poner casa como garantia

La particularidad de los préstamos con garantía hipotecaria es que para poder solicitar este tipo de financiación es necesario poner nuestra vivienda como garantía. Poner nuestra casa como garantía nos permitirá obtener una cantidad mayor, generalmente un porcentaje del valor de la vivienda, y cuando tenemos perfiles que los bancos no siempre aprobarán como para aceptar una herencia, emprender o reunificar una deuda. No obstante, no todas las viviendas ni casa sirven para poner como garantía en este tipo de créditos. Te explicamos qué características debes cumplir para poder utilizarla como aval de tu préstamo.

3 condiciones para poner una vivienda como garantía

Las condiciones para poder poner nuestra vivienda como aval en un préstamo con garantía hipotecaria son pocas:

  • Que seamos los propietarios de la vivienda. Es decir, tener la documentación pertinente que nos identifique como los dueños de la casa. Si estamos de alquiler, no será posible utilizarla como garantía.
    • Si la vivienda está a nombre de dos personas, entonces deberán ser las dos personas quienes soliciten el crédito.
  • Que la vivienda esté libre de cargas, es decir, haber terminado de pagar la hipoteca y que sea 100% nuestra.
    • Algunas entidades permiten poner la vivienda como garantía si llevamos reembolsado el 75% o el 80% de la hipoteca.
  • Que la cantidad que queramos solicitar no supere el 40% del valor actual de la vivienda, es decir, que la casa que utilicemos como garantía cueste más del dinero que solicitemos.
    • Por ejemplo, si nuestra vivienda valiese actualmente 100.000 euros, podríamos solicitar un máximo de 40.000 euros.

Si cumplimos con estas tres condiciones, entonces podremos utilizar nuestra vivienda como garantía para un préstamo de estas características. Aunque debemos tener en cuenta que tendremos que cumplir con el resto de requisitos para poder acceder al préstamo.

Para qué sirven los préstamos con garantía hipotecaria

Este tipo de préstamos sirven, gracias a que podemos poner la vivienda como garantía de pago, para conseguir grandes cantidades de financiación a particulares y no es necesario presentar ningún tipo de justificante sobre para qué utilizaremos el dinero. Aunque, generalmente, sirven para realizar grandes reformas en la vivienda, aceptar una herencia, emprender un proyecto empresarial o reunificar varias deudas pendientes que tengamos.

Entidad Condiciones Me interesa
Préstamos con garantía de un inmueble Supre Grupo
  • Para cualquier persona con vivienda en propiedad libre de cargas o cargas que no superen el 40% de su valor
  • 10.000€ – 300.000€: hasta el 40% del valor de la vivienda
  • Hasta 20 años para reembolsar el crédito
  • Desde el 2% TIN (3,90% TAE)  – 18% TIN (19,90% TAE)
  • Comisión de apertura desde 0,25%
  • Posibilidad de carencia inicial de 5 años
  • Firma ante notario
  • Respuesta en 24 horas 

Eso sí, debemos ser conscientes de que en caso de impago tendremos nuestra vivienda puesta como garantía, lo que implica que podríamos llegar a perderla para hacer frente al pago de este tipo de préstamos.


Autor: Agustina Battioli


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.