medios de pago

¿Cuáles son los medios de pago que puedes usar hoy en día?

Al dinero en efectivo le ha salido competencia. La tecnología ha desplazado a los medios de pago clásicos a un segundo plano y han surgido multitud de alternativas con las que podemos pagar nuestras compras, tanto en comercios físicos como online, nuestros recibos y las deudas que tengamos con empresas e, incluso, con nuestros amigos. A continuación, los medios de pago más comunes que podemos usar en España:

  1. Dinero en efectivo

  2. Tarjetas de débito, de crédito y de prepago

  3. PayPal

  4. Wallets digitales

  5. Transferencias y domiciliaciones

  6. Pagos entre amigos por el móvil

  7. Wearables

  8. Códigos QR

  9. Biometría

  10. Cheques

  11. Criptomonedas

Hasta hace unos años, el pago en efectivo constituía casi la única forma de abonar el coste de las compras. Sin embargo, este método ha tenido que enfrentarse a los medios de pago contactless (medios de pago que no requieren contacto), que se posicionan como uno de los preferidos de los consumidores debido a su comodidad, y al desarrollo de alternativas alumbradas por la tecnología financiera. Además, dada las situación actual, este tipo de pagos se han consolidado como los predilectos para reducir el contacto y el riesgo de contagio del coronavirus. Según un estudio de la consultora Capgemini, el 47% de los españoles afirma haber aumentado el uso de pagos digitales durante la pandemia.

Tipos de medios de pago

1- El dinero en efectivo 

Líder indiscutible durante años en España, se trata del método de pago más antiguo que existe. Si bien en algunos países el pago en efectivo ha caído en favor de los pagos con tarjeta, en España este método ha predominado sobre todos los demás, en parte debido a que en algunos comercios se exige un mínimo para pagar con tarjeta como consecuencia de las comisiones que cobra el banco por usar el datáfono. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha asestado un fuerte golpe a este tradicional medio de pago debido al temor de un posible contagio al tocar las monedas y los billetes. 

2- Tarjetas de débito, de crédito y de prepago

Junto con el dinero en efectivo, es otro de los medios de pago más usados en España con la ventaja de que este no solo puede usarse para realizar transacciones presenciales, sino también para abonar compras en Internet. Durante los últimos años este medio de pago se ha convertido en el favorito de muchos debido a su comodidad, ya que permite prescindir del efectivo y evita tener que acudir a un cajero a retirarlo.

Además, hay varios tipos de tarjetas para satisfacer distintas necesidades. Por ejemplo, las tarjetas de crédito nos permiten financiarnos y abonar las compras a plazos, mientras que las de prepago nos ofrecen un extra de seguridad ya que únicamente permiten gastar el dinero que se haya cargado previamente, por lo que son ideales para abonar compras por Internet y luchar contra el fraude.

 

Tarjetas 'contactless'

La mayoría de las tarjetas que se emiten hoy en día en España, sean de débito, de crédito o, incluso, de prepago, incorporan la tecnología contactless. El pago sin contacto nos permite abonar una compra en un comercio sin necesidad de introducir la tarjeta dentro del datáfono, únicamente acercando el plástico al TPV. Este sistema tiene una gran ventaja: permite abonar la compra mucho más rápido, ya que no solo no es necesario introducir la tarjeta en el terminal, sino que, además, si el importe de la compra es inferior a 20 euros ni siquiera hay que teclear el pin. 

3- PayPal

Este medio de pago se creó en el año 2000 y aún a día de hoy sigue siendo el rey de los pagos en comercios online. A través de esta plataforma podemos pagar nuestras compras en establecimientos online, además de realizar transferencias de dinero por Internet. Para poder utilizar PayPal será necesario asociar una cuenta o una tarjeta. 

Se trata de un medio de pago que no tiene comisiones si pagamos en euros, está disponible en prácticamente todas las tiendas online y crearse una cuenta en la plataforma tampoco supone ningún coste. 

 

Amazon Pay

Amazon Pay es un medio de pago online seguro que ejerce de intermediario, ya que los datos bancarios del usuario no se insertan en la página web en la que se compra ni se comparten con el comercio, si no que están guardados en Amazon. Aunque este sistema aún no está tan consolidado como PayPal, es posible pagar con él en algunos comercios y la intención de Amazon Pay es convertirse en la competencia directa del gigante PayPal. 

4- 'Wallets' digitales para pagar con el móvil

Los dispositivos móviles han adquirido una relevancia trascendental en múltiples campos de la vida diaria de todo el mundo y las finanzas personales no son una excepción. En la actualidad, gracias a los wallets es posible pagar con el móvil en miles de comercios, tanto físicos como virtuales, así como en apps. La mayoría de las entidades, incluidos los bancos fintech que operan en nuestro país, ofrecen la posibilidad de pagar con el móvil. Para ello, generalmente solo necesitamos descargar una app en el smartphone.

Este tipo de aplicaciones funcionan mediante la tecnología NFC, por lo que para usarlas es imprescindible disponer de un smartphone que la incorpore.

Una de las principales ventajas de los wallets digitales independientes, aquellos que no pertenecen a los bancos, como Apple Pay, Google Pay o Samsung Pay, es que no comparten los datos bancarios del cliente con el comercio.

Wallets de los bancos

La mayoría de los bancos presentes en España disponen de su propio wallet. Se trata de una especie de monedero virtual que puede estar integrado dentro de la aplicación del propio banco o ser una app extra a la que se pueden vincular las tarjetas emitidas por la entidad. Este medio de pago sustituye a las tarjetas físicas y permite pagar compras en comercios acercando el móvil al TPV. Además, algunos bancos permiten sacar dinero en los cajeros automáticos con el wallet; de esta manera, en lugar de introducir la tarjeta dentro de la máquina, basta con abrir la aplicación, seleccionar la tarjeta y acercar el smartphone al cajero. 

Google Pay

Se trata de un wallet desarrollado por Google que permite a los usuarios de Android pagar sus compras a través del móvil en establecimientos físicos y online. Para poder usarlo es necesario tener un teléfono que incorpore el sistema operativo Android, descargar la app en el móvil y vincular al menos una tarjeta de un banco compatible. A diferencia de los wallets de los bancos, en Google Pay es posible vincular tarjetas de varios bancos distintos.

Samsung Pay

Este medio de pago puede ser utilizado por aquellos que tengan un móvil de la marca Samsung compatible y, como el resto, permite abonar compras en comercios sin necesidad de llevar una tarjeta encima. Al igual que Google Pay, es posible almacenar tarjetas de entidades distintas, aunque solo de aquellos bancos que colaboren con Samsung Pay.

Apple Pay

Apple Pay se utiliza tanto para pagar en tiendas físicas como online. Para poder utilizarlo será necesario disponer de un dispositivo de la marca Apple y ser cliente de alguno de los bancos adheridos al wallet.

 

Descubre aquí qué bancos son compatibles con Apple Pay, Samsung Pay y Google Pay.

Paga con Apple, Google o Samsung Pay con estas cuentas
#1
  • Cuenta sin comisiones y sin papeleo
  • 100% gratuita aunque no tengas nómina
  • Tarjetas de crédito y débito gratuitas
  • "Cuenta SIN nómina" y "Cuenta Nómina" son el mismo producto
Solicitar
#2
  • Cashback: ahorra hasta 59€ en Netflix, HBO Max, Spotify...
  • 100% online y sin papeleo
  • Cuenta sin comisiones solo para nuevos clientes
  • Tarjeta Aqua Débito gratis para hasta dos titulares
Solicitar
#3
  • Cuenta 100% online y sin comisiones
  • 300€ de regalo al traer tu nómina
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias que llegan el mismo día
Solicitar
#4
  • Consigue 40€ por abrir la cuenta e ingresar 300€
  • Cuenta sin comisiones ni requisitos (0% TIN, 0% TAE)
  • Tarjeta de débito gratis para el primer titular
  • Transferencias gratis y Bizum
  • Descuentos Open (Iberia, Vips, Booking...)
Solicitar
#5
  • 10€ de regalo
  • Cuenta móvil y tarjeta gratuitas
  • Pagos en divisa al mejor tipo de cambio
  • Saca dinero gratis en cualquier cajero del mundo (hasta 200€/mes)
  • Puedes operar con bitcoins y otras criptomonedas
Solicitar
#6
  • Cuenta sin comisiones ni requisitos
  • 3 retiradas gratis al mes en la zona euro
  • Tarjeta de débito virtual gratuita con descuentos en compras
  • Más de 7 millones de clientes
Solicitar
#7
  • Sin comisiones ni requisitos
  • Tarjeta única de débito y crédito gratis
  • Todos los cajeros de España y Europa sin coste
  • Apple Pay, Google Pay y Bizum
Solicitar

Twyp

Twyp es una aplicación lanzada por ING, aunque la pueden usar los clientes de otros bancos a partir de los 14 años. Permite pagar compras en comercios con el móvil y, a diferencia del resto de los wallets, también ofrece la posibilidad de crear tarjetas virtuales, realizar pagos entre particulares y retirar efectivo (lo que se conoce como cashback) en más de 8.000 comercios. Para usarlo hay que descargar la app, disponible para Android e iOS, y vincular una tarjeta de cualquier banco o una cuenta corriente de ING. Para enviar dinero es necesario que el otro usuario también disponga de Twyp. 

5- Transferencias bancarias y domiciliaciones

Las transferencias se pueden realizar tanto a nivel nacional como internacional y básicamente consisten en enviar una cantidad de dinero concreta de una cuenta corriente a otra. Para emitirlas es necesario conocer el código IBAN de la cuenta del destinatario y, si se manda fuera de Europa, también el código BIC del banco receptor.

Tardan un día hábil en llegar a su destino dentro del territorio europeo, mientras que las internacionales se alargan hasta cinco días hábiles. Generalmente, suelen tener coste, aunque es cierto que hay cuentas sin comisiones que permiten hacerlas gratis. Incluso es posible hacer transferencias internacionales de forma más económica gracias a los neobancos.

Por otra parte, los adeudos permiten domiciliar recibos en nuestra cuenta que se pagan automáticamente en una fecha concreta, con la ventaja de que no tenemos que realizar ningún esfuerzo, únicamente asegurarnos de que en la fecha en la que pasen el recibo tendremos saldo suficiente en la cuenta para abonarlo. Es el medio de pago habitual para pagar servicios recurrentes como academias de música, colegios, gimnasios, así como para abonar los suministros del hogar (agua, luz, gas, teléfono fijo, móvil e Internet). 

6- Medios de pago para enviar dinero a través del móvil

Durante los últimos años han surgido aplicaciones y servicios digitales que nos permiten enviar dinero a los contactos de la agenda de nuestro smartphone de forma instantánea y sin necesidad de conocer el IBAN del receptor del dinero. Estas apps son ideales para pagar pequeñas deudas contraídas con conocidos, repartir gastos, recaudar dinero para un objetivo común, etc. Además, algunos de estos servicios también permiten donar dinero a varias ONG a través del móvil e, incluso, abonar compras en comercios online. 

Bizum

Se trata de una iniciativa de la banca española a la que se ha unido la gran mayoría de los bancos que operan en nuestro país y que permite realizar transferencias de dinero instantáneas y gratuitas entre particulares de móvil a móvil. Bizum está integrado en la app de cada banco (no es una aplicación diferente) y está asociado directamente a una cuenta bancaria, por lo que el dinero que se manda sale de ella y el dinero que se recibe se ingresa inmediatamente en dicha cuenta. Bizum ya tiene millones de usuarios.

