Qué son las hipotecas con seguro de caución

¿Qué es un seguro de caución?

Un seguro de caución o de garantía se contrata para garantizar el cumplimiento de una obligación frente a un tercero. Por ejemplo, imagina que contratas un crédito y que te comprometes a pagarlo cada mes. Si no cumples esa obligación, la aseguradora te pagará las cuotas.

Como ves, se parece mucho a un seguro de protección de pagos, que cubre el pago de las cuotas de un préstamo si no las puedes abonar. Pero existe una diferencia importante entre ambas pólizas: el seguro de caución te obliga a devolver a la aseguradora todo el dinero que haya pagado por tu incumplimiento.

En España, estos seguros los suelen contratar las empresas que trabajan con la Administración pública. Funciona como una especie de fianza: si la compañía no da el servicio prometido, la aseguradora indemniza a la administración.   

¿Cómo es una hipoteca con seguro de caución?

Ya has visto cómo funcionan estos productos, pero ¿cómo se pueden utilizar al financiar la compra de una casa? Si contratas un seguro de caución, el banco te podrá conceder una hipoteca sin hipoteca, es decir, sin garantizar la operación con la propia vivienda.

Vamos a explicarlo con un lenguaje más sencillo. Pongamos que contratas un seguro de caución y que pones como beneficiario al banco que te financia la compra de la casa. Si no abonas las cuotas, la aseguradora se encargará de pagar las mensualidades a tu entidad, aunque luego podrá reclamarte ese dinero.

Gracias al seguro, el banco tiene la seguridad total (valga la redundancia) de recuperar el dinero prestado. Por lo tanto, no necesita incluir una garantía hipotecaria en el préstamo, que es lo que le permite embargar la vivienda hipotecada si tú no pagas las cuotas.

¿Qué bancos conceden préstamos con seguro de caución en España?

Ningún banco en España concede hipotecas con seguro de caución. Bankoa, una entidad absorbida por ABANCA, lanzó un producto de este tipo en febrero de 2020 para clientes de banca privada (personas de alto nivel adquisitivo), pero lo retiró al cabo de unos pocos meses.

El interés de los bancos por estos préstamos nació en 2019, cuando entró en vigor la ley que obliga a las entidades a pagar casi todos los gastos de formalización de sus hipotecas. Según un informe de la consultora Álvarez & Marsal, conceder créditos con seguros de caución en vez de hipotecas de las de toda la vida ahorraría unos 1.200 euros a la banca en gastos de constitución. Sin embargo, más allá de Bankoa, ninguna entidad se ha atrevido a lanzar estos productos.

¿Por qué no han tenido éxito estos productos?

No se sabe muy bien por qué los bancos españoles prefieren las hipotecas convencionales, pero no es difícil adivinar el motivo. Según los analistas de HelpMyCash, la razón más probable es que no hay aseguradoras dispuestas a conceder seguros de caución asociados a préstamos para la vivienda, porque las obligaría a asumir todo el riesgo de impago.

¿Los seguros de caución hipotecaria funcionan en otros países?

En otros países, sin embargo, sí se conceden estos productos. Por ejemplo, en nuestro vecino del norte: Francia. Los franceses que necesitan financiación para comprar una vivienda pueden pedir una hipoteca normal, igual que nosotros, o pueden solicitar un préstamo con un seguro de caución.

Más sobre Seguro hipoteca

Tema relacionado: