y en seis años. Como verás, el ahorro es de más de 500 euros: 

Plazo Cuatro años Seis años

Cuota

Total a devolver

230,07€/mes

11.043,19€

160,82€/mes

11.578,86€

Dudas más frecuentes sobre préstamo personal


La inmensa mayoría de las solicitudes denegadas se producen por no disponer de ingresos suficientes para pagar las cuotas (o cuando son inestables, por ejemplo, si eres autónomo y tus ingresos dependen de la estacionalidad). También es muy frecuente que no te concedan préstamos personales si tienes deudas registradas en ficheros de morosidad, como ASNEF o RAI.

Si varias entidades rechazan tu solicitud, quizá deberías valorar si es un buen momento para pedir un préstamo personal y sobreendeudarte.

Si tu préstamo personal está pre aprobado significa que la entidad, tras analizar los datos declarativos de tu solicitud, va a estudiar tu caso en profundidad para aprobar o no tu solicitud de financiación. A partir de ese momento, la entidad te pedirá que le envíes la documentación pertinente para validar la información inicial que le has suministrado. También puede pedirte que, a través de una aplicación, le des permiso para ingresar a tus cuentas en modo lectura. No podrá hacer movimientos, pero sí comprobar el estado de tus finanzas.

No debes confundir el hecho de que la solicitud de tu préstamo haya sido pre-aprobada con los populares créditos preconcedidos. Estos son productos financieros que te ofrece tu entidad de forma online y muy rápida, ya que disponen de todos tus datos financieros y personales y quieren ser tu primera opción en el caso de que necesites financiación de urgencia.

No hay respuesta correcta para esta pregunta. Finalmente, el mejor banco o entidad es aquel que te ofrezca el préstamo personal que mejor se adapta a tu situación financiera y la finalidad para la que vas a solicitar el dinero. Lo más importante es encontrar el crédito que te ofrezca el importe que necesitas y a un plazo de devolución ajustado a tu realidad, además de un interés competitivo por debajo del 8% y sin comisiones, como los que ofrece Cofidis.

. Existen bancos, establecimientos financieras de crédito, financieras de grandes superficies y prestamistas privados con los que puedes solicitar un préstamo personal sin necesidad de cambiar de banco ni domiciliar con ellos una nómina o recibos.

De hecho, aunque hace unos años las entidades destinaban las mejores condiciones de sus créditos a sus clientes, ahora puedes conseguir un préstamo personal con un interés muy atractivo sin tener que vincularte de ninguna manera. Un ejemplo es Wizink, que ofrece uno de los intereses más competitivos del mercado, desde 4,50% TIN, sin tener que abrirte una cuenta con ellos. 

La regulación española establece que todos los contratos de los préstamos personales deben incluir un período de desistimiento de 14 días naturales a contar desde la firma. Durante ese tiempo, puedes cancelar unilateralmente el préstamo personal sin que la entidad pueda imponerte sanciones.