Subida de tipos de interés

Suben los tipos de interés en Europa

Los tipos de interés europeos al 0% se han acabado. En tres meses, el Banco Central Europeo ha anunciado tres subidas de tipos de interés. La primera, el 21 de julio de 2022, fue de 50 puntos básicos, el doble de lo que estaba previsto. El 8 de septiembre los tipos volvieron a subir, esta vez en 75 puntos básicos. Y el 27 de octubre otra vez, también en 75 puntos básicos. El objetivo es controlar la espiral inflacionista que está azotando Europa (el pasado mes de septiembre, la inflación en España fue del 8,9% anual).

El BCE también ha revisado al alza sus pronósticos sobre la inflación en la eurozona: un 8,1% en 2022, un 5,5% en 2023 y un 2,3% en 2024.

Hacía más de diez años que el BCE no acometía ninguna subida de los tipos de interés y en 2022 ya lo ha hecho tres veces. Y todo apunta a que podría darle a la palanca una cuarta vez antes de que termine el año. 

En el siguiente gráfico puedes ver cuál ha sido la evolución de los tipos de interés, incluyendo las subidas de julio, de septiembre y de octubre de 2022:

Evolución de los tipos de interés en Europa

¿Qué son los tipos de interés del BCE?

Los tipos de interés son algo así como "el precio del dinero", es decir, lo que se tiene que pagar por tomar dinero prestado. En Europa, los tipos de interés oficiales los decide el Banco Central Europeo, que es la institución que determina la política monetaria del Viejo Continente.

¿Cuándo subirán los tipos de interés otra vez?

El Banco Central Europeo lo ha dejado claro: el Consejo de Gobierno del BCE "prevé seguir incrementando los tipos de interés para asegurar el retorno oportuno de la inflación a su objetivo del 2% a medio plazo". 

La próxima reunión del organismo europeo será el 15 de diciembre, por lo que los tipos aún podrían subir una cuarta vez este año. En cualquier caso, de momento no se sabe de cuánto serán las próximas subidas, todo dependerá de cómo evolucione la inflación en la zona euro.

¿Cómo te va afectar una subida de tipos de interés?

La subida de tipos de interés está teniendo un efecto directo sobre el bolsillo de los consumidores, principalmente de los que tienen deudas. El motivo es que cuando los tipos suben, endeudarse sale más caro. Y no solo eso, sino que devolver el dinero que se haya tomado prestado en el pasado también cuesta más si las deudas tienen un interés variable. 

Klaas Knot, gobernador del Banco Central de los Países Bajos, ilustró bien en 2018 lo que pasaría cuando los tipos de interés subieran: "Nadie puede esperar que las actuales condiciones financieras acomodaticias permanezcan mucho tiempo. Y cuando cambien se hará evidente que hemos contraído mucha deuda".

 

Los hipotecados están siendo los principales afectados por la subida de los tipos de interés, ya que les va a costar más dinero devolver sus hipotecas si tienen un interés variable (el euríbor lleva meses subiendo y en octubre ya ha superado el 2,7%). Vamos a necesitar dedicar un tanto por ciento mayor de nuestra nómina para pagar las cuotas de cada mes.

El nuevo rumbo de la política monetaria europea también va a tener un impacto directo en las personas que quieran comprar una vivienda, ya que, por un lado, les va a costar más conseguir una hipoteca y, por el otro, les va a salir más cara.

Si estas pensando en contratar una hipoteca, no lo pospongas mucho: todavía es posible encontrar hipotecas fijas a un interés asumible de en torno al 2,5%. En nuestro ranking de hipotecas encontrarás la lista de las mejores ofertas del momento.

Ranking de las mejores hipotecas

 

También pueden verse perjudicados los españoles que quieran vender su casa. ¿Por qué? Si las hipotecas son más caras y más difíciles de conseguir, la demanda se reducirá y esto podría provocar una caída en los precios de las viviendas en venta, además de que se tardará más en vender los inmuebles.

¿Y quiénes van a ser los grandes beneficiados? Los ahorradores.

Si tienes una hipoteca variable, tus cuotas van a subir

El euríbor, la tasa a la que los bancos se prestan dinero entre ellos, lleva subiendo desde principios de año. Tras más de seis años por debajo del 0%, este indice ha entrado en terreno positivo en 2022, algo que no ocurría desde enero de 2016. Pero no solo eso, sino que en menos de un año ha pasado de estar por debajo del 0% a situarse por encima del 2%. El problema de que el euríbor suba es que este índice también es el que determina el precio de la mayoría de las hipotecas variables que hay en España. 

