Dónde conseguir las mejores tarjetas de Crédito del 2019

¿Conoces las mejores tarjetas bancarias y sus ofertas? Ahorra en tus compras, consigue descuentos en gasolina y mucho más al pagar con tu tarjeta.

Las mejores tarjetas de crédito del mercado:

Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco
#1 Recomendado
  • Devolución del 2% en compras aplazadas
  • Gratis año tras año
  • Seguro de accidentes y pérdida de equipajes
  • Retribución del 5% TAE el primer año
#2 Recomendado
  • Tarjeta gratuita por domiciliar nómina
  • Descuentos en grandes marcas 
  • Seguros de accidentes gratuito
  • Asociada a la cuenta corriente Open
#3 Recomendado
  • Financiación a 3 meses sin intereses
  • Gratis siempre
  • Seguros gratuitos incluidos
#4
  • Pagos hasta 12 meses sin intereses
  • 4 % de descuento en Galp
  • Seguros gratuitos incluidos
#5
  • Devolución del 3% en gasolineras
  • Gratuita año tras año
  • Descuentos en multitud de establecimientos
  • Dos días de descubierto gratis
#6
  • Posibilidad de "Pago Fácil"
  • Para clientes de la Cuenta Zero
  • Seguro gratis de Accidentes

Además, si necesitas dinero sin esperas, estos son los mejores créditos rápidos:

Créditos rápidos para conseguir dinero en 15 minutos
#1 Recomendado
  • Importe: de 500 € a 4.000 €
  • Plazo min: 13 meses | Plazo max: 41 meses
  • TAE min: 24,51 % | TAE max: 24,51 %
  • Coste de 1.000 € 1 año: 123,83 €
  • Ej. 500€ a 13 meses con TAE máx. 24,51%. Total 554,64€

#2 Recomendado
  • Importe: de 100 € a 500 €
  • Plazo min: 1 mes | Plazo max: 26 meses
  • TAE min: 208,31 % | TAE max: 381,34 %
  • Coste de 1.000 € 1 año: 643,62 €
  • Ej. 500€ a 12 meses con TAE máx. 381,34%. Total 884,29€

#3 Recomendado
  • Importe: de 750 € a 5.000 €
  • Plazo min: 6 meses | Plazo max: 48 meses
  • TAE min: 24 % | TAE max: 197,15 %
  • Coste de 10.000 € 1 año: 1.215,16 €

tarjetas

 

Tarjetas: el éxito del dinero de 'plástico'

Un siglo después del nacimiento de las tarjetas de crédito, su avance ha sido imparable. Al inicio de 2019, en España había más de 85 millones de tarjetas bancarias en circulación (48 millones de tarjetas de débito y 37 de crédito). Si tenemos en cuenta que el número de habitantes de nuestro país está alrededor de los 47 millones, el resultado es de casi dos tarjetas por persona. Una cifra muy elevada si, además, tenemos en cuenta que las tarjetas bancarias suelen estar en manos principalmente de los mayores de edad, por lo que la media aún es más elevada.

La comodidad y la seguridad de no tener que llevar elevadas cantidades de dinero en efectivo y las múltiples opciones de pago que ofrecen (a fin de mes, a plazos, etc.), así como las ventajas que acumulan las mejores tarjetas (devolución en compras, descuentos en carburante...), han sido el secreto de su éxito.

Tipos de tarjetas bancarias que podemos contratar

Antes de desgranar las bondades del dinero de "plástico" es importante diferenciar entre los dos tipos de tarjetas más populares que hay en el mercado, ya que su propia naturaleza hace que incluyan ventajas diferentes. Son estas:

  • Tarjetas de débito: son un medio de pago vinculado al saldo de una cuenta corriente concreta. Cuando se hace uso de ellas, el dinero dispuesto se descuenta inmediatamente de la cuenta asociada, por lo que su uso está reservado a que haya capital en la cuenta en la que se domicilian los recibos. Las tarjetas de débito se utilizan habitualmente para sacar dinero de los cajeros automáticos y pagar las compras del día a día.
  • Tarjetas de crédito: este tipo de tarjetas, que pueden ser emitidas tanto por los bancos como por entidades financieras privadas, están ligadas a una línea de crédito y permiten al titular hacer uso de unos fondos que no son suyos, con el compromiso de devolverlos en un plazo y con unos intereses determinados. Las cuotas de la tarjeta se cargan en una cuenta a nombre del cliente. Este tipo de "plásticos" se han hecho populares porque ofrecen al cliente la posibilidad de pagar sus compras a plazos in situ, es decir, sin tener que acudir a una entidad para que autorice la operación previamente y sin firmar una montaña de papeleo.

5 ventajas de las tarjetas bancarias

Vista la clasificación anterior, ya podemos destacar la primera diferencia y, a su vez, una de sus ventajas: ambas tarjetas permiten al cliente prescindir del dinero en efectivo, pero las de crédito, además, permite fraccionar el pago de las compras. Pero hay más ventajas, estas son las 5 que más está impulsando la banca actualmente en sus tarjetas:

1- Las mejores tarjetas son gratis

Así es, aunque algunos clientes estén acostumbrados a pagar por su tarjeta de crédito o de débito, ya no tienen por qué seguir haciéndolo. La mayoría de los bancos y de financieras comercializan tarjetas sin cuotas de emisión ni de mantenimiento y no solo para aquellos clientes que han decidido vincularse, sino también para los que no quieren casarse con su banco. Solicitar una tarjeta exenta de las cuotas de emisión y de renovación puede suponer un ahorro anual de varias decenas de euros.

