qué es el euribor negativo y cómo afecta a las hipotecas

¿Por qué el euríbor cotizó en negativo?

Antes de explicar por qué tuvimos un euríbor negativo entre 2016 y 2022, conviene recordar que este índice refleja el interés medio al que los bancos europeos más importantes se prestan dinero. Por lo tanto, que esta tasa se situara por debajo del 0% significaba que las entidades pagaban por prestar dinero a otras financieras en vez de cobrar.

Pero ¿cómo es posible que aplicaran intereses negativos? A modo de simplificación, se debía principalmente a dos motivos:

  • El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sus tipos de interés al 0% entre marzo de 2016 y julio de 2022 (ahora están al 0,5%), es decir, que prestaba dinero a las entidades financieras gratuitamente.

  • Al mismo tiempo, el BCE bajó la facilidad de depósito al -0,4% en marzo de 2016 y al -0,5% en septiembre de 2019 (en julio de 2022 la subió al 0%). Eso significa que las entidades tenían que pagarle un interés del 0,4% o del 0,5% si querían “guardar” su dinero en este organismo europeo, aunque solo si depositaban más de un mínimo predeterminado.

Esto provocó dos cosas: los bancos podían conseguir dinero muy barato, pero les costaba más tenerlo guardado. En consecuencia, durante muchos años, les salió más a cuenta prestarse entre ellos con intereses negativos, pues perdían menos que depositándolo en el BCE. Sin embargo, como el BCE ha subido sus tipos en julio de este año, ahora los bancos sí se prestan cobrando un interés, lo que explica que el euríbor haya vuelto a valores positivos.

Previsiones: ¿volverá a estar por debajo del 0%?

El euríbor volvió a valores positivos en el mes de abril de 2022. Y este índice se ha mantenido al alza en los siguientes meses. Según la mayoría de los expertos, terminará este año por encima del 1% y mantendrá una tendencia al alza en 2023. 

Por lo tanto, todo apunta a que este índice no volverá a valores negativos en un futuro cercano, aunque no es algo totalmente descartable. En nuestra página sobre el euríbor positivo puedes consultar cuáles son las previsiones. 

El motivo detrás del fin del euríbor negativo es la subida de la inflación, que se sitúa por encima del 5% desde diciembre del año pasado. En este contexto, el Banco Central Europeo ha tenido que subir sus tipos de interés para contenerla, lo que hace que los bancos suban el interés al que se prestan entre ellos, dispara al alza el euríbor y encarece, de rebote, las hipotecas variables. 

Calcula cuánto costará tu hipoteca si el euríbor sube

Los recientes rumores sobre una posible subida de los tipos han disparado el euríbor, que se ha alejado de sus mínimos históricos y ya se ha situado ligeramente por encima del 0%. Si quieres saber cuánto pagarías en caso de que este índice siga subiendo, puedes usar la siguiente calculadora de cuotas de HelpMyCash. Esta herramienta, además, te permite buscar ofertas para rebajar tu diferencial o para pasarte al tipo fijo. 

Efecto del euríbor negativo sobre las hipotecas

Como es lógico, la cotización en valores negativos del principal índice hipotecario tuvo un efecto directo sobre el precio de las hipotecas a tipo variable. En concreto, su interés era más bajo, ya que el banco tenía que sumar al diferencial un valor por debajo del 0%.

Pongamos, por ejemplo, que una hipoteca tenía interés de euríbor más 1%. El último valor negativo de esta tasa fue del -0,237%, así que si la entidad lo usaba para calcular el interés del préstamo, el tipo aplicado era de solo el 0,763% (1 – 0,237).

Si quieres saber cuál es la relación entre las hipotecas y el euríbor y cómo afecta a las cuotas de estos productos, puedes hacer clic sobre el enlace.

¿Cuáles son las hipotecas variables más atractivas?

Este puede ser un buen momento para contratar una hipoteca ligada al euríbor, pues su interés será muy bajo. Pero ¿cuáles son las mejores ofertas? Aquí te presentamos una selección:

Mejores hipotecas variables disponibles en HelpMyCash Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,70 % E + 1,30 %
TAE 2,45 % 2,34 %
Cuota 344 € 370 €
*5 productos bonificadores
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,79 % E + 1,79 %
TAE 2,48 % 3,15 %
Cuota 347 € 389 €
*3 productos bonificadores
#3
TIN E + 1,59 %
TAE 3,06 %
Cuota 384 €
0 vinculaciones
#4
TIN E + 0,78 %
TAE 1,84 %
Cuota 346 €
0 vinculaciones
#5
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,79 % E + 1,59 %
TAE 2,25 % 2,41 %
Cuota 347 € 382 €
*3 productos bonificadores

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

¿Cómo puedo pagar una cuota más barata?

Si ya has contratado un préstamo hipotecario, existe una manera de rebajar su cuota: cambiarte de banco. Mediante una operación llamada subrogación puedes trasladar tu crédito a otra entidad para conseguir un interés más bajo y pagar menos. Con el siguiente simulador puedes calcular cuánto te ahorrarías

Simulador de subrogación
Describe tu hipoteca actual
E +
años

¿No te fías del euríbor? Pide una hipoteca fija

Los bancos aún comercializan hipotecas fijas baratas para clientes que no se fían de los índices de referencia. Aquí puedes consultar una selección: 

Hipotecas fijas atractivas disponibles en HelpMyCash Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,40 % 3,00 %
TAE 3,17 % 3,06 %
Cuota 525 € 555 €
*5 productos bonificadores
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,05 % 3,05 %
TAE 2,91 % 3,69 %
Cuota 508 € 556 €
*3 productos bonificadores
#3
TIN 4,95 %
TAE 5,16 %
Cuota 657 €
0 vinculaciones
#4
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,05 % 2,45 %
TAE 2,53 % 2,71 %
Cuota 508 € 527 €
*3 productos bonificadores
#5
Bonificado* Sin bonificar
TIN 1,70 % 2,45 %
TAE 2,17 % 2,92 %
Cuota 492 € 527 €
*1 producto bonificador

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

 

Hipotecas con interés negativo: ¿los bancos deben pagar a los clientes?

Efectivamente, si la referencia más el diferencial suman un valor negativo, el banco tendría que pagarle al cliente la parte correspondiente a los intereses del préstamo, al menos hasta que se efectuara la siguiente revisión. En consecuencia, las cuotas a pagar deberían ser más bajas.

Se trata de un escenario que ya se ha dado, ya que el euríbor cotizó muy bajo durante seis años y en enero de 2021 alcanzó un mínimo histórico del -0,505%. El diferencial más bajo al que se firmaron las hipotecas en España ronda el 0,25% de media, así que en estas hipotecas se debían aplicar intereses negativos.

Hay que decir, sin embargo, que esto no puede suceder en los contratos firmados a partir del 16 de junio de 2019. La Ley Reguladora de Contratos de Crédito Inmobiliario, vigente desde esa fecha, establece un interés mínimo del 0% por defecto en todas las hipotecas formalizadas bajo su marco normativo. Tampoco puede pasar en los préstamos anteriores que tengan un tipo de interés mínimo (una cláusula suelo incluida legalmente en el contrato).

La asociación de consumidores OCU ha presentado una denuncia ante los juzgados para reclamar que los bancos apliquen intereses negativos. Una sentencia favorable permitiría a los clientes "cobrar" los intereses de su préstamo si se les aplica un tipo inferior al 0%.

Más sobre Euríbor