3 cosas a tener en cuenta antes de pedir una hipoteca sin entrada

Particularidades de una hipoteca sin entrada

Los bancos, en general, suelen dar financiación para cubrir hasta el 80% de la compra de una vivienda. En consecuencia, normalmente es necesario que aportemos el 20% restante de nuestro bolsillo (más un 10% extra para los gastos de formalización). Pero ¿qué pueden hacer aquellas personas que no tienen ese dinero ahorrado? Para esos clientes, existe la opción de tratar de conseguir una hipoteca sin aportar esa entrada del 20%, aunque antes de intentarlo, conviene tener en cuenta diversas consideraciones importantes.

1. Conseguir hipotecas al 100% es más difícil

La primera de ellas es que a los bancos no les gusta financiar más del 80% del valor de la compra, pues el riesgo que asumen con estas operaciones es mucho mayor. De hecho, solo conseguiremos su visto bueno si optamos por una de las siguientes vías:

  • Si tenemos un muy buen perfil: en caso de que seamos funcionarios o jóvenes con muy buenos ingresos, por ejemplo, puede que encontremos a una entidad dispuesta a negociar la concesión de una hipoteca sin tener que aportar ese 20% de entrada.
  • Si compramos un piso que pertenezca a un banco: en estos casos, las entidades suelen cubrir toda la adquisición.
  • Si contratamos los servicios de un bróker hipotecario: estos profesionales están especializados en conseguir estos productos, aunque nos cobrarán unos honorarios a cambio.

Si nos interesa la tercera opción, podemos hacer clic sobre el siguiente botón para ponernos en contacto con varios brókeres (gratuitamente y sin compromiso):

2. Una hipoteca sin entrada sale más cara

Lo segundo que debemos tener en cuenta es que las hipotecas que cubren el 100% del valor de la vivienda tienen, como es lógico, un importe más alto que las que financian hasta el 80%. Así, como los intereses se devengan sobre un capital más alto, las cuotas mensuales son más altas, por lo que se paga más a corto y largo plazo.

Es especialmente importante, en consecuencia, calcular si podremos hacer frente a esas mensualidades más elevadas. En ese sentido, lo recomendable es no dedicar más del 35% de nuestros ingresos netos al pago de nuestras deudas financieras. Si vemos que superamos ese porcentaje, lo mejor será no contratar la hipoteca, pues podría generarnos problemas de sobreendeudamiento.

Podemos calcular qué cuota mensual pagaríamos con el siguiente simulador gratuito:

3. Necesitarás ahorros para pagar los gastos de compraventa

Para terminar, debemos saber que aunque un banco nos dé una hipoteca sin pedirnos esos fondos propios del 20%, aún necesitaremos tener ahorros para pagar los gastos asociados a la formalización de la compra: impuestos, aranceles notariales y registrales, etc. En conjunto, suelen costar un equivalente al 10% del valor del inmueble.

Pongamos, por ejemplo, que queremos adquirir una vivienda de 100.000 euros. Si el banco nos financia el 100% de la compra, nos prestará todo ese dinero, pero aún tendremos que aportar unos 10.000 euros para pagar los gastos mencionados. Si no los tenemos, la operación quedará rechazada.

En caso de no contar con esos ahorros, podemos dejar pasar unos meses para reunir ese dinero o pedir un préstamo personal para conseguirlo. Si nos decantamos por la segunda opción, debemos tener presente que muchos bancos no querrán darnos un crédito para esa finalidad. Y si nos lo conceden, tendremos que hacer cuentas para asegurarnos de no superar el límite del 35% que hemos comentado en el apartado anterior.

Hay bancos que nos pueden dar una hipoteca de hasta el 100% más los gastos si aportamos otra vivienda como garantía adicional.

Autor: Miquel Riera


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *