Pedir préstamos en pareja: 3 ventajas y 3 inconvenientes

pedir prestamos en pareja

Pedir un préstamo con nuestra pareja es una práctica común. Vivimos juntos, compartimos parte de las finanzas y también mucho de los proyectos también son en conjunto, como financiar la compra de un coche o realizar una reforma en la vivienda. Siendo dos titulares a ojos del banco tendremos un mejor perfil que siendo un único titular y nos traerá grandes ventajas. No obstante, ser dos en un único crédito con la misma responsabilidad también puede acarrear problemas. Especialmente en caso de una ruptura, pero no únicamente por ello. Te explicamos qué partes buenas y qué partes malas tiene pedir un crédito con nuestra pareja.

3 ventajas de pedir un crédito siendo dos titulares

Si vamos a pagarlo en conjunto y vamos a disfrutar un proyecto juntos, como un coche que utilizaremos los dos o una reforma en la vivienda compartida, tiene sentido que el crédito también se solicite a nombre de los dos. En estos casos obtendremos varias ventajas:

1- Más posibilidades de aprobación

Para el banco somos dos personas con dos trabajos, dos salarios y el doble de garantía, ya que, si una persona se quedase sin trabajo, el préstamo podría seguir pagándolo el otro titular. Así, nuestras posibilidades de que el banco apruebe el análisis de riesgo y de conseguir el crédito que buscamos serán mayores.

2- Poder conseguir mejores condiciones

Como hemos dicho, somos dos personas con dos ingresos, lo que significa mayor seguridad para el banco. Así, al ser un perfil de bajo riesgo, podremos obtener mejores condiciones en el préstamo como no tener que vincularnos tantos o una rebaja en los intereses, ya que tendremos un mayor poder de negociación.

De hecho, el Crédito Directo de Cofidis ofrece una rebaja de 2,51 puntos porcentuales en su interés si somos dos titulares en vez de uno

3 – Conseguir cantidades superiores

La tercera ventaja es que podremos conseguir una cantidad mayor del préstamo. Al ser dos salarios, generalmente más altos que uno solo, el coste del proyecto será el mismo, pero el nivel de endeudamiento será menor. Esto nos da un margen más amplio para pedir más dinero si así lo requerimos.

Por ejemplo, si una persona podría obtener, por ejemplo, hasta el 80% del valor de una reforma, siendo dos titulares podríamos obtener el 90% o incluso el 100% según la entidad.

3 inconvenientes de pedir un préstamo con tu pareja

A pesar de las grandes ventajas que nos aporta pedir un crédito entre dos, como la responsabilidad es compartida, también existen algunos inconvenientes a tener en cuenta para evaluar la operación antes de pedirlo. Estos inconvenientes están ligados, generalmente, a qué ocurriría si dejásemos la relación. Estos son los aspectos a tener en cuenta:

1- Los dos vinculados al mismo banco

Es común que, al solicitar un crédito, la entidad nos pida un mínimo de vinculación para aprobarlo. Tener la nómina domiciliada es la más común. Si ambos titulares deben estar vinculados al mismo banco, las ofertas y ventajas que podrían ofrecernos otras entidades quedarán “vetadas” durante el tiempo que estemos reembolsando el préstamo.

No es un gran problema si la entidad tiene una cuenta nomina con ventajas y sin costes o una tarjeta de débito que cubra nuestras necesidades, pero puede ser negativo si no nos gusta la entidad y alguno de los dos queremos cambiar.

2- Problemas por el reembolso

A ojos del banco los dos titulares son 100% responsables de devolver el crédito, independientemente de si estamos juntos como pareja o no. Así, si uno se queda sin trabajo o rompemos la relación, existe el problema que alguno de los dos no quiera pagar o haya malentendidos sobre cómo se repartiría o se deba cancelar el préstamo personal.

Es importante, aunque sea incómodo, tener definido cómo se repartiría la responsabilidad en caso de ruptura.

3- Problemas por quién disfruta el bien financiado

Al igual que el inconveniente anterior, en caso de ruptura también podría haber problemas sobre quién se quedaría el bien financiado (un coche, por ejemplo) si ambos lo están pagando o si se sigue pagando en conjunto o quién es el titular del bien financiado y se debe o no cambiar.

Por esta razón es importante, teniendo en cuenta estos inconvenientes que puedan surgir, analicemos la relación y establezcamos con nuestra pareja los límites y posibles escenarios para minimizar las desventajas y disfrutar de sus ventajas.

Autor: Agustina Battioli


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *