prestamos entre particulares

¿Qué son los préstamos entre particulares o entre familiares?

Los préstamos entre particulares son aquellos que concede una personas física a otra con la obligación devolver el dinero prestado en un tiempo acordado. Estos créditos entre familiares, amigos o allegados son totalmente legales y están regulados por la Ley 16/2011 de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo.

Características de los préstamos entre personas

Están regulados por la ley que regula los préstamos bancarios y de las financieras

Se pueden pedir a cualquier particular (familiares, amigos, gente cercana...)

Se deben declarar ante Hacienda

Las condiciones del préstamo entre particulares deben quedar escritas en un contrato

Pueden ser "gratis" (sin intereses) o tener un coste, dependerá de quien preste el dinero

¿Qué hay que tener en cuenta al pedir dinero a un familiar?

Los préstamos entre particulares son una buena alternativa para conseguir financiación sin tanta burocracia o si el banco o la financiera no te concede el crédito. Estas son las principales ventajas del préstamo privado entre familiares, pero hay otros  aspectos que también hay que tener en cuenta antes de optar por esta vía financiación:

  1. Al no tratarse de una entidad financiera, sí que es necesario dejar claros los límites y condiciones bajo los que se presta el dinero para no hacer la próxima cena de Navidad un suplicio.

  2. También es importante hacerlo constar ante la Agencia Tributaria para que no pueda considerarse una donación encubierta y tengamos problemas con Hacienda.

  3. Estos préstamos están regulados bajo ley, por lo que es importante que, al igual que al acudir a un préstamo bancario, estemos completamente seguros de que podremos hacer frente al reembolso del crédito sin problemas.

El hecho de que sean familiares o amigos quienes nos presten el dinero no implica que estemos exentos de nuestros derechos, pero tampoco de nuestras obligaciones, por lo que debemos tratarlos como si se tratase de préstamos bancarios.

Pasos para pedir un préstamo a una persona

El proceso para pedirlo será un poco menos formal que al pedir un préstamo a una entidad crediticia. Aunque según la relación, la cantidad de dinero y la confianza el proceso se podrá adaptar a cada situación, generalmente estos serán los pasos a seguir:

  • Redactar un contrato por escrito donde se especifique el dinero a pedir, quién lo presta, el coste o si es sin intereses, otros gastos, cuándo se devolverá y demás características importantes del crédito.

  • Realizar la transferencia del dinero del crédito a la cuenta indicada.

  • La persona que pide el dinero deberá declararlo a Hacienda en un plazo máximo de un mes desde la transferencia del dinero.

Al ser un particular de confianza quien nos presta el dinero, no será necesario presentar documentación, aunque puede ser un paso más que podemos decidir tomar para hacer el crédito más formal.

Hacienda: ¿Cómo tributa pedir un préstamo a un familiar?

Como la gran mayoría de préstamos entre particulares es entre familiares, para evitar donaciones encubiertas es necesario documentar y comunicar la existencia del crédito a Hacienda. Para hacerlo debemos tener en cuenta varias cosas:

  • Los préstamos entre familiares “están sujetos al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, pero están exentos de tributación”, esto significa que debemos liquidar el impuesto, pero no que se tendrá que pagar ninguna cantidad de dinero.

  • Estos préstamos serán tratados como “Transmisiones patrimoniales onerosas”.

  • Este impuesto deberá liquidarlo el prestatario, es decir, la persona que recibe el dinero del crédito.

  • Este impuesto se autoliquidará a través del modelo 600 en la Agencia Tributaria.

  • En este modelo se deberán entregar los siguientes documentos.

    • Documento original del contrato del préstamo.

    • Copia simple del contrato del crédito.

    • Si fuese el caso, aportar documentación que acredite el cumplimiento de los requisitos para beneficiarse de algún beneficio fiscal.

  • El plazo máximo para entregar la liquidación del impuesto será de un mes desde la firma del contrato del préstamo entre familiares.

  • La liquidación del impuesto es GRATIS, ya que esta operación está sujeta pero exenta de tributación.