¿Y hasta dónde llegará el euríbor? Es difícil saberlo, pero todo apunta a que seguirá al alza. En HelpMyCash consideramos que llegará al 3% a final de año. De momento, en septiembre cerró al 2,233%, pero en octubre va camino de cerrar por encima del 2,5%. Todo dependerá de cómo marche la economía de la zona del euro y de si el BCE sigue subiendo los tipos. 

Evolución del euríbor

Este incremento tiene un impacto directo sobre muchos hipotecados que, cuando se les revise su préstamo, van a pagar más. Y si los españoles tienen que dedicar más dinero a pagar su hipoteca, van a tener menos dinero disponible para gastar en su día a día, lo que se va a traducir en una ralentización del consumo.

Un ejemplo. El euríbor ha cerrado septiembre con un valor del 2,233%, pero podría terminar diciembre al 3%. Imagina que tienes una hipoteca contratada con un plazo de 25 años, un importe de 150.000 euros y un interés de euríbor más 1%. Si tu préstamo se revisa una vez al año y en la próxima revisión se te aplica el euríbor de diciembre (la cifra es hipotética), vas a pagar 260 euros más al mes y tu cuota va a subir de 532 euros a 792 euros. Es decir, pagarás unos 3.260 euros más al año por culpa de la subida del euríbor.

 

Los hipotecados ya pueden prepararse para que sus cuotas vayan aumentando. En HelpMyCash calculamos que las cuotas de algunos consumidores pueden subir hasta un 30%. Si quieres saber cuánto se te encarecerán las mensualidades, puedes usar gratuitamente nuestro simulador de revisión de hipoteca variable

¿Qué hacer si la cuota sube mucho?

Si la cuota de tu hipoteca se va a disparar hasta un punto peligroso, nuestro consejo es que te pongas manos a la obra cuanto antes para intentar mitigar su impacto. Para empezar, calcula cuánto te va a subir la mensualidad. Si puedes permitirte la nueva cuota, pero prevés que irás algo apretado, intenta reducir tus gastos prescindibles y planifica mejor tus finanzas.

También puedes intentar refinanciar tu hipoteca para amortiguar el golpe, ya sea con el paso a un tipo fijo o con una reducción de tu diferencial.

Si no puedes asumir la nueva cuota, entonces necesitas actuar cuanto antes. Intenta ir a hablar con tu banco lo más pronto posible y negociar una solución (alargar el plazo, reducir el interés, etc.). También puedes intentar acogerte al Código de Buenas Prácticas Bancarias o, incluso, vender la vivienda.

¿Qué hago si tengo problemas para pagar mi hipoteca?

Una subida de los tipos de interés solo afecta a las hipotecas variables. Las fijas que ya estén en vigor, en cambio, seguirán igual. Es la ventaja que tienen estas hipotecas, que por mucho que suba el euríbor, sus cuotas siempre son las mismas.

Contratar una hipoteca nueva va a ser más caro...

La subida de los tipos de interés también tiene un efecto directo sobre los consumidores que quieran contratar una hipoteca nueva. Y es que, como ya te hemos explicado más arriba, un incremento de las tasas oficiales no solo afecta a los que ya tienen deudas, sino a los que quieren endeudarse.

Por un lado, si te estás planteando contratar una hipoteca, prepárate para que tu banco intente colocarte una hipoteca variable. Tras varios años promocionando las fijas, ahora las variables vuelven a ser sus favoritas. De hecho, varias entidades las han abaratado en 2022 para hacerlas más atractivas. ¿La razón? Con un euríbor al alza, el sector prevé ganar más dinero con estos préstamos.

Distribución de las hipotecas nuevas
  Hipotecas fijas Hipotecas variables
2015 7,4% 92,6%
2016 23,7% 76,3%
2017 37,8% 62,2%
2018 39,2% 60,8%
2019 42,1% 57,9%
2020 47,4% 52,6%
2021 62,9% 37,1%

¿Y qué ha pasado con las hipotecas fijas? Siguen existiendo, pero son bastante más caras. De hecho, si en 2021 podías firmar una con un interés del 1%, ahora lo vas a tener complicado para conseguir una hipoteca fija por debajo del 2,5%. Las subidas de tipos de 2022 han tenido un efecto directo sobre su precio: a principios de julio su interés medio era del 2,4% y en septiembre, del 2,5%. Y si suben más los tipos, seguramente volverán a encarecerse.

Entonces, si el euríbor sube, pero las hipotecas fijas son más caras, ¿qué conviene más? Definitivamente, las fijas, ya que con la incertidumbre actual, contratar una variable supone asumir mucho riesgo. Piensa que para que una fija al 2,5% te salga más barata que una hipoteca variable media, solo necesitas que el euríbor suba por encima del 1,7% y no olvides que en octubre ya ha superado esa barrera.

En cualquier caso, tampoco se trata de firmar una fija a cualquier precio (si es demasiado cara, puede no ser conveniente), básicamente porque tampoco sabemos hasta dónde va a llegar el euríbor. Y si hubiese una recesión en Europa, podría acabar bajando. Así que aquellos que quieran contratar una fija, tienen que darse prisa, para evitar que los intereses sigan subiendo. Otra opción para las personas que no tengan un gran perfil y no puedan conseguir una hipoteca fija atractiva es apostar por una mixta que, al menos, tenga un interés fijo durante los primeros diez años. 

 

Contratar un préstamo personal también va a ser más caro por culpa de la subida de los tipos de interés. No obstante, el impacto va a ser menor que en las hipotecas. Lo más probable es que el interés de los créditos suba poco a poco y en menor medida. A las empresas les va a afectar, ya que tendrán que pagar más intereses cuando contraten una línea de crédito.

El boletín económico del Banco de España de agosto señala lo siguiente: "La percepción de los hogares acerca de su acceso al crédito también se ha deteriorado desde el inicio de la guerra en Ucrania, en un contexto en el que, además, estos agentes anticipan un repunte en el coste de los préstamos en los doce próximos meses".

...y más difícil (los requisitos de las hipotecas se van a endurecer)

Si hipotecarse es más caro a partir de ahora, los consumidores van a necesitar más dinero para pagar sus préstamos y eso significa que conseguir una hipoteca en este nuevo contexto va a ser más difícil. 

Y no solo eso. Si la temida recesión económica llega a Europa y provoca un aumento de los niveles de desempleo, algo típico en las crisis, conseguir un préstamo se va a complicar todavía más. Ningún banco quiere concederle una hipoteca a una persona que tenga el riesgo de quedarse en paro, por lo que los bancos van a analizar mucho la situación laboral de los futuros hipotecados (también de los que pidan un préstamo) y probablemente se lo pongan muy díficil a todos los que trabajan en los sectores que tradicionalmente se ven más afectados por las crisis.

Más tiempo para vender una vivienda

Un daño colateral de la subida de los tipos de interés de julio, septiembre y octubre podría ser una caída de los precios de las viviendas. ¿La razón? Si las hipotecas son más caras y más difíciles de conseguir, la demanda de viviendas se reducirá. Y si el ritmo de compraventas cae, los vendedores necesitarán más tiempo para vender su piso y, probablemente, tendrán que bajar los precios. O, como mínimo, se reducirá la brecha entre el precio al que se publican los inmuebles y el precio final de venta, ya que los vendedores tendrán que ajustarlo a la baja desde el principio para que el proceso no se alargue excesivamente.

Sin embargo, hay otro factor a tener en cuenta: la guerra en Ucrania. El conflicto está disparando los costes de construcción de las viviendas de obra nueva, lo que podría provocar que la bajada de precios se atrasase.  

Entonces, ¿es un buen momento para vender? Es difícil responder a esta pregunta dada la incertidumbre del mercado. Pero, actualmente, la demanda de viviendas sigue activa y todavía se pueden conseguir hipotecas con precios atractivos, por lo que este puede ser un buen momento para vender.

Si quieres comparar y encontrar la mejor inmobiliaria para vender tu casa, en HelpMyCash te ayudamos. Buscamos la mejor para ti.

 

¿Adiós a las hipotecas a más del 80%?

La tendencia de los precios de las viviendas influye mucho en la concesión de hipotecas a más del 80%. Si la previsión es que los precios caigan a causa de la subida de los tipos de interés, lo más probable es los bancos dejen de financiar más de un 80% del valor de tasación de las viviendas. Por una sencilla razón: si un banco te da el 100% de lo que vale tu nueva casa ahora y dentro de dos años su precio cae un 20%, la entidad se va a encontrar con que el bien que sirve como garantía en el caso de que dejes de pagar tu préstamo no cubre la totalidad de la deuda. Cuando los precios suben, si un cliente no puede pagar su hipoteca, puede vender su vivienda y saldar la deuda. Pero si los precios bajan, no puede hacerlo. 

