prestamos

Quizá unos más que otros, pero la mayoría pensamos en nuestro porvenir constantemente: dónde trabajaremos, cuál será nuestra situación familiar y, por supuesto, nos planteamos metas; algunas pueden ser a nivel físico, como perder peso, y otras a nivel formativo (ya toca aprender inglés de verdad). Pero hay más. ¿Quién no sueña con un coche nuevo?, ¿un piso?, ¿una moto? Nos encanta hacer conjeturas sobre próximas compras, pero ¿cómo las pagaremos? Los créditos buscan adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y estos son los que pueden triunfar en el futuro.

Dime qué consumes y te diré qué crédito necesitas

Según el Observatorio Cetelem de Consumo 2018, que recoge datos de cómo gastaron los españoles su dinero en 2017, las reformas en casa, los viajes y los electrodomésticos se llevan buena parte del dinero que invertimos anualmente. Esos datos concuerdan con la tendencia de los últimos años: los créditos más solicitados han tenido como finalidad la reforma de un hogar o la compra de un vehículo nuevo (aunque esta última opción no se recogía en el estudio).

Si alzamos un poco la mirada y vamos más allá, miramos qué tipo de consumo empieza a ser tendencia y cuál es la dirección que están tomando los bancos y otras entidades de crédito, podemos imaginar qué tipo de financiación triunfará en los próximos años.

Por ejemplo, la venta de coches lleva siete meses cayendo, tal y como muestran datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y los concesionarios (Faconauto). Sin embargo, la compra de vehículos alternativos (eléctricos, híbridos y de gas) continúa creciendo: en el primer trimestre de 2019 se vendieron casi el doble respecto al año pasado en el mismo período. Bien es cierto que el hecho de que todavía haya pocos facilita que su crecimiento sea exponencial.

Algo parecido ocurre con el tipo de reformas que se están llevando a cabo: la eficiencia energética está tomando cada vez un mayor protagonismo y promete seguir aumentando su presencia en nuestros hogares.

Los créditos ‘eco’, el futuro inmediato

Estas tendencias hacia lo sostenible, lo verde o lo ecológico, hacen pensar que todos los que participan en estas operaciones se volcarán en ellas para sacar rédito. Es por eso que algunas entidades de crédito ya ofrecen préstamos especiales para finalidades sostenibles como la compra de un coche eléctrico o la reforma del hogar con el objetivo de mejorar la eficiencia energética.

Este tipo de préstamos personales disponen de unas condiciones favorables respecto a otro tipo de financiación. De esta forma, los bancos y entidades que los ofertan dan un empujón a la famosa transición ecológica que casi todos los actores de la sociedad entienden que es necesaria pero que pocos se atreven a definir cuándo se hará efectiva.

¿Dónde se pueden conseguir préstamos ecológicos?

De momento no son muchas las entidades que facilitan este tipo de créditos. Una de ellas es Bankia, que ofrece hasta 60.000 con su Crédito Sostenible al 4,75% TIN. Para el caso del coche, Cetelem dispone del Préstamo Coche EcoAuto, que permite conseguir desde 4.000 hasta 60.000 euros a devolver en hasta ocho años con un interés que parte del 4,95% TIN.


Autor: Adrián Pérez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.