3 tarjetas prepago para cada ocasión que no te cobrarán por mantenimiento ni por recarga

para que sirven las tarjetas prepago

Las tarjetas prepago han cobrado un gran protagonismo bancario en los últimos dos años. El auge de las compras online y las nuevas tecnologías han hecho que este tipo de tarjeta bancaria se convierta en fundamental para muchos usuarios. Estos productos no están vinculados a una cuenta bancaria y, como si se tratase de una SIM telefónica, deberemos recargar el dinero que vamos a utilizar de antemano. Estas dos características las hacen perfectas varias finalidades muy particulares. No obstante, muchas de estas tarjetas tienen comisiones anuales o por cada vez que metemos dinero en ellas. Desde HelpMyCash hemos encontrado varias que son 100% gratuitas, una para cada situación para las que son útiles.

¿Para qué se utilizan las tarjetas prepago?

Las tarjetas prepago tienen dos características muy particulares que no comparten con otras tarjetas bancarias: (1) no están vinculadas a una cuenta corriente y (2) debemos recargar el dinero que queremos utilizar previamente para utilizarlas. Estas dos particularidades las hacen perfectas para tres finalidades muy concretas:

  • Para dar a los más jóvenes: son perfectas por la posibilidad de que tenga un saldo determinado y que, actualmente, existen aplicaciones para los más jóvenes para enseñarles sobre finanzas, ahorro y responsabilidad, a la par que le dan independencia para sus gastos. Además, los padres podrán tener un extracto en tiempo real para mayor control.
  • Para viajar: cajeros extraños, una ciudad nueva, datáfonos trucados…al viajar no siempre conocemos la ciudad o su seguridad y, si algo pasa, reclamar es complicado. Por ello, con una tarjeta prepago solamente tendremos el dinero que pensamos utilizar en el viaje, sin miedo a que una compra en un mal sitio ponga en peligro nuestro dinero en la cuenta.
  • Para comprar online: por desgracia, las compras en remoto suponen 7 de cada 10 operaciones fraudulentas, según el Banco de España. Utilizar una tarjeta que solo tenga el dinero que pensamos utilizar para la compra en sí reduce enormemente la posibilidad de tener malas sorpresas a la vez que evita que gastemos de más y de manera compulsiva.

Para estas tres finalidades hemos encontrado una gran tarjeta prepago que, además, no nos cobrará comisiones por tenerla ni por cargar el dinero en ella.

Para los más jóvenes: Tarjeta prepago Open Young de Open Bank

Esta tarjeta está pensada para que los más jóvenes de la familia comiencen a gestionar sus finanzas y se adentren en el mundo de la economía familiar a la par que los padres pueden tener el control de cuánto y dónde gastan. Esta tarjeta la deberán solicitar los padres o tutores enviando una fotocopia del DNI del menor y el libro de familia.

Tarjeta Prepago Open Young
  • Para jóvenes de hasta 18 años
  • Sirve para comprar en comercios o sacar dinero
  • Sin comisiones anuales de mantenimiento
  • Sin comisiones por recargar saldo
  • Recargas de hasta 1.000€
  • App Open Young para que tenga control de sus movimientos y realice metas de sus próximos gastos para ayudarle a ahorrar
  • Permite vincularla para pagar con el móvil
  • Control para padres: alertas por compras o disposiciones de efectivo, revisión del extracto, limitación de las compras online, creación de tareas (sacar la basura, hacer la cama) y recompensas.

Uno de los padres o tutores deberá ser cliente de OpenBank para poder contratar la tarjeta.

Para viajar: Tarjeta Visa Contactless de Revolut

La tarjeta prepago que ofrece Revolut es casi como tener una cuenta corriente en otro banco. Podremos contratarla en apenas unos minutos a través de la app y utilizarla de manera virtual en la propia aplicación o de Google Pay o Apple Pay, aunque si la preferimos física el envío de la tarjeta tendrá un coste de 6 euros y sus características la hacen perfecta para usarla en viajes.

Tarjeta Visa Contactless de Revolut
  • Para mayores de edad
  • Sin comisión de emisión ni de mantenimiento (6€ por el envío si la queremos física)
  • Sin comisiones por recargas
  • Sacar dinero hasta 200€ sin comisiones en cualquier cajero del mundo
  • Sin comisión por cambio de moneda
  • Transferencias internacionales sin coste
  • Diferentes servicios y ventajas adicionales en la app (redondeo de gastos para ahorrar, categorización de compras, etc.)

Revolut, además, tiene dos planes diferentes: Premium ( 7,99€/mes) y Metal (13,99€/mes), con las que tendremos más ventajas adicionales.

Para comprar online: Tarjeta Virtual e-Cash de Santander

La tarjeta prepago del Banco Santander es únicamente virtual, no tendrá soporte físico, y será exclusiva para compras por Internet. Es una tarjeta pensada para que nuestras compras online sean más seguras, pero no para utilizar en comercios o para disponer de efectivo.

Tarjeta Virtual e-Cash
  • Sin comisiones de emisión ni de mantenimiento
    • Se exigen al menos tres compras al año. Si no, la comisión será de 9€ al año
  • Sin comisión por recarga
  • Recargas de saldo desde 6€ y hasta 1.650€
  • Sin soporte físico y solo para compras online
  • Recargable a través de la app, de cajeros, por teléfono o por la banca online
  • Incluye un seguro de accidentes gratuito

Autor: Agustina Battioli


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *