¿Te fijas en la vinculación al comparar hipotecas? Ojo: tener menos productos no siempre es mejor

Cómo comparar hipotecas con productos combinados

Uno de los aspectos en los que hay que fijarse al comparar hipotecas es la vinculación, es decir, los servicios o productos del banco que haya que contratar para que el interés del préstamo sea atractivo. Y al tener ese factor en cuenta, lo habitual es pensar que es mejor una hipoteca con pocos “extras” que una que tenga más productos asociados. Sin embargo, como demostraremos en este artículo, ese razonamiento no siempre es correcto.

Caso real: comparativa de hipotecas con productos adicionales

Para demostrar que una hipoteca con menos productos adicionales no siempre es mejor, a continuación compararemos dos ofertas reales recibidas por una usuaria. Gracias a su excelente perfil (ahorro de casi el 50% de la compra y nómina de 6.000 euros al mes), recibió propuestas muy interesantes de Banco Santander y Banco Sabadell. Estas son sus condiciones:

  Banco Santander Banco Sabadell
Financiación
  • 56%
  • 52%
Plazo
  • 15 años
  • 10 años
Interés sin bonificar
  • 1,73%
  • Sin especificar
Interés bonificado
  • 0,73%
  • 1,20%
TAE bonificada
  • 1,49%
  • 2,04%
Productos combinados

Interés bonificado hasta en 1 punto por:

  • -0,40 por domiciliar la nómina (mín. 2.400€/mes)
  • -0,10 por domiciliar 3 recibos
  • -0,15 por usar una tarjeta 6 veces al semestre
  • -0,15 por seguro de vida
  • -0,10 por seguro de hogar
  • -0,01 por otros seguros
  • -0,05 por plan de previsión asegurado
  • -0,10 por plan de pensiones o fondo de inversión
  • -0,10 por certificado A o A+
Interés bonificado (sin especificar cuánto) por la contratación de un seguro de vida de prima única financiada de 13.000€
Comisiones
  • Apertura: 0%
  • Amortización anticipada: 2% (1,50% a partir del undécimo año)
  • Apertura: 750€
  • Amortización anticipada: 2% (1,50% a partir del undécimo año)

El número de vinculaciones es importante, pero también el coste

Como vemos en la comparativa de hipotecas anterior, Banco Santander solo nos ofrecería un buen interés a cambio de contratar diversos de sus productos. Banco Sabadell, en cambio, solo nos pediría suscribir un seguro de vida, lo que podría llevarnos a pensar que nos saldría más a cuenta asumir su interés más alto a cambio de no vincularnos más.

En conjunto, sin embargo, el préstamo del Santander es más atractivo que el de su competidor. Veamos por qué:

  • El seguro de vida de Banco Sabadell es muy caro y está financiado. Su coste es de 13.000 euros (equivaldrían a 1.300 euros al año) y, al incluirse en el capital de la hipoteca, se generarían intereses sobre esa cantidad, lo que encarecería mucho el precio final del crédito.
  • Con el Santander se puede conseguir un buen interés con una vinculación asequible y gratuita. Podríamos conseguir un interés del 1,08% solo con la domiciliación de la nómina y de tres recibos y con seis usos semestrales de una tarjeta. Además, tendríamos la opción de bonificar el interés con otros servicios si quisiéramos.
  • Banco Santander no cobraría comisión de apertura, lo que nos ahorraría un buen dinero en la contratación del préstamo hipotecario.

Como queda demostrado con este caso práctico, cuando nos fijemos en la vinculación de varias ofertas hipotecarias, es importante que tengamos en cuenta tanto la cantidad de productos que haya que contratar para rebajar el interés como su coste. De este modo, tendremos más información para valorar qué hipoteca nos saldría más a cuenta.

¿En qué más hay que fijarse al comparar hipotecas?

Lógicamente, los productos asociados no son lo único que debemos tener en cuenta al comparar hipotecas. Para saber cuál nos costaría menos, tendremos que fijarnos también en el tipo de interés (bonificado y sin bonificar), en las comisiones y en los gastos de formalización que haya que pagar (hay bancos que nos pagarán la tasación de la vivienda).

Asimismo, deberemos valorar si el importe y el plazo que nos ofrecen los bancos se ajustan a nuestras necesidades. Y una vez valorados todos estos aspectos, nunca está de más negociar con cada entidad para tratar de mejorar las condiciones propuestas en un primer momento: quizás consigamos un mejor interés, menos comisiones…

Autor: Miquel Riera


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

  • Manuel

    Hola, llevo 15 años con hipoteca en una entidad y me quedan otros 15, ahora se me presenta la oportunidad de comprar los bajos de mi piso(otra vivienda) por valor de 50000€, mi actual banco me da el 70% y con los ahorros q tengo me faltarían unos 18000€ contando los gastos. Pedir un préstamo sería una carga exagerada al mes, pregunta: Sería recomendable cambiar de banco, con subrogación, ampliar mi hipoteca con el valor q me falta para la 2^ vivienda? Y como se llamaría ésta operación? Necesito vuestra ayuda pq los bancos conocidos y a los q he ido o no me entienden o es demasiado jaleo para ellos. Gracias.

    Responder
    • Miquel Riera

      Hola, Manuel.

      Que sea recomendable o no dependerá de si podrás pagar las cuotas de esa posible hipoteca (no deberías dedicar más del 35% de tu salario al pago de las cuotas). En cuanto a la operación a realizar, lo puedes hacer de dos maneras:

      La primera es subrogar la hipoteca a otro banco y negociar posteriormente la ampliación de la hipoteca con lo que te falte para la segunda vivienda, ofreciendo la posibilidad de añadirla como garantía adicional. Lógicamente, deberás ponerte de acuerdo antes con ese banco para no trasladar tu hipoteca para nada.

      La segunda es contratar una nueva hipoteca (con las dos viviendas como garantía) que te permita cancelar la actual y comprar la segunda vivienda.

      Nuestro consejo es que hables con varios bancos y preguntes si estarían dispuestos a aprobar alguna de estas operaciones.

      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.