Los depósitos ya son más rentables con la subida de tipos de interés

Igual que a los consumidores les va a salir más caro tomar dinero prestado, a los bancos les va a salir también más caro captar liquidez. En la práctica, las subidas de tipos de interés deben traducirse en una mejora, paulatina y gradual, de la rentabilidad de los productos de ahorro.

En 2021 y 2022, la rentabilidad de los depósitos se ha situado muy cerca del 0%, pero esto lleva meses cambiando. Desde que los tipos subieron en julio y septiembre, varios bancos han ido mejorando la rentabilidad de sus plazos fijos y de sus cuentas de ahorro. En octubre, la facilidad de depósito se ha situado en el 1,50%, por lo que seguramente continúen saliendo nuevas ofertas y mejoren las actuales.

Deutsche Bank fue el primer banco en subir la rentabilidad de sus depósitos. La entidad estrenó en mayo de 2022 el Depósito Solidez DB con una rentabilidad de hasta el 0,60% TAE a 24 meses. Un interés muy superior a lo que estábamos acostumbrados. Pero después de tres subidas de tipos, esa rentabilidad ya se ha quedado muy corta. De hecho, Deutsche Bank la ha triplicado durante las últimas semanas. 

El mercado está cambiando rápidamente y ya se pueden encontrar ofertas mucho más atractivas. Renault Bank, EBN, Banca Farmafactoring, Banco Sabadell, Orange Bank, Pibank, Banca Progetto, etc., han sido algunos de los bancos que han subido mucho el interés de sus cuentas y de sus plazos fijos.

Top 10 - Cuentas remuneradas
¿Quieres hacer crecer tus ahorros? Descubre el ranking de las mejores cuentas remuneradas de este mes.

Muchos depósitos de otros países de Europa han subido recientemente. Lo bueno es que estos productos se pueden contratar desde España a través de la plataforma Raisin. Un ejemplo de cómo ha evolucionado el mercado: en abril, a un año se podía firmar un depósito al 0,70% TAE y en octubre se puede conseguir hasta un 2,5%. 

Lo lógico es que con las subidas de los tipos de interés del BCE, suba la rentabilidad de los productos de ahorro. No obstante, no todos los bancos van a seguir el mismo rumbo. Los que necesiten liquidez o quieran captar nuevos clientes van a subir más rápido la rentabilidad de sus productos de ahorro, mientras que los grandes bancos tardarán más. Lo que tenemos que tener en cuenta es que por mucho que suban las rentabilidades, no van a compensar la pérdida de poder adquisitivo provocada por la inflación.

¿Cuáles son los mejores depósitos?

Actualmente, no nos parece recomendable contratar depósitos a largo plazo, ya que probablemente durante los próximos meses salgan ofertas más interesantes, más aún si hay otra subida de tipos de interés. Una opción interesante es contratar un depósito a corto o medio plazo. De esta manera, tus ahorros crecerán y, al mismo tiempo, los tendrás disponibles dentro de unos meses y podrás aprovechar las futuras subidas.

A continuación, puedes comparar los mejores depósitos disponibles actualmente en HelpMyCash:

Los depósitos a un año más destacados Ordenado por HelpMyCash
#1

TAE

2,56 %

Plazo

12 meses

Mínimo

1 €

Solicitar
#2

TAE

2,48 %

Plazo

12 meses

Mínimo

500 €

Solicitar
#3

TAE

2,47 %

Plazo

12 meses

Mínimo

5.000 €

Solicitar
#4

TAE

2,00 %

Plazo

18 meses

Mínimo

5.000 €

Solicitar

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: TAE, plazo, remuneración, si cuentan o no con una promoción y la opinión de nuestros usuarios. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

Filtros
Banco

Herramientas sobre Educación financiera

Guía para hacer un presupuesto mensual

Para poder tener las finanzas controladas es necesario tener un presupuesto mensual. ¡Olvídate de hojas de cálculos con fórmulas incomprensibles! La realidad es que se puede hacer un presupuesto sencillo, fácil pero eficaz. El presupuesto es el arma secret...

Más sobre Educación financiera