Durante 2019 ha pasado de todo en el mercado hipotecario. En solo 12 meses se ha promulgado una nueva ley, hemos asistido a una guerra de precios en el sector de los tipos fijos, se ha iniciado el proceso judicial en Europa sobre la posible abusividad del IRPH… Pero el presente curso ya está a punto de terminar, así que ahora llega el momento de sacar la bola de cristal para tratar de predecir qué sucederá con las hipotecas para el próximo año 2020.

¿Préstamos hipotecarios más caros o más baratos?

La evolución de los créditos hipotecarios dependerá, y mucho, del comportamiento del euríbor. En principio, según instituciones como el Departamento de Análisis de Bankinter, este índice se mantendrá relativamente estable con una ligera cotización al alza, a no ser que el Banco Central Europeo (ahora liderado por Christine Lagarde) modifique su política monetaria actual.

Los bancos, por lo tanto, ganarán poco dinero con sus hipotecas variables, cuyo interés está ligado a esta tasa. Y como querrán aumentar sus beneficios, es posible que apliquen alguna de las siguientes estrategias:

  • Mayor concesión de hipotecas a tipo fijo: como ya ha ocurrido este año, es posible que la banca rebaje sus intereses fijos (que seguirán siendo más altos que los variables) para incentivar su contratación. Habrá que mirar con lupa, sobre todo a partir de la primavera de 2020, a las entidades que ya iniciaron guerras de precios en el pasado, como Bankinter y BBVA o, sobre todo, a las firmas online como EVO Banco, Openbank y MyInvestor. A principios de año, como ya pasó en 2018 y en 2019, es probable que la banca tantee el terreno y mantenga los tipos sin cambios o los suba ligeramente.
  • Subida de los tipos variables: los bancos podrían encarecer los diferenciales y/o los intereses iniciales de sus hipotecas variables. De hecho, esta es la tendencia que hemos detectado durante este último trimestre.
  • Más productos combinados (y más caros): otra vía para aumentar sus ingresos podría ser la de pedir que se contraten más servicios adicionales (seguros, tarjetas, planes de pensiones…) para conseguir el interés mínimo de sus ofertas.
  • Regreso de la comisión de apertura: durante este año, la mayoría de las entidades han retirado este cargo de sus hipotecas. En caso de necesidad, podrían volver a incorporarlo en sus ofertas para aumentar sus márgenes.

Como siempre, la competencia entre las entidades jugará un papel muy importante, pues los bancos que quieran encarecer sus créditos hipotecarios tendrán que hacerlo con mucho cuidado para no perder cuota de mercado.

¿Y si ya tengo una hipoteca firmada?

Si ya estamos pagando un préstamo a tipo variable, el leve aumento del euríbor que se prevé para 2020 hará que nuestras cuotas sean un poco más altas. Aun así, seguiremos pagando mucho menos que hace unos años, pues este índice aún cotizará muy bajo.  En cambio, si nuestra hipoteca tiene un interés fijo, este no cambiará, así que seguiremos pagando lo mismo.

Pendientes de lo que ocurra con el IRPH

Otro aspecto que puede provocar un empeoramiento de las condiciones de las hipotecas es la sentencia sobre la posible abusividad del IRPH. Si el Tribunal de Justicia de la Unión Europea condena a la banca, las entidades tendrán que devolver mucho dinero a los consumidores a los que aplicó este índice con falta de transparencia: entre 7.000 y 44.000 millones de euros según Goldman Sachs.

Pero los bancos no dejan de ser negocios, así que lógicamente tratarían de recuperar ese dinero por distintas vías. Y como ya no podrían hacerlo aumentando la concesión de créditos (lo desaconseja el incremento de la morosidad), probablemente lo intentarían mediante el encarecimiento de sus productos, es decir, de sus hipotecas, de sus préstamos personales, de sus cuentas y tarjetas, etc.

Menos hipotecas, de mayor importe y menos accesibles

Para terminar, no hay que olvidarse de que el mercado hipotecario está estrechamente relacionado con el inmobiliario. El sector de la compraventa de viviendas, según las previsiones de los expertos, pasará por un proceso de moderación durante el próximo año. Así, como no se adquirirán tantos inmuebles, es probable que el número de préstamos hipotecarios firmados también se estabilice o baje, como ya ha ocurrido en el segundo semestre de 2019 (con la influencia, en menor medida, de la entrada en vigor de la nueva ley).

En cuanto al precio de los inmuebles, se espera que suba ligeramente, por lo que probablemente crecerá también el importe medio de los créditos hipotecarios. Esto, junto a la prudencia de la banca para minimizar el riesgo ante unas perspectivas macroeconómicas poco halagüeñas, provocará seguramente que los requisitos de aprobación sean algo más duros. En consecuencia, veremos menos hipotecas al 100% y el acceso a la vivienda en propiedad será más complicado para ciertos perfiles: jóvenes, clientes con ingresos algo inestables, etc.


Autor: Miquel Riera


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.