2 - Devolución de un tanto por ciento de las compras

El principal uso de las tarjetas es, además de sacar dinero en los cajeros, pagar compras en comercios, ya sea físicamente o a través de Internet. Para incentivar el uso de los "plásticos" a la hora de pagar en tiendas, algunos emisores se han sumado a una nueva moda: devolver un tanto por ciento de las compras abonadas con sus tarjetas. Se pueden conseguir bonificaciones de hasta el 5 %, eso sí, es importante tener presente que muchos proveedores reservan esta ventaja únicamente para las compras pagadas a plazo, es decir, que suele ser exclusiva de las tarjetas de crédito. En este sentido, los intereses por lo general serán más elevados que la devolución. Sin embargo, puede reducir considerablemente el coste de la financiación.

Pongamos un ejemplo: un cliente realiza una compra de 500 euros a devolver en 5 meses con un tipo de interés del 25 %. La cuota mensual será de 106,34 euros y al final habrá abonado 31,68 euros en concepto de intereses. Ahora imaginemos que la tarjeta que ha usado el cliente incorpora una devolución del 5 %. En este caso, las cuotas serían las mismas, pero el cliente recibirá una bonificación de 25 euros, por lo que al final la diferencia entre lo ganado y lo pagado sería de solo 6,68 euros a favor del banco, una cantidad muy baja por haber aplazado una compra de ese volumen durante 5 meses.

3 - Descuentos en gasolina

Al cierre de 2018, España contaba con más de 26 millones de conductores, según las estadísticas de la DGT, y tantos conductores suponen un elevado consumo de combustible. Lo que no todos saben es que gracias a las tarjetas es posible ahorrar un tanto por ciento al repostar carburante en las principales marcas del país: Galp, Repsol, Campsa, Petronor, Cepsa, BP...

Se pueden encontrar descuentos en gasolineras tanto en las tarjetas de débito como en las de crédito y pueden superar, incluso, el 5 % sobre el importe total. Antes de solicitar una tarjeta que bonifique los repostajes es importante saber si las estaciones de servicio adheridas a la promoción son accesibles y si el precio final, una vez aplicado el descuento, es realmente competitivo u otras gasolineras, como las low cost, siguen siendo más baratas.

4 - Seguros gratuitos ideales para viajar

Otra de las ventajas más habituales que incluye este medio de pago y que no todo el mundo conoce son los seguros. Las tarjetas de crédito son las reinas de los seguros gratis, pero cada vez son más los bancos que los incluyen también en sus tarjetas de débito. Los más habituales son las pólizas de accidentes y de asistencia en viajes, ideales a la hora de viajar. De hecho, antes de salir al extranjero y contratar un seguro de viaje o de salud, no está de más comprobar qué coberturas incluyen los de nuestras tarjetas, ya que quizá no hace falta pagar por uno nuevo.

Eso sí, para poder disfrutar de las coberturas de los seguros es necesario utilizar las tarjetas previamente. Por ejemplo, si tenemos un accidente en el extranjero o perdemos nuestra maleta podremos reclamar al seguro de la tarjeta siempre y cuando hayamos pagado los billetes del medio de transporte que nos ha permitido llegar al destino con la tarjeta en cuestión. En cualquier caso, antes de intentar utilizar los seguros de nuestros "plásticos", nada mejor que leerse las condiciones y las coberturas.

5 - Descuentos en comercios

Por últimos, otra ventaja por la que los bancos llevan tiempo apostando fuerte y que no todos los consumidores han sabido explotar al máximo son los descuentos en comercios, tanto en tiendas físicas como en compras virtuales. El ahorro puede superar el 20 % sobre el importe de las compras realizadas en según qué marcas. Para disfrutar de este tipo de deducciones solo es necesario abonar la compra con la tarjeta que incluya el descuento. Se puede ahorrar en grandes marcas de todos los sectores (alimentación, ropa, ocio, viajes, tecnología...) como Amazon, Just Eat o Starbucks.

 

Hacia donde está yendo el sector de las tarjetas

El sector de los medios de pago se ha modernizado considerablemente. Si hace un siglo la aparición de las tarjetas fue toda una revolución, la tendencia actual está dirigiéndose hacia el pago con los móviles y la tecnología contactless ya es una realidad. También se han añadido novedosas ventajas como el servicio balance transfer que permite disponer de una parte del saldo de la línea de crédito para resolver las deudas que se hayan contraído con otras tarjetas y devolver el dinero con un tipo de interés muy bajo, normalmente del 0 %, por lo que se puede ahorrar una cantidad de dinero considerable.

Sobre esta página

Para qué sirve: el objetivo de esta página es informar al usuario de las principales ventajas que puede obtener gracias a las tarjetas bancarias, algunas de ellas poco conocidas por el público en general.

Fuente: la información que se puede leer aquí es fruto de la investigación y el análisis del equipo de HelpMyCash.com y de su experiencia en el sector de los medios de pago.

Metodología: las personas que conforman este comparador han analizado las principales ventajas que ofrecen los bancos y las financieras en sus tarjetas antes de redactar este contenido.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador virtual centrado en ofrecer al consumidor una visión amplia del sector bancario y dotarlo de las herramientas necesarias para que pueda tomar decisiones con la mayor cantidad de información posible, sin necesidad de acudir a cada entidad. Ofrecemos comparadores gratuitos de hipotecas, cuentas, créditos, depósitos y tarjetas, así como de energía, telefonía y ADSL, y los complementamos con guías y calculadoras para que los usuarios puedan resolver todas sus dudas.

Aviso: las herramientas que el comparador pone a disposición del usuario son gratuitas, así como las guías y las noticias de actualidad.

Te escuchamos: si quieres ponerte en contacto con HelpMyCash.com o solucionar tus dudas, puedes dirigirte a alguno de los canales de atención al cliente que tenemos a tu disposición: