Novación de hipoteca: las 5 cosas que puedes renegociar con tu banco

5 cosas en cambiar en la novacion de hipoteca

Haber firmado unas condiciones con el banco no nos quita la posibilidad de sentarnos a negociar alguna mejora. De hecho, durante el plazo de amortización del préstamo hipotecario conviene seguir de cerca la evolución del mercado hipotecario para beneficiarnos al máximo posible de las eventuales bajadas de precio. Si conseguimos convencer a la entidad para que mejore alguna parte del contrato, entonces tendremos que formalizar una novación de hipoteca, una operación que tiene algunos costes asociados pero que nos podría generar un ahorro considerable. En este artículo explicaremos las cinco condiciones que podemos cambiar si nuestro banco nos los permite.

1. Rebajar el tipo de interés y empezar a pagar menos

Si firmamos nuestro crédito para la compra de una vivienda hace cinco o diez años, seguramente estemos pagando un precio más caro que el que ofrece la mayoría de las entidades en estos momentos. Por una parte, muchos bancos están comercializando hipotecas variables muy atractivas con un tipo de interés inferior al euríbor más 1%. Por otra, en estos momentos podemos encontrar hipotecas fijas que rondan el 1,50%.

En la práctica, si en una hipoteca fija de 150.000 euros a 20 años con un interés del 2,5% consiguiéramos reducir el interés al 1,50%, podríamos dejar de pagar unos 15.000 euros aproximadamente.

2. Deshacernos de la vinculación con la novación de hipoteca

Además del tipo de interés, los seguros, los planes de pensiones, las tarjetas de crédito y otros productos combinados también podrían estar encareciendo nuestra hipoteca. Por eso, si consideramos que la vinculación con el banco es demasiado alta, quizás haya llegado el momento de sentarnos a negociar para suprimir ciertos compromisos.

Podría ser que, a cambio de eliminar una parte o toda la vinculación del préstamos hipotecario, el banco nos aplicara una subida del tipo de interés. En ese caso, lo aconsejable sería hacer un par de cálculos y averiguar si, aun así, sale a cuenta desvincularnos de la entidad.

Por ejemplo, una hipoteca de 150.000 euros con un interés del 2% a devolver en 20 años y sin vinculación podría salir más barata que otra con el mismo capital y el mismo plazo, un interés del 1,50% más un seguro de vida y otro de hogar (32.000 euros y 36.700 euros, repectivamente).

3. Incrementar el capital y reducir o ampliar el plazo

Si necesitamos un dinero extra para acometer una reforma en la vivienda, por ejemplo, podríamos intentar pactar con la entidad una ampliación de capital a través de una novación. Por lo general, los bancos no suelen financiar más allá del 80% del valor de la vivienda, por lo que tendremos más posibilidades de conseguirla un dinero extra si ya hemos devuelto una parte de la hipoteca y, además, estamos al día con el pago de las cuotas.

En cambio, si nuestra economía va viento en popa y queremos acortar el plazo de la hipoteca para terminar de pagar antes de tiempo, este también es un cambio que se puede negociar con la entidad. Siguiendo con el plazo, la novación también podría ser la vía para incrementar el periodo de amortización e ir más desahogado con los pagos, aunque esta opción le podría gustar menos al banco.

4. Añadir o eliminar garantías de la hipoteca

La novación también puede ser una oportunidad para incorporar o sacar titulares de la hipoteca, aunque el banco podría negarse, sobre todo, a eliminar responsables que pudieran responder en caso de impago.

Esta operación formal con el banco también en necesaria en el caso de querer suprimir garantías adicional que aportamos en el momento de la solicitud del préstamo hipotecario, como podría ser un segundo inmueble o cualquier otro bien.

5. Despídete de las posibles cláusulas abusivas y de las comisiones

Por último, la eliminación de las cláusulas abusivas y de las comisiones que incluya nuestro contrato también podría ser un motivo para sentarnos a negociar con la entidad. En el primer caso, podríamos intentar que desapareciera la cláusula suelo o el IRPH, entre otras.

En cuanto a las comisiones, podríamos pactar que no se nos aplicara ninguna penalización si quisiéramos devolver parte del dinero por adelantado o si quisiéramos mover nuestra hipoteca de banco en un momento determinado.

Autor: Yaiza Zapatero


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria para vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.