todo sobre el seguro de vida de una hipoteca

¿Qué es un seguro de vida vinculado a la hipoteca?

Seguramente ya sabrás qué es un seguro de vida convencional, que es una póliza que paga una indemnización a tus herederos si tú te mueres. Sin embargo, cuando este producto se asocia o vincula a una hipoteca, su funcionamiento es un poco distinto. Estas son las coberturas que ofrece:

  • En caso de fallecimiento del titular de la hipoteca. Si mueres, la aseguradora pagará la cantidad asegurada al banco, que se usará para saldar toda o una parte de la hipoteca pendiente (según la póliza que hayas contratado) que tengas en ese momento.

  • En caso de incapacidad permanente. Si quedas incapacitado para seguir trabajando por culpa de un accidente o de una enfermedad, la aseguradora también tendrá que pagar al banco la cantidad de dinero que esté asegurada.

En general, los seguros de vida cubren el 100% del importe de la hipoteca. Es decir, que en caso de fallecimiento o incapacidad permanente, la aseguradora liquidará todo tu préstamo. En algunos casos, sin embargo, es posible que el seguro te cubra solo el 50% o el 70% de la deuda. Nuestro consejo es que analices bien las condiciones de la póliza para asegurarte del porcentaje que cubre el seguro que te interesa.

Es un seguro que también tiene la finalidad de proteger a tus herederos: si te mueres y no tienes firmada una póliza de este tipo, ellos heredarán la hipoteca y tendrán que hacerse cargo de su pago. Con el seguro, en cambio, la deuda quedará saldada y no la heredarán.

Algunos seguros de vida también pueden cubrir el pago de las cuotas de la hipoteca en caso de desempleo o de incapacidad temporal, que son las coberturas propias de un seguro de protección de pagos. Estas pólizas suelen comercializarse con el nombre de “seguro de amortización total” o de “amortización de préstamo”.

¿Es obligatorio asociar un seguro de vida a mi hipoteca?

Depende. Por ley, el banco te puede vender esta clase de pólizas como un producto vinculado (que deberás contratar sí o sí) o como uno combinado o bonificador (optativo). Veamos la diferencia entre uno y otro:

  • Si te vende el seguro como un producto vinculado, tendrás que contratarlo para que te concedan la hipoteca. Eso sí, podrás contratar el seguro con la aseguradora que tú quieras, que no tiene por qué ser la del banco. Es muy importante que tengas claro que un banco nunca puede obligarte a contratar sus seguros.

  • Si te vende el seguro como un producto bonificador o combinado, puedes decidir contratarlo o no. Ahora bien, si contratas el seguro de vida que te ofrece el banco, el interés de tu hipoteca será más bajo.

La inmensa mayoría de los bancos no te obligarán a contratar un seguro de vida junto a la hipoteca. Simplemente, se ofrecerán a rebajar el interés de tu hipoteca si suscribes una de estas pólizas con su aseguradora asociada.

Un ejemplo claro es el de Openbank. Esta entidad te rebajará el interés en 0,10 puntos si mantienes contratado su seguro de vida durante todo el plazo de la hipoteca. Si prefieres no suscribir este producto o no lo renuevas año tras año, el tipo de interés del préstamo hipotecario te subirá en 0,10 puntos.

¿Un banco te obliga a contratar su seguro de vida? Está cometiendo una ilegalidad, así que te recomendamos buscar otra entidad. Ahora bien, si quieres firmar con ese banco porque las condiciones de su hipoteca son buenas, puedes reclamar para no tener que suscribir el seguro, lo que te llevará tiempo, o contratarlo, firmar la hipoteca y anularlo durante los 30 días siguientes (tienes ese derecho).

¿Cuánto cuestan los seguros de vida hipotecarios?

Asegurar el pago de la hipoteca en caso de fallecimiento o de incapacidad permanente tiene, lógicamente, un precio. El coste de un seguro de vida puede variar mucho dependiendo del perfil del titular: será más caro cuanto mayor sea tu edad, cuanto más peligroso sea tu trabajo o cuanto más alto sea el importe del préstamo hipotecario que contrates, por ejemplo.

Para una persona con un perfil medio, el seguro de vida de la hipoteca suele tener un precio de entre 200 y 400 euros al año, aproximadamente. En general, estas pólizas son de prima anual: eso significa que tendrás que pagar su cuota al contratar el seguro y que, al cabo de un año, el contrato se renovará automáticamente para otros 12 meses, siempre que no comuniques a la aseguradora tu deseo de no prorrogarlo (debes hacerlo al menos un mes antes de la fecha de vencimiento).

¡Atención! La aseguradora puede subirte el precio de la prima en cada renovación anual. Eso sí, según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, te tiene que avisar de ese aumento con un mínimo de dos meses de antelación.

¿Vale la pena contratar un seguro de vida con la hipoteca?

Como ves, contratar un seguro de vida junto a la hipoteca tiene sus ventajas, pero también cuesta dinero. Entonces, ¿es buena idea asociar tu préstamo a este producto? Desde HelpMyCash consideramos que puede ser conveniente si se cumple al menos uno de estos dos requisitos:

  • Si quieres proteger a tus herederos. En este caso, contratar un seguro de vida librará a tus herederos de pagar la hipoteca si mueres.

  • Si el banco abarata mucho tu hipoteca. Si reduce tu interés a cambio de contratar su seguro de vida, quizás te salga a cuenta a la larga. Nuestro consejo, en este caso, es que hagas cuentas para comprobar si la hipoteca te costará menos en caso de contratar el seguro.

¡Atención! Si contratas el seguro de vida para abaratar tu hipoteca, deberás mantenerlo contratado durante todo el plazo de devolución. En caso de que lo canceles, perderás la rebaja sobre el interés y las cuotas se te encarecerán.

Más sobre Seguro hipoteca

Tema relacionado: