Según el barómetro elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) entre el 1 y el 11 de junio, un 74,6% de los encuestados consideran que el paro es el principal problema del país. Una cifra considerable, especialmente teniendo en cuenta que durante ese mes bajó el número de desempleados en 124.349 personas. Aun así, el miedo a quedarse sin trabajo y no poder pagar todos nuestros gastos mensuales suele ser habitual en la mayoría de ciudadanos. Sin embargo, si nos encontramos en esta situación tenemos la opción de solicitar préstamos sin nómina, una forma de financiación útil si estamos en el paro y necesitamos liquidez para realizar un pago concreto.

Los créditos sin nómina más atractivos del mercado

Estar fuera del mercado laboral nos exige estar centrados en la búsqueda de un trabajo, por lo que, en el caso de que necesitemos un crédito sin nómina, es posible que no tengamos suficiente tiempo para valorar todas las opciones que hay en el mercado. Por este motivo, mostramos tres préstamos sin nómina recomendables por su fiabilidad y sus atractivas ventajas.

Producto Importe Ventaja Me interesa
Minicrédito Kredito24 De 75 € a 750 € Conseguir tan solo en 15 minutos hasta 750 €, a devolver en 30 días
Minicrédito Ok Money De 100 € a 600 € Coste de 1 € al día por cada 100 € a 30 días
Minicrédito Vivus De 50 € a 900 € El primer préstamo de hasta 300 € es totalmente gratis

Si no acabamos de estar convencidos y preferimos contrastar entre un mayor número de productos, podemos usar el comparador de créditos de HelpMyCash para encontrar el préstamo sin nómina más acorde a nuestras necesidades.

¿Cuándo es buena idea pedir un préstamo sin nómina?

Si estamos en el paro, debemos tener claro que si solicitamos un crédito debe ser para solventar un problema específico. Es conveniente que seamos conscientes de nuestra situación y no tomemos el riesgo de pedir un préstamo que más adelante nos cueste devolver, ya que en caso de impago nos encontraremos en una situación de endeudamiento muy difícil de resolver. Por este motivo, es importante saber cuáles son los casos en los que podemos contratar estos productos:

  • Pagar multas: si las pagamos antes de los 20 días con el “pronto pago”, podremos conseguir hasta un 50 % de descuento, según el tipo de multa que nos hayan puesto. Si solicitamos un crédito sin nómina, podremos pagar la multa a tiempo y beneficiarnos de este descuento.
  • Pagar durante fechas especiales: las vacaciones de verano, por poner un ejemplo, son una época en la que los gastos incrementan, por lo que este tipo de créditos puede ayudarnos a pagarlas y devolver el dinero al mes siguiente.
  • Pagar los gastos de salud no cubiertos por la Seguridad Social: si tenemos que ir al dentista o al oculista, podemos apoyarnos de un crédito sin nómina para resolver nuestro problema de salud a tiempo.

Además, es recomendable que pidamos este tipo de créditos solo para resolver problemas puntuales. No debemos utilizar un préstamo sin nómina de forma habitual, ya que nos puede llevar a una espiral de deudas de la que nos costará mucho salir.

No pidas un crédito sin nómina si no cumples estos requisitos

La mayoría de entidades nos exigen una serie de condiciones para aceptar nuestra solicitud de crédito, especialmente cuando el prestatario está en el paro y no recibe un sueldo mensual.

  1. Tener ingresos: aunque no estemos trabajando, debemos ingresar un dinero al mes para demostrar a la entidad que devolveremos la deuda en el tiempo acordado. Si estamos en el paro, debemos demostrar con un documento que recibimos la prestación por desempleo.
  2. Ser mayor de edad: la mayoría de las entidades consideran que ser mayor de 18 años es suficiente, aunque algunos prestamistas piden que seamos mayores de 21 o de 25 años.
  3. Ser residente en España: con presentar el DNI, el pasaporte o el NIE a la entidad es suficiente para que comprueben nuestra nacionalidad.
  4. No tener deudas impagadas: la mayoría de las entidades comprobarán que no estemos en un fichero de morosos antes de aceptar nuestra solicitud, aunque hay algunas que sí conceden créditos con ASNEF. 

Si cumplimos estos  requisitos, la entidad no debería ponernos problemas para contratar el crédito, aunque podemos tomar algunas medidas para conseguir que acepten nuestra solicitud de créditos a la primera. Para saber cuáles son las posibilidades reales de que nos la acepten, recomendamos descargar la guía gratuita elaborada por los expertos de HelpMyCash «Cómo aumentar las posibilidades de conseguir un crédito».


Autor: Rafa Tintoré


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.