Aunque la iniciativa nació como un medio de pago entre particulares, ideal para enviar dinero a amigos y familiares sin necesidad de conocer su número de cuenta, poco a poco ha ido añadiendo nuevas funcionalidades: donar dinero a varias ONG, cobrar y pagar los billetes de la lotería y pagar compras en comercios online.

Verse

La fintech española tiene una aplicación que nos permite enviar y solicitar dinero a nuestros contactos del móvil sin pagar comisiones, dividir cuentas y compartir gastos. La aplicación está disponible tanto para Android como para iOS. 

MoneyBeam

Este sistema creado por uno de los challenger banks más populares de Europa permite enviar dinero a nuestros contactos de forma inmediata sin necesidad de conocer sus datos bancarios, así como solicitarles dinero. Es gratuito y está disponible únicamente para clientes del banco fintech N26. Para usarlo solo hace falta acceder a la app de la entidad, pulsar sobre enviar dinero y luego sobre MoneyBeam, seleccionar un contacto de la lista, indicar el importe que se le quiere enviar y confirmar la operación. 

WhatsApp Pay

WhatsApp Pay nos permitirá enviar dinero a nuestros contactos, aunque en el futuro podría incorporar nuevas funcionalidades como la posibilidad de donar dinero a distintas ONG o comprar productos. De momento, no está disponible en España. Aunque fue lanzado en Brasil, el país ha decidido cancelarlo para "preservar un entorno competitivo adecuado, que garantice el funcionamiento de un sistema de pago que sea intercambiable, rápido, seguro, transparente, abierto y barato", según un comunicado del Banco de Brasil del que se hizo eco Europa Press.

7- 'Wearables'

Gracias a la tecnología contactless, hoy en día cualquier objeto puede convertirse en un medio de pago. Los wearables son prendas de ropa o accesorios a los que se les ha incorporado un chip NFC que permite pagar compras al acercarlo a un datáfono que incorpore la tecnología contactless.

A pesar de que hoy en día los wearables no tienen la popularidad que sí han adquirido otros medios de pago, cada vez están más presentes en nuestra vida. Un ejemplo son las pulseras deportivas o los smartwatchs (relojes inteligentes) con los que se pueden abonar compras en cualquier establecimiento que tenga un TPV compatible.

Algunos bancos españoles también comercializan pulseras de silicona que incorporan un chip NFC y otros disponen de stickers (pegatinas) que se pueden enganchar sobre cualquier superficie y convertir el objeto en cuestión en un medio de pago. Estas pegatinas están pensadas, principalmente, para pegarlas en el reverso de aquellos smartphones que no tienen NFC. Otros wearables disponibles en varios países del mundo son anillos, gafas de sol, prendas de ropa, llaveros, etc.

Fitbit Pay

Una de las opciones que tenemos a nuestra disposición para pagar sin usar las tarjetas en su forma física, sino un wearable, es mediante las pulseras deportivas Fitbit. Gracias a la tecnología contactless, es posible pagar en establecimientos simplemente acercando la pulsera o el smartwatch al datáfono, a los que previamente habremos asociado nuestras tarjetas de débito o crédito a través de Fitbit Pay. 

Por el momento, es posible asociar a Fitbit Pay las tarjetas de Banco Santander, Openbank, CaixaBank (Visa), Servicios Financieros Carrefour, bunq, Curve, Revolut y TransferWise.

smartwatch

8- Códigos QR

Aunque es un medio de pago todavía desconocido para muchos en España, en países como China se utiliza al menos desde 2016. Esta opción la podemos encontrar en algunos comercios físicos y su funcionamiento es muy sencillo, ya que simplemente tendremos que escanear el código con nuestro smartphone. Además, el pago con código QR en muchos casos permite acumular puntos en programas de fidelización. Para poder utilizarlo será necesario tener un monedero virtual instalado en el teléfono móvil

Para poder llevar a cabo el pago con código QR tendremos que realizar tres pasos:

  1. Seleccionar en el datáfono la opción de comprar con código QR 

  2. Escanear el código QR con nuestro smartphone a través de un monedero virtual que previamente habremos descargado

  3. Recibir la confirmación del pago al instante

9- Medios de pago biométricos: la huella dactilar, el iris...

La biometría se ha puesto al servicio de los medios de pago. Durante los últimos años varias compañías se han centrado en estudiar el uso de los rasgos físicos de las personas como sistema para identificarles. Gracias a la biometría, por ejemplo, podemos desbloquear nuestro smartphone con nuestra huella dactilar. Este avance ha permitido crear medios de pago que se basan en el análisis biométrico para autorizar compras. Aunque su uso es residual en España, alrededor del mundo han surgido iniciativas de pago basadas en la identificación biométrica. Se ha experimentado con la huella dactilar, el reconocimiento facial, la lectura del iris, el escáner del patrón de las venas de las manos...

Entidades como Banco Sabadell, CaixaBank o BBVA han estado probando en sus centros corporativos de Madrid, Barcelona, Sant Cugat o Alicante los pagos invisibles mediante reconocimiento facial. Se trata de un medio de pago con el que no necesitaremos la tarjeta o el móvil para abonar una compra y que ya se utiliza en otros países como China para pagar la compra en el supermercado. 

Asimismo, en noviembre de 2019 se llevó a cabo un experimento en un restaurante de Barcelona que permitía a los clientes pagar sus consumiciones mediante reconomiento facial. Este proyecto salió adelante gracias a Payment Innovation Hub junto con la cadena de restaurantes Viena. El funcionamiento de este novedoso medio de pago era sencillo: bastaba con descargar una aplicación en el smartphone, rellenar un formulario con nuestros datos personales y registrar nuestros parámetros biométricos. En tan solo unos minutos nuestra compra quedaba abonada.

10- Cheques y pagarés

El cheque es un medio de pago en desuso. Consiste en una orden emitida por el pagador sobre un papel gracias a la cual el beneficiario obtiene el dinero indicado cuando lo presenta en el banco.

El pagaré, por su parte, es una promesa de pago similar al cheque, pero en la que entra en juego el tiempo, ya que delimita el momento en el que puede hacerse efectivo el cobro.

11- Criptomonedas

Las criptomonedas son un medio de pago que usa la criptografía para garantizar la ejecución de las transacciones, así como para controlar la emisión de nuevas monedas. Estas monedas digitales suelen utilizar la tecnología blockchain para garantizar las transacciones.

Existen miles de criptodivisas, aunque la más popular es el bitcoin. Otras criptomonedas conocidas son ethereum o litecoin. Al ser divisas electrónicas, es imprescindible disponer de un wallet digital para almacenarlas y operar con ellas. 

Pueden usarse para la compraventa de bienes y servicios, aunque de momento son pocos los comercios que las aceptan. A diferencia de otros medios de pago, estos instrumentos se usan más para especular e invertir que para pagar. Su elevada volatilidad las convierten en un activo de riesgo. Para luchar contra las extremas fluctuaciones de las criptomonedas, han surgido las llamadas stablecoins que tienen como meta mantener un precio estable. Dentro de este grupo se encuentra la futura libra de facebook, ahora conocida como diem.

 

El euro digital

Varios estados se están planteando lanzar las llamadas CBDC (divisas digitales de banco central), criptomonedas reguladas, respaldadas por los estados y sujetas a las leyes de cada país. En Europa, se está debatiendo la creación de un euro digital controlado por el Banco Central Europeo que complementaría a los billetes y monedas en efectivo y que podría ser usado tanto por particulares como por empresas.