  • En los préstamos sin aval ni garantía la base imponible que se debe declarar será el importe del crédito.

  • En los préstamos con algún tipo de garantía la base imponible es el importe de la obligación o capital garantizado. Si no constate el importe de la cantidad garantizada, se tomaría como base imposible el capital más tres años de intereses.

  • No será necesario documentar el parentesco entre el prestatario y el prestamista.

  • Si la persona que nos presta el dinero nos cobra por prestárnoslo, esta persona deberá declarar los beneficios ante Hacienda como rendimiento de capital mobiliario.

¿Cómo hacer un contrato de un préstamo entre particulares?

Un contrato entre particulares siempre es aconsejable. Además, será necesario para poder presentarlo ante la Agencia Tributaria. Estos contratos sirven ante la Agencia Tributaria para evitar donaciones encubiertas entre familiares y, a nivel particular, para tener en cuenta todas las condiciones del préstamo de dinero.

Para realizar el contrato podemos redactarlo nosotros mismos, ya que al ser entre particulares no es necesario presentar una escritura pública validada por un notario. Estos contratos deberán tener la siguiente información:

  • Datos personales del prestamista (la persona que concede el dinero)

  • Datos personales del prestatario (la persona que recibe el dinero)

  • Importe del préstamo personal

  • Interés del crédito

    • Si el préstamo es gratis, también deberá quedar por escrito.

  • Comisiones y otros gastos derivados

  • Plazo de reembolso y cuotas

  • Otras posibilidades de reembolso como si será posible devolverlo antes de tiempo o en un plazo más largo del original (y sus posibles costes)

  • Protocolo y responsabilidades en caso de impago

  • Aval o garantía si fuese necesario

Siempre que tenga estos datos será valido y podremos realizarnos nosotros mismos, aunque también es posible descargarnos algún modelo de este tipo de préstamos que circula por Internet o pagar a un abogado para que lo redacte.

¿Se puede pedir o dar un préstamo sin intereses a un familiar?

Sí. No hay ningún problema en que un familiar nos haga un préstamo de dinero sin cobrarnos intereses ni comisiones. De hecho, es la modalidad más común cuando realizamos un préstamo entre particulares conocidos. 

A los ojos de Hacienda, siempre que presentemos el modelo 600 ante la Agencia Tributaria, no habrá problemas en que el crédito sea gratis sin intereses.

¡ATENCIÓN! Si prestamos dinero a un familiar y decidimos cobrarle intereses, aunque el proceso es igual que si fuese sin intereses, estos tributarán como "Rendimiento de capital mobiliario" y deberemos declararlos en la declaración de la renta.

¿A qué personas se les puede pedir un préstamo?

Generalmente, pedir dinero a un particular es algo que se hace a través de la confianza, por lo que siempre se suele pedir a:

  • Familiares (padres, hijos, hermanos, tíos, primos...)
  • Amigos
  • Pareja

Aunque también es posible pedirlos a personas particulares desconocidas. En portales en internet encontramos muchas ofertas de este estilo por las que muchos usuarios se decantan cuando no pueden obtener préstamos por otros medios. No obstante, es importante proceder con precaución. En el siguiente apartado te explicamos qué precauciones debemos tomar al solicitar un crédito a un particular.

Alternativas a pedir un préstamo a un familiar

Pedir dinero a un familiar no siempre es fácil, aunque no tiene por qué ser la única forma de obtener el dinero que buscamos. Según nuestra situación económica, el dinero que necesitemos o la finalidad para la que necesitemos el dinero, también es posible obtener financiación a través de entidades crediticias para no tener que mezclar negocios con familia

Los mejores préstamos para tus proyectos Ordenado por HelpMyCash
#1
  • Interés desde el 5,06% TAE
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 60.000€ para cualquier proyecto
  • Sin comisiones de apertura y estudio
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Interés desde 5,99% TIN
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 50.000€ para cualquier proyecto
  • Plazo hasta 10 años
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#3
  • Interés desde el 4,59% TAE
  • Sin cambiar de banco
  • Hasta 30.000€ para cualquier proyecto
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: la tasa anual equivalente (TAE), el tipo de interés nominal (TIN), las comisiones, la cantidad de productos a los que hay que suscribirse para obtener el mejor interés y la valoración de nuestros analistas. Para nosotros es importante que sepas que los intereses que te mostramos son orientativos, de ahí que su valor siempre vaya acompañado de un 'Desde'. Las entidades que comercializan con préstamos ajustan el TIN y la TAE dependiendo de la situación financiera de cada cliente y de la finalidad para la que pida el crédito. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

Créditos rápidos para tus proyectos Ordenado por HelpMyCash
#1
  • Desde 500€ hasta 5.000€
  • Dinero en tu cuenta en minutos
  • Transferencias de lunes a sábado
  • Sin comisiones
  • Acepta ASNEF: NO
Contratar
#2
  • Desde 200€ hasta 2.000€
  • Plazo de devolución hasta 12 meses
  • Sin cambiar de banco
  • Sin comisiones
  • ACEPTA ASNEF: SÍ
Contratar

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: la tasa anual equivalente (TAE), el tipo de interés nominal (TIN), las comisiones, la cantidad de productos a los que hay que suscribirse para obtener el mejor interés y la valoración de nuestros analistas. Para nosotros es importante que sepas que los intereses que te mostramos son orientativos, de ahí que su valor siempre vaya acompañado de un 'Desde'. Las entidades que comercializan con préstamos ajustan el TIN y la TAE dependiendo de la situación financiera de cada cliente y de la finalidad para la que pida el crédito. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

 

¿Qué ocurre si fallece el prestamista en un préstamo entre particulares?

Si la persona que nos ha prestado dinero fallece antes de terminar de devolver el crédito, este no se anula, si no que pasará a sus herederos.  En este caso el préstamo deberá incluirse en la herencia y, de acuerdo con la repartición que se realice, la persona a quien le prestaron dinero deberá devolverlo a uno o varios herederos repartiendo la mensualidad correspondiente.

Desde el fallecimiento del prestamista hasta el reparto de la herencia es común que la devolución del préstamo no se realice durante ese tiempo. De todas maneras, dependerá de si hemos incluido alguna cláusula en el contrato o si hay problemas en el reparto de la herencia.

¿Y si fallece quien ha pedido el dinero?

Si quien ha pedido dinero del préstamo es quien ha fallecido, es caso es similar, la deuda no desaparece, si no que se hereda. El proceso será similar, el reembolso del crédito se pausará (previo aviso al prestamista) hasta que se haga el reparto de la herencia y siempre que los herederos acepten la herencia. 

Precauciones al contratar un crédito entre particulares

Es posible pedir un préstamo a cualquier particular. Aunque lo más común es acudir a conocidos como amigos o familiares, lo cierto es que también es posible acudir a particulares que no conocemos, pero que están dispuestos a prestarnos el dinero que necesitamos. En estas situaciones debemos tener en cuenta algunas precauciones para solicitar financiación de manera responsable y segura:

Las condiciones del préstamo deberán quedar plasmadas en un soporte duradero, como un correo electrónico o en papel, con una copia para cada parte, ambas copias firmadas.

La persona que nos preste el dinero no deberá pedirnos dinero por adelantado. Todos los costes del préstamo deberán pagarse o bien en el momento que recibimos el dinero, durante su reembolso o al cancelar el crédito. Cualquier coste, además, deberá quedar reflejado en el contrato.

Al tratarse de un préstamo privado, deberemos acudir a la autoliquidación del préstamo en un plazo máximo de un mes desde que firmamos el documento a través del modelo 600.

Debemos tener cuidado con préstamos usureros y engaños, ya que podemos encontrar en la red una gran cantidad de anuncios de préstamos entre particulares que o bien son engaños o bien nos cobrarán unos intereses desorbitados.

Ante cualquier duda o sospecha de que la operación no se está realizando de manera normal o creemos que nos pueden estar engañando, lo mejor es pausar la solicitud hasta asegurarnos de que se trata de un préstamo seguro.

Aquí encontrarás más información si quieres pedir un préstamo a un particular que es prestamista privado.