prestamos

Hay pocas cosas más estresantes que tener la sensación de que tus ingresos y tus deudas no se corresponden. Quizá no es que los primeros sean escasos, sino que las segundas son demasiadas: el préstamo del coche, el de la reforma de la cocina, las tarjetas de crédito… Entre unas cosas y otras, el dinero a devolver cada mes compromete nuestras finanzas y ahoga nuestro día a día. Ante estas situaciones, reunificar deudas puede ser una solución efectiva, y una forma de conseguirlo es a través de los préstamos con garantía hipotecaria.

¿Cuándo te ayuda el préstamo con garantía hipotecaria?

Recurrir a una reunificación de deudas, como hemos dicho, puede suponer un alivio en nuestras finanzas. Pero, ¿en qué se basa esta operación? Lo explicamos en tres sencillos puntos:

  1. Reagrupar las distintas cuotas que tengamos en una sola mediante un préstamo con la cuantía total de nuestras deudas.
  2. La mensualidad resultante es de un importe inferior a la suma de las que cuotas que pagábamos hasta ahora.
  3. Esta reducción en el pago mensual se consigue ampliando el plazo de reembolso de la deuda total.

En definitiva, reunificar deudas supone que pagaremos más dinero en total (se acabarán acumulando más intereses) durante más tiempo (para conseguir reducir la cuota mensual), pero conseguiremos tener una economía diaria mucho más desahogada gracias a una cuota mensual más pequeña.

Plasmemos esa información en un caso práctico: imaginemos que ganamos 1.400 euros al mes y entre las cuotas de un préstamo personal, de la reforma y las de las tarjetas de crédito pagamos 600 euros. Es decir, casi la mitad de nuestro sueldo lo destinamos a pagar deudas.

Con un préstamo con garantía hipotecaria de 20.000 euros (en el supuesto de que esa sea la deuda total) a devolver en 10 años al 10% TIN, la cuota mensual sería de unos 270 euros. Por tanto, pagaríamos al mes menos de la mitad que antes de reunificar deudas y nuestra economía diaria estaría más aliviada. Unas condiciones como estas podríamos conseguirlas, por ejemplo, con el Préstamo con garantía de un inmueble de Supre Grupo, que permite solicitar hasta 300.000 euros a devolver hasta en 20 años con un interés que parte del 8,95% TIN, un coste muy competitivo para este tipo de créditos.

¿Qué debemos saber del préstamo con garantía hipotecaria?

Una vez tenemos claro que queremos reunificar deudas, hay varias opciones. La primera y más recomendable es acudir al prestamista con el que tengamos la mayor deuda contraída, ya que debería ser el principal interesado en que podamos devolver el dinero prestado. Otra opción es acudir a las empresas que ofrecen préstamos con garantía hipotecaria.

Para optar este tipo de créditos tendremos que tener un inmueble en propiedad o con muy pocas deudas pendientes de pago. Y antes de concretar el préstamo, tendremos que asegurarnos de poder responder a las cuotas resultantes, ya que, en caso de no hacerlo, podríamos perder la propiedad de nuestra casa o piso.


Autor: Adrián Pérez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.